Mamma Mía » Como conocí a tu padre

25 abril 2016

Como conocí a tu padre

Berlín para mi es la ciudad del amor, lo había escrito en un post hace unos días. Quiero contaros la historia de como conocí a mi marido y como nos enamoramos locamente.

Estaba buscando compañero de piso en Milán, un día se presentó en mi puerta un chico guapo y muy educado, era español. Me pareció encantador y le dije sí en seguida. Vivimos juntos un año y lo pasamos genial, de hecho sigue siendo mi gran amigo aquí en Madrid, donde ahora vivimos los dos. Él fue quién me presento a Jose, él fue quien le dijo: Jose ven a verme a Italia porque mi compañera de piso te va a encantar, es la mujer de tu vida.

La vida es un misterio y aunque deja pequeñas migas de indicios durante el camino, no revela nada antes de tiempo.

Jose y yo nos encontramos por primera vez y nos gustamos, pero yo tenía un novio del que estaba enamorada.
Desde aquel día, seguimos en contacto por el fb, había mucho feeling entre nosotros.

Dos años después Jose se mudó a Berlin y todo cambió.
Empezamos a chatear a menudo, nuestra relación, aunque a distancia, se convirtió cada vez en más intima. Llegamos a necesitar escribirnos todos los días.
Un jueves cualquiera, una amiga de toda la vida me llamó, lo había dejado con su novio y quería pasar un fin de semana de diversión, en una ciudad del norte, me dijo.

Un vestido corto y un vaso de vino, porque no me entraba nada más en mi cuerpo, tenso por los nervios. Llegamos a Berlín, nuestra meta.
Era de noche, había quedado con Jose en un bar italiano debajo de su piso. Nos quedaríamos en su casa durante todo el finde.

Lo vi acercarse por la ventana del bar, vestido de negro y con un gorro de lana. Habían pasado dos años de la ultima volta que nos habíamos visto. Me encantó.

Pasamos tres días juntos, alquilamos bicis y recorrimos toda la ciudad, me enseñó calles románticas y llenas de grafitis, fuimos a una famosa piscina colocada dentro de un río, visitamos todas las tiendas en la Münzstrasse, donde compré unos vaqueros de Acne. Cenamos en todo tipo de restaurantes exóticos, bailamos por la tarde en una rave espontanea en medio de la calle, paseamos delante del muro, nos reímos mucho.

Jose era miembro del Soho House, mi sitio preferido en Berlín, allí pasamos juntos momentos inolvidables. Allí nos despedíamos los domingos con una cena romántica, sentados en la misma mesa que envuelta en una atmosfera elegante y con luz suave, miraba hacía Alexander Platz. Emocionados y hambrientos de nosotros, tristes por separarnos y a la vez llenos de nuevos recuerdos felices. Enamorados cada vez más.

Berlín es la ciudad donde nos enamoramos, donde nos despedimos y nos rencontramos infinitas veces. Berlín es la ciudad donde tras 100 corazones rojos, nos juntamos y creamos a nuestro hijo. Berlín eres tú y, para celebrar nuestro amor, otra vez hoy domingo, vamos al Soho House a cenar en nuestra mesa que mira hacia Alexander Platz.

11

10

2

3

5

8

6

1

4

9

7

22

19

18

20

21

12

14

15

16

Leonardo llava un abrigo de BENETTON y vaqueros MY LITTLE MARC JACOBS.
Mis shorts son de Nº21.

 


12 Comentarios

  • 1. tania  |  25 abril 2016 - 11:23

    Cada historia de amor es diferente a otra, son todas bonitas pero la tuya es de película! felicidades! que bonita manera de contarla, y que estilazo tenéis! Ahora me quedan ganas de conocer el Soho House, tal y como lo describes debe ser muy chulo. A ver si en la próxima escapada!

  • 2. Un ratito para mi  |  25 abril 2016 - 13:19

    Que historia tan bonita! Guárdala para que el día de mañana pueda leerla tu hijo, le encantará

    http://www.unratitoparami.wordpress.com

  • 3. Maria Jose Gomez  |  25 abril 2016 - 14:28

    Que maravillosa historia.
    http://www.treschic.fashion/

  • 4. Sonia  |  26 abril 2016 - 00:50

    Qué linda historia, Laura! Me encantan las historias de amor…soy una romántica empedernida!
    Lo que me gustaría saber es cómo así aprendiste el español. Lo escribes perfecto!
    Saludos dsd Viena!

  • 5. lcaldarola  |  26 abril 2016 - 16:41

    Muchas gracias Sonia! Lo aprendí viviendo en Madrid 🙂 tardé muy poco la verdad, también porque nunca me ha dado verguenza cometer errores 😉

  • 6. Chaserp  |  26 abril 2016 - 01:43

    Necesitaba oir esta historia, de verdad. Por una vez el amor a distancia ha funcionado y eso me reconforta mucho. Estoy en una época de mi vida en que leer esto me ayuda, y mucho. Gracias.

  • 7. lcaldarola  |  26 abril 2016 - 16:38

    La distancia complica mucho las cosas, pero no siempre separa. Ten fé. Un abrazo grande y gracias por escribirme.

  • 8. taTEti  |  26 abril 2016 - 10:02

    Que decir de Berlin, ciudad maravillosa!!! y que bonita historia de amor… era el destino, tarde o temprano terminarían juntos…
    https://tatetionline.wordpress.com

  • 9. jose  |  26 abril 2016 - 14:40

    Berlin la ciudad del amor

  • 10. Maria José  |  26 abril 2016 - 15:20

    Que bonita historia de amor y que bonitas fotos!

  • 11. Nata  |  27 abril 2016 - 10:46

    Hola Laura! Que historia tan chula! T haría muchas más preguntas….tú también viviste en Berlín? Por qué os mudastéis a Madrid? jejj Me encantan estas historias!
    Si alguna vez te faltan ideas, mi novio propone un post con ropa de chico, que siempre anda muy perdido a la hora de inspirarse, y el tuyo siempre va muy estiloso 😉
    Un beso desde Alemania!

  • 12. Clara  |  27 abril 2016 - 17:09

    Me alucina vuestra historia de amor!!
    Que suerte!!

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


− uno = 7

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS