Mamma Mía » Vestir a los niños requiere habilidades de superhéroe

27 marzo 2017

Vestir a los niños requiere habilidades de superhéroe

Hay cosas que vosotros humanos no podéis imaginar, a las que las madres se enfrentan cada día.
Cosas que suelen ocultarse detrás de otras, que cogen aspectos entrañables para luego revelarse por lo que son: autenticas amenazas para la serenidad de la hormona materna. A veces son personas, otras veces son cosas, otras todavía son acciones banales que se transforman en retos.

Hoy os cuento una de esas. Vestir a nuestro hij@.

Para empezar tenéis que saber que cualquier acción que hacemos en general como mayores, cambia completamente cuando se refiere a un niñ@.
Todos los días nos vestimos antes de salir de casa, nos quitamos el pijama (para quien lo usa) y nos ponemos un traje o lo que sea para ir al trabajo, incluso tenemos tiempo para una ducha rápida.
Todo esto es pura fantasía si se trata de un niñ@.

Los requisitos necesarios para vestir a un niñ@, sobre todo si no tiene todavía los tres años, son dignos de los superhéroes o personajes con especiales capacidades y calidades, por ejemplo:

Los reflejos (de Batman)

La velocidad (de Flash Gordon)

La flexibilidad (de Elastic girl)

La paciencia (de Gandhi)

Los dedos (de los Pitufos)

Las mil caras (de The Mask)

Si estáis dotados con estas características seguid adelante sin miedo, sino es mejor recurrir al querido chándal y así os quitáis el problema de encima. Además en seguida la ropita se convierte en victima de las manchas más agresivas, las que ni OXY quita manchas plus (que tiene lejía, zumo de limón, gel Mr Proper y pasta de dientes todos juntos) es capaz de limpiar. Es algo inexplicable lo de las manchas, inútil buscar respuestas, ni hagáis preguntas, es parte de un misterio del calibre de los de la serie “Lost”

El verdadero problema lo tienen las madres como yo, las que hemos sacrificado nuestro “narcisismo” a favor del confort. Las que hemos cambiado los tacones por las botas, las faldas por los vaqueros, los abrigos de cachemir por los de pluma. Por eso necesitamos exorcizar nuestra “frustración” a través de nuestros hijos, así que compramos “ropa de tendencia”, outfits ideales (que nos gustaría ponernos) en miniatura y obligamos a nuestros enanos a ponerse determinadas prendas, cueste lo que cueste, como hacíamos con nuestros muñecos de pequeñas.

La gran diferencia es que nuestros hijos no son muñecos. No se quedan parados mientras los vestimos, ni nos miran con una sonrisa plástica mientras hacemos con ellos lo que queremos. Los niños se rebelan, se revuelven como monos locos, se menean como serpientes y cuando por fin los hemos agarrado y les hemos puesto la cabeza en el jersey, mágicamente salen disparados como un jabón cuando tienes las manos mojadas. Tardas unos segundo en darte cuenta de que ya se han salido del cuarto corriendo y gritando, sin llevar ropa interior.

Los efecto colaterales a los cuales nos exponemos durante el aderezo de nuestro hij@ son:
Una crisis nerviosa debida a la lucha entre los tres: el niñ@, nosotras, la ropa en cuestión.
Un retraso alucinante. Que nos pondrá aún más nerviosas considerando que todavía falta desayunar y llegar hasta el colegio.
Un niño enfadado y sobre excitado que nos mira con cara de venganza.
Morados o rasguños variable según nuestra destreza.

Una vez que hemos logrado ponerle la camisa, hemos ganado un “time out”, ambos nos tomamos un tiempo de descanso muy corto pero decisivo, en este momento la madre tiene que aprovechar y poner todos sus esfuerzos para ir cuanto más rápido posible. ¿¿¿ Y sabéis lo que pasa??? Que los malditos botones son más pequeños que los del traje de la Barbie!!! Si, es así, mientras estás luchando contra el tic tac del reloj, tus manos de repente parecen demasiado grandes. En el pánico piensas que él es el único que podría hacerlo, porque sus dedos tienen un tamaño pitufo, así levantas la mirada hacia él para suplicarle, pero lo que obtendrás es un grito que dice: Mamá quiero ponerme la camiseta de BAAATMANNNNNNN!!!!!!

Sígueme en Facebook, Instagram y Twitter: Laura.Caldarola


11 Comentarios

  • 1. Belen  |  27 marzo 2017 - 12:24

    Que post tan divertido!!! Me ha encantado seguro que los niños se lo pasan genial contigo siempre 😉

    NUEVO POST: https://lotofdots.wordpress.com/2017/03/23/february-favorites/

    Besos y Feliz Semana

  • 2. thelopezfamily  |  27 marzo 2017 - 12:46

    Pues justo esta mañana…
    Siempre intento hacerlo todo y estar súper lista para cuando le despierto y así tener estos 30 minutitos para prepararle.
    Pero DIOS! Cuando se pone como esta mañana, pierdo paciencia, sudo (otra ducha?) y me pongo nerviosa.
    El mio tiene 2 años y medio.
    En fin 🙂

  • 3. Irene  |  27 marzo 2017 - 13:48

    jajajajajajaja me parto!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  • 4. Lorena  |  27 marzo 2017 - 14:23

    Hola ! Que bueno ! Y que alivio saber que no soy a la única que le pasa

  • 5. lcaldarola  |  28 marzo 2017 - 12:53

    Lorena creo que somos muchas Jajaj

  • 6. LeClinic  |  27 marzo 2017 - 18:00

    Qué post más divertido, enhorabuena por el blog!

  • 7. lcaldarola  |  28 marzo 2017 - 12:53

    :)) gracias!!

  • 8. MARÍA JOSÉ CÁNTABRA EN MADRID  |  27 marzo 2017 - 18:11

    TÚ A LO MEJOR LO PASAS FATAL, PERO NOSOTRAS TUS TIFFOSI LO PASAMOS FENOMENAL CON TU ECLÉCTICO BLOG¡¡¡ SIEMPRE SORPRESA¡¡¡

    OOOTRA VEZ ENHORABUENA POR EL¡¡¡¡
    AVANTI ¡¡¡¡¡

  • 9. lcaldarola  |  28 marzo 2017 - 12:52

    Jajajajaja miles de gracias Maria José!!
    Muchos besos

  • 10. Soraya  |  28 marzo 2017 - 13:09

    Jajajajaja me meo con la experiencia. Si la verdad que hay que tener todo eso.

    Ya en el blog nuevo post, con un escenario precioso LA CATEDRAL DE TOLEDO
    https://simplysory.wordpress.com/2017/03/28/yellow-dress-in-toledo/

  • 11. voyance en ligne par mail  |  30 marzo 2017 - 16:10

    Cualquier consejo que compartieron son adorables !!! Gracias.

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


+ ocho = 16

Subscríbete a los comentarios vía RSS