Mamma Mía » Vestida de negro con ganas de dar a luz.

22 junio 2017

Vestida de negro con ganas de dar a luz.

En la última visita, el lunes pasado, me dijeron que tenía pinta de que Orlando iba a adelantar su llegada. Todas sabemos la ilusión que nos hace sentir el ginecólogo pronunciar estas palabras, considerando que el último periodo de gestación es muy pesado. Para mi esta vez mucho más que la primera, no sé si depende de que con el primer hijo la ilusión es más grande o de la temporada: Leonardo nació en Noviembre y no tuve que luchar contra el calor insoportable de estos días de Junio, o simplemente porque cada embarazo es diferente, pero os aseguro que estoy aguantando estas últimas semanas con fatiga.

El lunes mi útero tenía una dilatación de dos cm y Orlando pesaba 3.560kg, además llevo días con perdidas del tapón mucoso, así que me pareció un buen comienzo de semana, lleno de esperanzas. Por ello anoche (es miércoles) las pequeñas contracciones periódicas me hicieron pensar que algo se iba preparando. No podía dormir. Me fui a la cama a medianoche, tengo el síndrome de Cenicienta, pero no conseguí dormirme, me quedé con los ojos abiertos de par en par. A veces imagino mi cara vista desde fuera, tumbada e inmóvil, con los ojos abiertos fijando un punto y me parezco muerta. No sé por qué lo hago, pero ya desde pequeña, a veces me miraba en el espejo fijamente, hasta que mi mirada pareciera de vidrio y me asustaba. Tiene que ser mi lado oscuro jajajj. En fin, di vueltas y vueltas en la cama, me levanté varías veces por hacer pis y en el espejo del baño, mi cara me pareció más hinchada, los labios sobre todo. Todo esto son señales típicas de la preparación al parto. Volví a la cama y noté algunas contracciones muy suaves, pero periódicas. A las 2.30 desperté a José para compartir mi estado de ánimo con él y luego le dije que se volviera a dormir, no le fue fácil pobrecito. Durante las horas sucesivas luché con un mosquito que me picó en el dedo de la mano, me levanté a echar spray antimosquitos a Leonardo que dormía boca arriba, con brazos y piernas extendidos al igual que un animalito en búsqueda de un poco de fresco en las sabanas. Me atormenta la idea de que le piquen, prefiero que vengan todos a por mí. Luego le pulvericé a José también, que volvió a despertarse con un poco de asma. Lo siento mi amor, debe ser este spray qua acabo de ponerte.
Bajé a cogerme un libro, como no iba a dormir, por lo menos leo. Pensé. En el salón vi que estaba el tendedero con la ropa seca, normalmente esta tarea la dejo por la mañana, pero estaba en marcha y me puse a doblar todas las cosas y las guardé cada una en su sitio. Pobrecita de mí, estoy como un alma en pena.

Sobre las 4.30 creo, conseguí dormirme y a las 6.35 la alarma Leonardo me despertó.
Mammaaaaaaa
Mammaaaaaaa
Ya voy.
Mammaaaaaaa
Ya voyyyyyyyy

-Ahhh en mi primer embarazo no tenía otro hijo y esto es un punto determinante-

Me fui a la cama de Leonardo muerta de sueño y sin chocarme en ninguna puerta.
Leonardo es muy pronto, tenemos que dormir media hora más.
Quiero Capelli (pelo).
Todavía se relaja tocándome el pelo. Nos dormimos media hora más. A las 7.00 era incontenible, la energía explosiva de un niño de tres años y medio se había puesto en marcha y a mi no me quedaba más remedio que ir tras él. Ya se viste solo, me pregunta: Mamma hoy hay gimnástica? Porque de eso depende el uniforme. No hoy no. Luego tenemos nuestra puntual lucha de los calzoncillos. Él siempre quiere ponerse los de superhéroe, pero le van grandes y yo le explico que los que tiene que ponerse son lo que están por encima, con los dibujos marineros. Se pone muy serio y se enfada conmigo como si quisiera hacerlo a propósito, mientras la verdad es que (quien compra los calzoncillos en H&M lo sabe) en cada paquete vienen diferentes tallas, por ejemplo de 3 a 4 años y entonces algunos son más pequeños y otros más grandes, además Leonardo con aquel culito SLIM donde quieres ir?!!
Por fin acabamos con el fitting y vamos abajo a desayunar.
Quiero quik. Yo no le corrijo porque me hace mucha gracias, seria leche con nesquik.
Nunca está bien, o es muy poco nesquik o está caliente o hay poca leche…. Las mañanas son duras para todos.
A las 8.00 salimos de casa con el patinete, después de haber elegido varios juguetes para poner en la mochila.

Estoy escribiendo, sentada en la mesa de mi salón, con la ventana abierta y las golondrinas que gritan de fondo. Escribo mientras todo se ha quedado parado, no noto ninguna contracción desde que me he levantado y pienso que todavía me toca esperar.
El post de hoy es éste, muchas veces las fotos no siguen la línea de lo que escribo, como en este caso. Eso es porque tengo ganas de contaros algo y de enseñaros otra cosa.

En estas fotos llevo un look de Comptoir des Cotonniers que elegí por su sencillez y por el color negro, que siempre ha sido el color que más mejor me hace sentir. Además los vestidos premamás normalmente son más coloridos incluso algunos “cursy”. Mientras que me apetecía volver a mi estilo original, más limpio, rígido y sencillo. El look como decía no es premamá, pero al ser un tejido elástico no tuve ninguna lucha en ponérmelo. Sin duda me quedará ideal una vez que recuperaré mi silueta, pero como embarazada me parece algo distinto y especial.

Mis sandalias son de Jil Sander Navy.

La pulsera y el tatuaje temporal LOVE son de OUIBYOU. El anillo con diamantes negros es mi anillo de compromiso y es de mi joyería preferida italiana, que se llama Atelier VM, el anillo con cabeza de caballo es de otra joyería de Milán que me encanta y se llama Merú.

La visera en piel es de & Other Stories.

Os seguiré contando la evolución de estos día en Instagram y nos vemos aquí el lunes…. Si no estoy en el hospital 😉

Un beso grande y feliz fin de semana.

Sígueme en Facebook, Instagram y Twitter: Laura.Caldarola

Foto de @arashmetterling

 


7 Comentarios

  • 1. Barbara  |  22 junio 2017 - 10:38

    Animo LAura!! Ya sé por instagram q Orlando está casi casi fuera, supongo q lo hará a lo largo del día d hoy. Toda mi fuerza y energia para el parto . Besos guapa

  • 2. thelopezfamily  |  22 junio 2017 - 11:35

    Que emoción. Mucho animo para estos últimos días calurosos y sé de lo que hablas, porque mi peque nació (hace ya dos años!) a principios de septiembre.
    Me encanta el vestido. Me acuerdo que no quería comprarme ninguno de premamá porque los veía feos pero sabes que pasó? Que al final, los “normales” se distendieron y no me lo puse mucho después porque el elástico no quedaba muy bien.
    Tenemos muchos gustos en común. Other&Stories, COS y todas estas marcas minimalistas 🙂
    Un beso

  • 3. Belen  |  22 junio 2017 - 12:26

    Un look genial, que bien te sienta esa barriguita.

    NUEVO POST: https://lotofdots.wordpress.com/2017/06/22/parisian-notebook/

    Besos

  • 4. Amicuba  |  22 junio 2017 - 22:18

    La verdad que todos los look son muy monos y tu estás espectacular!!
    Muy, muy guapa! Feliz día preciosa,

    Te dejo mi nuevo post con un summer look ideal:

    https://amicubasite.com/2017/06/22/thank-you-so-much-for-sharing-your-r-a-i-n/

  • 5. Bibiana  |  23 junio 2017 - 11:42

    Hola Laura!! Te leo muchas veces pero hoy te lo tenía que decir m encanta cómo escribes eres muy graciosa y natural
    Tarragona deso lo mejor y que el parto sea rápido para que puedas ver pronto la caritativa bella de Orlando
    Un beso

  • 6. Bibiana  |  23 junio 2017 - 11:46

    Hola quería decir T DESEO LO MEJOR dichoso corrector

  • 7. paula  |  23 junio 2017 - 12:42

    Eres una genia.
    Muy bonito lo que escribes de lo cotidiano con mucho corazon .
    Cuidate mucho

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


siete + 6 =

Subscríbete a los comentarios vía RSS