Mamma Mía » Los hijos olvidarán

11 enero 2016

Los hijos olvidarán

Hace un añito encontré en la red un post de una mamá (unamammagreen.com) que me atravesó el corazón.
Lo he traducido para compartirlo con vosotros porque es precioso, hace pensar y llorar, hace emocionarse.

El tiempo es un animal extraño. Se parece a un gato, hace lo que le da la gana. Te mira astuto e indiferente, se marcha cuando le suplicas que se quede y se queda inmóvil cuando le pides por favor que se vaya. A veces te muerde mientras ronronea o te araña mientras te besa.

El tiempo, poco a poco, me liberará de la extenuante fatiga de tener hijos pequeños. De las noches sin dormir y de los días sin reposo.
De las manos gorditas que sin parar me agarran, me escalan por mi espalda, me cogen, me rebuscan sin restricciones ni vacilaciones. Del peso que llena mis brazos y dobla mi espalda. De las voces que me llaman y no permiten retrasos, esperas, ni vacilaciones.

El tiempo me devolverá el ocio vacío de los domingos y las llamadas sin interrupciones, el privilegio y el miedo a la soledad. Aligerará, tal vez, el peso de la responsabilidad que a veces me oprime el diafragma.

El tiempo, sin embargo, inexorablemente enfriará otra vez mi cama, que ahora está calida de cuerpos pequeños y respiros rápidos. Vaciará los ojos de mis hijos, que ahora desbordan un amor poderoso e incontenible.
Quitará desde sus labios mi nombre gritado y cantado, llorado y pronunciado cien, mil veces al día. Cancelerá, poco a poco o de repente, la familiaridad de su piel con la mía, la confianza absoluta que nos hace un cuerpo único. Con el mismo olor, acostumbrados a mezclar nuestros estados de ánimo, el espacio, el aire que respiramos.

Llegarán a separarnos para siempre el pudor, la verguenza y el prejuicio. La conciencia adulta de nuestras diferiencias.

Como un río qué excava su cauce, el tiempo peligrará la confianza que sus ojos tienen ante mi, como ser ominpotente. Capaz de parar el viento y calmar el mar. Arreglar lo inarreglable y sanar lo insanable.

Dejarán de pedirme ayuda, porque ya no creerán que yo pueda en ningún caso salvarlos.
Pararán de imitarme, porque no querrán parecerse demasiado a mi. Dejarán de preferir mi compañia respecto a la de los demás ( ¡y ojo, esto tiene que suceder! )

Se difumnarán las pasiones, las rabietas y los celos, el amor y el miedo. Se apagarán los ecos de las risas y de las canciones, las nannas y los “Había una vez” acabarán de resonar en la oscuridad.

Con el pasar del tiempo, mis hijos descubrirán que tengo muchos defectos y, si tengo suerte, me perdonarán alguno.
Sabio y cínico, el tiempo traerá consigo el oblío.
Olvidarán, aunque yo no lo haré. Las cosquillas y los “corre corre” , los besos en los párpados y los llantos que de repente paran con un abrazo. Los viajes y los juegos, las caminatas y la fiebre alta. Los bailes, las tartas, las caricias mientras nos dormimos despacio.

Mis hijos olvidarán que les he amamantado, mecidos durante horas, llevado en brazos y de la mano. Que les he dado de comer y consolado, levantado después de cien caídas. Olvidarán que han dormido sobre mi pecho de día y de noche, que hubo un tiempo en que me han necesitado tanto, como el aire que respiran.

Olvidarán, porque esto es lo que hacen los hijos, porque ésto es lo que el tiempo elige.
Y yo, yo tendré que aprender a recordarlo todo también para ellos, con ternura y sin arrepentimiento, ¡gratuitamente! y que el tiempo, astuto e indiferente, sea amable con esta madre que no quiere olvidar.

Me podéis seguir en instagram como @lauracaldarola

9

8

1

La camisa de manga corta es de Zara, el bañador de niño es de Tizzas.

7

2

4

El mono beige es de Gocco.

5

10

3

Las fotos las hicimos durante nuestras vacaciones en Tenerife, en el Club Oliver de Santa Cruz, un lugar precioso y muy tranquilo.

Sígueme en Facebook y Instagram: Laura.Caldarola


120 Comentarios

  • 1. Berna  |  11 enero 2016 - 12:44

    La verdad es que las fotos son preciosas y los comentarios muy acertados. El entorno del Club OLIVER es de película

  • 2. Maria E.  |  11 enero 2016 - 13:08

    Estaba deseando leer el post después de que me dijeras que iba a ser emocionante pero jamás me imaginé que tanto… Tengo ahora mismo la cara llena de lagrimas y a Aura en brazos deseando que no crezca y que no olvide; porque aunque sea ley de vida tenerlos en brazos y sentirlos tan necesitados y amándonos tanto es tan hermoso… Es verdad que a medida que crece la disfruto a cada etapa, ya se da la vuelta y se quiere sentar todo el rato aunque aún no tiene mucho equilibrio y se que a medida que aprenda a hacer cosas la voy a seguir disfrutando siempre de maneras diferentes pero ahora mismo me da pánico pensar que algún día ella descubra mis defectos, deje de mirarme con esos ojos de amor y ya no quiera mi compañía … Ainssss que emoción !
    Las fotos preciosas como siempre y Leonardo cada día es más guapo.
    Muchos besos

  • 3. Lucia  |  11 enero 2016 - 13:31

    Realmente, el texto me ha tocado la patata…. como la vida misma! Gracias por compartirlo con todas

    Lucia

  • 4. Mayte  |  11 enero 2016 - 15:40

    Un post tierno y maravilloso que a todas las que somos mamás nos ha tocado el corazón.
    Y que guapérrimos estáis pareja!
    Gracias Lorin!

  • 5. Alejandra  |  11 enero 2016 - 17:51

    Que preciosidad de texto y cuánta razón tiene…Mi hija tiene solo 13 meses pero se qué esto pasará…
    Ahora nos quejamos cuando estamos agotadas pero cuando este tiempo de tantas exigencias pase nos daremos cuenta de que estamos disfrutando (a la vez que padeciendo…) el mejor tiempo de nuestras vidas.
    Benditos hijos….!!!

  • 6. Elena  |  11 enero 2016 - 18:52

    Uffff emocionante y con miedo a que me llegue esto sin darme cuenta. Has hecho q paremos un poco y disfrutemos mas de cada momento.

  • 7. Estefania  |  11 enero 2016 - 19:13

    Hola, que post tan adorable, gracias por haberlo publicado me ha gustado mucho leerlo, las fotos con tu hijo son preciosas, un saludo.
    http://www.disfracesmimo.com

  • 8. Noelia  |  11 enero 2016 - 20:21

    Tengo un nudo en la garganta. De las mejores reflexiones que he leido en mucho tiempo. Tengo una niña de 13 meses…gracias por compartirlo

  • 9. Carmenmapg  |  12 enero 2016 - 13:54

    Te he descubierto hoy y ya me he leido todos tus posts, acabas de ganar una seguidora más. me encanta!!! No soy madre, de hecho soy como tú antes de serlo, creo que con mi trabajo, mi chico, mi familia y con mis sobrinos no necesito más… no sé si algún día daré un cambio tan brusco como el tuyo… te seguiré por si acaso me pasa, para aprender de tus experiencias. un saludo!!!! ; )

  • 10. lcaldarola  |  12 enero 2016 - 18:58

    Muchas gracias Carmen!!!!!! ya verás jajjajajja, yo de toda forma te deseo que eso pase porque vale la pena 😉

  • 11. yol  |  14 enero 2016 - 10:40

    ¿Cómo puedes pensar en eso teniendo un niño tan pequeño? Has dado en el clavo, en el centro de la diana. Es el resumen perfecto de lo que significa adolescente. Me he sentido identificada.
    Tengo tres hijos (22,18 y 14 años). La adolescencia es lo más difícil que he vivido hasta ahora (y sigo viviendo). Y con tantos, y de tan diferentes edades, he pasado por muchas etapas difíciles.
    Lo que siempre recomiendo a todas y cada una de mis amigas con bebés y niños pequeños, es que disfruten de cada segundo, de los mocos y gastroenteritis, de las noches sin dormir, de las fiestas de cumpleaños agotadoras de sus hijos, de las mañanas mágicas de Papá Noel y Reyes, de todas esas cosas que les preocupan ahora. Luego se convertirán en otro tipo de “enfermedades”, otras noches sin dormir esperando a que suene la cerradura, que lleguen bien y que no hayan tenido problemas con el coche, otro tipo de fiestas, y días sin Papá Noel y Reyes con menos magia. Las preocupaciones son otras, mucho más duras. Vivid cada minuto de vuestros bebés. Más adelante, tardarán algunos años, pero volverán a vuestro regazo, e incluso te levantarán ellos en brazos.

  • 12. lcaldarola  |  14 enero 2016 - 11:42

    Muchas gracias para escribir Yol. Me gusta compartir mi experiencia y tambíen escuchar la de otras madres, como tu. La adolescencia es una etapa muy dura para los padres y dificil para los hijos. Recuerdo que mi mamá no podía dormir cuando mis hermanos y yo salíamos por la noche. Recuerdo una noche, en la que tuve un accidente con el coche (de ir al hospital en ambulancia) y que no dije nada a mis padres, hasta que volví a casa algunas hora después….
    Mis padres me dicen: hijos pequeños, problemas pequeños, hijos mayores y problemas grandes.
    Un abrazo!

  • 13. isabel  |  14 enero 2016 - 12:29

    Me ha encantado y emocionado mucho!!!
    Quiero y deseo tener a mi retoño conmigo así..para siempre!!
    Soy d tenerife!!! me alegroq te gustara mucho el lugar que has elegido para tus vacaciones !!!!!

  • 14. yuri  |  14 enero 2016 - 14:08

    Hermoso post!
    Sin duda ellos olvidaran, o al menos no podran traerlo a su memoria como claros recuerdos, pero todo eso de lo que tan atinadamente habla este post se replicará e influirá, a veces más de lo que desearíamos, en su relación con el mundo, en sus relaciones interpersonales y en su vida de pareja, y sobre todo, cuando se conviertan en padres; por eso vale tanto la pena invertir todo el tiempo posible en sus años que olvidaran.
    Qué manera de recordarnoslo , gracias!

  • 15. Lorena Rivero  |  14 enero 2016 - 16:58

    Pienso yo que asi como eres madre, también eres hija, y ahora que te das cuenta de ciclo natural de la vida, es importante ocuparnos de nuestras madres asi con ese mismo cariño en el que quisieramos que nos traten nuestros hijos en el futuro.

  • 16. Evi  |  14 enero 2016 - 17:00

    Los hijos son experiencias maravillosas, hay que disfrutar cada etapa de ellos. Gratos momentos, luego esperas preocupantes cuando ya son adolescentes, la tristeza cuando se casan y se cambian de casa, pero alégrense porque nunca se van del todo.
    Y lo más hermoso, luego vienen nuestros maravillosos nietos que se vuelven el centro de nuestra alegría y de nuestra vida.
    Son tan divinos y nos hacen recordar la infancia de nuestros hijos. No se preocupen, disfruten cada etapa de su vida dando amor,tiempo,consintiendo pero también corrigiendo cuando algo ande mal.

  • 17. Puri  |  14 enero 2016 - 17:22

    Es justo lo que me está pasando ahora a mi , recuerdo con nostalgia aquellos maravilloso años y veo ahora a mi hijo o con el móvil o con la novia y aunque se que me quiere ……lo echo de menos mucho y se q cada día esta más lejos de mi …….duele …….

  • 18. Liliana Olmedo  |  14 enero 2016 - 17:46

    Un post tan real… y tan sensibilizante!!!
    Tengo 34 años… No soy madre… soy hija… y No Olvido ni Olvidare lo que mi Mamá es en mi vida! Fue, Es y Sera… la señal más pura y plena de amor verdadero e incondicional! LA AMO y se lo digo todos los días!
    Y tu?¡ si la tienes aún… corre a darle un abrazo y decirle cuanto la amas…!!!!

  • 19. Luis  |  14 enero 2016 - 18:11

    Oalvidan que hay un hombre junto a ellas que las ama y que por cuidar a sus hijos abandonan, que lo convierten en solamente el proveedor de la casa, con el que alguna vez durmieros abrazados, ahora ya solo son 2 extraños en una cama, si es que siguen durmiendo juntos, uno que las extraña todos los días y poco a poco sen convierten en la mamá de sus hijos ya no en la esposa, ya el esposo mejor quiere quedarse a trabajar o ir con sus amigos para llegar y ya esté dormida para contener el deseo sexual que alguna vez los unió y que gracias a esa pasión y amor procrearon al ser que aman pero que los separó como una pareja. Los hijos tienen su camino hacia su vida, en inminente su partida eso lo supe desde que lo cargué por primera vez, pensé que mi vida sería mejo, ahora perdí a mi esposa por ese ser que tanto amamos ambos, espero que cuando tenga que partir a hacer y vivir su vida, la mía aún tenga posibilidades de volver a recuperar a mi esposa.

  • 20. Alejandra  |  14 enero 2016 - 18:37

    Bello y emocinante!! Llore sin parar. Y lo comparti con todas mis amigas mama❤️

  • 21. Tahylu  |  14 enero 2016 - 19:33

    Que belleza de escrito, es tan cierto, tengo tres hijos, de 13, 11 y 5, e indudablemente estoy comenzando a sentir ese olvido, para mi pequeñita de 5 aún soy el centro de su mundo, pero para mis grandes pre adolescentes ya no, ya llegó la época es que los amigos y amigas comienzan a tener mas peso, a que algunas de las cosas que hago sean perfectamente criticables, a que ver televisión juntos en la noche no es el panorama mas divertido. Anoche leí esto y después que lo leí, tomé las manos de mi chiquitita mientras dormía y pensé en lo rápido que ha pasado el tiempo, y como siento que debo atesorar aquellos momentos en los que el ruido y la palabra mamá resonaba cada dos segundos.

  • 22. Rocio  |  14 enero 2016 - 20:07

    Leo el post una y otra vez por mas que intente contener las lagrimas y tratar de justificar lo injustificable no puedo, sigo aun culpándome de la falta de paciencia, de la falta de tiempo, como podrán acaso olvidar todo aquello mis hijos?, o peor aun como podre olvidar mis enojos, mis gritos, mi impaciencia, mi intolerancia.

  • 23. Tania  |  14 enero 2016 - 20:22

    Hola! no tengo niños pero me he enganchado a tu blog! me encanta además tu estilo, sería posible que dijeses de donde es la ropa que llevas en las fotos? gracias!

  • 24. lcaldarola  |  14 enero 2016 - 20:45

    Hola Tania,
    muchas gracias 🙂 En estas fotos llevo una camisa de Scalpers de mi marido, un bañador de Cos, una mini falda de h&m y sandalia Birkenstock.
    Me acordaré de escribir los creditos de mi ropa en los proximos post 😉
    Un beso!

  • 25. Eugenia  |  14 enero 2016 - 20:33

    Bellisimo relato. Me reconozco en todo lo que he leido . Tengo dos hijos y estoy en esa etapa.

  • 26. sonia  |  14 enero 2016 - 21:40

    Precioso! No deje de llorar todo el rato. Creo q lo voy a guardar y releerlo cada vez q me queje por las noches sin dormir o por q reclaman constantemente mi atención. Seguro q lo veo todo de otra manera. Gracias

  • 27. Monica Beatriz Martinez Saldivar  |  14 enero 2016 - 21:41

    Mi bebé de 8 meses no se duerme si no le canto “la loba” meciéndole en mis brazos ….lloré al pensar q el se olvidará de q tanto necesitaba a su mami para dormir….pero se que todo el amor y la disciplina q le proveeo no será en vano…

  • 28. Dayan  |  14 enero 2016 - 21:47

    Wow que hermoso, no soy madre aún pero me llegó al corazón. Pienso en mi mamá, me pongo en su lugar y me pregunto si verá las cosas de esa.

  • 29. Maria  |  14 enero 2016 - 23:29

    Precioso! No he parado de llorar y se me ha hecho un nudo en la garganta. Yo tengo una peque de 6 años, ya va siendo menos peque… y la verdad es que estos años se han pasado volando. Temo a los años de adolescencia porque estamos tan unidas que me da miedo que todo cambie. Yo quiero a mi madre con locura y estamos muy unidas, aunque vivimos lejos hablamos todos los dias, a veces incluso un par de veces. De verdad que me ha emocionado tu texto, enhorabuena!

  • 30. Yoly  |  15 enero 2016 - 00:13

    Total e inevitablemente cierto los hijos crecen, no creo que olviden del todo es simplemente que ya no tienen tiempo de recordar

  • 31. Maricarmen Pérez  |  15 enero 2016 - 06:03

    simplemente hermoso. Descifraste todos los sentimientos de una madre. felicidadees

  • 32. Ana Olivo  |  15 enero 2016 - 09:51

    Hola soy Ana Olivo, gracias por tus palabras y por compartirlas, son un verdadero regalo para el alma, me siento tan identificada con ellas que por un momento pensé que era yo las que las había escrito. Solo tengo un hijo, ese ha sido el castigo que me ha dado el cáncer, por eso vivo cada día y disfruto cada gesto con él, para que dejen huella en mi corazón, y que esa huella actúe de balsamo ante la inminente soledad que me dejará su presencia.

    Te voy a recomendar mi primer libro “YO FUI AGENTE SECRETO”, muchas dosis de amor hacia mi hijo y hacia la vida.

  • 33. Guillermo  |  15 enero 2016 - 11:20

    Bueno… Yo soy un “padre” (ahora, también un viejo abuelo), y por lo tanto mi visión es algo diferente…. Desde la profunda emoción que tu relato me ha producido, y como padre que quiere lo mejor para mi hija (que ahora es una madre muy parecida a la que relatas en el post), quiero mencionar lo siguiente:
    Las personas son realmente, lo que su cerebro les dice que son; es decir que cualquier cosa que pienses, puedes enfocarla como quieras… Puedes encontrar triste (o muy triste en este caso), por el paso del tiempo y sus consecuencias… ¡O todo lo contrario!. Depende de ti.
    Yo fui padre y aunque seguramente mis hijos jamás podrán saber lo que sentí, aunque posiblemente jamás me comprendan, el recordarlo me llena de alegría…
    Otra cosa que pienso (y que para mí, es fundamental), es que el ser humano, debe ser consciente que no puede, ni debe (a mi juicio), abandonar NUNCA, su propia vida intima y personal… No puedes convertirse exclusivamente en: Madre, hijo/a, amante, pareja, joven, viejo/a, sano/a, trabajador/a, etc…. NO SE PUEDEN PONER TODOS LOS HUEVOS EN LA MISMA CESTA… No puedes centrar tu felicidad en un sólo hecho…
    Además de ser madre, o hija, o pareja, o lo que sea…¡Tienes que ser tú!…Y tienes que llenarte de alegría y felicidad (y no es egoísmo), quererte, mimarte, darte lo mejor que puedas para ti misma, porque así; quien se acerque a ti, eso recibirá… ¡Nadie puede dar lo que no tiene!.
    P.D.- En el caso concreto de las madres que sí tienen pareja, yo suelo aconsejar que traten de balancear su función de madres, con las de ser compañeras… Secretamente, todos buscamos un “testigo cómplice” de nuestras vivencias… Y pudiera ser que “el tiempo”, no sea tan cruel si cuando te tiemblen las manos, tienes una, a la que agarrarte para temblar juntos…

  • 34. Blanca  |  15 enero 2016 - 11:58

    De verdad, lo mejor que he leído sobre el tema. Gracias. Todo lo he vivido. Soy una persona mayor y solamente vivo de los hermosos recuerdos que me dejaron mis hijos, en todas las etapas de sus vidas. Sólo espero que como yo, ellos tengan estas experiencias y vivan la vida como los mejores padres que puedan tener mis nietos.

  • 35. Elena  |  15 enero 2016 - 12:28

    Muy bonito, pero un enlace como dios manda habría estado bien. Pequeñito link para no estar con copias y pegas…
    Besos.

  • 36. myriam  |  15 enero 2016 - 13:24

    El post me ha resultado un tanto pesimista … bonito pero muy nostalgico, una nostalgia adelantada… yo no lo veo así! Soy de la opinión de Guillermo, depende de nosotros como afrontemos el paso del tiempo.
    Soy madre de dos niños de 4 y 2 años y son lo más importante de mi vida en estos momentos porque ellos más que nadie me necesitan. Crecerán pero no se irán, seguirán con nosotros y compartirán todo lo bueno y lo malo y les ayudaremos pero de otra manera.
    Cada etapa de la vida es bonita! y es increíble verlos crecer! Así que ha disfrutarlos todo lo que se pueda!! ellos tendrán recuerdos maravillosos que vivieron con sus padres como nosotros los tenemos y comprenderan todo lo que sentimos por ellos cuando muchos de ellos también sean padres.
    Aun así el post es muy bonito!!

  • 37. Rosario Martinez Muñoz  |  15 enero 2016 - 14:05

    Simplemente me emociono mucho cierto todo lo que dice

  • 38. MARTA  |  15 enero 2016 - 14:13

    Es precioso, emocionante y tan duramente real… Por más que disfruto de mis 3 hijos sé que esto pasará. No queda más que agradecer a la vida el regalo que nos ha dado estos años.

  • 39. Rocio  |  15 enero 2016 - 14:50

    Ufff, gracias por compartir esas palabras tan emocionantes, he llorado a moco tendido, porque aunque ahora parece mentira que eso llegue a pasar (mi rubio tiene 33 meses), todas sabemos que el tiempo no perdona. Intento que disfrutemos juntos de cada etapa a tope, y solo pido que cuando llegue ese momento, toda su infancia quede marcada a fuego en su sur, porque como leí hace poco es al lugar donde volvemos cuando estamos perdidos.

  • 40. Juliana  |  15 enero 2016 - 17:51

    Espectacular artículo, me dolió el corazón

  • 41. Luz  |  15 enero 2016 - 18:01

    Hola, me ha gustado la reflexión y de echo conozco casos en los que los padres ancianos solo molestan, pero también conozco otras situaciones.

    Hay hijos adultos que si aman a sus madres y si recuerdan todo el tiempo, cariño y cuidados que les ha dado, y ellos están dispuestos a devolver tanto o más, algunos si recuerdan.

  • 42. Paola  |  15 enero 2016 - 18:32

    Hermosa reflexión

    PD: Sabio se escribe con “b”.

  • 43. lcaldarola  |  15 enero 2016 - 18:36

    Muchas gracias Paola. Todavía no he aprendido a escribir corectamente en español, iré mejorando, gracías por tu ayuda 😉

  • 44. Educacion emocional  |  16 enero 2016 - 00:25

    Qué verdad tan grande!! Estamos inmersas en la crianza, viviéndolo como algo único e irrepetible, porque así es. Tanto, que no nos paramos a pensar que se olvidarán de tantos y tantos detalles. Pero les quedará su sentir y el saber cómo han sido queridos y cuidados. Eso no hay nada que lo borre, ni el paso del tiempo. Unas fotos preciosas. Gracias por compartir este post. Un saludo!!

  • 45. Salvador Pinto  |  16 enero 2016 - 02:19

    El post me gustó mucho, algo tristón… melancólico hasta cierto punto, una añoranza algo adelantada… yo no lo veo así! Coincido con algunos de Ustedes, va a depender mucho del comportamiento y actitud que tengamos con nuestros hijos y como afrontemos el paso del tiempo.

    Soy padre de dos niños Salvador Alejandro de 8 y Sebastián de Nicolás de 3 años respectivamente, y son lo más importante de mi vida en estos momentos… porque ellos más que nadie nos necesitan como padres. Crecerán pero no se irán, seguirán con nosotros y compartirán todo lo bueno y lo malo y les ayudaremos pero de otra manera.

    Es increíble lo rápido que crecen, el tiempo pasa muy rápido, y nosotros nos negamos en ocasiones a hacernos viejos, pero también hay que reconocer que somos padres que a veces no tenemos la paciencia suficiente para atenderlos y educarlos. Espero dejar un buen legado de amor y cariño en mis hijos..!!

  • 46. oswaldo garcia (mazatlan)  |  16 enero 2016 - 03:36

    Yo soy papá y me encantó el articulo. Tengo una nena de 12 años y una de 3 y ya siento un poco la distancia de la mayor, y es más marcada por la cercanía de la pequeña. Pero, no olvidemos que somos hijos también y tenemos la oportunidad de recordarle o agradecerle a nuestros padres todo ese cariño que nos dieron y nos siguen demostrando. Hagámoslo y seamos ejemplo de nuestros hijos, asi dificilmente olvidarán eso que damos a ellos.

  • 47. Juan Manuel B  |  16 enero 2016 - 07:36

    Muy buen artículo el que tradujiste Paola, tengo una princesa de 3 años y estoy viviendo junto a mi esposa estos momentos agotadores pero hermosos, poniendo en cada paso de ella un poco de todo nuestro amor. A veces cometemos errores y como no hay manual de instrucciones solamente nos aferramos al amor que hemos dado y a lo que aprendimos de nuestros padres, que a veces sin querer la correjimos de la forma que menos nos gustaba a nosotros que nos corrigieran, pero también omitiendo los chancletazos que nos ganábamos porque no queremos lo mismo para ellos en ese sentido. Yo como padre me he propuesto dedicarme a mostrarle

  • 48. Juan Manuel B  |  16 enero 2016 - 08:43

    … Yo como padre me he propuesto dedicarme a mostrarle como debe portarse un caballero, como quiero que traten a mi hija, como abrirle la puerta del carro siempre, como tratarla en la mesa, como darle ese cariño y amor que en un futuro ella buscará con mi ejemplo en aquella persona que le tomará su mano en adelante, y no maltratarla para que busque al primer desgraciado con el que crea que eso es lo correcto. Olvidará lo que hice por ella, si… Pero buscará en otros brazos lo que le hice sentir y como le gusta sentirse, todo para que sea feliz mi princesa.

  • 49. Karima Montenegro  |  16 enero 2016 - 09:04

    Ciertamente el tiempo és como los gatos pero si se tiene la suerte que yo tengo, a pesar de la distancia tengo muy cerca a mi hija y vivo en mis pequeños nietos la felicidad que senti cuando mi hija era pequeñita, soy afortunada y feliz pues también tengo una mano para sujetar cuando la mia tiembla, gracias por recordármelo !

  • 50. Francis  |  16 enero 2016 - 15:09

    Muy cierto , yo yengo 2 hijos, de 15 y 11 y poco a poco, conforme han ido creciendo, si bien tengo mas tiempo, menos preocupacion y mas trankilidad, los veo cada vez mas en su mundo, hay cosas ke no recuerdan y me sorprende xk eran cosas ke adoraban… Mi hijo mayor cree saber mas ke yo, me subestima todo el tiempo, y siento ke tengo ke vivir mostrandole ke no es asi, el menor aun es un niñito, aun espera ke yo lo resuelva todo, pero no sera asi x mucho…

    Aun asi trato de ke compartamos tiempo juntos, jugamos juegos de mesa, ke cuando eran chicos no hubieran entendido…
    Vemos peliculas y opinamos sobre ellas , puedo conversar con ellos…
    Si bien ven mis defectos, me conocen, no solo como madre ,sino como persona… Con el mayor debatimos opiniones, hablamos

    Cada edad y cada tiempo con los hijos es distinto …hay ke disfrutar cada etapa

    Me gusta poder conocerlos como personas y ke me conoscan

  • 51. Ana trejos  |  16 enero 2016 - 15:33

    Simple mente cierto , mis hijos de diferentes edades los Tres me enseñan q cada ves los amo mas y q cada ves dependen menos de mi , lastimosa mente es él ciclo de la vida y a si fue con nosotros y nuestros padres ….

  • 52. Miquel  |  16 enero 2016 - 16:46

    No lo creas, no olvidan, lo guardan en un rincon del disco duro, cuando hayan pasado la edad que dicen que tienen los que he leido antes 15, 22…, luego llega el momento en que ya no se avergüenzan (nos avergonzamos todos) de nuestra infancia y adolescencia, luego vuelven los recuerdos, añoranzas, reconocimientos, y cuanto más hayas dado más te devuelven
    No te rindas, por muy dura que sea su adolescencia, todo queda, deja su poso y pronto o tarde lo reconoceran
    Y un consejo, escribe todas las curiosidades, anecdotas, situaciones divertidas que ps pasen, sera mas facil que las olvides tú
    Saludos y animo, ser madres y padres es lo mas grande del mundo

  • 53. Marilú Rojas  |  16 enero 2016 - 18:56

    Así quiero q mi pequeña Gaby no olvide nunca cada momento de su vida junto a la nuestra (Papá y Mamá) q cada día crezca con el amor y respeto a Dios y con sus padres, pero todo pasa rápido el tiempo vuela y vuela y cuando ves ya están lejos del nido, Dios me la guarde siempre donde quiera q vaya. Amo a mi bebe es un milagro y regalo de Dios, ps solo El hizo posible lo imposible. Dios bendiga a cada Mamá y en especial a ti Mamá Laura Caldarola q compartisteis este bello Mamma mía.

  • 54. Fabiola  |  16 enero 2016 - 20:01

    Gracias, no solo por La reflexion como madre, sino tambien como hija, me pregunto Que es lo Que mi madre pensara si leyera estas lineas, soy exactamente esa hija Que se alejo para no parecerse a Ella y Que menos consejos le pedia para no aflijirla, cuando Ella dio todo eso y mucho mas. 🙁

  • 55. Lai - asi piensa una mama  |  16 enero 2016 - 22:30

    Que bonito texto, muy cierto que se olvidaran de muchas cosas, pero el amor quedara grabado

  • 56. Verónica  |  16 enero 2016 - 22:39

    Realmente HERMOSO, no soy madre pero fui una Tía Madre y hoy soy TÍA ABUELA, el tiempo pasa muy rápido, y se extrañan los abrazos y besos sinceros, aquella sonrisa después de hacer alguna travesura. Los niños crecen muy rápido, por eso Madres disfruten a sus pequeños.

  • 57. Chris  |  17 enero 2016 - 00:03

    Luis, no pienses asi tu hijo es fruto del amor de uds. Sus padres no envidies el amor de madre a un hijo con el amor de pareja, es tu hijo y tambien lo amas haz actividades q t unan a tu bebe… X añadidura t acercara mas a tu esposa q amas. Hazle el biberon, cambiale el pañal desechable, ayudale a andar, levanta los juguetes con el antes de dormir, ponle la pijama, cuéntale una historia, cantale una cancion especial, llevalo al parque, platicale diario sobre tu dia de trabajo….sin tantas cosas q pueden apegarte a tu bebe y tu esposa

  • 58. Patricia Zepeda  |  17 enero 2016 - 05:18

    Realmente hermoso, realmente real. Es lo que hemos vivido y viviremos de ahora en adelante.
    Amamos, damos todo por nuestros hijos, dejamos otras cosas por hacer para estar con ellos y un día ya no eres más quien eras. Ahora eres la viejita que ya no está acorde a sus pensamientos.
    Las madres lo somos toda la vida y aunque ya nuestros hijos no son dependientes de nosotros, nosotras penamos y velamos por ellos.

  • 59. VICTORIA GARCIA  |  17 enero 2016 - 11:15

    ESA ES UNA HERMOSA HISTIRIA Y VERDADERA PORQUE CUANDO NUESTRRO NINOS CRECEN YA NO NECESITAN A UNA COMO ANTES YO ME PONGO A PENSAR EN ESOS MOMENTOS QUE TUBE MIIS NINOS PEQUENOS Y HOY YA SON HOMBRES Y MUJERES Y ME DA TANTAS NOSTALGIA PORQUE YA NO TENGO SUS TIERNA MIRADA CUANT TE PASAN LA MANITA POR TU ROSTRO Y SONRIEN COMO DICIENDO YA ME PUEDO DORMIR EN ESTOS BRAZOS ME SIENTO SEGURO Y SE QUE ELLA VELARA MIS SUENOS PERO COMO DICEN ESA ES LA LEY DE LA VIDA

  • 60. sonia alexandra  |  17 enero 2016 - 13:42

    muy lindo , especialmente porque es un tema entre mi hija y yo … y su papá … que le recordó .. lo que ella no recuerda ….
    te amo Katia Alejandra !!!! y a tu hijo ….. Carlitos Alejandro , que sé que él no se olvidará ….. ( de su nonna ).
    Gracias por el texto , hermoso y cierto !!! Ma .

  • 61. Zaida Camacho  |  17 enero 2016 - 14:40

    Excelente post, articulos como este son tan valiosos que vale la pena leerlos y compartirlos. No soy madre, pero trajo a mi memoria los consentimientos de mi mama. Su dulsura, su paciencia, tanta dedicacion hacia mis hermanos, hacia mí y hacia mi papá. Ella sigue siendo hermosa, aunque el tiempo marco su rostro con dos parálisis, sigue consintiéndome, a pesar que tengo 38 años. Tuve que regresar a su casa por unos días para recuperarme, sin duda, es el mejor lugar para lograrlo. No sé si voy a tener bebés, pero la dicha de ser su hija es hasta ahora la bendición más grande que he recibido. Seguramente el corazón de los papas es muy similar pero no leemos a menudo post así describiendo su amor, quizás es diferente, pero en mi caso, mi papá ha sido sin duda, una parte fundamental para que mi mama, mis hermanos y yo, creciéramos sintiéndonos tan seguros y amados. Gracias a Dios por mis padres y a ti que nos recordaste ese amor tan Dedicado y desinteresado con que las madres crían a sus hijos. Saludos,

  • 62. patty  |  17 enero 2016 - 16:57

    Asi es. Ya viendo grande a mi hijo pienso en cuanto le he amado. Que este amor es para siempre. Aquí estaré para él. Gracias

  • 63. Luis  |  17 enero 2016 - 18:00

    Cierto los hijos crecen y se van ..el tiempo imparable nos ensenia

  • 64. María del Carmen Maqueo  |  17 enero 2016 - 18:33

    Laura: ¡Me encantó tu post! Me gustaría que me permitieras publicarlo en mi blog, con los debidos créditos, por supuesto, para el domingo 24 de enero. Puedes conocerlo en: http://contraluzcoah.blogspot.com/
    En espera de tu respuesta en este mismo espacio, no me resta más que felicitarte por tu labor. Saludos desde México.

  • 65. lcaldarola  |  17 enero 2016 - 20:12

    Hola Maria,
    claro que puedes compartirlo. Me gustaria verlo cuando lo publiques. Avísame 😉
    Un abrazo y gracias!

  • 66. Florisa  |  17 enero 2016 - 18:46

    Leyendo he revivido la historia de mi vida y de mis tres hijos, hermoso recordar con alegría y nostalgia tiempo que jamás volverá pero permanecerá por siempre en el corazón

  • 67. Mari Carmen  |  17 enero 2016 - 22:44

    Hola, pasa tan deprisa el tiempo y tienes tampoco, intentas pasar con ellos la mayor parte del tiempo, mis hijos tienen 30 y 26 años y parece que fue ayer cuando tenían las rabietas o les enseñaba a comer o les curaba las heridas, el post me ha traído tantos recuerdos y tanta nostalgia, que quería compartirla con todos, para los que aun no ha pasado el tiempo disfrutar de cada etapa
    Un abrazo
    Comparto

  • 68. Júlia  |  18 enero 2016 - 00:37

    Laura, es precioso y muy emotivo, totalmente de acuerdo con tu post. La escucha activa y la empatía son actitudes fundamentales para que cualquier persona se sienta “comprendida”. Como personas que son a los niños y adolescentes les pasa lo mismo.

    Por eso, para poder sentir cuando se vayan que hemos dejado una huella en su corazon y que pueden vivir como adultos sanos y autónomos, Si queréis aprender y profundizar en esta manera de establecer una relación de confianza con vuestros hijos. Si queréis crear un vínculo fuerte y que se estreche aún más en la adolescencia “”Cómo hablar para que los niños y adolescentes escuchen y cómo escuchar para que los niños hablen””

    Hace 4 años que tenemos el permiso para facilitar el taller en toda España de las psicólogas americanas Faber y Mazlish y compartimos con vosotras esta manera de hablar diferente,que no juzga, ni amenaza ni castiga y que identifica y pone nombre a los sentimientos.

    Para más info ir a http://www.com1nicat.es

    Realmente hay un antes y un después de hacer este taller vivencial. El trato con tus hijos cambiará radicalmente y tu vida y la de tu familia será mucho más satisfactoria!

    Te agradezco Laura si quieres compartir en tu blog mi comentario para que llegue al máximo de madres posible.

    Un abrazo
    Júlia Mateo
    Máster Trainer de Cómo hablar para que los niños y adolescentes escuchen

  • 69. FernandaMexico  |  18 enero 2016 - 16:53

    Buenísimo tu blog!!!! deseando que leas el mío por si algo te gusta. Esto de la maternidad es toda una aventura. Gracias por compartir.

  • 70. Erika Hurtado de Jiménez  |  19 enero 2016 - 00:00

    Hermosa reflexión para padres e hijos. Justo hoy mi bebe quizo estar más que nunca en mis brazos. Estamos de viaje y me sentí agotada. El universo entero me llevó a este artículo.

    Gracias ! Besos a todas las madres, el sentimiento nos une.

    Y aplausos a los valientes y fieles hombres que nos entienden y disfrutan la paternidad.

    Lo cierto es que nuestros maridos siempre necesitarán que su esposa esté para ellos. Y nosotras necesitaremos que ustedes estén ahí para nosotros como los mejores amigos y cómplices que puedan ser ! Al final que lindo será el
    Viaje para ambos !

    Hoy después de cargar a mi bebe me senté a comer y no podía por qué mi hijo quería estar ahí. Vi como mi esposo lo cargo, le hizo voces y comenzó a jugar con él, volteó a mirarme y me dijo come tranquila que iremos afuera a pasear …. Mientras comía podía oírlo cantar y jugar jajajaj son recuerdos de pareja también ! Bellos momentos 🙂

    Después de llorar con este artículo, me río y digo: a disfrutar este momento y las maratones de bebé !

    Saludos a todos !

  • 71. Andrés  |  19 enero 2016 - 00:40

    Olvidarán, claro que olvidarán… y sólo en el caso de que sean padres o madres (o ejerzan como tal), tomarán consciencia, en ocasiones de forma abrumadora, del amor y la entrega ilimitada brindados por los suyos.

    Esta es una de las enseñanzas más bonitas y reflexivas con las que me ha obsequiado la paternidad: vivir la experiencia de reconocer, en la relación con mi hija, todo aquello que mis padres y abuelos hicieron por mí, y que, como no podía ser de otra manera, hasta entonces, olvidé.

  • 72. Mónica  |  19 enero 2016 - 18:07

    Es parte de la vida el olvidar de los hijos……………………….lo digo con conocimiento de causa : mis hijas ya tienen 29 y 25. Seguramente cuando tengan sus propios hijos valorarán ( como lo hacemos ahora nosotros con nuestros padres ) todo aquello que hoy olvidan.

    Pero qué importa si ellas olvidan……………….., lo importante es que YO NO OLVIDARE NUNCA mi vida cuando ellas eran pequeñas. Porque cada vez que las observo ahora ( una ya profesional y la otra muy cerca de serlo también ) , es que me doy cuenta con mayor claridad , que ABSOLUTAMENTE TODO valió la pena……….!!!!!.

  • 73. María del Carmen Maqueo  |  19 enero 2016 - 18:33

    Claro, Laura, muy agradecida. Va para el próximo domingo 24 de enero. De todas formas te notifico ese mismo día a tu dirección de correo electrónico. Un abrazo.

  • 74. Los hijos olvidarán̷&hellip  |  19 enero 2016 - 19:44

    […] Vía: mammamia […]

  • 75. Carmen Teran  |  20 enero 2016 - 02:49

    alguien que me diga cuando regresarán a profesarte amor. Tengo una de 24 que ya se va del hogar,,, pero creo que se fue hace rato, la frialdad y el desapego es absoluto y me mata

  • 76. Los hijos olvidarán… |&hellip  |  20 enero 2016 - 12:30

    […] Vía: mammamia […]

  • 77. conchi  |  21 enero 2016 - 20:13

    Como te comprendo… Yo tengo dos hijas de 22 y 15 , las dos por desgracias sufrieron enfermedades que se corregirían al pasar el tiempo…y el tiempo pasó y por suerte se curaron pero también empezaron a olvidar todos esos días a la orilla de sus camas en el hospital todas esas noches en vela vigilando su sueño…y hoy ya apenas requieren mi ayuda ni mi compañía pero yo aun llevo en el cuerpo las secuelas de esos años ….años que por muchos mas que pasen llevo grabados en mi cuerpo y en mi mente a fuego. Solo puedo decir que tengo que agradecerle al tiempo que pasase rápido y poder ver hoy a mis hijas sanas , convirtiéndose en mujeres y formando su propia vida aunque ello suponga que suceda todo lo que tu…amiga pones en tu post. Somos madres y eso el tiempo nunca lo borra.

  • 78. jazz franco  |  22 enero 2016 - 23:46

    Fui la 2da. mamá de mi hijo, claro yo no lp parí, ustedes saben de esos papas de los 80s que perdian el empleo una y otra vez, cada que surgía un nuevo aparato para ´´modernizar´ nuestras vidas, sinembargo viví cada uno de esos momentos que señala la autora de este texto… en un decir viví muy de cerca cada momento de su crecimiento y por supuesto nunca tuve un entorno tan de lujo como se muestran en estas fotos, aca en mi ciudad, como seguramente ocurre en otras, se trabaja duro… por supuesto disfrute cada momento hasta que hoy mi hijo tuvo su propia familia.., nunca me apropie de el, siempre lo ví como un ser extraordinario que nunca me correspondio y ahora a sus 33 años y yo de 60 me siento afortunado de poder disfrutar con él cuando me invia a tomar un cafe o una cerveza en cualquier lugar que él prefiera… la vida sigue siendo maravillosa cuando tenemos la claridad que los hijos no nos pertenecen, solo son pasajeros con quienes podemos disfrutar el viaje de la vida, depende de cada quien que quieran continuar acompañandonos… sigue siendo amable con tus hijos si así lo deseas sino, enfrenta las consecuencias…

  • 79. Melanie  |  23 enero 2016 - 09:01

    De entrada la comparación del tiempo con los gatos no me gustó ni 5. Se ve que la señora no tiene gatos porque yo nunca me habria atrevido a comparar a los gatos con el tiempo.

  • 80. María Pascual Enguix  |  27 enero 2016 - 01:27

    Uf. Tendré que esperar un poco a que se me sequen esas lagrimillas que quieren salir.
    En efecto , el tiempo corre deprisa, tanto que ahora ya soy abuela. Sí y estoy viviendo junto a mi nieto de tres años y medio, más juegos , más de todo , de lo que pude vivir con mi hija; su madre.
    Y no sé a quien echo más de menos. Mi hija que como adulta que es, se me escapa de entre mis dedos. Y que por su trabajo, porque muchas veces el niño no nos permite hablar, noto que pierdo un poco ese amor que tuvimos, esa complicidad. Dónde la perdimos, cuándo? Es obligado dejar volar a los hijos , pero por muchos años que tenga, mi hija sigue siendo para mí, mi niña. Y se me escapa de mis manos.
    Por otra parte, mi nieto me hace revivir todas las alegrías que se siente al vivir el día a día con un niño. Y sé que esto será sólo por un tiempo, pero no quiero pensarlo; quiero disfrutar de cada día, de cada minuto que eso y con él. Luego, luego recordaré.

  • 81. Re-Publicando 2: Los Hijo&hellip  |  29 enero 2016 - 15:25

    […] otro día vi en Facebook esta publicación en el blog de Laura Caldarolla en Elle Magazine (Traducida del original publicado en el blog Una […]

  • 82. lcaldarola  |  29 enero 2016 - 16:47

    Si puedes por favor corregir mi apellido que solo tiene una l: caldarola.
    Muchas gracias

  • 83. Pilar  |  30 enero 2016 - 17:40

    Es muy bonito y triste, espero que no todo se olvide, por favor!! y que sigamos queriendonos y achuchàndonos, aunque de otra forma. Por desgracia no tengo madre, pero mientras la tuve iba con ella a todas partes y lo compartía casi todo, espero que cambien las formas y aunque mis hijas tengan que hacer su vida sigamos las 4 y su padre tan unidos.

  • 84. Teresa  |  31 enero 2016 - 00:23

    Una amiga lo publico en su Facebook. Lo busque en Google y llegue hasta aquí. Desde Corpus Christi. Lo he leído 10 veces lo quiero escribir en un cuaderno y guardarlo. Bello gracias muy bello. Tengo dos bbs una de 3 y uno de año y medio

  • 85. las voces que no toleran &hellip  |  5 febrero 2016 - 19:57

    […] Leído en mammamia […]

  • 86. OS FILHOS ESQUECERÃO&hellip  |  21 marzo 2016 - 14:31

    […] Extraído e traduzido de http://mammamia.blogs.elle.es/2016/01/11/los-hijos-olvidaran/ […]

  • 87. Aliss  |  25 marzo 2016 - 21:35

    …llorando a mares….

  • 88. Los hijos olvidarán… -&hellip  |  20 mayo 2016 - 18:13

    […] Vía: mammamia […]

  • 89. Enrique  |  22 mayo 2016 - 18:37

    Bueno…,bueno…cada vez vienen nuevas satisfacciones (si no ocurre nada malo)…, y luego, -por ley de vida-, LOS NIETOS.

  • 90. Gianmary  |  23 agosto 2016 - 06:32

    Que hermosa reflexión!! Que palabras tan acertadas, justo duermo a mi niño de 1 año y 5 meses sobre mi pecho y duerme a mi lado y de mi mano mi ñiño de 3 años, cuanto amor, cuanto cansancio, pero el amor y el agradecimiento a Dios por ellos es infinito e inagotable! Pero el tiempo no perdona, nunca para, aunque a veces queremos detenerlo! me encantaría compartirlo en mi instagram, espero tu permiso! Gracias por traducirlo y por compartirlo! Saludos desde Venezuela

  • 91. Victor  |  14 enero 2017 - 01:24

    Aunque yo no sea mujer y lógicamente no he podido darles el pecho a mis hijos eso lo ha disfrutado mi mujer, pero yo he disfrutado y disfruto de ellos cada dia y cada momento, porque sin darnos cuenta se van haciendo mayores y cada vez necesitaran menos de nosotros que por otro lado me encanta ver como mi niña se hace una mujercita y mi niño va creciendo poco a poco pero aun asin coincido en que llegara el momento que se olviden de todo lo que su infancia conlleva y nos vean como los padres refunfuñones que no les dejamos libertad para hacer lo que quieran, pero si que es verdad que si diera marcha atras y me dieran a elegir volveria a elegir tener a mis hijos porque aunque ese momento llege nadie va hacerme olvidar que los amo con locura y que todo lo que hago es por ellos y para ellos y eso nunca quedara en el olvido.

  • 92. Imelda Salcedo  |  15 enero 2017 - 18:20

    Hermoso !!!soy de México coincido en todo y sé que eso pasará , sé como recordaras paso a paso con uno al dejar de ser niños y como haber hecho lo mismo con nuestros padres al dejar cada etapa de nuestro crecimiento , pero un día lo hermoso será verlos crecer verlos caminar por la vida y un día como uno hizo verán a sus padres con suerte , ancianos y ahí vendrá otra etapa hermosa en la que recordarán esos bellos momentos de infancia que vivieron al lado de sus padres y recordarán cada momento que vivieron con uno , igual que uno hizo con nuestros padres . Esto es ley de vida pero creo que solo así valoras , aprecias y tienes la oportunidad de rectificar Sobre tu aventura de vida por qué cuando te llegue tu día deberás de irte sin cargas y muy pleno n amor. En paz y gozo y con la tarea bien hecha o al menos lo mejor posible …. Es maravilloso ser padre es increíble poder ser hijo y es más hermoso poder haber sido un ser humano capas de vivir esas dos etapas e irte con esas experiencias en tu alma!!!!

  • 93. Ana Ligia/ Costa Rica  |  16 enero 2017 - 14:17

    Tengo una señorita de 14 años y al leer el post me hizo viajar en el mar de los recuerdos. Si es cierto que ellos olvidan ciertas cosas pero a medida que nosotros sepamos hablar el lenguaje de amor de ellos en esa misma medida nos seguirán buscando para llenar su tanque. En ocasiones como padres pensamos que ya están muy grandes para esto o aquello pero si continuamos con hábitos como leerles un cuento, acompañarlos en su cuarto hasta que duerma o bien tener conversaciones de como le fue y como se siente, estos hábito harán que ellos se den cuenta que pueden contar con uno; si en algún momento dirán que ya no son niños y no quieren cuentos pero ese tiempo se transforma en conversaciones de como se sienten o de sus sueños a alcanzar…… En este momento está en una etapa adolescente que si bien es cierto es muy diferente, es una etapa que disfruto porque me busca para esas pláticas y porque cuando está enojada o perturbada con algo sólo debo cantarle como hacía cuando era pequeña y su ánimo se vuelve apacible.

  • 94. Stereopita  |  16 enero 2017 - 20:02

    Me encanta ya lo había leído en inglés. Me siento y me sentiré identificada. Pero como bien dices el texto no es tuyo y no veo ninguna referencia al original por lo tanto te recomiendo que lo añadas para que no te pongan la bandera de plagio. Ojalá la vida fuera más simple pero también tenemos que reconocer el trabajo de los demás. Un saludo

  • 95. lcaldarola  |  16 enero 2017 - 20:26

    Hola!
    Está mencionado!! Jamás me permetiria publicar un texto ( si no es mio) sin mencionar su proveniencia, ademas el plagio, me parece un delito. Un saludo.

  • 96. Conchita  |  17 enero 2017 - 01:12

    Muy triste, muy tierno, pero ¡Animo! Aunque haya unos años en los que piensas que ya no te quieren, que no te valoran, por supuesto piensan que no te necesitan y hasta te desprecian, no es así. Todo el amor que hemos sembrado….se recoge. Lo estoy viviendo. Ellos vuelan, como lo hicimos nosotras ¿o no? Pero de alguna manera te demuestran infinito amor y agradecimiento. Hay veces que aún estando a muchos kilómetros de distancia te sientes más cerca de ellos porque los ratos que te regalan su tertulia, su cariño, sus besos, sus confidencias…son maravillosos, deseados de verdad. Polr eso, disfrutad mucho de su infancia, armaos de paciencia y amor en la adolescencia y disfrutad después con su maduración, y a la vez, recuperad vuestro tiempo, vuestras aficiones, reenamoraos otra vez de sus padres, cuidad a los amigos. Cada momento es bueno. No nos perdamos ninguno. Y de verdad, no sabeis la felicidad que da el verlos florecer como adultos.

  • 97. Pilar Gómez  |  17 enero 2017 - 12:50

    Excelente artículo, por mi parte, tengo 2 hijas de 18 y 10 años, que es como tener dos “hijas únicas”. Recojo labiales y camisetas, tanto como barbies. Aún hay bicicletas, patines y pelotas por ahí. Al fin aprendí a disfrutarlo, ya no me estreso, porque, como lo dices en tu artículo, se llegará el momento en que ellas lo olviden y, mientras tanto me gozo cada uno de los aprendizajes, sonrio con satisfacción de ver cómo empieza a desplegar sus alas Paula, la mayor, mientras Sofía, la menor, aún se cobija en las mías.

  • 98. José Fabio  |  18 enero 2017 - 16:20

    Un texto precioso, le felicito por su capacidad de síntesis y de con palabras transmitir tanto sentimiento.

  • 99. Anny millan de akkad  |  18 enero 2017 - 16:58

    Me gusto por lo verdadero pero resulta duro, fui criada en un hogar estricto pero respetuoso y nunca entendí por q mi madre le dolió tanto mi partida al casarme ,viaje y fui a otro país, y aunque la visite cada dos años, siendo la única hija hembra de 4 hermanos varones…sentía su amor y mi padre en ocaciones me trataban con su niña de siempre… Siempre fuimos amorosos con ellos mis hermanos y yo y complacientes los tratamos siempre con amor cariño y respeto…así he criado a mis hijos con raíces y principios basados en unión familiar y nunca olvidare a mis padres mientras viva son y fueron mis héroes… Aun después de tres años de sus muertes mis hermanos van cada domingo al cementerio donde reposan sus cuerpos….no pido allah que mis hijos sientan lo que yo, pero espero no me olviden, jajaja aquí estoy yo repitiéndoles todo lo q hacia por ellos de bebes y hasta en ovaciones gesticulo y hablo como ellos de niños y se matan de risa,,,los amamos y nos aman no nos pararemos mi marido y yo a pensar q se olvidaran de todo por q algo queda en las tardes largas de conducir seguir contando anécdotas de nuestros tres hijos…mi joven leila de 20 y mis gemelos ali e ismael de 15…maravilloso blog.. Venezuela,oman muscate medio oriente

  • 100. María  |  18 enero 2017 - 23:21

    Simplemente…maravilloso.
    Identificada en cada palabra.
    Me hizo llorar, comprender, agradecer, aún más si cabe, la fortuna y el regalo de ser madre.
    Gracias por emocionarme y creo, que hacerme un poquito más fuerte.
    Un abrazo

  • 101. Paco vargas  |  19 enero 2017 - 01:16

    Si le ponen el mismo entusiasmo a la vida con sus parejas, de seguro el nunca lo olvidara y será más agradecido que sus hijos!!
    Bonito artículo, te felicito!!!

  • 102. Mamma Mía » Los hijos o&hellip  |  19 enero 2017 - 06:37

    […] http://mammamia.blogs.elle.es/2016/01/11/los-hijos-olvidaran/ […]

  • 103. Carmen  |  19 enero 2017 - 20:57

    Me encantan los artículos y me gustaría recibirlos!!

  • 104. Isabel María  |  21 enero 2017 - 16:54

    No suelo escribir, pero tampoco es normal que no pueda terminar de leer porque me he emocionado. Estoy llorando, me veo mirando la relación de mi madre con mi abuela, la mía con ellas, la de ellas con mis hijos y … como no… mis hijos y yo. Uff.. gracias.

  • 105. Betina  |  21 enero 2017 - 17:09

    Es muy lindo el post, pero la verdad es que si sufris tanto te da para pensar que mejor no tener hijos no? Ademas con todos los niños solitos que quedan en el mundo, quizas es mejor ayudarles y dedicarles tiempo a ellos.

  • 106. Valeria  |  21 enero 2017 - 18:52

    La verdad que el texto refleja claramente lo que pasa en la vida cotidiana el “Tiempo”,factor primordial en la vida de los seres humanos,tiempo es mucha veces lo que nos falta…

  • 107. Cristina De Pablo  |  21 enero 2017 - 22:07

    Anoche ya muy tarde lo lei y me costo dormir. Volvi a muchos años atras. Y a cuatro infancias que se pasaron ahora me lo parece, en un soplo. Y ahora hijos criados, duelos doblados que decia mi madre. Y veo a mis tres nietos y vuelvo a ver a mis hijos y pienso ¿donde se fueron esos años?Los echaré siempre de menos.

  • 108. Betty  |  22 enero 2017 - 00:15

    Muy bonito y tierno pero cada edad tiene su parte positiva. Mi hijos tienen 18, 17 y 14 y aunque sufro por las salidas nocturnas, adolescencia, etc., la compenetración y sintonía que tengo con ellos es maravillosa. Sé que a sus ojos no soy la madre perfecta que creían que era cuando eran niños pero su visión siendo más real, es maravillosa: cotizan nuestros desvelos y sacrificios, bromean sobre nuestras imperfecciones y empatizan con nuestras preocupaciones. Disfruto de su
    Compañía y ya vislumbro los seres adultos en los cuales se van a convertir y creo que no lo hemos
    hecho tan mal y que hemos disfrutado de este
    largo viajes junto a ellos. Gracias por el post

  • 109. Pilar  |  22 enero 2017 - 16:36

    No es cuestión de que lo recuerden. Va más allá. Sin todas esas acciones, se convertirían en personas mucho más infelices. No se trata de que recuerden lo que las madres han hecho por ellos, sino de en lo que se convierten gracias a todo ello.

  • 110. Mónica  |  22 enero 2017 - 18:19

    En pocos caracteres has resumido una vida o varias, es así y no d otra manera, t aplaudo y comparto tu ternura y a la vez tu visión clara y terrenal, esa frase q los hijos son prestados además d ser verdadera a la vez es injusta, no nos avisan con suficiente tiempo como para absorber cada instante, cada respiración antes q desaparezcan d nuestros brazos, esos hijos más amados q tu propia vida, siguen siendo ‘nuestros’ hijos pero ya de otros q a su tiempo crearán su propia historia y con suerte caminarán nuestro camino d amor, d entrega, d miedos,… y la vida sigue… sigue

  • 111. Sussi  |  22 enero 2017 - 21:49

    Hoy me a llegado el link de casualidad. Lo e estado leyendo, y a la vez pensando, quanta razon. Mis dos hijos tienen 21 y 23 años. A medida que iba leyendo, pensava, pues si, tiene razon. Los abrazos, los besos, ahora són escasos. Ya són mas entendidos que yo, soy una anticuada…y ya este año, el “niño” se quiere independizar. Mi niño,….que ràpido a pasado. Ya vuelvo a estar tranquila, duermo toda la noche, y a veces me siento sola. Me gusta cerrar la puerta por la noche, y decir estamos todos en casa,…però ya pronto se acabarà.
    Però por otra parts soy feliz porque ellos estan bien, y són felices. Però el tiempo pasa muy rapido.

  • 112. Cristina  |  22 enero 2017 - 23:19

    Y SI…LAMENTO DECIR QUE ES ASÍ, Y QUE EL TIEMPO BORRA DE LOS CORAZONES Y MENTES DE LOS HIJOS, MUCHAS COSAS QUE EL AMOR DE MAMÁ LES DIO. ES LEY DE VIDA….ASÍ DEBE SER…Y UNO VA RESIGNADA MENTE, ACEPTANDO ESTA REALIDAD, ASÍ COMO OTRAS TANTAS, PORQUE NO NOS QUEDA OTRA OPCIÓN. SOY ABUELA DE DOS BELLOS. NENE Y NENA. HIJOS DE MI HIJA MAYOR. Y HOY, PUEDO OBSERVARLA CUANDO NOS ENCONTRAMOS PORQUE NO VIVEN EN LA MISMA CIUDAD, QUE SE REPITEN LOS ERRORES, LOS ACIERTOS, Y LAS ENSEÑANZAS, Y LOS ” HABÍA UNA VEZ” Y LOS TANTOS “NO…” QUE YO EQUIVOCADA LE DIJE…PERO ESTO ES ASÍ, Y ELLA PODRÁ OBSERVAR LO MISMO A SU MOMENTO, Y LA VIDA CONTINUARÁ UNA Y OTRA Y OTRA VEZ….

  • 113. Rosa  |  23 enero 2017 - 13:00

    Artículo entrañable y terriblemente emocionante, no comparto el título… pese a darlo todo gratuitamente como madre… los hijos aparcarán, nunca olvidarán!!!! Al menos eso es lo que me sucede a mí que acabo de perder a una madre maravillosa a la que no pienso olvidar por nada del mundo!!!

  • 114. María  |  24 enero 2017 - 13:16

    Artículo bellísimo!!, soy madre de una hija y un hijo que ya viven fuera de casa, el tiempo ha volado demasiado rápido, es verdad, yo recuerdo todo cuanto he hecho por ellos.Ellos sólo recuerdan “las equivocaciones” que haya podido cometer, pero nadie me enseñó cómo había que tratarlos, los hijos no vienen con un libro de instrucciones, los traté cómo mi corazón me decía, y aún los sigo tratando así cuando vienen a “su casa” aunque les resulte “pesada” estoy bastante orgullosa de ellos y solo pido a Dios que ellos traten e inculquen a sus hijos los mismos valores conque ellos han sido educados. Aunque no estén conmigo estoy satisfecha porque aún en la lejanía son felices y eso a mí me llena también de gozo y felicidad. Los amo hasta la eternidad.

  • 115. claudia malespina  |  25 enero 2017 - 11:48

    Hermoso, llorando de rodillas, siempre sospeche que así sería, pero leerlo todo junto me a partido y doblado. Así me pasa con mis amados papás, así me pasará con mis hijitas…..

  • 116. Maria Luisa Mayorga Sanchez  |  30 enero 2017 - 20:44

    Igual descubrí este texto en unamammagreen.com pero otro día tropecé con tu traducción y la verdad que el italiano es dulce y mitiga el sentir. Pero en tu lengua, te llega al corazón y se cuela en el alma, en los miedos, en la verdad sincera de ese crecer de los hijos. El mío (único) voló fuera del nido a los 19 y ha vuelto dos o tres veces, para volver a marcharse. Y el corazón asume que jamás fueron nuestros con serenidad, pero llora ante cada llegada y nueva partida. Y creo así será siempre. Solo decirte algo ¡Me encanta tu blog!

  • 117. “Los hijos olvidar&hellip  |  31 enero 2017 - 08:44

    […] http://mammamia.blogs.elle.es/2016/01/11/los-hijos-olvidaran/ […]

  • 118. Artículos - annalorente &hellip  |  25 marzo 2017 - 08:44

    […] Si no leemos, no sabemos escribir, y si no sabemos escribir, no sabemos pensar – Cultura Inquieta. Nytimes. Mamma Mía » Los hijos olvidarán. […]

  • 119. Los hijos olvidarán... -&hellip  |  11 abril 2017 - 12:38

    […] Vía: mammamia […]

  • 120. Jose Humberto  |  31 mayo 2017 - 23:32

    Que excelente post. Creo que como padres el tiempo se nos pasa volando. En mi caso soy afortunado de tener 4 hijos (dos mujercitas y dos varones), la mayor ya tiene 23 años en una universidad en USA, un varón de 19 años en la universidad acá en Costa Rica pero lejos de casa porque así lo requiere la carrera que cursa y un par de bellezas, una hermosa mujercita de 15 años que esta en el colegio y todavía me la abrazo y beso todos los días y el pequeñín de 12 años que aun le agrada jugar conmigo de muchas formas. Claro que veo como los dos grandes ya han dejado el nido y los extraño mucho como dice el post, pero me hace inmensamente feliz ver como se van desenvolviendo en la vida y como esta les sonríe. Por supuesto trato de explotar al máximo estos momentos que todavía a diario vivo con mis dos pequeñines, pero tengo claro que también crecerán y volaran muy alto.
    Saludos a todos aquellos felices padres que hemos disfrutado la gran fortuna de tener, criar, educar y disfrutar a esos retoños que ya hoy se empiezan a ser grandes hombres y mujeres.
    Abrazos.
    Jose

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


− dos = 2

Subscríbete a los comentarios vía RSS