Mamma Mía » Te prometo…

6 abril 2017

Te prometo…

La habitación de un niñ@, sin un niñ@, es demasiado silenciosa. Parece un espacio sin vida, que parado en el tiempo, espera a que él vuelva. La habitación de un niño, sin su niñ@ para mi es el vacío en su sentido absoluto.
Cada vez que paso delante de tu dormitorio cuando tú no estás Leonardo, un escalofrío me sacude el cuerpo y me invade de nostalgia.
Te extraño de una forma tan intensa que me entran ganas de llorar. Siento que algo olvidado o desconocido resurge dentro de mi, una herida que viene desde lejos y que se ha quedado.
El abandono es mi mayor miedo, un demonio que me habita silencioso desde que era pequeña y ahora que soy madre vuelve a invadirme en mi relación contigo. Por eso cada noche te susurro la misma promesa en el oído: que siempre estaré contigo.

Se que la mantendré, que pase lo que pase estaré contigo para siempre, en cualquier forma humana o no, yo no te dejaré.
Más difícil es hacer otro tipo de promesas. Más difícil es prometerte que seré una buena madre, porque no se cómo es una buena madre, pero siguiendo las trazas que me vas dejando, haré lo mejor por ti. A partir de ahora, que va a llegar un nuevo miembro en nuestra familia, con el cual tendrás que compartir el trono de rey de la casa.

Te escribo esta carta llena de promesas, aunque eres pequeño todavía y no puedes entenderla, pero me sirven como notas y
el día en que las leas te darás cuenta de que en algo he fallado, pero siempre he actuado con amor y he intentado ser la mejor madre para ti.

Te prometo que no te excluiré de los besos tiernos y de las caricias suaves, por cada una a tu hermano te incluirá una a ti también y viceversa.

Te prometo que te cogeré en brazos sin reprocharte que eres mayor.

Te prometo que mi pelo será en exclusiva siempre para ti, igual que ahora, hasta que lo pidas, hasta que la vejez se lo lleve consigo.

Te prometo que al ayuda pedida, corresponderá proporcionalmente el atenderte en tus necesidades.

Te prometo que serás mi pequeño aunque te veré de repente mayor al lado de tu hermano y que te cuidaré igual que siempre.

Te prometo que seguiré viniendo en tu cama cada vez que me llames, aunque más cansada y tal vez más nerviosa.

Te prometo que estaré contigo en todo mi tiempo libre, que seguiremos haciendo los planes que nos apetecen juntos.

Te prometo que no serás el segundo.

Te prometo que seguirás siendo mi ayudante para la compra, siempre que no seas tú el que te eches atrás.

Te prometo grandes cantidades de piru. No pares de pedírmelo por favor.

Te prometo que te miraré como lo hago ahora, con el mismo amor, con la misma intensidad, con el mismo deseo de abrazarte y tenerte pegado a mi.

Te prometo que no pondremos las horribles canciones para bebé y que seguiremos escuchando la música que nos gusta… y Orlando se adaptará feliz a nuestros gustos 😉

Te prometo de no hacer caer el peso de las noche sin dormir y del cansancio sobre ti.

Te prometo no regañarte por estar celoso de tu hermano (si lo serás) sino explicarte las cosas con paciencia para que las comprendas.

Te prometo intentar ser paciente, se que eso será difícil, pero lo intentaré.

Te prometo que mientras duermas, te daré los besitos esquivo que te doy ahora, porque amo locamente la mueca que automáticamente haces con la boca.

Te prometo que seguiré jugando contigo aunque tengamos que involucrar a tu hermanito, así que las pistolas y espadas las dejaremos en el cajón.

Te prometo que el cambio nos hará más felices aún, que estaremos unidos y lo pasaremos genial!

Te quiero hasta el infinito y más allá, como tú sabes 😉

Los vaqueros que llevo son de Cos, los robé a José. Lo zapatos son un nuevo amor, desde que los ví me encantaron, descubrí la marca Avec Modération en Istagram y me pusé en contacto con ellos. La colección es muy especial! Tal vez atrevida para alguien, pero no para mí. Los zapatos están producidos en Italia 🙂

Las fotos me las hizo Lea Farren.

Sígueme en Facebook, Instagram y Twitter: Laura.Caldarola


7 Comentarios

  • 1. Irene  |  6 abril 2017 - 11:27

    Querido Leonardo, y yo desde mi lejana posición, te digo: ¡QUÉ AFORTUNADO ERES!

  • 2. Belen  |  6 abril 2017 - 11:51

    Que post tan bonito, me ha encantado el texto y me he enamorado de tus zapatillas!!!

    NUEVO POST: https://lotofdots.wordpress.com/2017/04/06/in-love-with-accessories/

    Besos

  • 3. Pepa  |  6 abril 2017 - 13:23

    Suerte tener una mami como la tuya Leonardo!
    enamorada me quedo del bikini, podrías decirme de dónde es?
    un besazo gigante =)

  • 4. Carmenmapg  |  6 abril 2017 - 17:10

    Que bonito, Laura. Estoy segura que intentarás cumplir cada promesa y que si hay alguna que no cumples, Leonardo lo perdonará, porque entenderá más adelante que con Orlando le estás haciendo el mejor regalo de todos, un hermano. Felicidades por esa bonita familia que estáis formando.
    (no te comento siempre, pero me encanta el blog y tu perfil de instagram)

  • 5. ROSAG  |  6 abril 2017 - 19:56

    Preciosa carta la que has escrito para tu precioso Leonardo.
    Le encantará cuando de mayor la lea, que la guarde como un preciado tesoro y que le valga de guía para cuando llegue la hora en la que él sea papá y transmita lo aprendido de ti.
    Estás guapísima Laura, tienes una expresión tan distinta a otras fotos!.
    Muy muy guapa, de verdad.
    Pero las zapas no me gustan, claro que yo no soy tan atrevida como tú, yo me las pondría para estar en casa, pero eso no tiene mérito, hay que sacarlas a la calle y yo no me atrevería, además, la calle está demasiado sucia para rebozarlas por las aceras.
    Por lo que veo, finalmente el nuevo miembro se va a llamar Orlando, me parece genial, es el nombre que te gustaba desde el principio, te has salido con la tuya, jejejeje.
    A mí el que me gusta es Leonardo, pero para que te llamen siempre Leonardo, no Leo, que ahora le ha dado a todo el mundo por llamar Leo a sus hijos. En cuanto un famoso pone Leo a un hijo, a los pocos días no dejas de oir vocear a las madres Leoooo, Leoooo, uy, es que hay un montón, al menos por donde yo vivo.
    Con decirte que tengo una amiga que le ha puesto Leo a su hijo, ala otra más.

  • 6. Alicia  |  6 abril 2017 - 23:57

    Me ha encantado y emocionado! Me falta nada para dar a luz y tu carta me ha inspirado para elaborar una a mi bebé. Creo que también eres un buen ejemplo de buena mamá

  • 7. Mar  |  7 abril 2017 - 00:17

    Tienes tanta razón Laura! He sido madre hace escasos 2 meses de mi segundo hijo y no pueden ser mas ciertos los sentimientos hacia el primero, (en mi caso la primera) que describes en tus promesas a Leonardo en la situación que viene con la presencia de un hermanito. A veces sin querer es imposible cumplirlas todas, pero la vida está llena en esta nueva etapa de oportunidades para valorar aun más si cabe el amor que sentimos por cada uno de ellos. Hoy, casi por primera vez, el pequeño me ha dado tregua y se ha dormido temprano, lo que me ha permitido acostar a Jimena en su cuna, que últimamente rechaza cada noche con rabietas suplicandonos que le dejemos dormir con nosotros en nuestra cama. Nos hemos quedado leyendo cuentos y tras acabar mi pequeña me ha regalado uno de los momentos más valiosos y emocionantes de nuestra vida juntas. Con su lengua de trapo ha empezado a soltar por su boquita sin parar, un resumen anárquico y desordenado de todas las cosas que hacemos juntas y todas las advertencias que le he ido dando en los últimos meses que, al estar de baja, han sido muchas. Yo sólo pretendía que se durmiera con su mamá, en vez de con la chica, y no he podido evitar dejarla hablar hasta su propia saciedad mientras yo me emocionaba pensando cómo ha ido calando en ella absolutamente todo lo que hemos compartido en todo este tiempo… no sé si bueno o malo, pero las enseñanzas y experiencias que, como cualquier madre, cree que son lo mejor que le puede dar a sus hijos.

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


cinco + 5 =

Subscríbete a los comentarios vía RSS