Mamma Mía

23 febrero 2017

Brunch de niños, prohibido el paso a los mayores

Este fin de semana he organizado un brunch en casa para Leonardo y sus amiguitos. Los compis del barrio, con los cuales quedamos en el parque y vamos a la piscina cada viernes. Somos como una gran familia: las mamis y sus pequeños y juntos lo pasamos bien. Me gusta que Leonardo tenga su grupo de amigos, cuantos más mejor, así aprende la amistad y la generosidad.

“Leonardo cuando vengan tus amigos a casa, tienes que dejarles jugar con todos tus juguetes y disfrutar de su compañía”

“Pero luego los juguetes se quedan aquí mamma vale?¡”

Es un placer verlos felices y alegres. También cuando saltan en el sofá y corretean por todas partes con las manos sucias de chocolate, también cuando deshacen la cama, golpean a la pared con el martillo de madera e intentan meterse los cuatro en la mini casa de cartón. (Que todavía sigue en pie! No se como aguanta la pobre casita, me da una pena jajajja).

Entre toda esta marea y olas de euforia, hemos también asistido a un momento de tranquilidad único, cuando le he puesto la comida en los platos. Funciona oye, se han quedado en silencio (casi) comiendo como si no hubiese un mañana. Tal vez por el gasto de energía de tanto corretear y gritar.
Para la ocasión he preparado una mesa con estilo “vintage” y multicolor. He elegido manteles individuales con dibujos de medios de transportes y también unos para pintar, vienen en una cajita con los rotuladores, a tema robots como los vasos, son muy graciosos. Los platitos de cuadros vichy repiten los colores naranja y azul de los bowls. La cubertería también la elegí a tema, pero diferente para cada niño.
Había dejado para la única niña, un set decorado con estilo cachemire muy bonito, pero Leonardo quiso sentarse en ese sitio y no conseguí hacerle cambiar de opinión.

Lucharon por las palomitas de colores, fue un éxito total! Comieron mucha fruta, fresas y kiwi, también les preparé unos yogures de fresa (que no me dio tiempo a decorar).
Para beber les ofrecí zumo de fruta y de comida algo de bollería y sándwiches de queso y tomate (que la mayoría me he comido yo).

El resultado de la mesa me gustó. Intento siempre hacer las cosas un poco especiales, para que se puedan disfrutar al 100%. Creo fuertemente en el poder de la estética y si una cosa es bonita, transmite buen rollo, que sea un objeto, una comida, una decoración de lugar o de una mesa….

Si queréis crear una mesa parecida a la mía, hace falta muy poco:
Los complementos son de la línea Mini Home de El Corte Ingles. Hay más variedad que podéis mirar en la pagina web. Para darle un toque divertido, he puesto a lo largo de la mesa un ferrocarril de madera para que los niños pudieran jugar y pasarse el tren.
Debajo de la mesa he repartido varios juguetes y puntos de papel de colores.
La comida hace el resto!

Y ahora os presento a los niños:

Leonardo ya lo conocéis, es el rubio trasto que no para de comer fresas y lleva jersey de cuello alto y bermudas de Gocco.

Fatu es la niña, única y guapísima, tiene un año más que Leonardo y lleva un vestido de Gocco.

Abdoulaye es el hermano de Fatu y tiene la misma edad que Leonardo, incluso son del mismo mes e iban a la misma guardería. Abdu lleva una camisa azul de Bonnet à Pompon bermudas de Gocco.

Bruno es el mejor amiguito de Leonardo, ya lo habéis visto en otros posts, el también tiene un año más y los dos se llevan fenomenal, nunca discuten y tienen una relación especial y madura, parecen niños mayores cuando están juntos. Bruni, así lo llama Leonardo, lleva jersey de Gocco y pantalón de Brotes.

Toda la ropita podéis encontrarla en El Corte Ingles.

La mesa de madera es obra de José, mientras las sillas son también de El Corte Ingles.

Sígueme en Facebook y Instagram: Laura.Caldarola


11 ComentariosEnviado por: lcaldarola

20 febrero 2017

Con un look exótico me despido de los vaqueros

He llegado a la semana 21! Ya he pasado la mitad del camino! La ecografía morfológica de la semana 20 resultó positiva. No me acordaba del ponerme tan nerviosa y sin embargo, cada vez que me tumbo en la silla del ginecólogo me viene un nudo a la garganta y tengo que retener las lágrimas.
Está confirmado que se trata de un niño, reconocí aquella imagen en el monitor de la eco, la misma que hace más de tres años miré por primera vez.

-Por favor ojalá pueda convencer a José para llamarle Orlando!-

Me gusta mucho, era el nombre que quería ponerle a Leonardo pero no convencí a José en aquel momento.
Orlando Furioso es un poema italiano épico!!! Me imagino contándoselo a la hora de dormir, al hermanito de Leonardo. Es un nombre precioso, nada común y que es igual en Italia como en España y a tomar por saco la marca de salsa de tomate!

Todavía quedan meses, ya lo del nombre lo arreglaremos, mientras tanto noto como mi barriga ha explotado de repente en estos últimos días.
Con este look me despido definitivamente de los vaqueros, fieles compañeros de aventura de todos los días. Los vaqueros que llevaba en esta foto son de Üterque, me gustaron por la vestibilidad ni ancha ni apretada y por la cintura alta, que si estás embarazada resulta más confortable.
Mientras la camisa que llevo es de & Other Stories, marca que me encanta porque tiene piezas especiales, como esta camisa y con precios accesibles. Por último el collar y las sandalia con plataforma y bordadas de piedras preciosa, también son de Üterque, siempre encuentro zapatos que me gustan de esta marca!! Me divertí poniéndome el collar como guirnalda en algunas fotos, me encanta su color.

Por mi forma de ser tan exigente y para que podáis conocer la esencia de este look, he elegido poner un fondo en las fotos, que es también una sugerencia más que quiero daros. Se trata de una tela que se llama Plantation y representa hojas de color fresa, de la colección Africalia de Gastón y Daniela, otra tienda de Madrid que me encanta. Cuando vi la tela me enamoré!!! Hay también otras variantes de color, todas preciosas, pero ésta es mi preferida!!!

¿Que os parece este look?

Ah y decidme algo de Orlando como nombre también 😉 otra opción es Martín.

Os deseo un lunes exótico con cielo azul y atardecer rosa.

Sígueme en Facebook y Instagram: Laura.Caldarola


18 ComentariosEnviado por: lcaldarola

16 febrero 2017

Carta a mi hijo. El amor de una madre no tiene fin.

Desde que nació Leonardo, sentí que yo misma había vuelto a nacer con él. El embarazo prepara tu cuerpo durante nueves meses para una nueva vida, pero tu corazón no conoce todavía lo que pasará. Amamos durante toda nuestra vida y desde que venimos al mundo, pero no sabemos realmente nuestra capacidad de amar hasta que no nos sometemos a una prueba. Ser madre ha sido para mí un descubrimiento, el nacimiento de nuevos sentimientos. Por primera vez he descubierto un nuevo y profundo lado de mi ser. También he comprobado que el amor no tiene margen ni fin y ahora que estoy esperando a mi segundo hijo, me doy cuenta de que el amor no se comparte si no que se multiplica infinitas veces. El amor de una madre no tiene fin.

Estas fotos las hicimos por la campaña de Petunia, una marca de bolso para mamá. Las fotos nos la hizo Rus Anson.
Os aconsejo de mirar la pagina web de estos bolsos porque he constatado que son hechos muy bien, cuidados en los detalles, ideales para las mamis primerizas.

Querido Leonardo.

Tienes solo 3 años pero cuando te miro distingo algunos rasgos de niño mayor en tu cara y puedo imaginar como serás dentro de algunos años. Pero todavía eres pequeño y necesitas que me ponga a tu lado para dormir, reímos y nos contamos cosas, es nuestro momento de confesión, luego nos miramos en silencio hasta que tus ojos se cierran y tus manos buscan mi pelo y mis manos, así cogiéndome te abandonas. Me quedo un poquito más para mirarte mientras duermes y siento que me inunda una profunda nostalgia porque sé que este momento se acabará cuando seas mayor, que llegará el día en el que no necesitarás buscar seguridad en mis manos y confianza en mi pelo que ahora no paras de perseguir.

Noto tu desenvoltura cuando estás con los compañeros del cole o con tus amiguitos en el parque, te pones chulito y como debe ser, no me haces caso, ni contestas a mis preguntas, tanto menos a mis “ordenes”, pero cuando volvemos a casa me pides que te coja en brazos y aprietas tu cara contra de la mía.
Contestas a mis “te quiero”, incluso eres tú quien muchas veces me lo dice primero, todavía no ha llegado aquel pudor típico de los mayores que pondrá el silencio entre nosotros.
Disfruto de cada uno de tus besos, que siguen siendo muchos y me pregunto hasta cuando durará. Porque sé que antes o después te dará vergüenza y serán las “ocasiones especiales” las que debilitarán el embarazo de acercarse tanto el uno al otro.

¡Mamá yo solo! Me repites cuando intento ayudarte en algo y te pones serio para conseguir tu reto. ¡Tu vete! Añades, porque no quieres que te mire mientras estás ocupado, pero luego vienes corriendo a enseñarme que bien lo has hecho, orgulloso de ti mismo, quieres complacer a tu mamá. Y es así Leonardo, cada vez que te miro me alegro del niño que eres y del hombre que serás y si ves algo brillante en mis ojos no te preocupes, no son lágrimas, sino el agradecimiento a la Providencia por haber sido tu mamá.

Sigo siendo el faro en tus días, aunque me vas enseñando poco a poco tu camino, tus pies me sugieren que eres todavía mi pequeño, tu piel tan suave me recuerda cuando te pusieron en mi pecho el día que naciste, sin embargo la expresión de tus ojos tiene una conciencia que en aquel tiempo no tenías. Estás poco a poco descubriendo el mundo, experimentando emociones y construyendo tu personalidad.

Más pronto de lo que esperamos te convertirás en un hombre. No conocerá el amor de una madre, más bien el de un hijo y probablemente el de un padre y yo staré encantada de que me lo cuentes, mientras tanto, seguiré yo contándote de mi amor por ti durante cada día en que estemos juntos y para siempre. Porque el amor de una madre jamás se acabará.

Sígueme en Facebook y Instagram: Laura.Caldarola


10 ComentariosEnviado por: lcaldarola

13 febrero 2017

Te quiero como eres…. Pero

Prólogo_

Hablaré sobre una persona que amo y que no intento cambiar, sino educar* o como diría el Principito: domesticar.

*educar a una relación de pareja.

El amor tiene su fundamento en el respeto, en todos sus aspectos. Te quiero mucho José.

P.S: la natura de este post es irónica. No se aceptan polémicas si no sonrisas. El amor es divertido.

TRAMPA EN EL BAÑO.
El embarazo me da mucho sueño, hay días en los que no aguanto despierta hasta las 22.00.
Dejo el cuarto de Leonardo y mientras bajo las escaleras hasta el salón estoy ya en la primera fase REM. Me arrastro hasta el sofá, donde me espera José con una peli o serie, que jamás veré.
Cuando de repente abro los ojos, no hay luces encendidas y estoy en la cama. No me acuerdo como he llegado hasta aquí. Tengo que hacer pis, la luz que entra por la ventana con la persiana subida, es suficiente como para ir al baño sin encender la luz.
“¡Porca miseria!” Me tropiezo con algo que está en el suelo y llego hasta el water volando. ¿Que es?
¿Porque José me ha tendido una trampa? De eso se trata, sino porque dejar una bolsa llena de cosas en medio del baño durante la noche?!!

Se lo he preguntado y esta es su respuesta:
Yo también estaba muerto cuando subí a la habitación y dejé la bolsa en el primer sitio que vi. No pensé en ningún tipo de consecuencia al dejarla allí.

LUCHA EN LA CAMA
-¡Mamá quiero dormir! Está buio (oscuro), túmbate, túmbate aquí.
-Me gustaría Leonardo. No te imaginas como me cuesta levantarme por la mañana, igual que a ti, pero tenemos que prepararnos para ir al cole.
Me pongo el despertador a las 7.00 para tener tiempo de vestirme y organizar las cosas para Leonardo, al que despierto a las 7.30. Desayunamos bastante rápido y a las 8.00 salimos de casa. José solía ir al gym muy temprano, pero desde que tuvo la operación de la pierna se queda durmiendo un poquito más.
Así que por la mañana no lo veo, el sale de casa justo antes de que yo vuelva. Tardo más de una hora y media entre ir y volver del cole, es decir perder el 25% de la mañana! Entro en casa y con un gesto mecánico abro las ventanas, me gusta que entre aire por la mañana. Subo arriba para hacer lo mismo en los dormitorios.
¿Ahhhhhh Quien está aquí? ¡Sal fuera gato! Perro?! León?! o ladrón quien quiera que seas! ¿Qué éstas buscando en mi cama?
Silencio. Ni un ruido, excepto la voz de mis pensamientos….
De pronto cojo el móvil y saco una foto que retrata la cama reventada, como si de una batalla se tratase, que evidentemente tuvo José con el edredón y los cojines para salir de allí.
Lo llamaré para saber si se encuentra bien y si le han hecho daño, aunque entiendo, viendo los restos abandonados en mi cuarto, que él ganó.

Drin. Drin: ¿José? ¿Que tal amor? ¿Oye que ha pasado con la cama?
Que cama? No ha pasado nada…ahhh..bueno..me ollvide hacerla y doblar las sabanas…perdón! Se me pasó otra vez.

LOS PLATOS QUE NO CAMINAN
El protagonista del día hace un poco de todo, prepara la mesa para todos los compañeros, guarda los juguetes, abre la puerta a los padres a la hora de la recogida… A todos les gusta ser el protagonista del día porque es un personaje responsable y los niños lo ven como una manifestación de madurez y línea de meta de mayor. A raíz de eso, aproveché el momento y empecé hacer lo mismo en casa. De tal manera Leonardo se acostumbraría a guardar sus cosas, a ayudarme con la mesa e incluso cocinar conmigo. Casi siempre se implica con entusiasmo en estas actividades caseras y yo sueño con que este aprendizaje se le quede en el ADN para siempre.
Lo miro mientras va y viene de la cocina al salón con platos, cubertería y mantel, tan pequeñito me hace una gracia que siento mi corazón estallar y propagar amor por todo mi cuerpo.
¿Mamma ya está mi cena? A ver que es!
Es el primero en cenar, sigue fielmente los horarios italianos y a las 20.00 toda la comida está en el plato. Primero y segundo.
Intento recordar como era yo de pequeña pero me resulta difícil. Me gustaría mirarme de lejos y luego acercarme para hablar con la niña que era, mirarle a la cara y reconocer mis rasgos sin las marcas del tiempo. ¿He cambiado tanto?
¿Os los preguntáis de vez en cuando?
¿Las experiencias modifican nuestro ser y nuestras perspectivas cambian proporcionalmente a nuestra altura?

¿José tu fuiste el protagonista del día alguna vez en el cole? Ayudaste con ilusión en las tareas de casa a tu mamá hasta que la pubertad te enseñó la libertad, te recomendó la pereza y te susurró que los platos, como en los dibujos de “The Sword in the Stone”, se limpian solos, mientras danzan! Porque desde que te conozco no ha pasado un solo día sin que tus platos lleguen a la vajilla. Al principio se quedaban en la mesa, a la espera de que un milagro los llevase a la cocina. Daban incluso pena verles así abandonados y solitarios.
Un día te dije: amor, siento decirte que los platos no tienen vida, es necesario que tú mismo los acerques a la cocina, puedes hacerlo?
Si. Pudiste! No he vuelto a encontrar platos en la mesa, ahora están en la cocina, justo encima del lavaplatos* esperando a su destino.

*un electrodoméstico (blanco en nuestro caso) que sirve para lavar la vajilla sucia.

La lavaplatos es una cosa extraña, casi extraterrestre para la mayoría de los hombres, supongo que es, porque no acaban de entender su función o que incluso le tengan miedo porque jamás se atreven a abrirlo, tal vez se piensan que va a salir algo venenoso o que pueda hacerles daño.
Por si a caso se lo pregunto a José.

¿Porque no te gusta abrir el lavaplatos amor?
No meto las cosas porque no tengo claro si está limpio o sucio muchas veces, de vez en cuando ya está en marcha y tampoco lo puedo meter, otras porque ya está todo tan lleno que no cabe ni un alfiler, muchas otras veces reconozco que me olvido. Intentaré estar más atento en el futuro. Tienes toda la razón.

Esta foto nos la hizo Leonardo!

Antes de terminar, quiero que José sepa que espero pasar con él todos los San Valentines de mi vida.

A José_
No nos entenderemos miles de veces, yo haré el papel de la “tocanarices” y tú del pasota, me enfadaré porque te olvidarás de tirar la cisterna del váter y tú porque me agobiaré por un cojín colocado de una forma distinta a la mía. Nos molestaremos con nuestras manías (tú más porque yo tengo muchas), la cama parecerá pequeña y tal vez lucharemos por las sabanas. Discutiremos una y otra vez sin encontrar una solución, pero haremos la paz y seguiremos queriéndonos. Aprenderemos el uno del otro, aprenderemos a ser pacientes, a dar el valor justo de las cosas y si posible a reír de las que no tienen importancia.

Esta foto tambíen nos la hizo Leonardo!

Me encantaría que me escribáis vuestras historias divertidas de pareja, incluso los hombres que me están leyendo.

Feliz día de San Valentín.

Sígueme en Facebook y Instagram: Laura.Caldarola

 


12 ComentariosEnviado por: lcaldarola

9 febrero 2017

Convertirse en hada de los cuentos

Febrero es mes de desfiles. La famosa Fashion week que empieza en New York y sigue en Londres, en Milán y se termina en Paris.
Me acuerdo de este periodo como agotador y especial, había una preparación general durante días y días y las estilistas se organizaban el guardarropa según los desfiles de cada día, es decir que los días con los desfiles más importantes eran en los que nos poníamos nuestros mejores looks. Cada día nos vestíamos estudiando hasta el último detalle. No creáis a los que dicen lo contrario.

Era capaz de recorrerme la ciudad entera con tacones de 12 cm, no es broma! Aguantaba el frio, los zapatos incómodos, el hambre, desde las 9 de la mañana hasta las 9 de la noche o más, dependiendo de los planes nocturnos. Me lo pasaba muy bien con mis colegas entre risas, música, pasarelas y aperitivos…. Pero estos tiempos se han acabado y ahora miro atrás con una sonrisa y sin nostalgia.
Prefiero ir adelante sin “miedo” a la edad ni a los cambios, porque cada etapa de la vida tiene su encanto y su misterio. Veo el futuro como una nueva experiencia y estoy (más o menos jajaja) en paz conmigo misma.

Es cierto que en lo profundo de mi, deseo tener una niña, reconozco aquel afecto por la moda que desde que era pequeña ha sido parte de mi. Cuando jugaba con las Barbies primero y con mi profesión después. Evidentemente este impulso se presentó otra vez la semana pasada, cuando disfruté vistiéndome con un vestido de una diseñadora española conocida y reconocida por su original estilo, María Escoté. La conozco en persona y es encantadora, sumergida en su mundo imaginativo. Ella es como sus creaciones y además tiene dos hijas que son una monada!

Me hizo las fotos mi amiga fotógrafa Paloma en su estudio.
Elegí poner un fondo para algunos retratos, el papel pintado Villa Fiori de la colección Dos de Gastón Y Daniela, con pajaritos y naturaleza, para recrear una atmósfera de aire libre y con un punto mágico.
El vestido me recordó a un hada traviesa, que cubierta de pétalos se va volando aquí y allí segura de su belleza y con una sonrisa astuta. No me resultó demasiado fácil sentirme hada, pero hicimos unas fotos bonitas y me sentí como cuando junto con mi hermanas jugábamos con las muñecas en el alféizar de la ventana.

Mis zapatos y pendientes son de Üterque.

Os deseo un jueves “glamuroso” y mucha suerte a María Escoté por su próximo desfile.

Foto: @lea_farren

Sígueme en Facebook y Instagram: Laura.Caldarola


4 ComentariosEnviado por: lcaldarola

6 febrero 2017

Donde mimarse durante el embarzo en Madrid

El cielo está gris, de un gris uniforme, sin nubes ni poesía. La lluvia aparece para mojar el panorama desde mi ventana y luego vuelve a esconderse detrás de ese bloque de cemento que hoy ha cogido el lugar del cielo.

Tengo cita en un centro especializado en la maternidad, he pasado una noche de infierno porque Leonardo se ha sentido mal y razón de más por la que me apetece mimarme, darme un mansaje y recuperar la energía.
El centro está en Aravaca, se llama Bmum, me puse en contacto con ellos porque una amiga de confianza me habló muy bien de su experiencia allí y quería probarlo.

La poca luz de hoy quita magia a cualquier cosa, pero el bmum resulta igualmente acogedor, predomina el color blanco mezclado con tintas pastel, hay un papel de pared muy bonito y al lado de una ventana algunos juguetes de madera. En todas las habitaciones hay fotos en blanco y negro que retratan a niños y familias en actitud muy tierna. Me da la bienvenida Abi, una chica joven y madre de tres hijos. Me cuenta que es matrona y que junto a su marido, que es ginecólogo y tuve la oportunidad de conocer, crearon este centro dedicado al embarazo y al cuidado de las mujeres y sus bebés. El centro está organizado para seguir el embarazo desde el inicio hasta el final, hay consulta y también es posible hacer las analíticas del embarazo, con la facilidad de tener los resultados en pocas horas. La filosofía de Abi y su marido es instaurar una relación personal con cada paciente y efectivamente el centro transmite familiaridad y bienestar.

Elijo un mansaje en las piernas, de momento el embarazo no me esté provocando dolores de espalda, sin embargo noto una ligera retención de los líquidos. Los productos que utilizan son 100% compatibles con el embarazo. Después de una hora, me siento como nueva. ¡No hay cosa que me guste más que un masaje!
Todavía atontada tomo asiento en el sofá rosa de la entrada, en seguida una chica me trae una zumo natural de manzana y zanahoria, que solo al verlo me dan ganas de tragarlo todo de un golpe.

El tiempo pasa rápido. He vuelto a casa relajada y con ganas de contaros mi experiencia. Además he aprovechado la experiencia de Abi para hacerle algunas preguntas, las que solíamos pensar cuando estamos embarazadas.

Espero os venga útil mi información.
El embarazo es un momento único y hay que vivirlo con intensidad.

¿Eres madre de 3 niños, ¿que te ha aportado la maternidad en tu profesión?

Como matrona, pasar por el proceso de parto me ha hecho entender muchos miedos de la embarazada…epidural, episiotomía, parto instrumental…Elegí dar a luz en un centro hospitalario donde me sentí respetada , entendida y cuidada en todo momento. Pude caminar hasta que decidí ponerme la anestesia epidural (temía descontrolarme),noté la sensación de pujo en el expulsivo y no tuve episiotomía en ninguno de mis partos. Confie en todo momento en mi naturaleza y en mi capacidad de parir y también confié plenamente en los profesionales que llevaban y seguían todo el proceso. Me he dado cuenta que los profesionales tenemos un papel fundamental en el proceso de control del miedo y debemos ser el mayor apoyo para nuestras pacientes.

¿Qué es lo que a día de hoy más te sorprende de tus pacientes ?

Una de las cosas que más me sorprende de las mujeres es la falta de confianza en su capacidad de parir y los miedos que les genera el parto. Cada mujer tiene una necesidad imperiosa de contar su parto. Cuanto peor haya sido la experiencia, más veces lo contará. Todas las expectativas sobre el nacimiento tienen una gran carga cultural , existe la idea de que el dolor en el parto es uno de los más terribles. Eso ha ido haciendo mella y generando una desconfianza en nosotras, en nuestro cuerpo y capacidad de parir. Parir es algo natural, inherente en los mamíferos, llevamos haciéndolo desde el principio de los tiempos…la mujer poco a poco ha ido perdiendo esa confianza en su cuerpo, en su naturaleza.

¿Que consejos darias para un embarazo perfecto?

Buena alimentación: Diferentes estudios han demostrado que la alimentación materna está íntimamente relacionada con el desarrollo fetal, más concretamente ,con el páncreas fetal. De ahí la importancia que adquiere la alimentación materna durante el embarazo; es muy importante no “comer por dos” e introducir alimentos muy beneficiosos para la embarazada y para el bebé.
Realizar actividad fisica durante el embarazo: te diré que es casi una medida obligatoria. Un parto equivale, en desgaste físico y muscular, a correr una maratón. Por tanto, hay que entrenar y prepararse para el momento del parto siempre que no haya ninguna contraindicación.
Dormir, dormir y dormir: El descanso y el sueño son fundamentales durante la gestación. Lo ideal es que una mujer embarazada asegure 8 horas de sueño. Puedes dormir del lado que estés mas cómoda, no sólo del izquierdo.

¿Cual es el secreto de un parto perfecto?
Cada parto lleva tiempo, mucho tiempo y mucha paciencia…pero todo esfuerzo tiene su recompensa. Quizás la clave sea respetar el ritmo de cada mujer y saber esperar.

¿Y como me recupero mejor?

-Agua a tope (fuerza el riñón y hace que disminuyan los edemas con más rapidez), además elimina toxinas e hidrata piel y mucosas. Empezar a beber líquido en el hospital en cuanto se pueda.
-Deambulación precoz: caminar por el pasillo del hospital, dar a dar la vuelta a la manzana ene casa e ir aumentando poco a poco la actividad moderada hace que disminuya el riesgo de trombosis y que nos recuperemos mucho más rápido.
-Faja Sí o No : Soy partidaria de la faja postparto, pero no de cualquier faja; la recomiendo durante el primer mes postparto junto a una buena reafirmante,siempre individualizando cada caso. Hay mujeres que les no les preocupa excesivamente la recuperación de su figura, pero para otras es un tema muy importante. Además la mujer nota una disminución del dolor en la zona lumbar al llevarla. Pasada la cuarentena la mujer debe iniciar actividad física moderada y ejercicios hipopresivos que refuercen el suelo pélvico y la zona abdominal.

¿Qué se siente al ayudar a traer vida?

Es un momento único lleno de alegría y emoción. La mayoría de las madres lo describen como una sensación indescriptible y la emoción más intensa de sus vidas. Me sigue dejando sin palabras…es un momento de reencuentro en el que madre e hijo siguen siendo uno.

 


9 ComentariosEnviado por: lcaldarola

2 febrero 2017

Las mujeres y “el síndrome de Mary Poppins”

Los bolsos son el mejor invento del Mundo, desde que hay bolsos, nosotras podemos ir por la calle llevándonos parte de la casa. Es el síndrome de “Mary Poppins”, que nos afecta por naturaleza. La niñera más famosa de la historia nos dejó con la boca abierta al verla sacar tantos objetos de su bolso, objetos de todos los tipos, incluso parte del arredo de su casa. Nos identificamos con ella y también la envidiamos un poco, porque a tanto todavía no hemos llegado, a este mundo le sigue faltando magia, sin embargo disponemos de bolsos muy bonitos y prácticos.

Desde que soy madre mi afición por los bolsos grandes se ha duplicado, he llegado a salir con DOS bolsos! Uno de “servicio” y uno de “estilismo”. En este último ponía mis cosas: llaves, monedero, móvil, cacao, gafas de sol, pintalabios…etc… mientras en el otro todos los “necessaire de supervivencia”: Agua, servilletas húmedas y servilletas normales, snacks, chocolate o chuches de emergencia, juguetes, pañales y cambio de ropa, babi, potajes, frutas…..
En fin, tardaba más de media hora en prepararla.
Por cierto ahora que Leonardo tiene tres años ya no salgo como para ir de viaje a Tombuctú, me limito a lo estricto y necesario que en un solo bolso me quepa perfectamente.

Eso si, me he hecho experta en elegir los mejores bolsos de paseo para mamá y hay algunas reglas que son clave, como por ejemplo el peso del bolso vacío. He tenido bolsos bellísimos que a la hora de salir se convertían en un suplicio, en un arma por mis hombros de madre escrupulosa. Así que tener cuidado con eso, mejor elegir bolsos ligeros porque su destino es desbordar con todo el contenido. Igualmente importante son las asas, mejor que sean largas para poder ponerlas en un hombro y en el momento de cansancio, cambiarla por el brazo.

El sábado pasado, por la mañana me llevé de compras a Leonardo, a él le gusta mucho sentirse útil ayudando a su mamá. Teníamos planeada una comida en casa, así que necesitaba comprar algunas cosas (pan, flores, ingredientes para mi menú….).
Por cierto me vestí lo más cómodo posible, con mi leggings de deporte y un jersey ancho robado a José. Estrené un nuevo bolso ☺ porque aunque vaya de prisa, me gusta darme mimos. Es de SACT, una marca de lujo de Estambul.

Para ser sincera tengo dos: uno grande y uno pequeño (para no desmentirme ). El grande de color gris me gusta llevarlo cuando me visto más deportiva de tal manera que haya un contraste, mientras el otro es más pequeñito, de un precioso verde oscuro que me encanta, de hecho fue el porque de su elección.

¿Cuál os gusta más?

Estoy deseando que pase el mal tiempo y que salga el sol, hoy y mañana iré a visitar unos centros especializado en la maternidad, os contaré más detalles en el post del lunes.

Feliz jueves, de lluvia y alegría.

Sígueme en Facebook y Instagram: Laura.Caldarola


11 ComentariosEnviado por: lcaldarola

30 enero 2017

Menú del domingo

Llevamos unos días muy cerca de pillar un buen gripazo, el mismo que parece afectar a todo el país.
Por “filosofía”(no sabría como decirlo) no tomo medicamentos hasta que no sea estrictamente necesario y entonces seguimos con lavados de nariz con suero y tomando Jarabe natural, además estando embarazada no puedo tomar nada!
Este fin de semana me parece que lo hemos alcanzado ( el gripazo), llevo unas noches despertándome cientos de veces, con la boca seca, la nariz obstruida y un malestar general, menos mal que el café por la mañana todavía funciona!
El clima tampoco ha sido un valioso aliado y el fin de semana ha pasado más vago de lo usual. El sábado desayunamos ricamente en casa, luego salimos a dar un paseo y a comer con nuestro amigo Lorenzo y sus princesas Stella y Allegra.
El domingo lo pasamos entre el Open de Australia y los Playmobil, yo he aprovechado para cocinar, como se hacía antiguamente en las casas italianas los domingos por la mañana.
Entre foto y foto os voy contando lo que he cocinado, mientras tanto os dejo con una bonita reflexión para arrancar bien la semana.

¿ Por qué las cosas no son como en las películas?
¿Por qué los extraños en el metro en lugar que limitarse a mirarte, no empiezan una conversación contigo diciéndote que tienes una sonrisa muy bonita?
¿Por qué después de treinta años, en un café del centro, no reencuentras nunca a la persona por lo cual has luchado?
¿Por qué la frase justa llega siempre en el momento equivocado?
¿Por qué no te pasa nunca correr bajo la lluvia, llegar debajo del portal de alguien, hacer que baje, pedirle perdón y empezar a hablar sin sentido hasta encontraros labios con labios y oír: no pasa nada, lo importante es que estas aquí.?
¿Por qué nunca te despierta por la noche una voz al teléfono que te dice: no te he olvidado?
Si fuésemos más atrevidos, más irracionales, más luchadores, más creativos, más seguros y si fuésemos menos orgullosos, menos vergonzosos, menos frágiles, estoy segura de que no tendríamos que pagar ningún billete del cine para ir a ver personas que hacen y dicen lo que no tenemos el coraje de exteriorizar, para ir a ver personas que aman como nosotros no somos capaces de amar, para ir a ver a personas que nos representan, para ir a ver a personas que fingiendo, logran ser más sinceras que nosotros. (David Grossman).

Este ha sido nuestro menú del desayuno:
Zumo de naranja natural para todos, servido en copas.
Té negro para mi, en este periodo lo prefiero al café. Lo he servido en una vajilla estilo inglés de Salvador Bachiller.
Zumos de fruta y verdura de tres sabores diferentes:
-Zanahoria manzana, remolacha y fresa . -Calabaza, melocotón, zanahoria, jengibre y manzana. -Piña, espinacas, berza, manzana. Se llaman Veggy y son de Zumosol.

Para comer:
Dulce de San Gaudenzio, me ha llegado desde Italia uno de mis dulces preferidos, se llama San Gaudenzio, se hace solo por la ocasión de la fiesta patronal de mi ciudad Novara, mi papá invento un dulce especial y diferente de las demás pastelerías. Se parece a un panettone aunque la masa es diferente y lleva un poco de cacao, en su interior lleva trozos de chocolate y de marrón glacé mientras que por encima lleva azúcar glas.
Pastas con chocolate, las preferidas de Leonardo y que también venían en el paquete desde Italia.
Bocadillo de pan de centeno con tomate raf, aguacate y queso fresco.
Yogur natural con fruta fresca y semillas, es mi desayuno más recurrente.

El menú de nuestra comida ha sido:
Crema de calabaza y queso de cabra fresco.
Risotto de calabacín y azafrán.
Parmigiana de calabacín.

Para la crema he utilizado calabaza, cebolla fresca y patatas, un caldo de verdura y una pizca de pimienta negra y queso fresco. No me gusta poner nata en las cremas, me resulta pesada y según mi punto de vista le quita sabor a las verduras.

Para el risotto suelo utilizar una tipología de arroz que se llama “Carnaroli”, si no lo encuentro compro un arroz de granos “gordito”.
He preparado un sofrito de aceite y cebolla al cual he añadido el calabacín, a parte he preparado un caldo de verduras. Tras unos minutos, he metido el arroz.
El arroz se va cocinando añadiendo poco a poco el caldo de verdura, se suele utilizar también vino blanco, pero yo nunca lo hago. Cuando estaba ya casi listo, lo he batido con un trocito de mantequilla y queso parmesano y he añadido el azafrán.

La parmigina tradicional es de berenjena fritas, en este caso he preferido usar el calabacín que tenía en casa y sin freír para que resultase más ligera. Mi “parmigiana con prisa” lleva a parte del calabacín, salsa de tomate, queso para fundir y por encima pan rallado y queso parmesano. Es muy rápida de hacer y muy sencillo.

Sígueme en Facebook y Instagram: Laura.Caldarola

 

 


3 ComentariosEnviado por: lcaldarola

26 enero 2017

Mi look de 17 semanas

Estoy de 17 semanas y mi barriga empieza a expandirse tímidamente. Sigue siendo lo suficientemente pequeña para que con el abrigo invernal no se note y lo bastante “leudada” para que mi silueta revele que hay algo especial en el horno.
Recuerdo que durante el embarazo de Leonardo no compré ninguna prenda pre-mamá porque tenía una barriga muy pequeña. Está vez al ser el segundo, tendría que expandirse más, así me dicen.

Acabo de dejar a mis vaqueros y mis pantalones skinny porque no podía cerrarlos sin la sensación de falta de aire, mientras que sigo usando todo los demás que tengo en el armario.

En su mayoría he adoptado un look deportista, me muevo cómoda por la ciudad con leggings y zapatillas, pero de vez en cuando me gusta combinar un look más especial.
Por la mañana he quedado con dos amigas, Ana y Cris, fuimos a dar un paseo, el día está estupendo, incluso cálido cuando el sol pega fuerte, así que aprovechamos también para sacar algunas fotos (deformación profesional jajaja).

Mi humor de hoy ha mandado beige. Soy una fanática de la monocromía, me gusta elegir un color y mezclarle en sus diferentes tonalidades.
En este caso elegí unos pantalones anchos y de cintura alta de &Other Stories. Ideales por mi 17 semanas porque el tejido suave no aprieta, aunque da una sensación de contención que me hace sentir cómoda. Lo he combinado con una camisa gorda de José, siempre me ha gustado vestir con prendas de chico y la mayoría de los jersey que tengo son de hombre. La camisa se puede usar como chaqueta porque es abrigada, su color blanco le da un toque elegante. Para mi es la típica cosa sencilla pero especial. Se la regalé a José por navidad, es de la marca Kind of Guise, la compré en una tienda que me gusta mucho que se llama Sportivo, está por Conde Duque, fue amor a primera vista, además pensé inmediatamente en robársela de vez en cuando.
El abrigo también es de José, era el único de color camel que tenemos en casa, así que fue una elección natural y rápida. Las zapatillas son un modelo de Nike que siguen siendo en auge, están a la venta en miles de colores y combinaciones. Son muy cómodas y le dan un toque “japonés” a mi look. Con esta tipología de pantalones no es tan fácil combinar los zapatos, una sandalia habría sido una alternativa valida.
El bolso que elegí es de Chloé, lo tengo desde hace muchísimos años, ni me acordaba de él, hasta que lo vi hace unos días y pensé que había vuelto el momento de sacarlo a la luz otra vez.
¡Es cierto que las cosas bonitas y bien hechas no tienen tiempo!
Las gafas os las enseñé en otro post, me las regalé por navidad cuando fui a Milán. Las compré en 10 Corso Como.

He recibido varios mensajes de chicas embarazada y que están mas o menos en mi mismo periodo, quizás podáis inspiraros con mi outfit de hoy. Mirad que las camisas de maridos y novios pueden venir muy útil durante la gestación ☺

Aquí estoy con Ana Albadalejo, ella sonríe mientras se toca la barriga, está embarazada de una semana más que yo y nos reímos mucho juntas.

Aprovecho para añadir una cosa: leo todos los comentarios y me encantan, algunos me emocionan, otros me hacen sonreír y aunque no siempre conteste, os lo agradezco muchísimo, me parece un detallazo que cada una de vosotros se tome un momento de su día por escribirme y comentarme.
Gracias de corazón.

Sígueme en Facebook y Instagram: Laura.Caldarola


7 ComentariosEnviado por: lcaldarola

23 enero 2017

No gritarás

El viernes José y yo nos quedamos hablando hasta las 3.00 de la madrugada. Al día siguiente el despertador Leonardo tocó puntual a las 7.30, el resultado fue que pasé el sábado mañana bastante confundida. Junté mis fuerzas y tras preparar la comida, me senté a escribir. José y Leonardo se fueron a jugar al tenis y eso me dejó dos horas de ventaja sobre la marcha del fin de semana.
Hablamos de diferentes temas, de nosotros y sobre todos de nosotros como padres. Hay que decir que José y yo venimos de una educación bastante diferente, la mía más liberal, la suya más estricta y eso genera no pocas discusiones en el momento de tomar decisiones, pero a la vez nos permite crear nuevas perspectivas que se colocan en la mitad y así ser más autocríticos.

En fin, lo que pretendía explicar el viernes noche es que parece ser que alguna vez soy poco flexible con mis métodos de educar a nuestro hijo (Jose lo ve como una exclusión de su punto de vista), realmente es una solicitud de confianza en mi. En la mayoría de las cosas que creo importantes de la educación de Leonardo, comparto mi opinión con la suya, jamás tomaría una decisión sin interrogarle antes. Mientras que hay otros asuntos, que si forman parte de la educación, pero que tocan planos más interiores y allí es donde siento que mis decisiones son las correctas y no porque sean mejores, sino porque son lo mejor para Leonardo, nuestro hijo, que se ha creado dentro de mi vientre y ha crecido a mi lado. La persona que mejor conozco en este mundo es mi hijo, incluso lo conozco a él mejor que a mi misma.
Lo he sentido, lo he mirado y escuchado con atención y durante largas horas, he tenido esa suerte que no todas las madres y menos los padres tienen.
Con humildad, sin reclamación de ser la mejor madre o mejor respeto a mi pareja, si no porque cuando educas a tus hijos, más que el sentido común, vale el corazón. La educación se crea sobre la marcha, mientras vas conociendo a tus hijos, no está escrita en ningún manual, ni es algo que se imita.

Hoy me gustaría compartir con vosotros mi visión acerca del educar sin gritar.
No gritar a los niños tendría que ser el segundo mandamiento, sabemos que el primero es no pegar a los niños. He leído un articulo muy interesante sobre ello, donde se explicaban las razones del porque utilizar “este método” con los niños es improductivo.

Los niños no pueden ver el mundo con los ojos de un adulto. Mientras los mayores tienen una conciencia aprendida con la experiencia y actúan con razón, los pequeños no tienen todavía el conocimiento y la experiencia y necesitan que sus padres les orienten a la comprensión del Mundo.
Ante de un “desastre” hecho por un niño, los padres reaccionan descodificando el comportamiento del hijo con un sistema de interpretación adulta, entonces el gesto del niñ@ se traduce en un daño económico, en una violación de algo que pertenece a otro, en práctica algo que no hay que hacer.

Nada más frecuente es que un padre se ponga a gritar. ¿Y ese grito que efectos tiene en un niño?

Primero a los ojos del niño, un mayor que grita es “incomprensible”, no entiende en que se ha equivocado y se asusta, siente una sensación de mortificación y malestar, que junto al miedo, hace que el niño se cierre en el silencio y en el lloro.

Si tú gritas, tu hijo llora y las lágrimas de un niño asustado no tienen nada que ver con el arrepentimiento.
Además un niño acostumbrado a ese comportamiento, lo imitará.
Mejor crear una relación de comprensión y de diálogo.

Si gritas a tu hij@, destruye su estima, limitas su inventiva e inhibes los comportamientos naturales.

¿Entonces cual es la forma justa de actuar como padres?

Es necesario ponerse en el lugar del niño y comprenderle, preguntarle acerca su actitud y explicarle las consecuencias de su acción, marcando el valor negativo. Es importante ser autoritarios y eso no tiene nada a que ver con la “violencia” aunque sea verbal.

¿Cómo se consigue a que los niños respeten las reglas?

Creando un sistema de reglas sencillo y claro, de forma que el comprenda que si se ha comportado mal y rompiendo una de estas reglas, merece un castigo.

Para no gritar con los niños hay que aprender a hablar con ellos. Nunca hay que considerar a los hijos como incapaces de entender la razón adulta, ellos entienden todo si nosotros les ofrecemos explicaciones sencillas y fáciles de entender.

Educamos a nuestros hijos con el amor y la comprensión.

Sígueme en Facebook y Instagram: Laura.Caldarola


20 ComentariosEnviado por: lcaldarola

Post Anterior