Mamma Mía » Viajar con la familia

3 Abril 2017

Viajar con la familia

Se acerca Semana Santa y las vacaciones, que en el caso de los peques son muuuchaassss!! Me enteré hace algunos días que Leonardo tiene, si contamos los fines de semana, diez días de libertad!!

¿Sabéis eso que significa no?!

Más libertad para él, menos “vida” para mi. Cuando no hay cole, pasamos juntos el día entero y yo me convierto en Miss madre madrísima. No hago nada más que estar con él, jugar, cuidarle y atenderle. Solo cuando se duerme me concedo una tregua para mirar mails o hacer llamadas de trabajo, así que me toca organizar mi plan de batalla para la semana que va del 8 al 17 de Abril.

A mi favor y de gran ayuda es el viaje que hemos planeado y que nos pilla 5 días fuera, a Fuerteventura. De las islas Canarias es de las pocas que todavía no he visitado y la verdad es que estoy muy curiosa de ver esas infinitas playas blancas…. Ojalá el tiempo esté de nuestra parte y que el viento se limite a enredar mi pelo sin más.

Los viajes de familia son experiencias gratificantes e inolvidables, pero la organización no es siempre fácil, sobre todo si se trata de viajar en avión.

El motor de búsqueda KAYAK.es ha elaborado una guía para simplificar la organización y la gestión de viajes en familia. He podido coger parte del proyecto dando algunos consejos sobre viajar con niños.

Para los que estáis planeando viajar con vuestros peques, os quiero dejar alguna información útil, aunque para una guía completa y detallada os aconsejo mirar la de KAYAK que acaba salir a la venta y está muy bien explicada, además la gráfica es muy simpática y facilita la lectura.

Viajar embarazada
Todos saben que a partir (más o menos) del séptimo mes, las mujeres embarazadas podrían dar a la luz y por eso las compañías aéreas han puesto una ley que no permite viajar a partir de “tal semana”. La tal semana varía según la compañía aérea. La mayoría admite hasta la semana 35 o 36 y después pide certificado medico, mientras que hay otras que con certificado médico permiten viajar sin limite especificado.
(en la guía están especificadas las compañías).

Viajar con niños recién nacidos
Otro dilema que nos pilla pata arribas. Yo recuerdo viajar con Leonardo cuando tenía menos de 30 días de vida. Aquí otra vez las reglas cambian según las compañía aéreas, Iberia por ejemplo deja a partir del segundo día de nacimiento, la mayoría a partir de la semana y otras con mínimo 14 días de vida. En la guía están especificadas las compañías y también las tarifas. Los niños por debajo de los 2 años viajan en brazos de la madre o del padre, así que no ocupan un asiento y por eso solo pagan una tasa.

Equipaje
Los líquidos están admitidos, agua, bebidas para bebé y niños, papillas, leche etc… Simplemente le harán una revisión durante el control de maletas.
El carrito lo podéis cómodamente dejar en la puerta del avión y en la misma puerta os lo devolverán una vez llegados al destino, en algunos casos (menos mal pocos!) hay que recuperar el carrito en la cinta de equipajes.

En el equipaje de mano no pueden faltar:
un cambio completo además de pañales y toallitas húmedas.
chupetes
biberones o papillas
kit de primeros auxilios
El librito sanitario pediátrico + tarjeta sanitaria.
Siempre hay algún IMPREVISTO cuando se viaja con los peques.

Priority boarding y acceso rápido a los controles de seguridad
La mayoría de las compañías aéreas, incluso las “low cost” y a exclusión de RYANAIR! Que os desaconsejo cálidamente si viajáis con niños, tienen prioridad de acceso al avión.
Igualmente los aeropuertos tienen un acceso especial para las familias, al control de seguridad.

¿Escalas o vuelo directo?
Personalmente no he cogido vuelos de más de cinco horas desde que tengo a Leonardo, así que siempre han sido vuelos directos. Las escalas son matadoras, aunque a veces es esencial para ahorrar dinero al comprar algunos billetes muy caros. Aconsejo en caso de escala, buscar el área reservada a los niños, en los aeropuertos (siempre que la tengan!) esa es una gran ventaja para los padres.

¿Hotel o casa?
Es cierto que en hotel se descansa más porque no hay que cocinar, lavar o limpiar. Además si hay un área organizada para los niños, es sin duda una opción muy cómoda y que te permite disfrutar de tus vacaciones.
Por otro lado, en hotel se duerme peor, porque al compartir una única habitación, con cualquier movimiento o ruido una madre se despierta, o al revés existe el riesgo de despertar a los niños solo yendo al baño.
Además los niños se acuestan antes que nosotros y la estancia en un hotel no nos permite alejarnos de nuestra habitación, donde están durmiendo nuestros hijos. Así que no hay mucho tiempo para la intimidad de pareja.
En una casa, sin embargo, hay más espacio, los niños están más libres y los padres también. Pueden cenar en el salón mientras los niños duermen, ver una peli, o cenar con amigos en el jardín por ejemplo. Los ruidos no son un problema.
Una casa tiene el confort de la cocina! Una vez que la organizamos, será como estar en nuestra casa. Lo “malo” es que una casa hay que mantenerla limpia aunque se trate de la de vacaciones: barrer el suelo lleno de arena (si estamos en la playa), fregar los platos sucios, limpiar el baño …
En fin, cada opción tiene sus pros y contras, yo creo que según nuestro destino, es mejor elegir una cosa o la otra.
Una tercera opción que aconsejo muchísimo es la de un residence, porque tiene el confort de una casa pero con las ventajas de un hotel y la mayoría de las veces tienen incluido piscina e instalaciones deportivas.

¿Que tal vuestros viajes en familia?

Os invito a comentar y añadir consejos a mi lista. Son bienvenidas también todas las ideas para planes durante la Semana Santa.

LLegaron los 7 meses y los vaqueros premamá 🙂
Como notareis en las fotos, mi barriga ha crecido visiblemente, estoy de siete meses! El pantalón que llevo es premamá de la marca Envie de Fraise. Tienen un cinturón elástico que se moldea a la barriga para que se puedan usar durante los últimos meses de embarazo, cuando la tripa ya es grande.

Las fotos nos las hizo nuestra amiga y estupenda fotógrafa Lea Farren.

Nuestros sombreros son de la colección Jassa de IKEA 🙂

Sígueme en Facebook, Instagram y Twitter: Laura.Caldarola


5 Comentarios

  • 1. Irene  |  3 Abril 2017 - 14:09

    Jajajajaja Laura tu muy chic pero me parto de risa con Jose y la pamela!!!!!!! Es un santo 😀

  • 2. Nuria UC  |  4 Abril 2017 - 03:07

    Hola,
    Unas fotos muy chulas y súper divertidas . Gracias por los consejos del post de hoy . Yo soy majorera , que bueno que vengais a mi hermosa isla de vacaciones. Espero que les guste mucho y disfrutéis de lindo . Que el tiempo y el viento sean buenos . Deseando ver hermosas fotos de vuestras días aquí.
    Besitos.
    Nuria

  • 3. María José  |  4 Abril 2017 - 12:30

    Que divertidas fotos! Conozco vuestro destino de Semana Santa (Fuerteventura) y me parece un sitio precioso con unas playas fantásticas. Viajar embarazada y con un niño tiene su punto de valentía en el sentido de que ya se empieza a estar más incómoda, pero compensa. Felices vacaciones!

  • 4. maria  |  5 Abril 2017 - 23:03

    Mi experiencia en Roma con hijos adolescentes…que enseguida crecen!
    http://www.todoobedeceaunplan.com/2015/05/vacaciones-en-roma-con-adolescentes.html

  • 5. Clinica Estética Madrid  |  6 Abril 2017 - 14:53

    Muy buenos los consejos, los tendré en cuenta para un futuro. Por cierto muy divertidas las fotos!!

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


ocho − = 4

Subscríbete a los comentarios vía RSS