Mamma Mía » Porque no soy la madre que habría pensado ser.

5 mayo 2016

Porque no soy la madre que habría pensado ser.

Antes de ser mamá ya había establecido que tipología de madre habría sido.
Me relacionaba con mi hermana que tenía dos hijos. Mirándola desde “fuera” me daba cuenta de sus errores y pensaba: yo no haré esto, yo no dejaré a mi hijo hacer lo otro, yo jamás me pondré a gritar. Estableceré mis reglas y límites, seré una madre sabia y democrática, mis hijos crecerán educados y serán muy buenos.

Antes de ser mamá ya había establecido que tipología de madre habría sido. Ahora que soy madre, he entendido que los niños son mucho más complejos de lo que pensaba y que la única regla que hay, es que no hay reglas estrictas, que hay que buscar un punto medio entre el blanco y el negro, que cada niño tiene un carácter diferente y que hay días buenos y días malos, días en lo que tus límites funcionan bien y días en los que hay que aflojarlos.

Durante estos dos años, desde que Leonardo nació, me hice preguntas sobre mi forma de educar y así me contesté:

Lo que funciona para tí podría no funcionar para él.
Sin duda los niños pondrán a prueba los límites que les ponemos, está escrito en su “programación”. Pero a veces, el padre que queremos ser no se encuentra con el hijo que tenemos.
Me he encontrado en situaciones donde pensaba con mi cabeza, sin ponerme en su “piel” y me he equivocado. He aprendido con el tiempo a escuchar su sensibilidad, antes de decidir algo para él.

Igual que nosotros, los niños tienen sus “momentos”.
Cuantas veces Leonardo me ha sacado de quicio y me ha sacado las peores expresiones verbales. Es capaz de darte la lata de una forma única y especial, ninguno tanto como él. Pero lo he entendido, he descubierto que salir del papel del “psicodrama” generado de una ocasión especial, en muchas ocasiones nos puede salvar.
Cuando él se pone enfermo su comportamiento es peor, lo mismo me pasa a mi cuando estoy enferma. Cuando está cansado su comportamiento es peor, el mío también si estoy cansada. Tenemos que recordarnos a nosotros mismos que si somos capaces de mantener la calma, la mitad de la lucha ya está ganada.

La mamá que había imaginado ser, nunca ha existido de verdad.
“Jamás habría pensado que fuese tan difícil” ésta es la clave para aceptar el no ser una madre perfecta. Es duro, muy duro.
Antes de tener hijos solo hay ganas de una nueva vida que deseas tener en tus brazos, de un bebé tan dulce y bonito como ningún otro. No puedes todavía coger la enormidad de lo que está a punto de pasar.
Cuando aquel niñ@ viene a la luz, tan parecido a ti y tan dependiente de ti, cuando por primera vez conoces a tu hij@, tu corazón te explota dentro. Ya no eres la persona que eras hace poco. La madre que había imaginado ser nunca ha existido de verdad, porque no sabía dónde me iba a meter y no podía, de ningún modo, prepararme para serlo.

No hay forma de saber cuál es el mejor método para tus hijos hasta que no te embargas en la aventura más grande de tu vida y lo descubres junto a ellos.

4

1

7

8

6

3

5

9

2

10

Leonardo lleva un abrigo de BENETTON, una camisa de denim de IL GUFO, vaqueros de ZARA BABY y zapatillas de NIKE.

Yo llevo una chaqueta denim de LEVI’S, pantalón y zapatos de COS, camiseta de SEE BY CHLOE y gafas de sol de JIL SANDER.


5 Comentarios

  • 1. Berna  |  5 mayo 2016 - 14:06

    Es verdad que los niños tienen reacciones y sensibilidades parecidas a los mayores. Lo difícil es darse cuenta en el momento apropiado. Con dos años son como esponjas y absorben todo lo que ven y les cuentas.

  • 2. Elena  |  5 mayo 2016 - 22:09

    Laura, felicidades por tu próxima boda y por el blogg. Me encantó el colgante de dime que me quieres y ha sido mi regalo para el día de la madre.

  • 3. Un ratito para mi  |  6 mayo 2016 - 08:07

    Creo que eso nos ha pasado a todas! Los niños no vienen con manual,

    https://www.unratitoparami.wordpress.com

  • 4. Maria José  |  6 mayo 2016 - 11:40

    Estoy contigo Laura, en que la intuición y sensibilidad de una madre son fundamentales, pero también creo que hay libros dedicados a este tema que pueden ayudar en algunos aspectos. Como siempre, las fotos madre-hijo son preciosas.

  • 5. olfatovioleta  |  6 mayo 2016 - 22:52

    Hola, me he identificado con tu post , y a eso agrégale el entorno familiar o social donde pretenden que seamos la “Mamá perfecta” que ellos quieren que sea una o quieren influir o disponer de cómo debemos educar a nuestros hijos.Y muchas veces por respeto o cortesía “aceptamos” los “consejos” sin duda es una balanza y a no dejar escasear la paciencia y el amor.
    Me gustó tu sitio.
    Un saludo!

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


− 2 = siete

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS