Mamma Mía » Lo que te imaginas del embarazo… y la realidad.

2 marzo 2017

Lo que te imaginas del embarazo… y la realidad.

El embarazo es un momento único. Pero que pasa durante este periodo? Se lo habéis preguntado a vuestras amigas más cercanas? Las que no mienten y que te cuentan la cruda y dura verdad?

El parto no es como en las películas, más bien es parecido a lo que enseñan en estos terroríficos realities en tv, que de todas forma aconsejo no mirar!
En las películas normalmente a la mujer se le rompen las aguas y feliz mira al marido que justo se encuentra a su lado, se sonríen y corren hacia el hospital.
Allí después de dos hiiiii hiiiii el médico “entrega” a la madre un niño limpio y guapo, de aproximadamente tres meses. Siempre que lo veo pienso: menos mal que el niño cuando nace no tiene realmente ese tamaño, si no estaríamos sin poder caminar durante días no??
Realmente el niño es más pequeño y pues… arrugado como las patatas, sucio de sangre y varios líquidos que huelen bastante mal. Leonardo salió igual igual a E.T y lo noté, jamás lo vi guapo como los de las pelis, pero lo quise más que a nadie.

El parto tampoco es como en la tele, a veces las aguas te las rompen las matronas, como en mi caso, o se te rompen mientras estas en Ikea o en el supermercado haciendo la compra, justo para que nadie se entere! Así que te vas “corriendo” al hospital, tal vez acompañada del chico del reparto congelados en lugar que tu marido que esta en una reunión de trabajo.

Ahora volvemos atrás, al embarazo, cada mujer tiene su propia experiencia, yo tuve un embarazo estupendo con Leonardo y uno bastante nefasto con el segundo (que al final creo haber convencido a José para llamarle Orlando).
A pesar de ésto, no soy una fan del embarazo, hay mujeres, por ejemplo mi hermana, que se quedarían con el barrigón un año más y que siente una simbiosis con el niño que lleva dentro, durante todo el periodo de gestación. A mi eso nunca me ha pasado, yo quiero muchísimo a mi hijo desde el primer momento, pero cuando lo tengo en la tripa, es como si fuese algo extraño. Para explicarlo mejor, los cambios durante el embarazo son numerosos: las nauseas, el sueño, la falta de energia… a mi me pilló una cosa que en español no se qué nombre tiene, pero es la necesidad de escupir cada tres minutos, así que durante los primeros cuatro meses salía de casa con bolsita de plástico para eventual vomito y servilletas donde escupir sin llamar la atención de la gente.

De repente lo que te gusta deja de hacerlo y te gusta lo que nunca comes, como si estuvieses poseída, sientes los olores imperceptibles como si fueras un perro y la mayoría de ellos te molestan, incluso el de tu casa o de tu marido a veces.

Luego empieza a crecer la barriga, es emocionante, es cuando te das cuenta de verdad que alguien está creciendo dentro de ti y te pasas el día mirándote y tocándote la dulce redondez que te caracteriza en este periodo. Hasta que viene el día en que no llegas a atarte los cordones y necesitas un espejo para ver si estas todavía depilada o hace falta ir al centro estético, en ese momento es cuando me di cuenta de cómo cambia también ella, tu amiga allí debajo cambia de color, al igual que los pezones, que por su posición corporal son más fácil de averiguar.

Cuando empecé a notar su movimientos es cuando me enteré de verdad que había un inquilino en mi vientre, el que me apretaba la vejiga obligándome a correr al baño. Sobre todo por la noche, cuando me tumbaba para dormir.
Los movimientos se van notando cada vez más, el niño crece y se hace espacio entre los órganos de la mamá. Bloquea el intestino y la circulación, aprieta sobre la vejiga o el hígado, comprime el nervio ciático. En este periodo el embarazo ya está avanzado y las mamis tendencialmente se limitan a decir “tengo ganas de que nazca” y eso no significa: Oh que ganas de verle la carita y tenerle en mis brazos. Si no, que tienes ganas de volver a dormir boca abajo… de dormir! Igual que el hombre a su lado y por supuesto con un nuevo angelito en los brazos.
En mi caso el deseo de conocerle y ver su cara es proporcional a las ganas de que libere mi cuerpo. Leonardo no te lo tomes a mal, pero hijo te prefiero fuera que dentro!

Volvemos al parto.
Quiero un parto natural. Lo más natural posible, como fue lo de Leonardo. Atención, la palabra natural no significa que tu cuerpo saca al niño espontáneamente y sin dolor. Yo he contado siempre mi experiencia tal y cual a como lo he vivida:

Todo empezó con la perdida del tapón, seguido de contracciones durante todo el día, desde las mañana hasta la noche, cuando ya doblada del dolor y con contracciones cada minuto me fue al hospital.
Estaba en casa de mi padres, en Italia, había venido toda la familia, hermanos más hijos para celebrar el cumpleaños de mi sobrino y yo no pude estar sentada ni un momento durante la cena, preferí la posición de cuatro pata, era como el perro al lado de la mesa, pero sin pedir comida.
José llego a tiempo desde Madrid, unas horas antes, justo para poderme ver todavía con la cara que el conocía, me cambió en seguida.

A la medianoche, Cenicienta se convierte en esclava otra vez, yo me transformé en un animal que ladre, las palabras que salían de mi boca eran en un idioma desconocido. Afortunadamente, durante el día, tuve la perspicacia de ducharme, peinarme, ponerme un poco de maquillaje y entre nosotras, porque quiero ser sincera al 100%, de ir al baño infinitas veces así que mi intestino estaba limpio y brillante. No quería que José, después de tanto tiempo me mirase mientras hacía caca en el intento de empujar al bebé. Cosa natural como el parto eh?!
Salimos de casa y fuimos a buscar a mis hermanas que querían acompañarme, eso si ha sido igual que en la películas, yo sufriendo con José a mi lado y mi hermana, que conduciendo a toda leche, recogía por la ciudad a mis hermanos jjajajaj.
No ocurría tanta prisa parece, porque Leonardo nació a las 10.10 del día siguiente. Lo que pasó durante la noche es lo que más o menos todas conocemos, mucho dolor, momentos de rendición, duchas calientes (en mi caso), epidural o no, empujes, emociones, felicidad, dolor, felicidad.

En conclusión, todas tenemos una experiencia que contar y cuanto más asombrosa más efecto producirá cuando las contarais. Hay cuentos apocalípticos sobre el parto, de todos los tipos; que es como estar dentro de un matadero, con sangre que chapotea por todas parte, de ginecólogos que como atletas se lanzan su la barriga para ayudar al niño salir, de laboral largo días, de puntos de sutura iguales a los de Frankenstein…..

La verdad es que el parto es una experiencia muy fuerte, pueden presentarse problemas y complicaciones, nadie sabe lo que le espera y aunque es algo natural y que todas hemos vivido, aunque en formas diferentes, necesitamos que nos reconozcan como épico lo que hemos hecho, porque lo es. Hemos dado a la luz un ser humano, lo hemos construido y cuidado durante nueve meses en nuestro vientre, quien lleva un hijo dentro sabe que se trata de algo indescriptible, nadie nos paragonas a Indiana Jones, pero así es como nos sentimos.

Sígueme en Facebook, Instagram y Twitter: Laura.Caldarola


25 Comentarios

  • 1. md  |  2 marzo 2017 - 10:18

    estupendo relato:)

  • 2. Irene  |  2 marzo 2017 - 10:57

    Me ha encantado. O sea, que ya quisiste llegar al hospital dilatada no? Para que intervinieran lo menos posible imagino. Y alomejor esta es una pregunta absurda pero es que no tengo ni idea del tema jajaja: cuando dices pérdida del tapón a que te refieres? Pensé que era romper aguas pero como dijiste que te las rompieron en el hospital…Me lío!
    ÁNIMO en lo que queda de embarazo Orlando is comingggg!!!!!!!!!!!

  • 3. lcaldarola  |  2 marzo 2017 - 11:30

    Irene jajajajajja que gracia!!
    Llegué al hospital con contracciones de parto y sin ser dilatada!!!! Así que me quedé horas esperando y muriendome de dolor!!! Mientras el tapon se refiere a una perdida se sangre que significa “casi estamos”.
    Un besooooooo

  • 4. Vera  |  2 marzo 2017 - 11:22

    Laura como mami primeriza que voy a ser éste verano, me ha encantando el post de hoy ¡¡¡

    Me has sacado unas buenas risas 🙂

  • 5. lcaldarola  |  2 marzo 2017 - 11:30

    :))

  • 6. Fernanda (@rosaframbuesa)  |  2 marzo 2017 - 12:17

    Me siento tan identificada con lo que comentas del embarazo. Siempre digo que a mi me gustan tener hijos pero no estar embarazada (y poca gente me entiende…jaja). Solo tiene de bonito las pocas semanas que estas cómoda con la panza y sientes sus pataditas, y eso es lo que pasa mas rápido. Pero mas que eso es lo limitada que me sentía: no moto, no bici, no snowboard, mucho cansancio, no alcohol-tampoco tomo tanto-, y porque con las dos peques tuve colestasis q basicamente te pica desde la cabeza hasta los dedos de los pies.

  • 7. lcaldarola  |  2 marzo 2017 - 12:49

    Hola Fernanda. Yo siempre digo que me encanta ser madre y es verdad, me encanta!!! Pero me gustaría que el embarazo durase 3 meses jajajajaj!! Cuantos sacrificios para nuestro cuerpo!
    Un abrazo y gracias por escribir!

  • 8. Belen  |  2 marzo 2017 - 12:27

    Un post genial!!!

    https://lotofdots.wordpress.com/2017/03/02/fw-17-18-iii-mfw/

    Besos

  • 9. Paloma  |  2 marzo 2017 - 12:44

    Hola Lara,
    Me ha encantado el relato. No soy madre ni tengo pensado serlo a corto plazo, pero agradezco mucho que compartas con nosotras la experiencia de forma tan real y sin tapujos. Eres una crack!! 🙂

  • 10. lcaldarola  |  2 marzo 2017 - 12:47

    Hola Paloma. Muchas gracias!! Ya sabes que cuando será el momento estoy disponible a cualquier duda jajajajaj Un besooooo

  • 11. Angel  |  2 marzo 2017 - 14:41

    Muy buen post, enhorabuena. Me he reído muchísimo. Un saludo

  • 12. Cristina  |  2 marzo 2017 - 17:11

    Hola Laura!!
    Me ha gustado mucho tu post. La verdad es que no soy madre , pero quién sabe , quizás un día, espero que no muy lejano. Quería agradecerte la honestidad de tu relato. Se agradece saber de forma más realista, lo que una un día puede afrontar. Y si, la mayoría siempre da a conocer lo bello y bonito de la experiencia, que no digo que no lo tenga, pero es importante tener en cuenta la otra parte.

  • 13. lcaldarola  |  2 marzo 2017 - 20:10

    Hola Cristina!
    Mira yo sigo pensando que ser madre es la experiencia mejor en la vida, pero como todo, la maternidad también tiene su lado “oscuro”…. aunque hay más cosas positivas que negativas.
    Te mando un beso!!! Gracias por escribir

  • 14. María  |  2 marzo 2017 - 18:09

    Hermoso, Laura.
    Todavía no soy mamá pero siento que lo contaste tal cual es, 100% real.
    Un beso grande desde Buenos Aires, Argentina.

  • 15. María  |  2 marzo 2017 - 18:09

    Hermoso, Laura.
    Todavía no soy mamá pero siento que lo contaste como es, 100% real.
    Un beso grande desde Buenos Aires, Argentina.

  • 16. lcaldarola  |  2 marzo 2017 - 20:07

    Hola María!
    Gracias por seguirme desde allí.
    Un abrazo grande!

  • 17. Nerea  |  2 marzo 2017 - 22:28

    ¡BRAVO!
    No hay nada en este mundo que se asemeje al amor que siento por mi hijo pero la realidad es así, como tú lo has contado, al menos lo ha sido para mí. Fueron 9 meses de embarazo agotadores y el parto de 26 horas…mejor ni hablemos!
    Eso sí, ahora que le tengo conmigo, volvería a pasarlo mil y una veces.
    Gracias por hablar claro de un tema al que parece, siempre hay que referirse de manera idílica.
    Un beso y que todo vaya bien!

  • 18. Alianne  |  2 marzo 2017 - 22:36

    Hola, Laura estoy intentando quedar embarazada y queria darte las gracias por darnos otras perpectivas mas reales porque todo el mundo habla de lo maravilloso pero no todo puede ser color de rosa,
    saludos desde cuba

  • 19. Montse  |  3 marzo 2017 - 18:35

    He tenido tres hijos, pero la experiencia con la primera fue la que más me marcó.
    Al principio del embarazo me parecia estar poseida o habitada por un alien, y algunos días tenía vómitos que se prolongaban el día entero si cometía la “grave imprudencia” de comer naranjas o mandarinas para desayunar. Debe ser que eran demasiado ácidas en ese estado.
    Resultado: en lugar de engordar, esos primeros meses y casi hasta el final mi figura se iba afinando.
    Quizá por ello logré tener una niña de 3500 gramos, un tamaño bueno para el parto.
    En general, fue un periodo difícil, y tuvieron que pasar unos meses hasta aceptar el hecho de que estaba embarazada. Cuando ya lo acepté, empezó a darme pánico el parto (ole mi coraje), que aunque en mi caso no fue nada complicado, y encima sin anestesia de ningún tipo (en esa época la S.Social no aplicaba aún la anestesia epidural)siempre puede serlo. Por no hablar del problema de rechazo del RH, que puede suponer un grave riesgto para la madre.
    Ser madre me parece una actividad de cierto riesgo, aunque asumible con buena atención médica. Pero no quiero asustar a nadie.
    Mucho ánimo a las valientes

  • 20. sara  |  4 marzo 2017 - 00:47

    Querida Laura espero que el embarazo vaya mejor a partir de ahora. Orlando a mí me sorprende como nombre… yo en tu caso escucharía lo que tenga que decir José. Un beso.

  • 21. María José  |  4 marzo 2017 - 12:39

    Laura, la explicación de tu embarazo me ha hecho recordar el mío, yo también era muy sensible a los olores y tenía que escupir permanentemente, incluso me preguntaba si volvería a recuperar la normalidad después del parto, afortunadamente si, aunque siempre te queda una secuela. Todo queda compensado cuando tienes a tu lado a esa pequeñita criatura. Ánimo, ya te queda poco.

  • 22. Josy  |  5 marzo 2017 - 00:34

    Jajaja Laura que divertido tu post me fui de nuevo a esos días en que tenia loco a mi esposo por los miles de síntomas que me dieron, y hasta el vomito varias veces y entre llantos, lagrimas y saliva tuve a mi princesa hermosa Victoria Isabella. Lo que me ayudo fue un consejo de mi vecina Elena: Josy para las locuras del embarazo practica yoga, santo remedio.

    Saludos Laura y excelente post.

  • 23. Cristina  |  5 marzo 2017 - 23:11

    ¡Jajajajajaja! Buenísimo…he llorado de risa con el perro junto a la mesa! A ver qué me espera….estoy de 4 meses. Un beso

  • 24. lcaldarola  |  6 marzo 2017 - 12:10

    Jajjajaja veras veras….
    Es una experiencia unica!! ya me contaras 🙂

  • 25. voyance gratuite mail  |  30 marzo 2017 - 16:20

    Felicitaciones en su sitio maravilloso! Felicidades y buena suerte!

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


cinco + 5 =

Subscríbete a los comentarios vía RSS