Mamma Mía » La inteligencia emocional y sus hábitos

19 septiembre 2016

La inteligencia emocional y sus hábitos

Hace unos días vi una foto en el IG de una amiga, retraía unas siluetas de hombres, ordenadas, de niños a mayores. El bebé era un enorme corazón con una cabecita, luego venia un niño, con un gran corazón también y así seguía, cuanto más se hacía grande el hombre, el corazón disminuía su tamaño.

Ponía como texto una frase celebre del Principito: “NO SE VE BIEN SINO CON EL CORAZÓN, LO ESENCIAL ES INVISIBLE A LOS OJOS”.

Y añadía: ¿Porque a medida de que nos hacemos mayores, nuestro corazón no sigue siendo nuestro único ojo?

Yo no tengo la respuesta a esta pregunta, pero es cierto que la educación es fundamental para mantener ese gran corazón.
En seguida busqué artículos sobre la inteligencia emocional, una clave hacía la felicidad. Parece que desde este punto de vista avanzamos y que ya en algunas escuelas se trabaja sobre este tema. Los niños desde pequeños tienen que aprender a relacionarse, a hablar y escuchar, a comunicar sus emociones y a tomar decisiones.
Como padres, tenemos el deber de abrirles las puertas a un Mundo menos tóxico y tal vez, mientras lo hacemos, nosotros también podemos aprender algo.

Buscando y buscando, leyendo y leyendo, he reasumido en puntos, los valores de la inteligencia emocional. Os invito a reflexionar conmigo sobre este asunto y a descubrir juntos si vamos por el buen camino.

1a
1 Enseñarles a reconocer sus sentimientos y los de los demás.
Abrirse a los demás y vivir con empatía, es decir, ponerse en el lugar de la otra persona y sentir lo que siente. Para crear relaciones más profundas con las personas.

2 Enseñarles a expresar correctamente sus emociones y sus pensamientos.
Reconocer y escuchar sus emociones. Aprender a expresarlas de forma honesta, de esta manera, aprenderán a dominarlas, a regular la intensidad como ellos quieren.

3 Enseñarles a Ser fuertes y no ofenderse con facilidad
Ayudarles a confiar en si mismos y así poner las bases para una personalidad firme. Diferenciar las críticas constructivas de las críticas que sólo pretenden hundirlos, entre hechos y opiniones y saber como reaccionar ante de un ataque.

1
4 Enseñarles a reconocer cuando se equivocan y rectificar.
Aprender a reconocer sus errores humildemente e intentar poner en marcha todo lo necesario para subsanar el daño o mejorar la situación. No obcecarse con una idea sino abrirse a nuevas ideas y opiniones teniendo en cuenta que son ellos los que pueden estar equivocados. Pedir perdón y perdonar.

5 Enseñarles a no buscar la perfección
Nadie es perfecto y la perfección es una ilusión que lleva a tener expectativas demasiado distorsionadas respecto a la realidad. Todo forma parte del proceso de aprendizaje y errar es humano.

6 Enseñarles a cuidarse
Tener un estilo de vida saludable: cuidarse, dormir lo suficiente, practicar ejercicio físico, alimentarse bien. Mantener relaciones sanas y alejarse de los problemas. Ser activos y enemigos de la apatía.

2
7 Enseñarles a enfocarse en lo positivo, incluso ante la adversidad
Pensar positivo y sacar el lado bueno de las cosas. Intentar de no agobiarse con los problemas, más bien buscar soluciones, manteniendo una actitud positiva. Saber que la vida no está en nuestras manos, pero que podemos elegir como vivirla.

8 Rodearse de gente alegre y con buenas vibraciones
Tener buenas vibraciones y rodearse de gente positiva los ayuda a ver el mundo desde una perspectiva más sana, que favorece la creatividad.

9 Enseñarles a defender sus asertividad. Saber decir NO
Saber poner límites cuando es necesario y defender sus valores ante todo, expresando aquello que sienten y quieren respetando sus derechos y los de los demás.

4
10 Enseñarles a Apreciar y valorar lo que ya tienen
Focalizar la atención en lo que tienen y no en lo que les falta. Valorar sus avances y lo que ya han conseguido.

11 Enseñarles a pasar página y no anclarse en el pasado
Aprender a cerrar etapas y a no revivir continuamente aspectos del pasado, positivos o negativos. Vivir en el presente sin atormentarse por lo que pueda venir en el futuro. Eso les llevará a sufrir menos ansiedad y estrés. Ser inteligente emocionalmente requiere saber cuándo ha terminado una etapa de tu vida y cuándo comienza otra, sin dejar de crecer por el camino.

12 Enseñarles a conocer sus debilidades y sus fortalezas y mejorarse continuamente.
Enseñar a conocerse a ellos mismos, a querer mejorarse continuamente y a reponerse tras una caída. Acostumbrarles a creer en sus sueños y a pesar de las dificultades, que no dejen de intentar conseguirlos.

3
13 Enseñarles a no tener miedo a los cambios
Cambiar forma parte de la vida y negar el cambio es negar la vida misma. Enseñarle a aceptar y a transformar los hechos en oportunidades. Cambiar pensamientos, formas de actuar, creencias… todo forma parte del viaje del desarrollo personal.

14 Enseñarles a ser proactivos, no reactivos
Tener objetivos y estrategias para conseguirlos. Mirar la vida desde una perspectiva de aprendizaje en lugar que con victimismo, les ayudarán a moverse con antelación a las situaciones, sin esperar que la vida mueva la ficha primero.

15 Enseñarles a ser dueños de su tiempo y decidir en qué emplear sus energías
Valorar el tiempo y saberlo gestionar según las prioridades.

16 Enseñarles a saber autogenerar momentos de felicidad.
La felicidad es una actitud a la vida. No depende da algo externo, si no de nuestro interior. Aprender a manejar las emociones, para elegir como sentirse ante cada situación, saber generar emociones positivas les ayudará en sus día a día.

Mural de Cordonné.

Sígueme en Facebook, Instagram y Snapchat: Laura.Caldarola


10 Comentarios

  • 1. Un ratito para mi  |  19 septiembre 2016 - 09:39

    muy buenos consejos, que además invitan a la reflexión sobre cómo los estamos criando

    http://www.unratitoparami.wordpress.com

  • 2. BERNA  |  19 septiembre 2016 - 11:24

    Quizás falta un consejo :
    Enseñarles a compartir , que en determinados casos es muy complicado

  • 3. cristina  |  19 septiembre 2016 - 15:16

    Genial

  • 4. Clara  |  19 septiembre 2016 - 15:22

    Maravillosa reflexion! Gracias por compartirla

  • 5. Irene  |  19 septiembre 2016 - 15:53

    Laura por ti me cambio de acera jajaja!!! Me encantas, un millón de gracias por este post, es maravilloso. Es para hacer una lámina y colgarnoslo encima de la cama. Un abrazo

  • 6. Maria José  |  19 septiembre 2016 - 18:28

    Que difícil es educar a un hijo! Laura, tus reflexiones son muy buenas, llevarlas a la practica es mas complicado pero tener estas inquietudes e intentar aplicarlas ya tiene mucho mérito. Se os ve una familia encantadora.

  • 7. Vanessa  |  19 septiembre 2016 - 21:05

    Hola. Yo soy maestra y en mi colegio tenemos como objetivo la educación emocional. Los profes también nos estamos formando en este tema y a parte de ayudarnos en nuestro trabajo nos sirve para nuestra vida. Hay muchos tipos de inteligencia, pero sin duda la emocional nos hará aprender y avanzar muchísimo. Un saludo

  • 8. valeria  |  20 septiembre 2016 - 11:37

    Mil gracias por esta lista de consejos!
    A mi personalmente me resulta difícil algunas veces tener mas paciencia con ellos, en muchos aspectos. Pero lo intento cada día.

    un besote

  • 9. taTEti  |  20 septiembre 2016 - 14:43

    Muy buenos consejos, en casa nos esforzamos en enseñar a nuestros hijos que valoren los sentimientos y valores de los demás, respeto mutuo… Un saludo!!
    http://www.tatetionline.es

  • 10. Mónica  |  23 septiembre 2016 - 13:22

    Darte las gracias porque la lectura de este post me ha ayudado o visualizar situaciones y momentos de vivencias con nuestros dos pequeños, y así hacer un pequeño test de saber si conseguimos o estamos en camino de conseguir los valores de la inteligencia emocional.
    El resultado me lo quedo para mi, es lo de menos para vosotras, si os invito a autoreflexionar, apunto y a seguir trabajandolo en el día a día.

    Saludos

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


uno + = 2

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS