Mamma Mía » 8 tipos de madres que puedes encontrar en el parque.

12 septiembre 2016

8 tipos de madres que puedes encontrar en el parque.

Las vacaciones se acaban y vuelve más o menos la rutina de siempre, con pequeños cambios debidos al comienzo del cole, pero es cierto que el parque se queda como fiel compañero de las tardes.
Mientras Leonardo juega con sus amiguitos y se pelea por los juguetes, yo he podido mirar a las madres que “habitan” este lugar, igual que yo, durante toda la semana. He reconocido varias tipologías de madre y para reírnos un poco, voy a escribir una lista (muy exagerada) con 8 categorías de madres que podéis encontrar en el parque. Por cierto, yo me siento identificada con todas ellas un poquito.

1
Ilustración de Amélie Fontaine.

La mamá Redes sociales
Sentada en un banco, pasa su tiempo entre Instagram y Facebook. Los hijos son los que agarrados a las barras, a 5 metros de altura y con un solo dedo les llaman cada 3 segundos: “¡Mamá mira lo que hago, mamá mira!” Y ella, que tiene una capacidad extraordinaria de girar los ojos, le hecha un vistazo fugaz con el ojo derecho, mientras con el izquierdo lee los comentarios de la ultima foto de una tal Arasia78.
Estas madres tienen un vocabulario reducido a: ¡Oh que bien, vete a jugar ahora!
“Mamá has visto como escalo muy alto?” – ” Oh que bien, vete a jugar ahora”, – “Mamá me he caído y me sale sangre” – “Vale, vete a jugar ahora” – “Mamá me voy a jugar” – “Que bien, vete a jugar ahora”.

La mamá Relax
Se quedan sentadas en el banco charlando con otras madres.Normalmente están embarazadas ya del sexto hijo.
Echan un vistazo de vez en cuando hacia los niños y siguen charlando, aunque de los hijos no hay huella. Estas madres se levantan para volver a casa solo cuando la oscuridad ya no permite mirarse a la cara, en aquel momento se acuerdan de los hijos.
Un día, un hombre con barba se acerca a una mamá relax: “que hacemos? Nos vamos?” y ella: “¿quién eres?” – “¡Mamá soy yo, Javi! Tengo pipi, no puedo más con este parque, ¡Llevas 17 años sin parar de hablar! ¿podemos irnos?”. La madre se gira hacia sus amigas: “Estos hijos… te distraes un momento y en nada ya son todo unos hombrecitos”.

La mamá miedosa
Conocidas también como mamá airbag, son las que viven cualquier cosa como una tragedia. Detrás de un columpio se esconde una calamidad para ellas. Viven con el ansia de que pueda pasar algo a sus hijos. Se reconocen porque en el parque miran a los niños alrededor del suyo, con aire sospechoso y matan con la mirada a los niños que corren cerca de su hijo con el riesgo de tropezar con él. En agosto los niños de la mamá miedo llevan un jersey, para no coger frío, “Mamá puedo quitarme el jersey”- “¡¿Estas loco?! Puedes ponerte malito. Ven aquí que te lo cierro bien y dame la mano que si te desmayas, te sujeto yo”.

La mamá ludoteca
Son las más difícil de reconocer porque se confunden entre la multitud de niños que chillan. Son las madres que se lo pasan mejor que los niños, con la excusa de enseñar cómo se hace, se tiran a toda velocidad desde el tobogán, participan en cualquier juego con extrema competitividad y se tiran al suelo riéndose como locas, son las únicas que piden a sus hijos quedarse un poquito más y que viven el parque debajo de casa como si fuese un parque de atracciones.

La mamá tacones
Se identifican porque son las que empujan la silla de bebé por encima de los 12 centímetros de tacón. Algunas se ponen tan altas que casi no llegan al mango del carrito, mientras otras lo utilizan para agarrarse, más que para empujar. En cualquier caso, estas mamás, nunca salen vestidas “casual” y sus hijos tampoco, ellos son los únicos que, en el parque, llevan pantalones blancos y mocasines y no pueden tocar el arena para que no se manchen.

La mamá hippy
Esa tipología de mamá se distingue porque es la única que se queda tumbada en el césped escuchando música folk Y tal vez se fuma un cigarro. Sus hijos siempre son rubios, da igual de que parte de mundo vienen y son los únicos que siempre están descalzos.

La mamá estresada
Se reconoce porque es la que corre detrás de su hijo, que se ha escapado hacia la calle (con los coches). Mientras tanto el hermano está escalando un árbol para tirar piedras a las palomas. Cuando se cae y llama a su madre, ella aparece arrastrando al otro hijo rescatado del accidente, mientras mirando hacia el cielo se pregunta por qué a ella!

La mamá intelectual
Es la anti social, le gusta quedarse en un banco leyendo un libro de Nietzsche y su hijo, sentado a su lado, hace lo mismo. A veces lo incita a ir a jugar, pero él mira a los otros niños y no comprende porque se divierten así.


12 Comentarios

  • 1. Un ratito para mi  |  12 septiembre 2016 - 08:08

    Buenisismo post!! Me ha encantado

    https://unratitoparami.wordpress.com/

  • 2. Maria José  |  12 septiembre 2016 - 11:39

    Laura, muy divertida tu tipologia de madres, aunque sea exagerada. Y los padres? Acaso siguen siendo éstas las que llevan a los niños al parque?.

  • 3. María Esther  |  12 septiembre 2016 - 13:41

    Buenos días, normalmente leo tu blog y normalmente me gusta pero creo que con este post no has estado nada acertada. Me la resultado humillante como calificas a las mujeres por realizar de la mejor manera que saben una labor tan complicada y admirable como es el cuidado de los hijos. En mi opinion este post es el claro ejemplo de mujeres criticando a mujeres, por no decir que se obvia totalemente el papel de los padres en el momento “parque”. Me da muchísima pena que mujeres de hoy puedan pensar de este modo. Si las mujeres nos tratamos así las unas a las otras cómo vamos a luchar unidas por conseguir la ansiada y lejana IGUALDAD.
    Un saludo y espero que este comentario sea una crítica constructiva ya que esta ha sido mi intención.

  • 4. lcaldarola  |  12 septiembre 2016 - 13:58

    Hola María Esther.
    Creo que has leído este post de una forma equivocada. No es una crítica a las madres, yo soy parte de ellas y de echo, como puedes leer en el post, me incluyo en unas categorías. Este post es irónico, al revés de lo que piensas, mi intento es de aligerar un poquito el peso de nuestros sacrificios. Reír sobre lo duro que es ser madre, aunque increíblemente bonito. La primera cosa que hice después de publicarlo fue enviar el link a mis amigas, las madres que están en el parque conmigo y nos hemos reído mucho. Querida María Ester, siento haber de una forma molestado tu sensibilidad, créeme que tengo mucho respeto para las mujeres y las madres, si normalmente me le, lo sabes. Te consejo de tomar las cosas con un poquito más de ironía, porque nos lo merecemos. Gracias por escribir. Un abrazo!

  • 5. Isabel  |  12 septiembre 2016 - 19:17

    Muy bueno. Con ganas de descubrir en que categoría voy a ir yo.

  • 6. Rosa  |  13 septiembre 2016 - 15:47

    LOL ¡¡¡¡¡¡¡¡Qué bueno tu post!!!!! Cuanta razón tienes, las veo a todas en el parque y hasta yo misma puedo entrar en varias de las tipologías aquí expuestas.
    Un saludo

  • 7. MARIA  |  13 septiembre 2016 - 19:53

    Brutall!!!
    Me he reído mucho…aplicable a muchos ámbitos…

    Me gusta mucho como escribes y que siempre consigues sorprenderme con temas nuevos y variados!!!

    Eres un descubrimiento!!

  • 8. Marta  |  14 septiembre 2016 - 09:33

    Jajajaja…me encanta!!! Quiero otro de padres!!!

  • 9. maria  |  14 septiembre 2016 - 18:05

    total,yo soy la madre miedosa y tacones, me identifico mucho y creo que estos son ratos de risa y ya está,sin juicios ni criticas, gracias.

  • 10. Irene  |  14 septiembre 2016 - 23:54

    Jajajajaja muy currado! Gracias por tu frescura ayyyy que bien viene!

  • 11. Marta SM  |  15 septiembre 2016 - 17:20

    Jjj yo sería un poco miedosa y hippy ( aunque sin fumar).

  • 12. norma  |  5 octubre 2016 - 12:37

    Me ha encantado! Yo también creo que soy un poco una mezcla de todas. Llevado al extremo pero real como la vida misma 😉 .

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


siete + 2 =

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS