Mamma Mía » Mi hijo es mejor que el tuyo

21 septiembre 2017

Mi hijo es mejor que el tuyo

Reflexión de un Jueves por la mañana.

Nosotros padres tenemos un impulso incondicional, que nos hace comprar cosas a nuestros hijos antes tiempo. Un puzzle para tres años cuando acaban de cumplir dos, un monopatín cuando apenas empiezan a caminar, las libretas de números y letras en inglés al primer día de guardería….

Me he dado cuenta de que yo misma y José también, somos víctimas de la “bacteria” que causa esta “enfermedad”. Por ejemplo, en el pasillo de la entrada de casa, tengo una esquina donde almaceno parte de los juguetes de Leonardo, entre ellos hay algunos nuevos, con los que ha empezado a jugar hace poco. Sin embargo recuerdo que se los regalamos el día de su cumpleaños del año pasado. Lo mismo pasó con el monopatín, se lo compramos cuando todavía tenía el correpasillos. Lo llevaba con tanta facilidad que pensé que estaba listo para el patinete. Así que con mi máxima ilusión, le compre un modelo más “avanzado”, de mayores, más mayores que él. La expectativa que tenía se destrozó rápidamente cuando vi la reacción de Leonardo. Lo miró y luego lo dejó en el pasillo, lugar donde se quedó durante meses, antes de ser descubierto otra vez y ahora se ha convertido en su tesoro más preciado.

Lo mismo nos pasó con muchas otras cosas.

He reflexionado sobre este impulso, que es cierto, tenemos desde que nuestros hijos nacen. El mismo día del parto somos capaces de decir que ha salido él solo, porque es muy espabilado. Vaya falta de objetividad tenemos jajaja.

Mi conclusión es que somos víctimas de lo que llamo “Mi hijo es mejor que el tuyo”. Una “enfermedad” que se propaga rápida e inconscientemente entre los padres y que nos hace pensar que nuestros hijos tienen habilidades extraordinarias comparadas con los otros, o por lo menos parecidas a las de los mayores de edad. Esta enfermedad se propaga en forma de competición entre padres y madres, que podéis escuchar diciendo: Él mío se ha enganchado al pecho perfectamente desde el primer mes, duerme toda la noche y come regularmente cada cuatro horas. Él mío con menos de cinco meses ya se quedaba sentado, con ocho gateaba y con menos de12 meses caminaba. (Leonardo fue precoz es verdad 🙂

He leído que una madre le ponía pañuelos entre pañal y el body a su hija, para que pareciera que crecía más rápido que las demás. Me asusta pensar hasta donde un padre pueda llegar para ganar la competición.

Hay muchas competiciones donde demostrar que nuestros hijos son mejores. Mi hijo come sin mancharse, mi hijo habla mucho, mi hijo tiene ya todos los dientes, Mí hijo habla cuatro idiomas, el de la madre, el del padre, el del país donde vivimos y el otro lo ha aprendido en extraescolares.

Aquí viene el colegio, donde los padres pueden legitimar su propia gloria. Será lo que yo fui o mejor dicho, lo que habría deseado ser yo. Los competidores prometen a sus hijos premios fantásticos si consiguen las mejores notas y no dudo en que habrá algunos que les ponga más tareas en casa, para que aprendan más rápido que los otros. Y ojo, si las habilidades escolásticas no son suficientes para ellos, entonces le apuntan a natación, baile, música y canto, judo, jujizo, karate y cualquier otra actividad extra escolar. De esta forma no me cuesta creer que estos hijos serán también los que se van a dormir antes 😉

La patología sigue hasta la edad mayor si no la curamos antes. Así que aconsejo tomar la maternidad y paternidad con menos estrés y tomar mucho vino con los amigos que tambièn ayuda.

Sígueme en Facebook, Instagram y Twitter: Laura.Caldarola


12 Comentarios

  • 1. Marián Zarallo  |  21 septiembre 2017 - 11:50

    Cuanta razón tienes!!!!! yo creo que todos caemos en eso alguna vez! por mucho que nos esforcemos…. hay que seguir intentando no ser así porque al final, si perjudicamos a alguien, es a los niños.

    Besos!!!

  • 2. Equipo miabamba  |  21 septiembre 2017 - 11:51

    El post que has escrito me parece totalmente perfecto.

    A eso nos dedicamos a tomar vinito de vez en cuando 😉

    ¡Feliz fin de semana!

    Xxx,

    Equipo miabamba
    Complementos para #MujeresdelSigloXXI
    http://www.miabamba.com

  • 3. Belen  |  21 septiembre 2017 - 12:36

    Tienes toda la razón con este post, hay padres y madres que se toman demasiado en serio ciertas actividades y por ello a veces terminan como terminan!

    NUEVO POST:

    https://lotofdots.wordpress.com/2017/09/21/lfw-ss18/

    Besos

  • 4. Natalia  |  21 septiembre 2017 - 13:01

    Cree que es de los mejores posta que he leído hace tiempo. Vamos todos a beber más vino con los amigos

  • 5. Natalia  |  21 septiembre 2017 - 13:03

    Cree que es de los mejores post que he leído hace tiempo. Vamos todos a beber más vino con los amigos

  • 6. Ana  |  21 septiembre 2017 - 14:10

    Hola Laura!

    Simplemente quería felicitarte por tu blog y tu cuenta de instagram. Haces que pasemos ratos divertidos cuando te vemos y leemos. Me gusta mucho la naturalidad con la que escribes y actúas siempre.
    Felicidades por la familia tan bonita que tienes!!!

    Un abrazo

  • 7. Alicia  |  21 septiembre 2017 - 14:33

    Y lo guapos que son todos no ?
    Los míos no tienen fotos, ni de sesión bebé ni de entrada al cole super bilingüe…son niños normales con gafas y pelo negro negrísimo.; la verdad no los veo vestidos de gusano de seda ni dentro de una col. Por favor que Gigis y Jones hay muy poquitosssss

  • 8. Irene  |  21 septiembre 2017 - 15:57

    Viva Laura Caldarola y viva el vino!

  • 9. Patricia C.  |  21 septiembre 2017 - 18:47

    Genial post! Como todos los que escribes. La verdad que es verdad, hay gente muy obsesionada con que sus hijos sean más que los demás. Nadie presume de tener hijos felices pero sí de que toquen el piano con 4 años (aunque al niño no le guste ni haya pedido que lo apunten a esas clases). Por otra parte tengo que decir que eres una tía COJONUDA. Siempre me contestas a los stories de tu instagram. Un beso desde Málaga.

  • 10. Cintia  |  22 septiembre 2017 - 07:58

    Hasta la fecha no niego que a veces le gusta presumir lo que ha hecho Teo, o las cosas buenas que hace las celebró demasiado, es un primer hijo claro, algunas reacciones son exageradas.
    Yo crecí segunda de 5 hermanos, tengo complejo de hermana de el medio, mi hermana mayor hermana super lista, y el que me seguía es el primer varón, te imaginarás que tuve competencia.
    Sólo trato de que Teo, este feliz con lo que hace, si está en el promedio o avanzado es relativo, sinceramente yo que viví tanta presión en la infancia solo quiero que sea libre.
    PD. Tus post me reconfortan 🙂 gracias!!!

  • 11. Maria José  |  22 septiembre 2017 - 13:26

    Laura, comparto contigo ese afán de los padres y abuelos por comprar juguetes que no corresponden a la edad del niño y lógicamente no le aparece usar. Es verda que hay padres muy competitivos, afortunadamente, la mayoría son gente normal que hace comentarios tontos sin la mayor trascendencia.

  • 12. Pilar  |  25 septiembre 2017 - 13:02

    Jajajajaja buenísimo y además ¿para qué? si luego ningún padre te escucha, te deja solo hablar para poder contar después los logros de su hijo.
    Vino + friends tutta la vita! Grande Laura

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


+ 8 = doce

Subscríbete a los comentarios vía RSS