Mamma Mía » Tiempo de regalos

27 noviembre 2017

Tiempo de regalos

El día de mi cumpleaños me levantaba y tenía un regalo que me esperaba en la cocina. Me iba corriendo a abrirlo, con una ilusión que no veo en los ojos de Leonardo. El domingo he cumplido 35 años, 27 años desde mi cuarto cumpleaños y la diferencia entre Leonardo y yo es muy grande. Adaptarse al presente significa sacrificar muchos valores del pasado y hábitos genuinos. La fiebre del poseer se ha hecho cada vez más fuerte y las posibilidades de compra, más fáciles. Hoy en día hay regalos para todo y por todo, regalos de consuelo (después de una vacuna por ejemplo), regalos para motivar (si lo haces, te compro un regalo), regalos premio por haberse portado bien o sacar buenas notas en el cole, cuando ambas cosas son un deber! Y muchas más…
Yo no soy una excepción desde luego, “chi é senza peccato scagli la prima pietra” aunque intento controlarlo bien, es cierto que no tengo la misma disciplina que mis padres aplicaron en nuestra educación. Aparte de los padres, hay abuelos y tíos, cuyo deber es, como dicen, “deseducar”, o sea viciar. Así que sin echar culpas a nadie, ni a los anuncios, ni a los consumidores, los hechos son estos, nuestros hijos están acostumbrados a recibir muchos regalos y que sean grandes o pequeños, caros o baratos, a ellos no les importa, lo que cuenta es poseer. Lo vi (con desilusión) por primera vez la navidad pasada, cuando Leonardo rodeado de regalos, empezó a abrirlos uno tras otro sin mirar el contenido, desenvolviendo nerviosísimo todos los paquetes, a mi parecer demasiados para un solo niño.
El jueves pasado fue su cumpleaños, lo despertamos cantando cumpleaños feliz y le pusimos un regalo al lado de la cama. Le hizo una ilusión tremenda, pero mientras lo abría nos dijo: hay más regalos??
Evidentemente había alguno más, los guardamos para después del colegio, pero soy sincera, me dolió un poco su reacción y ver que con un juguete nuevo en las manos, ya pensaba en los otros.

Es un tema difícil de llevar, detrás de los regalos hay diferentes razones y muchas veces son las inseguridades o la falta de presencia de los padres, a veces nos sentimos culpables de algo y recurrimos a los regalos para sentirnos absueltos.

Nosotros hemos adoptado una táctica para que recibir esté conectado con dar y cada año hacemos unas bolsas con juguetes que Leonardo elije y las donamos. Hay que decir que él entiende especialmente bien el concepto de dar a quien menos tiene y es generoso (dentro de la capacidad de los niños de compartir). Pienso que este gesto sea un buen comienzo para educar a los niños de hoy en día y contrarrestar esta fiebre del poseer.

Por otro lado, la Navidad es un momento mágico y pienso que es muy importante para los niños, porque les haces soñar o mejor dicho, les haces creer. Para mi fue un trauma descubrir que papá Noel eran mis padres, tardé en tragar el duro golpe y reconozco que desde entonces la ilusión de los regalos fue disminuyendo. Hasta hoy, que he vuelto a encontrarla bajo otra fórmula. Ahora yo soy papá Noel.

Esta Navidad, comprad responsablemente 😉 …. Y donad si podéis.

Os dejo alguna sugerencia para compras de navidad, más adelante haré algunos posts más enfocados en los juguetes, tanto para niños mayores, como para bebes…
Me informaré también para daros sugerencias de donde podéis donar los juguetes que vuestros hijos ya no usan.

Esta bici se la regalamos a Leonardo por su cumpleaños, es una BMX, recuerdo que mi hermano tenía una de pequeño, siempre me ha gustado esta marca. Todavía es un poco grande para él, creo que empezará a disfrutarla en verano. La hemos comprado en una pagina web que me gusta mucho y se llama Barcelona Kids, la he descubierto hace poco, pero la tengo bajo control porque hacen una buena seleccion de productos y además está muy cuidada.

Bolsa cole girafa, me gusta el estampado y tiene el lazo para colgar(que siempre piden en el cole) ya incorporado.

Cuando nació Leonardo, un amigo nos regaló un saco para bebé con forma de tiburón, nos encantó, tanto que cuando creció decidimos comprarle el saco más grande,para niños. Tengo mucho cariño a esta marca que se llama Baby Bites, he conocido a las chicas que la crearon y por el nacimiento de Orlando me regalaron el huevito (una monada). Acaban de sacar tambien el saco super suave para el cochecito y no pude contenerme jeje.

Sudadera mercurio, hay para niñas y niños.

Esta muselina me hizo mucha gracia por el estampado de fresas, la encuentro original y es comoda. Yo sin muselinas no pordría vivir jajja.

Más cositas que podeis encontrar en Barcelona Kids.


3 Comentarios

  • 1. Solazo  |  27 noviembre 2017 - 12:56

    jejeje yo tampoco podría vivir sin muselinas. Cuantas más mejor, y de todos los tamaños posibles.
    Besote

  • 2. Alexandra  |  27 noviembre 2017 - 13:27

    Creo que son los propios padres los que germinan la semilla del consumo en sus hijos.
    Una bicicleta tan cara para un niño de tan sólo cuatro años me parece excesivo,pero por supuesto que cada padre transmite los valores que quiera a sus hijos.

  • 3. Leyla  |  27 noviembre 2017 - 19:06

    Hola Laura, me encanta tu blog y cómo escribes, pero no puedo evitar estar de acuerdo con el comentario anterior…. Cuando empezáis con la publicidad…
    Sobre este post, estoy de acuerdo contigo, los niños tienen demasiado y no valoran las cosas como antes cuando nosotros eramos pequeños. Es difícil escapar a esta ola consumista y teniendo un trabajo como el vuestro donde tenéis acceso a tantas cosas, lo que compráis y/u os regalan, peor…. Lo bueno, es que intentas transmitirle esos valores… Lo de donar los juguetes me parece buena idea, aunque en tu caso también los aprovechará el peke, jejeje…
    Besos

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


− dos = 2

Subscríbete a los comentarios vía RSS