Mamma Mía » 12 cosas que no volverás a hacer después de tener hijos

23 junio 2016

12 cosas que no volverás a hacer después de tener hijos

¿Es verdad que tu vida cambiará después de tener hijos?
No la vida no cambia, sin embargo tú si!

Los que leen mi blog ya saben cuánto me gusta ser mamá, he escrito muchas veces sobre la belleza y la magia de esta experiencia increíble, que volvería a hacer sin ninguna duda.

Creo que los hijos te abren los ojos y te enseñan la vida tal y como es. Te completan.
Dicho esto, tú cambiaras, para bien y para mal, tendrás una evolución (natural) la cual no debes temer, porque no la notarás. Simplemente sucede.

En fin. ¿Qué confirma que de una “chica libre”, te has convertido en súper mamá. Cuales son las cosas que cambiarás en tu vida después de ser mamá?, ¿Que cosas no volverás a hacer?

Aquí mi lista de 12 cosas que han cambiado después de haber tenido un hijo. Ya me contareis si coinciden con las vuestras 😉

 

Leer un libro en tres días. Cuando tienes hijos los tiempos se dilatan y los tres días se convierten en tres meses.
El tiempo libre es muy poco y el mejor momento para leer, de toda la vida, es antes de ir a dormir. El problema es que ahora te duermes antes de acostarte!

1

Ir a conciertos. El cambio empieza antes de tener hijos, ya durante el embarazo entras en un “estado” en el que piensas que la música alta molesta al bebé, que los empujones pueden hacerle daño y por eso prefieres otros planes.

2

Intimidad. La intimidad con tu pareja ha pasado del 90% al 2% No solo afecta el sexo, también las cenas románticas y las películas mientras estáis tumbados en el sofá. Después de tener hijos, las únicas películas de la que podéis disfrutar son los dibujos animados, afortunadamente hay algunos bonitos, el sexo se reduce a las noches en las que no estáis muy cansados y las cenas románticas….éstas son solo para “profesionales”.

3

El blanco. Vestir de blanco es como cruzar la calle con el semáforo en rojo. Hay un riesgo muy grande de volver a casa manchada de miles de colores. El negro y el azul serán para tí los colores del año.

4

Noches de borrachera. Las salidas con tus amigos, cuando te tomabas 1, 2, 3 copas de vino, cerveza y un riquísimo Moscow Mule…. Pero no te emborrachabas, te sentías en plena euforia. Ahora con solo dos copas de vino, ya no eres capaz ni de decir tu nombre, (¡después de tanto tiempo sin beber!) Y además al día siguiente tus hijos, a las 7.00 en punto de la mañana te recordarán que beber ya no es cosa tuya.

5

Despertarte más tarde de las 10.00. A mi nunca me gustó quedarme en la cama hasta tarde, prefiero tener toda la mañana a mi disposición para hacer cosas, pero reconozco que hay días en los que te apetece dar vueltas entre las sabanas y perderte. Los niños no están de acuerdo, lo demuestra el hecho de que a partir de las 7.00 de la mañana ya están a tope. Leonardo si me quedo dos minutos más en la cama haciéndome la loca, me abre los ojos con los deditos jajjajaj

 

Chismorreo. Las llamadas con las amigas, que tanto nos gustan y donde nos ponemos al día, nos quejamos de todo y sacamos la parte más “chismosa” de nosotras, se convierten en cinco compactos minutos en los que hablamos de como quitar el pañal, si el cloro de la piscina es bueno o malo para la piel o si en el cole hay bastantes horas de inglés.

6

El aperitivo.  ¡¿A quién no le gusta ir de picoteo con sus amigos después de un día de trabajo y relajarse?!! La pena es que coincide justo con la hora de la cena de los peques. Y la cena…. es sagrada!

7

Sesión de belleza. Recuerdo los domingos de “beauty session personal”. Una larga ducha, depilación total, un masaje con la nueva crema de higo ideal para el verano, manicura y pedicura con exfoliante y pinta uñas de moda. Te sientes como nueva.
Hay que seguir haciéndolo! Lo único es que en lugar de 3 horas, tendrás 20 minutos en los que deberás elegir según la prioridad: depilación? Pelo? Manicura?

8

La buena cocinera. Cocinar horas para preparar una cena memorable y una mesa preciosa para tus amigos. Era una de las cosas que más me gustaba hacer. Hace dos días, intenté organizar una fiesta de cumpleaños sorpresa para mi marido. Con la ayuda de Leonardo fuimos capaces de conseguir, EN UNA TARDE, un globo gigante con el numero 31 y 20 croquetas!! Menos mal que nuestros amigos son fantásticos y cada uno contribuyó con algo.

9

Salir con tacones. Cuando trabajaba como estilista, era capaz de corretear de un desfile a otro, llevando uno zapatos Louboutin con tacones de 13 cm. No es broma! Los zapatos siguen en el armario, pero inutilizados porque los encuentros muy incomodos para corretear detrás de Leonardo.

10

El coche. Los largos viajes en coche, mientras escuchas tu playlist preferida, cantas a gritos al estilo de “Jerry Maguire – free falling” y bailas una coreografía usando ambas manos.
Ahora en el coche reina el silencio y la concentración, las dos manos están colocadas a las 10:10 y de allí no se mueven. A veces el silencio se interrumpe por un llanto o por un “¿por qué mamá?”. Mientras tanto tu nueva playlist alterna la Banda Sonora de Frozen y The Black Eyed Peas.

Ilustraciones de Lucy Scott, “Doodle Diary of a New Mum”.

Sígueme en Facebook, Instagram y Snapchat: Laura Caldarola


11 Comentarios

  • 1. Irene  |  23 junio 2016 - 16:01

    No soy madre todavía pero después de leer tu post no se me han quitado ni una gota las ganas de tener hijos! Lo cuentas con amor y humor, y me apetece un montón! Enhorabuena por tu vida. Un beso a la más estilosa

  • 2. Rosa  |  23 junio 2016 - 17:30

    ¡¡¡¡¡¡Buenísimo!!!!, me siento reflejada.
    Son cosas que por mucho que te las cuenten, no sabes lo duras que son hasta que te toca.

  • 3. Natalia  |  23 junio 2016 - 17:34

    Hola Laura! Soy Natalia, mamá de dos niñas de 8 y 5 años, y de un niño de 3. Qué gracia me ha hecho leer tu blog! Es absolutamente verdad! La única diferencia es que tú lo cuentas de una manera divertida y graciosa, y en la realidad, estos peques con estas situaciones nos agotan nuestra pobre paciencia, ja, ja! Está claro que tomar las cosas de manera positiva, nos ayuda a sobrellevarlo mejor! Muchas gracias por tu contribución, y enhorabuena por el blog! Besos desde Murcia.

  • 4. Wlaychel  |  23 junio 2016 - 19:19

    Me ha encantado tu forma de describir lo que nos pasa en el día a día, soy madre de dos niños y un tercero viene en camino , tu escrito me lo ha recomendado mi marido, creo que para refrescar todo lo que sin duda volveremos a experimentar esta vez con 3 en casa, una experiencia que consideramos la mas maravillosa del mundo!!!Ha estado genial gracias por compartirlo

  • 5. Eli  |  24 junio 2016 - 00:03

    Muy bueno el artículo. Me he reído mucho porque me siento totalmente identificada con todo excepto con lo del coche. Mis viajes siguen estando amenizados por la música más actual y bailonga y con volumen (aceptable claro está) y a mi hija le encanta y las tararea y me pide “musiquita mamii”. Es más, su primer movimiento cuando estaba embarazada lo noté precisamente en el coche con la música a toda voz cuando solo estaba de trece semanas!! Va a ser una “música loca” como mami, jeje.

  • 6. María  |  24 junio 2016 - 11:44

    No soy madre, pero ya tengo en mi playlist la banda sonora de Frozen jajjajja

    Buenísimo artículo!

  • 7. Cristina  |  24 junio 2016 - 15:35

    Que verdad más verdadera!!!!!

  • 8. Diana  |  24 junio 2016 - 16:13

    Holaa! Voy a ser mamá en menos de dos meses y toy algo miedosa desde hace unas semanas, de si sabré ser mamá…cómo lo llevaré…y ahora leyendo esto ya estoy acojonadilla ajjajajjajajaja, es broma, porque ya lo estaba..porque bueno, aunque ya me imagino que todo va a cambiar, no quiero que cambie taantooo, quiero hablar de otros temas que no sean bebés, quiero ir de cañas, etc… 🙁 creo que es una mezcla de nervios y ganas ya de que llegue el día y dejarme de incertidumbres…

  • 9. lcaldarola  |  24 junio 2016 - 19:32

    Diana no tengas miedo, es la cosa más bonita del mundo, hasta que no lo pruebas no puede imaginar cuánto te gustará. Enhorabuena!!!!

  • 10. Elena  |  25 junio 2016 - 18:49

    Me he reído un montón leyendo tu post. Es todo cierto, pero he de decir que a medida que los niños van creciendo vas recuperando poco a poco todo lo que habías ido apartando de tu vida, ¡¡¡además lo saboreas mucho más!!! Antes de ser mami no sabías apreciar tu libertad, después ese cafecito con tus amigas (por poner un ejemplo) ¡lo disfrutas como una enana!

  • 11. Diana  |  27 junio 2016 - 14:15

    Gracias Laura! Deseando ver a Julieta y a ver que tal nos acoplamos los tres, bueno los cinco, que tengo dos mascotas jiji 🙂

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


+ cinco = 6

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS