Mamma Mía » Strong as a Woman

25 septiembre 2017

Strong as a Woman

Hoy en el parque vi a una señora que llevaba un camiseta con un texto escrito: Strong as a woman. Y me hizo sonreír, también me inspiró para escribir este post. He de decir que llevo tiempo con ganas de escribirlo, durante cada momento pesado de esta nueva maternidad.
Criar a un hijo es una experiencia única pero profundamente solitaria, nadie te ayuda de verdad, nadie puede hacerlo. Tu pareja o la tata o el abuelo…. todas estas personas te desahogan durante un rato de la inmensidad que se te viene encima, pero ninguno puede criar a tu hijo, solo tú y tu sola.
El embarazo ya nos revela lo que va a ser…. si no lo hubiésemos compartido entre dos verdad?
El sueño, las nauseas, los kilos de más, el rollo de las miles de visitas hospitalarias…. habría sido mejor compartirlo; Hoy me tocan a mí las nauseas y tú no duermes boca abajo vale?
Lo mismo vale para el parto. Es verdad que siempre estamos acompañadas y asistidas, que alguien nos coge de la mano y nos acariciará el pelo, incluso respira y pone cara de sufrimiento como nosotras, pero se trata de un reflejo de nosotras, realmente nadie puede probar lo mismo que tú en ese momento.
Y cuando tenemos a nuestro tesoro en los brazo, entonces empieza la verdadera soledad. Porque el cansancio agrava los sentidos, aumenta desproporcionadamente las emociones, sobre todo las que son negativas y al resto piensan las abundantes hormonas.

La soledad nos coge en plena noche, las noches infinitamente largas, en las que somos las únicas en estar despiertas, a parte de algún vecino que sufre de insomnio, que puedes mirar desde la ventana. Nos aliamos con nuestro móvil, que nos distrae entre bostezo y bostezo. Navegamos entre blogs y comunidades de madres, nos hacemos hambrientas lectoras de artículos sobre cólicos, marcas de pañales y sobre lo que pasa cada mes de la vida de un neonato, cuando empieza a ver, cuando a hablar, cuando a gatear y a sonreír …. Y así nos consolamos “ah entonces este mes ya me vas a sonreí, a tu mami”…. He constatado que durante la noche es cuando aprendemos más cosas.
La soledad se presenta también cuando estamos con amigos, o en un parque, o en el autobús… nosotras somos las que siempre estamos sentadas en un rincón, con la camisa abierta y un niño pegado al pecho. En el restaurante somos las últimas en comer; primero los hijos, luego los demás y cuando todos han terminado y alguien puede aguantar al bebé, entonces nos toca a nosotras, ojalá alguien se quede a tenernos compañía. En fin, nos hemos convertido en grandes espectadoras de la vida a nuestro alrededor.
La maternidad siempre la compartimos con alguien: nuestra familia, padres, marido e hijos, pero la vivimos interiormente solas.
Los maridos van detrás de los hijos mayores y los hijos mayores ya pasan de ti. (Esto lo estoy aprendiendo a un alto precio).
Los maridos también siguen haciendo la vida de antes, la que nosotras volveremos a tomar dentro de un año o más.

Aconsejo (a los maridos) entonces, hacerlo bien como hace el mío, que lo “disfraza”…. Se va al gimnasio al amanecer, cuando Orlando y yo nos hemos vuelto a dormir y casi no me daría cuenta si no fuera por los abdominales que le veo cuando se quita la camiseta. Me dice que estoy muy guapa, aunque no me ducho desde hace dos días y tengo que ir a depilarme y convence a Leonardo para darme besos a cambio de chuches…. Jajjaaja.
Me podéis creer si os digo que escribir estas pocas rayas me ha costado una mañana y que lo estoy terminando sentada en la mesa de mi salón, sola.

Un P.d a mi reflexión. Cuando digo sola me refiero sobre todo a un estado de ánimo, más que al mismo significado del diccionario. Nunca estamos realmente solas porque a nuestro lado están nuestros bebés, que lloran, se quejan, ríen solos, hacen ruidos todo el rato, se mueven sin parar y eso nos tiene en compañía. Hablo de una cosa interior, tal vez no todas habéis probado lo mismo, algunas sin duda os identificaréis en mi relato, que como siempre he querido exagerar un poco.
A todas y a ellas en especial dedico este post. Nunca olvidemos ser Strong As A Woman.

Feliz semana!!


Joyas de OUIBYYOU. Foto de Rubén Fernández.

Sígueme en Facebook, Instagram y Twitter: Laura.Caldarola


19 Comentarios

  • 1. Paula  |  25 septiembre 2017 - 09:34

    Buenos días Laura!
    que bien expresado! eso mismo le decía ayer a mi marido, que me siento sola, más en este segundo hijo que en el primero… no sé porqué…
    te entiendo perfectamente y te mando un abrazo!
    Gracias por ponerlo en palabras!!

  • 2. Gabriela  |  25 septiembre 2017 - 10:36

    Pues Laura es la verdad todo lo que cuentas pero es que nos olvidamos de nosotras todo los niños nuestro esposo y al último nosotros es que debemos de querernos un poquito más y ya te digo si vas de compras es igual al final todos se compraron algo menos nosotras haber si crecen un poquito y ya descansamos bueno ya ni lo pienso mejor porque dicen que es peor bueno un beso Laura

  • 3. Beatriz  |  25 septiembre 2017 - 11:22

    Chapeau! No se puede definir mejor….muchas gracias otra vez por plasmar lo que muchas mamas sentimos…un abrazo

  • 4. Gema  |  25 septiembre 2017 - 11:57

    Querida Laura:

    Qué verdad todo lo que escribes, lo haces con una dulzura que encoje el corazón. La soledad de las madres es algo que sólo las que lo experimentamos sabemos de qué hablamos. Yo me pasaba las noches con mi bebé en el pecho y en silencio contempaba la casa que dormia (marido, hijos..) y pensaba en cómo estando tan felizmente rodeada me podia sentir tan triste. Pero el día trae luz y lo que hoy te parece un muro mañana es una ventana y como ya sabes la vida en menos de lo que te esperas volverá a tu otra rutina, distinta, mejor y más acompañada.

  • 5. Reme  |  25 septiembre 2017 - 11:58

    Me encanta cómo lo has explicado. Es cierto todo lo que dices y no sabes cómo me identifico con lo descrito con tanto acierto. Además en mi caso al no contar con el apoyo de mi pareja todo se magnifica más…

    Es cierto que nunca me sentí tan sola , tan interiormente sola….

    Muchos beso y ánimos a todas las mamás! Somos “unas strong woman” Si señor!

  • 6. Raquel  |  25 septiembre 2017 - 13:43

    Què grandes palabras Laura.Mis hijos y los tuyos tienen la misma edad…parace que nos hemos puesto de acuerdo jejje
    Estoy viviendo mi segunda maternidad como tü.me siento muy identificada en tus palabras.abrazos de ànimo!

  • 7. Belen  |  25 septiembre 2017 - 17:10

    Wow! Que pasada de post, me han encantado e inspirado mucho tus palabras, muchas gracias por compartirlo 🙂

    NUEVO POST:
    https://lotofdots.wordpress.com/2017/09/25/mfw-ss18/

    Besos

  • 8. María  |  25 septiembre 2017 - 17:48

    Parece mentira, q se viva en pareja, tengas hijos sanos y familia a tu alrededor y sin embargo una llegue a sentirse incomprendida y con el corazón solitario, nunca compartí este tipo d sentimientos con nadie d los mios, para q?? Se hubieran puesto d uñas pensando q soy una ingrata con la vida.Ojalá hubiese encontrado a mujeres( como todas las lectoras d tu blog) q sintieran sentimientos como los mios….Ojalá.

  • 9. Equipo miabamba  |  25 septiembre 2017 - 18:48

    Espectacular el post, no puede estar mejor descrito lo que se siente durante esos tiempos.

    Lo mejor es que nos identifiquemos unas con nosotras y así sentimos un poquito de alivio. Nos ha reconfortado el lunes.

    ¡Gracias por compartir tus pensamientos¡

    Ánimo y a por todas, un abrazo.

    Equipo miabamba
    Complementos de diseño para #MujeresdelSigloXXI
    http://www.miabamba.com

  • 10. Alicia  |  25 septiembre 2017 - 21:48

    Y es así para toda la vida…yo ya llevo 17 años y mi madre dice que ella 51 (los que yo tengo ) . Es un sentir eterno: aún acompañada sólo tú, eres la madre cada minuto, hora, día, mes y años.
    Un beso

  • 11. Hanna  |  25 septiembre 2017 - 21:50

    Llevo algunas semanas leyéndote y no me había animado a dejarte un comentario pero este post me ha parecido desolador. Nos he imaginado, a tantas mujeres insomnes, en la soledad de sus salones al amanecer, madres y futuras madres —como yo, que ya estoy de 37 semanas y duermo fatal, deambuló por casa en las madrugadas—. En fin, sin vivir l que ya vives, creo que la maternidad nos cambia para siempre y que hay cosas que solo nosotras entenderemos, sentimientos difíciles de comunicar, con los que no todos pueden empatizar. La angustia, algo que creo que se ha instaurado en mi vida para siempre, la angustia de que a mi pequeño pueda pasarle algo, y aún no ha nacido, pero ya le quiero con un amor indescriptible. La soledad, una vieja amiga, aunque tengamos el amor y la protección de nuestros seres queridos, la soledad es que el otro no pueda ponerse en tu lugar, ni literal ni metafóricamente, lo has explicado bien…
    Pero somos una tribu silenciosa en nuestras casas de madrugada despiertas, y somos fuertes, y eso nos da la vida. Eso y nuestros hijos, pataleando para que sepamos que somos un poco magas por haber creado algo tan bonito.
    Saludos

  • 12. Con  |  25 septiembre 2017 - 23:12

    Totalmente de acuerdo. Mi niña tiene 8 años y mi marido todavía repite la frase: ya ni puedo hacer lo que hacía antes y me gustaría. Yo le respondo que ya volveremos a hacer esas cosas cuando la niña sea más mayor. Y sigo pensando lo mismo de siempre (en voz alta para que se entere): todavía no se ha enterado que nos ha cambiado la vida desde q somos padres…..?
    Saludos.
    Baci per tutti ho.

  • 13. Consuelo  |  26 septiembre 2017 - 13:34

    Qué bonito Laura, me encanta lo que escribes.
    Un beso

  • 14. María José  |  26 septiembre 2017 - 15:33

    Cuanta razón tienes, Laura, en lo que dices y sobretodo que bien lo expresas. Las que ya tenemos una edad sabemos que ese quedarte el último para comer u otras cosas… será una constante en tu vida de madre. Es el amor más desinteresado del mundo.

  • 15. Ana  |  27 septiembre 2017 - 00:06

    Hola Laura:
    La verdad que te descubrí por casualidad una noche buscando algo en Instagram y algo me llevó a ti y luego leí tu blog.
    He tenido un par de intentonas de escribir después de leerte pero luego desistía… pero hoy me he lanzado y créeme no sabes cómo te entiendo. Gracias de verdad. Has descrito a la perfección lo que yo siento y sentimos muchas.
    Un saludo

  • 16. Diana  |  27 septiembre 2017 - 17:13

    Gracias por este post!!! Es exactamente lo mismo que he sentido yo sobre todo los primeros meses…ay….qué razón tienes y qué bién expresado!! Saluditos! Ciao!!

  • 17. Carla  |  27 septiembre 2017 - 18:59

    Te entiendo tanto, mis hijos son casi de la misma edad de los tuyos. Y aunado a la soledad está el trabajo mental que solo la madre puede hacer, y que cansa. Desde recordar trabajos escolares, regalos para el próximo cumpleaños, abastecer la casa, hasta las fechas de eventos importantes, a las madres nos toca resolver casi todo.
    Al menos sabemos que todo pasa y que el amor lo puede todo! Animo!

  • 18. Carmen  |  28 septiembre 2017 - 12:06

    Laura, no podías haber descrito mejor el sentimiento que yo tuve sobretodo los 5 primeros meses…y qué bien explicado! ¡Mucho ánimo! Por suerte con el tiempo todo va a mejor… 🙂

  • 19. isa  |  8 octubre 2017 - 01:26

    increible… que gran verdad.no has podido escribirlo mejor… Maternidad…

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


8 + = catorce

Subscríbete a los comentarios vía RSS