Mamma Mía » En la boda de Miri y Javi

12 octubre 2017

En la boda de Miri y Javi

La boda de Miri y Javi no ha sido “convencional” y me gustó. Me gustó porque he conocido otra parte de ellos y del puzzle que compone sus vida juntas. Ha sido sincera y emocionante, me he sentido parte de algo muy romántico y tierno.
La estructura de la boda ha estado organizada de una forma que nosotros los invitados nos hemos convertidos en protagonistas tanto como ellos. Los novios nos acogieron como si fueran en su casa, durante una tarde cualquiera, con el sol suave del atardecer y los arboles de frutas del jardín maravillosamente decorados. Mirian bellísima con un vestido de princesa que le daría envidia a Cenicienta, parecía una flor más del jardín encantado. Javi con su traje azul, que dejaría por los suelos al verdadero príncipe azul. Confieso que me asombra la capacidad que tiene de estar guapo en cualquier momento. Recién levantado, cuando todo el mundo está hinchado, él no. Después de un baño en el mar, cuando todo el mundo está con el pelo fatal, él no, bajo del sol, cuando se ven las imperfecciones, aunque sean pequeñas, él parece no tenerlas. Javi es el único chico que conozco al que le quedaría bien incluso la varicela.

Bebí una cerveza, aunque me apetecía vino, pero preferí la opción menos alcohólica, para no emborrachar a Orlando, que ha estado con nosotros durante toda la boda.
Nos sentamos delante de un falso altar con mucha curiosidad, llegó Javi con su mamá y después llegó Miri, dándose la mano con sus tres hermanas y su mamá (Y su perrita Bambi). Una imagen que tengo grabada en mi memoria, pareció una película antigua, al estilo “piccole donne” . Se dirigían hacia nosotros, con sus vestidos brillantes y voluptuosos, que parecían danzar. Empezamos.
No participamos en una ceremonia, la hicimos. Miri y Javi con micrófonos y papelitos parecían dos presentadores de una gala, recíprocamente nos dedicaron a cada uno de los invitados un pensamiento, fue emocionante. Fluyeron muchas lagrimas y emociones ahí… Me pareció algo muy generoso por su parte. Su día se ha convertido en el día de todos los presentes y por eso también les queremos mucho.

Miri, muchas veces ha coincidido que mis mejores amigas, antes de convertirse en ello, me cayeron mal. No es tu caso, aunque nuestro primer encuentro fue bastante raro. Fue hace muchos años, cuando todavía tu mejor amigo José no era el padre de mis hijos. Luego vine a vivir a Madrid y tuvimos una segunda oportunidad, fue mejor que la primera, así que decidimos darnos una tercera, y una cuarta y una quinta…. hasta que nos enamoramos. Si tuviera que describirte en pocas palabras diría que eres honesta, dulce y explosiva. Eres de las personas más cercanas que tengo aquí, lejos de mi familia. Has hecho que extrañe menos a mis hermanas. Te has convertido en una persona tan importante para mi que, para venir a tu boda he dejado a Leonardo por primera vez y tu mejor que nadie sabes qué esfuerzo me supone.

El dress code era colores pasteles, así que yo opté por un vestido verde aguamarina de Sophie and Lucie y sandalias verdes de Steve Madden.

Leonardo se ha quedado en Tenerife con los abuelos, me costó dejarle, pero ha sido la mejor solución para todos, mientras que el pequeño Orlando se ha venido con nosotros.

Llegamos el viernes por la mañana a Gran Canaria, con un vuelo desde Tenerife, en esos aviones que hacen mucho ruido y donde todavía te sirven agua y un chocolate típico de las islas (Tirma).
Nos alojamos en el Hotel Gloria Palace Amadores, lo que yo definiría un hotel sobre el mar, porque desde nuestra habitación me parecía estar justo por encima del manto azul. Mereció la pena dormir allí por las vistas increíbles y la cercanía de la playa. Desafortunadamente no pudimos aprovechar el champagne de bienvenida ni el spa y hay que decir que tenía unas ganas enormes de probarlo, ya que es uno de los más famosos de la Isla de Gran Canaria! Pero fuimos abrumados por los preparativos y celebraciones por lo que al final no nos quedó ni la fuerza, ni el tiempo. (Nos queda pendiente para la próxima vez jejej). Ana también era huésped del hotel con su familia, estaban justo en la habitación de al lado y otros amigos en la habitación siguiente, así que se creó un efecto camaradería y José no se controló molestando a todos, tocando las puerta por la mañana temprano.

La boda siguió con la ceremonia del amor, bailes, risas y baño en la piscina.

Orlando iba vestido con una camisa de lino de Nanos y culotte de Gocco.

Al día siguiente teníamos organizada una excursión en catamarán con todos. Nos levantamos pronto, porque Orlando no nos deja otra opción….. y desayunamos rico en el hotel. Cuando llegamos al puerto vimos desde lejos una “mancha roja”, eran nuestros amigos, los invitados de la boda, todos con bañadores rojos de @honeydressingbeachwear. Otra genialidad de Miri y Javi!! Nos prepararon a cada uno una bolsa con bañador y chanclas hawaianas, para ir iguales, menos los novios que iban de blanco y negro. Mis amigos italianos todavía me preguntan si eran todos amigos de verdad o si fue obra de un casting jajaj, porque la verdad es que estábamos todos ideales!!
Orlando se portó muy bien durante todo el fin de semana, es cierto que yo no disfruté tanto como me habría gustado, pero fui feliz.

Mi camisa es de Neck&Neck, mientras las gafas de una edicion limitada de Hawkers firmada por Paula Echevarria,

A Mirian y Javi, que tengáis una honesta y fogosa vida juntos, muchos hijos bellos como vosotros y que seáis felices para siempre. Gracias de corazón por este recuerdo inolvidable, uno más en nuestro corazones.

Sígueme en Facebook, Instagram y Twitter: Laura.Caldarola


5 Comentarios

  • 1. Irene  |  12 octubre 2017 - 14:09

    Descubrí a Miriam por tu IG y blog, y he de confesar que, pese a que no la sigo, muchas veces la cotilleo porque me transmite muy buen rollo por lo dulce y espontánea que parece. Ahí descubrí que su ya marido tiene un blog, me pasé y me encantó, escribe de cine.
    Es lo que tiene este mundo virtual… personas buenas te llevan a otras personas buenas.
    Enhorabuena a los novios, y Miriam, dejo la cutrez a un lado y ya mismo te sigo jajaja!

  • 2. Irene  |  12 octubre 2017 - 15:01

    Genial mi introduccion a Mirian escribiendo su nombre mal…

  • 3. Mirian Pérez  |  13 octubre 2017 - 00:18

    Y parte de la magia de este día, la pusiste tú. Gracias 🙂

  • 4. María  |  13 octubre 2017 - 17:01

    Estabas preciosa, Laura. Y ese bebote no puede ser más lindo.
    Un beso.

  • 5. María José  |  14 octubre 2017 - 15:05

    Que curiosa y original boda! Me alegro de que lo pasarais bien. Las fotos son preciosas.

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


3 + = ocho

Subscríbete a los comentarios vía RSS