Mamma Mía » Algunas veces lloro

5 octubre 2017

Algunas veces lloro

Hay días en los que me muerdo el labio muy fuerte, para sofocar la rabia que me penetra las vísceras, cuando el llanto me revienta los oídos. Porque lloras? Parece que la cama, el sofá, el cochecito, cualquier superficie en la que te apoyo quema!

Muerdo fuerte y arrugo los ojos, pero te cojo, te tengo en mis brazos y cambio mil quinientas posiciones, para encontrar la que más te guste. Hasta que vuelva la paz, un descanso tras la lucha entre nosotros, que dura solo algunos minutos, lo suficiente para volver a tranquilizarme. Más que listos, los niños son sabios. Saben cuándo a la madre hace falta recomponerse, para que el deseo de tirarle por la ventana se convierta en ternura otra vez. Así respondo a mis crisis, con los besos, aunque los primeros son nerviosos y casi te muerdo de verdad, luego la suavidad y el olor de tu piel envían señales a mi cerebro, que me hacen sentir desesperadamente enamorada de ti.

Algunas veces lloro por la frustración de no hacer nada, veo pasar las horas y mi ordenador todavía cerrado sobre la mesa, a la espera de que le haga caso. Paso por delante de él mil veces, sin tocarlo. Mis manos están ocupadas, siempre, y mis piernas no paran de ir de un lado a otro de la casa, mi pecho produce leche continuamente y continuamente se vacía. Tú estás pegado a mi, con cara de pillín y me sonríes, con una mueca conquistadora, la que haría si tuviera a mí ídolo delante de mí. Sé que eso soy para ti, un ídolo, tu referencia, tu mundo y por eso lloro, para desahogarme de los pensamientos tristes y sonreírte.

Hay días en los que llega la hora de la cena y no hay nada preparado, solo hay una espalda rota, la mía y las ganas de una copa de vino, que se convierte en necesidad cuando además de ti, está tu hermano y tu padre esperando a que yo cumpla un milagro.

A veces soy capaz de cumplirlo, cuando cojo lo que queda de esta mujer aplastada y lo junto con la compra del día, la que hicimos juntos por la mañana, tú en la mochilita a la caza de novedades y yo cargando diez kilos en cada brazo.

La noche trae consejos (se dice en Italia) y en mi caso mucho sueño. La noche es mi cargador, como el del móvil, pero por la mañana (bueno de madrugada), cuando me despierto, tengo la sensación de que solo he llegado al 50% de carga. La carga de mamá.

Mi sueño no se parece nada al de antes, mientras duermo te vigilo y vigilo a tu hermano, a cada pequeño ruido me pongo en alerta como un soldado, me inclino sobre tu cuna, si todo está en orden voy al cuarto de tu hermano, chequeo a él también. Durante este tour puede que descubra una ventana abierta, una luz encendida, así que acabo dando una vuelta general por la casa. Cuando vuelvo a la cama, miro la hora en el móvil, donde muchas veces encuentro un mensaje de mi hermana, de una amiga mamá, de mi mamá, somos almas sin paz, o mejor dicho, encontramos nuestra paz en esta forma de vivir, porque el sacrificio es nuestra naturaleza. El reloj me desanima casi siempre con las horas que no pasan o que pasan demasiado rápido. El tiempo es mi enemigo.

El día es largo pero los días pasan rápidos y así los esfuerzos van cogiendo rutina y la paciencia va creciendo, como tú, que de un día para otro conquistas centímetros y kilos. Lloro menos pero sigo haciendo la mitad de las cosas aunque trabajo todo el día, detrás de ti y cuando duermes detrás de mi ordenador. Dicen que cuando los niños crecen dan menos lata y sin embargo yo veo hombres que “no se han independizados” y que siguen necesitando a sus madres o sus mujeres, así que mi corazón todavía no está en paz, sé que me queda un largo camino por delante y que me toca a mí sola tomarlo. Pero esto es lo que quiere una mamá verdad? Es lo que buscamos cuando queremos tener hijos. Las mujeres están en este Mundo para cuidar y si no pueden hacerlo con sus hijos, lo harán con sus sobrinos, con sus parejas.

“Busca ayuda”. Es el mejor consejo que me han dado, lo hice, pero tú todavía me necesitas a mí. Cuando llegan las horas críticas, las de la cena y parece que te estamos matando, porque lloras más fuerte que nunca (creo que son cólicos), la única capaz de calmarte soy yo. Me buscas con las piernas rígidas en los brazos de tu padre, que me mira desesperado, mientras yo intento dormir a tu hermano o contestar un mail del día, que todavía queda pendiente, necesito concentrarme, pero tú no me dejas, ni en ese momento, me lloras tan cerca que me pongo nerviosa y no soy capaz de aguantar. Te cojo y hago la magia o la haces tú, no lo sé, pero paras de llorar. Me resulta fácil calmarte, es lo que hago mejor, cuidar de ti. El precio por esta prestación es que renuncie a mí, es el secreto de las madres, todas lo aprendemos, aunque con fatiga. Los sacrificios son parte de nuestra vida y será así para siempre, ya nos vale acostumbrarse. Estoy segura de que si existe un allá, yo seguiré cuidando de ti y de tu hermano, haciendo todo lo que haga falta para que estuvierais felices. Cualquier cosa, así que pide. Pide como siempre haces y enfrentémonos a otro día, juntos. Porque no hay nada de mí que me guste más que vosotros.

La sudadera de Leonardo es de Hundred Pieces y la podeís encontrar en la pagina web de Smallable.
Mi jersey es de Benetton.

Sígueme en Facebook, Instagram y Twitter: Laura.Caldarola


36 Comentarios

  • 1. Alejandra  |  5 octubre 2017 - 09:34

    Precioso. Me encanta leerte, porque creo que muchas madres nos sentimos identificadas con lo que dices, y con cómo lo dices. Gracias

  • 2. Lupe  |  5 octubre 2017 - 09:39

  • 3. Paula  |  5 octubre 2017 - 10:07

    Hola Laura!

    Como siempre que bien expones lo que sentimos las madres… por lo menos en mi caso está siendo así. Mi pequeño también tiene cólicos y el final del día es una tortura muchas veces… yo deseo que venga mi pareja para poder estar un poco con mi hijo mayor y ocuparme un poco de mi ( ducharme por ejemplo…) pero no es posible…
    y yo también lloro… más en esta maternidad que en la primera…
    es increíble, aunque me siento más segura en muchos aspectos también me siento más frustrada…
    un beso fuerte y ánimo!!

  • 4. B  |  5 octubre 2017 - 10:09

    Hola Laura,
    Te suelo leer aunque tus reflexiones resulten lejanas para mi. Se que tus posts se basan en tus experiencias personales y tu visión de las cosas, sin embargo creo que debo hacer una apreciación. Dices que las mujeres estamos en este mundo para “cuidar” que si no es un hijo será un sobrino o a nuestra pareja…perdona que te diga que en absoluto estamos en este mundo para cuidar a los demás como sí fuera una obligación, es más, es una opción. Puedo elegir tener hijos o no, la forma de cuidarlos, a tiempo completo o no, cuidar o ser cuidada, y ello nunca será algo determinado por el hecho de ser mujer.
    Te hago esta matización porque creo que con este tipo de comentarios fomentamos roles e ideas “tradicionales” frente a los cuales muchas personas luchamos. No veo mala intención en tus palabras, pero creo que hay que ser más cuidadosa…un abrazo

  • 5. Equipo miabamba  |  5 octubre 2017 - 10:56

    No sabemos a veces de donde sacamos las fuerzas para continuar a pesar del cansancio.
    Será tanto amor por ellos, será porqué forman parte de nosotras…

    Un beso Laura!

    Equipo miabamba
    Complementos de diseño para #MujeresdelSigloXXI
    http://www.miabamba.com

  • 6. Marta  |  5 octubre 2017 - 11:03

    Tengo que felicitarte por ser tan valiente siempre, por no dejarte llevar por las modas, por ser siempre tu, tan autentica.

    Eres la primera a la que escucho decir la verdad a cerca de la maternidad, la que no sale a los dos días de haber dado a luz con una postura en la que no se le vea la barriga para que todo el mundo diga lo “asombrosamente” que se ha recuperado, y mira que tienes tipazo…mas que otras!!

    Nos muestras la realidad, aunque a veces no sea tan idílica, la vida no es la foto de instagram perfecta, la vida es sentimientos, risas y lloros, nuestros hijos, los enfados con nuestra pareja, querer ir al baño solas!!!!!!jajajaj

    Muchas gracias por dar autenticidad a los blog de las revistas de moda. Sin dudar creo que eres la mejor de todas!!

    Mama de 3 niñas + 1 en camino… te saluda!

  • 7. Belen  |  5 octubre 2017 - 11:16

    Que guapos!!! Hacéis una familia genial 🙂

    NUEVO POST:
    https://lotofdots.wordpress.com/2017/10/03/emmys-2017/

    Que tengas un buen día!

    Besos

  • 8. VALERIA  |  5 octubre 2017 - 11:20

    ES UNA MARAVILLA LEERTE Y UNA MADRE EJEMPLAR.SEGURO
    MIL BESOS

  • 9. Raquel  |  5 octubre 2017 - 12:00

    Leyendo con la lágrima en el ojo.
    Gracias por expresarlo tan bien.
    Besos de otra mamá.

  • 10. Mª Carmen Espada  |  5 octubre 2017 - 13:07

    Hola Laura!!!

    Me animo a escribirte y no sólo a leerte como siempre.
    Eres tan sincera, cercana y real y me siento tan identificada con cada cosa que dices.
    Muchas gracias por compartir lo que sientes con nosotras y escribirlo tan bonito.

    Muchos besos!!!!

  • 11. Sandra  |  5 octubre 2017 - 13:29

    Me siento igual que tú, lo explicas perfectamente! En mi caso también en el segundo, la mayor tiene 4 años ya y mirándola me doy cuenta de que esos malos ratos que nos hacen pasar de bebés llegan un día a su fin. El mío no tiene cólicos sino reflujo que le molesta durante todo el día y toda la noche, rechaza la comida y se hace insoportable verle sufrir.

  • 12. Martina  |  5 octubre 2017 - 13:42

    Hola Laura!
    Yo aun no soy mama, asi que no puedo entenderte tanto como otras mujeres, pero la dulzura y crudeza con la que escribes tu realidad y la de muchas mujeres es adictiva. Muchas gracias por compartir tu creatividad, me encanta como escribes.
    Un beso fuerte!!

  • 13. Alicia  |  5 octubre 2017 - 14:18

    Pues yo en la próxima vida me pido ser hombre…por probar eh ! Que llevo unos 16 años sin dormir dormir y sin ser ser
    Un besoooo

  • 14. Montse  |  5 octubre 2017 - 14:20

    Hola Laura! Siempre me encantan tus post y suelo estar muy de acuerdo con las emociones y temas que nos planteas. Yo misma soy madre soltera, trabajadora y entiendo perfectamente ese cansancio pues a mi hijo lo he criado yo sola y sin ayuda.
    Hoy en cambio no estoy de acuerdo con una frase que planteas: “Las mujeres están en este Mundo para cuidar y si no pueden hacerlo con sus hijos, lo harán con sus sobrinos, con sus parejas.” No creo que la función en este mundo de las mujeres sea el cuidado. Creo que debido a este tópico que venimos arrastrando, que para mi es un tópico sexista y que culturalmente nos hemos tenido que tragar, precisamente por ello asumimos el doble de trabajo en casa y como cuidadoras de los demás. Quizás a las mujeres se nos haya enseñado que esa es nuestra tarea, cuidar a los otros, estar más pendientes de ellos que de nosotras mismas y en cambio los hombres que salgan al mundo público a hacer otro tipo de funciones.
    Yo creo que a los hombres hay que enseñarlos a cuidar y que ellos lo pueden hacer perfectamente. NO puede ser que nosotras asumamos siempre ese rol, que sinceramente el rol de que las mujeres somos las cuidadoras creo que es muy machista.
    Es mi humilde opinión sin animo de ofender a nadie.
    Un beso!

  • 15. Berta  |  5 octubre 2017 - 15:08

    Ay Laurita, como siempre dando en el clavo que todas pensamos y muchas veces no somos capaces de expresar con esas palabras tan bonitas que escribes. Asi es la realidad de la maternidad cruel y tan hermosa a la vez.
    MONTSE yo creo que Laura se refiere a un sentimiento innato en casi todas las mujeres de ser “mamá gallina”, de proteger a los demás. Yo al menos sí me siento identificada

  • 16. rocio  |  5 octubre 2017 - 16:03

    No es solo que me identifique contigo. No es sólo lo que cuentas. Es el como.
    Haces magia con las palabras, con la manera de contar las cosas. Supongo que hablas con las vísceras, y por eso sale tan auténtico y llega tan fácil
    Pareces una madre excelente, una esposa excelente, una amiga incondicional…pero sobre todo pareces real. Pareces de verdad. Y eso se agradece. Si algún dia escribes un libro, yo te aseguro que lo compraré
    Gracias¡

  • 17. Mery  |  5 octubre 2017 - 16:09

    Es la primera vez que te leo y ahora entiendo por qué me llamó la atención este post.
    Me siento tan identificada con tus palabras aunque yo solo con un bebé, constantemente me pregunto el porque me tocó vivir la maternidad así de esta forma tan agotadora pero a la vez me reconforta el saber que ella solo me necesita a mi para estar bien y feliz.
    Esa dependencia de nosotras que a veces tanto nos abruma es también la que nos alimenta día a día y la que nos hace sentir que somos capaces de hacer cualquier cosa por ellos.

  • 18. Diana  |  5 octubre 2017 - 16:32

    Jo, me siento tan identificada con lo que dices siempre, que hasta me acabo de emocionar jijij….qué mal lo pasaba cuando tenía reflujo..uf…lloraba de impotencia porque no sabia que era lo que le pasaba, porque no se calmaba ni con la teta!!! pero investigando en internet los sintomas vi que era reflujo….y mientras lloros mil, buscaba y buscaba una postura en la que dejara de llorar… hasta que la encontré, y ya siempre en esa postura❤️ ánimo Laura, que prontito se pasan los cólicos!!

  • 19. Shaila  |  5 octubre 2017 - 16:49

    Como siempre, que bien representas a las mamas hoy dia…Muchas gracias por tener este blog, asi es siempre mejor.
    Un abrazo

  • 20. Irene  |  5 octubre 2017 - 17:37

    Te superas cada día!!!!!!!!!! PREEEEEEEEECIOSO post

  • 21. Angie  |  6 octubre 2017 - 08:34

    Gracias. Con cada letra me llegas al corazón. Tu honestidad y sensibilidad al expresarte son únicos. Compartimos sentimientos.

  • 22. Bego  |  6 octubre 2017 - 08:52

    Me animo a escribirte, me has emocionado. Me he sentido tan identificada… que bien y bonito escribes, transmites mucho. Un beso grande

  • 23. Noelia  |  6 octubre 2017 - 09:36

    Precioso. Duro como la vida misma, pero sabes expresar como nadie, tan bien y tan bonito, la parte buena y la menos buena de la maternidad. Lo que todas pensamos y sentimos pero incapaces de expresarlo como tú.
    Un abrazo¡¡

  • 24. Maria  |  6 octubre 2017 - 10:31

    Hola Laura!! Leyéndote igual me sale una sonrisa como me cae una lágrima, has dido tan certera en tu relato q me he visto a mi en cada palabra, en cada reflexión. Gracias por compartirlo, gracias por hacermos recordar la fortaleza que sabemos que tenemos las mamis pero que muchas veces olvidamos superadas por nuestro cansancio. Eres mi “ídola” pq con entre palabras y fotos haces q nuestros días sean mas llevaderos, y q nuestras noches se avecinen con menos temor. Un beso muy fuerte mami fuerte!!

  • 25. MIRELLA  |  6 octubre 2017 - 12:15

    Que bonito Laura! imposible no llorar. Creo que es la mejor definición de maternidad que he podido leer. Consigues plasmar el sentimiento de muchas mujeres que vivimos por y para la crianza de nuestros hijos y dedicación a nuestras familias, en un momento en el que no es fácil conciliar, trabajamos y somos mujeres de nuestro tiempo… el sacrificio es tremendo… pero creo que forma parte de cada una… es una entrega totalmente recompensada. AMOR ABSOLUTO

  • 26. Estefania  |  6 octubre 2017 - 13:05

    Laura, cada palabra de este post la he vivido exactamente igual que tú. Mi segundo hijo reclamaba mis brazos, como lo hace Orlando. Las sensaciones que tienes las he tenido de la misma manera y solo te puedo decir que TODO PASA. Parece que no vas a salir de esa espiral pero cada día es todo un poquito mejor, con la melancolía de saber que no volverá a ser ayer igual que hoy pero que mañana será mejor, porque esa personita empezará a ser persona y porque el amor que te ha dado es infinito al lado del esfuerzo que supone olvidarse de uno para anteponer al otro. La maternidad es la mayor bendición que una mujer puede sentir porque te muestra de lo que el amor es capaz. Me ha encantado lo del tour nocturno… que gran realidad para todas nosotras. Ánimo, que Orlando y Leo te aman con todo su corazón.

  • 27. Sara R  |  6 octubre 2017 - 13:47

    Totalmente identificada! Yo solo tengo un bebe de 1 año, pero trabajo el bando que mi esposo lo cuida, como para distraerme y no perder la práctica. También hago un doctorado y me cargo a mi hijo a todas partes! Juego todo el día y solo puedo adelantar trabajo en las noches cuando duerme. A veces se despierta y no quiere que mi esposo lo atienda, así que debo ir yo. Todo el tiempo estoy cansada y aún así, debo cocinar. Es pesado cuando eres una mama que trabaja, hace un PhD y cuida 24/7 a su hijo!

  • 28. MartaSM  |  6 octubre 2017 - 17:49

    Me llegó muy dentro,
    a veces te sientes hasta culpable, sabiendo que es lo que más quieres en este mundo, pero es inevitable el querer respirar sola.
    Bs.

  • 29. Adriana Merino Cruzado  |  7 octubre 2017 - 00:06

    Verás cuando cumplas los 50 y los niños y el papá te sigan necesitando, de distinta forma pero casi casi. Jajaja yo creo q nunca cambia, las mujeres siempre tienen q dar la talla.
    Las q estéis a tiempo huid.

  • 30. Maria  |  7 octubre 2017 - 00:28

    Laura, qué bonito. Creo que hacía tiempo que no dejaba un post tuyo para el día siguiente. Di a luz el miércoles. Sigo ingresada porque aún con mis lágrimas tuve una cesárea no programada. Me alegro de haberte leído ahora, todo oscuro y tranquilo, incluídos el padre y el bebé. Enhorabuena una vez más por tu bonita capacidad para narrarnos tu experiencia. xx

  • 31. Ana  |  7 octubre 2017 - 11:27

    Hola Laura!
    Que gran frase:” Las mujeres están en el mundo para cuidar”
    No puedo estar más de acuerdo! Yo todavía no tengo hijos, ni he sentido la necesidad de tenerlos, pero si cuido a mi pareja, a mis amigas, a mis compis de trabajo, a mi gato…jeje
    Tendemos al sacrificio, yo lo veo en mi día a día.

  • 32. María  |  7 octubre 2017 - 21:42

    He vivido noches infinitas zombie, la suert es q duermo poquito, vomitonas diarias durante meses, x llamar mi atención, pesadillas nocturnas, años d toses y ahogos, x asma, kilos d sábanas lavadas, x pipis q se escapan……etc….etc…..ahora son otras cosas, acoso escolar o dolores d tripa x miedo a los exámenes….jamás pensé q todo esto fuera parte d la maternidad, pero no tengo otra opción, quiero a mi hijo como es y no controlo los acontecimientos, aunq sea a tropezones, con lágrimas y alegrías, podrás,como sigo pudiendo yo y miles y miles d madres, cada cual a su manera.Bss

  • 33. María José  |  14 octubre 2017 - 18:20

    Que bonita forma de expresar, Laura, la impotencia que se siente cuando un bebé requiere toda tu atención, al margen de que Orlando es algo pillín y que tampoco pasa nada porque llore un poco, piensa que este tiempo que pasas con él no es perdido, los niños crecen rápido y llegará el momento en que tendrás más tiempo para ti. Así es ser padres, un sacrificio que dura toda una vida pero que da muchas satisfacciones. Preciosas fotos de los cuatro.

  • 34. Bel  |  15 octubre 2017 - 17:08

    Acabo de descubrirte. Qué maravilla, qué bonito escribes y sobretodo cuánta verdad en tus palabras! Madre de 3, subscribo hasta la última coma. Un abrazo

  • 35. Carla  |  20 octubre 2017 - 21:41

    Qué belleza Laura. He llorado con tu post. También soy mama de 2. Casa semana estoy pendiente de leerte, nunca dejes de hacerlo!
    Te deseo mucha suerte y te mando un gran abrazo porque sé lo que sientes pero no estamos solas! Animo!!

  • 36. Saison Oficial  |  6 noviembre 2017 - 14:57

    Y después que nos digan que no somos super woman !!!!!
    Felicitaciones por tu familia y tu trabajo
    xx
    http://www.saison.es/

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


8 − ocho =

Subscríbete a los comentarios vía RSS