Mamma Mía » ¿A qué te dedicas? Soy influencer

29 enero 2018

¿A qué te dedicas? Soy influencer

Tenía pensado escribir este post hace mucho tiempo, tenía un borrador guardado y al final por una razón o por otra, nunca lo terminé. Después de leer la noticia de que una famosa influencer denunció un foro, después de ser atacada/acosadas durante años, he pensado que había llegado el momento adecuado.
Aunque afortunadamente mi caso es completamente diferente, porque no tengo la misma repercusión y de momento, mis lectores y seguidores son personas educadas, madres como yo y mujeres inteligentes. Solo en pocas ocasiones he tenido la mala suerte de chocar con algunas personas amargadas o como se definen ahora “haters” y aunque no le hice mucho caso, porque no vale la pena, reconozco que pica. Por ello podría ponerme en la situación de estas chicas que han sido victimas de continuos acosos y muy malos comentarios.

Recuerdo cuando empezaron los blogs de moda, cuando yo trabajaba de estilista y en todos los desfiles veía a los blogger sentados en primera fila, mientras “nosotros, gente del gremio” teníamos derecho a otros asientos, menos exclusivos. Me daba rabia. Envidia nunca. Me molestaba el hecho de que chicas, que en mi opinión no tenían mucho gusto y poco conocimiento de moda, fueran más privilegiadas que nosotros estilistas habiendo estudiado una carrera (diseño de moda) durante varios años. Pero así funcionaba y así funciona todavía.
Los bloggers fueron aumentando y los asientos disminuyendo. Los bloggers se convirtieron en los portavoces de la moda de pasarela en la calle. La gente veía en estas chic@s un ejemplo más verdadero que las modelos de las revistas y se identificaban con ellas.

Cuando vine a Madrid, Leonardo tenía un mes de vida y yo no hablaba español, así que los primeros dos años me dediqué a mi nueva vida de mamá y a conocer la ciudad, el idioma, la gente. Cuando pensé en volver a trabajar, retomé el contacto con algunas revistas y casas de producción televisivas, teniendo en cuenta mi experiencia durante los últimos años en Italia. Lo que tenía bastante claro es que mi vida como estilista había terminado en Milán y no quería volver a abrir un nuevo capitulo, quería dedicarme a otra cosa. Estaba bastante confundida con lo que debería/podría hacer. ¿Qué era lo que más me identificaba? La única cosa que me hacía sentir segura era la maternidad. Cuanto más me escuchaba, las ideas se me volvían más claras, hasta que se me ocurrió proponer un blog de mamá a la revista Elle.
Así es como nació mi blog Mamma Mia y no podría estar más contenta por su éxito y por las oportunidades que me está regalando.
Dedicarme al blog es mi trabajo, todos los días hay un texto que escribir o fotos que hacer o contenidos que actualizar o eventos, citas, días de prensa etc… Lo maravilloso es que tengo tiempo para dedicar a mis hijos y que me gusta muchísimo lo que hago, lo disfruto, pero no deja de ser un trabajo. Mi trabajo.
Sé que todavía para algunos es difícil de entender esta nueva profesión, incluso en el registro de autónomos, pero existe. Los influencer son trabajadores al igual que los banqueros, los arquitectos, los camareros etc…. Aunque el nombre hace gracia lo admito.
Después, está el tema de las criticas gratuitas. Yo personalmente nunca me permitiría juzgar el trabajo de otra persona, sobre todo si no me afecta de ninguna forma. En algunos casos podré estar satisfecho o no de un servicio, pero es muy diferente del acosar, juzgar y ofender. Por otro lado, muchas personas se dedican a ocupar parte de su tiempo escribiendo comentarios maleducados y ofensivos, para hacer daño.
Supongo que tal necesidad nace de una frustración interior que causa la necesidad de sacar el veneno y olvida que todos pasamos por momentos malos, todos sufrimos y tenemos malos días, todos vivimos y sentimos y es nuestro deber respetar a nuestro prójimo. Me llama la atención que se trata sobre todo de mujeres, que se critican unas a otras!
Existe la indiferencia o el intercambio de opiniones, nadie se espera que todos estemos siempre de acuerdo, yo sinceramente leo las criticas y muchas veces son razonables, me hacen ver las cosas desde otro punto de vista, siempre que sean tratadas con educación.

En fin, estar más expuestos no autoriza a cualquiera a juzgar y aún menos a dar vía libre a la mala educación y a la maldad.
Respetar – .

Sígueme en Facebook, Instagram y Twitter: Laura.Caldarola


21 Comentarios

  • 1. Saison Oficial  |  29 enero 2018 - 13:49

    Uno de los aspectos negativos que tiene hoy estar en las redes sociales e internet es la “libertad” que se tiene para opinar, como bien has dicho… se trata después de que la gente sea educada y respetuosa y que si lo hace es para sumar y no para faltar al respeto !
    Felicitarte por tu trabajo y por tu blog
    xx
    http://www.saison.es

  • 2. Maria  |  29 enero 2018 - 14:22

    Lo siento pero solo estoy parcialmente de acuerdo con lo que comentas en el post. Evidentemente, en ningún caso el exponer ciertas parcelas de la Vida a través de un blog o instagram faculta a los demás a emitir comentarios ofensivos y mucho menos a insultar. El problema está en que calificáis a menudo como haters a todos aquellos que no opinan como vosotras, o a los que no les gustan vuestros looks, por poner un ejemplo, y en definitiva aquellos que muestran o hacen comentarios contrarios a lo que hacéis o expresáis, a pesar de que lo hagan de forma respetuosa. Pues lo siento, pero la exposición pública supone tener que soportar críticas tanto positivas como negativas. Si no queréis que la gente opine entonces no abráis un blog que además habilita para emitir comentarios.

  • 3. lcaldarola  |  29 enero 2018 - 15:05

    Hola María.
    Sin duda la exposición publica supone soportar críticas, es lo que digo yo también.Las criticas están bien aceptadas y pueden ser constructiva, siempre que sean educadas y con sentido común, como la tuya por ejemplo. De esta forma podemos tener un dialogo, confrontarnos. Esto es el fin de un blog en mi opinión. Los haters hacen otra cosa, no miran al contenido si no que a la persona, el fin de ellos es lo de hacer daño, no hay criticas en sus casos, solo un juicio negativo y malos. Hay una enorme diferencia entre las dos cosas y el respeto está a la base.

  • 4. Mon  |  29 enero 2018 - 15:05

    Siento discrepar pero creo que cuando el trabajo de uno es público, ese público lo juzga. Y puede estar de acuerdo, en desacuerdo, gustarle, horrorizarle, adorarlo, etc.

    Lo anterior es aplicable a todo tipo de trabajo (por ejemplo: un dependiente de zapatería también es juzgado por cómo desempeña su trabajo por sus clientes).

    En todos los casos lo importante es la educación del que juzga/ critica el trabajo de otro. La mala educación, la grosería, el golpe bajo, etc. son imperdonables.

  • 5. Leyla  |  29 enero 2018 - 16:29

    Hola, estoy de acuerdo con las opiniones anteriores, creo que al estar en la red os exponeis, siempre y cuando se critique con respeto, claro…

    A mí personalmente, me encanta leerte y en tus vivencias y opiniones, estoy de acuerdo muchas veces. A veces he sentido lo mismo, sobre todo respecto a la maternidad y los niños.

    La parte que más me chirría de todo esto es cuando vendéis algo como un consejo y es publicidad pura y dura….

  • 6. Marta  |  29 enero 2018 - 16:34

    Discrepo totalmente con tu post, el hecho de que alguien ponga en tus comentarios que no le gusta lo que has escrito, o que no está de acuerdo con lo que dices, o no le gusta tu imagen, no significa que sea una “hater” o que esté frustrada y vuelque su frustración contigo, o sea una amargada y no sepa disfrutar de la vida, simplemente expone su opinión sobre algo que has hecho público y por lo tanto es susceptible de opinión, a mi siempre me parecen raros esos blogs donde sólo hay comentarios alabando a la blogguer, ensalzándolo de una forma exagerada, piropeándola, de verdad no hay un comentario negativo???? lo siento pero no me lo creo..
    Hoy precisamente he leído un artículo en prensa en que hoteles están hartos de las llamadas “influencers” que lo único que quieren son habitaciones gratis por publicitar en sus canales el hotel en cuestión, creo que la gente tiene mucha cara, que piensa que puede vivir del cuento y sin dar un palo al agua.

  • 7. lcaldarola  |  29 enero 2018 - 16:53

    Marta vuelvo a delinear que los haters no son los que hacen comentarios “negativo”, si no que ofenden, lo dice la palabra misma. Como ves tu comentario está aquí. En serio, hablo por mi, a lo mejor esto no vale para todos los influencer, yo aprecio que haya diferentes opiniones, sería absurdo que todos pensamos igual! Y me parece muy bien que cada uno se sienta libre de comentar y decir lo que pensa. Pero si lo que pensa son maldafes, entonces lo siento pero no. Te puedo asegurar que hay gente muy mala, que te lo quieras creer o no.

  • 8. MartaSM  |  29 enero 2018 - 17:21

    Ese cambio es el que necesito. Te envidio ; ), fuiste valiente al dar un giro a tu vida, yo por ahora no lo soy : (
    Un saludo.

  • 9. Maria  |  29 enero 2018 - 21:10

    Sigo tu blog y me encanta. Y aunque no soy de comentar, siempre que lo he hecho, mis comentarios han sido positivos. El resto de blogs y/o instagrammers que sigo, lo mismo, no suelo tener tiempo de comentarios, cuando lo hago suele ser una pregunta sobre una prenda o un comentario positivo. Pero si que es verdad, que aunque me encanta que existáis, y a mi al menos me dais un servicio, de información, inspiración, estilo de vida, etc, no es menos cierto que a veces me resulta algo “patético” el quedarme a leer comentarios cuando me sobra tiempo (véase espera en consulta médica por ejemplo y no hay revistas), la instagrammer cuelga su look o su viaje de ensueño (gratis) y venga “guapísima”, “estás ideal”, “mejor imposible”, etc etc etc. No sé, yo creo que me puedes entender, a veces me resulta…infantil? falso? no sé describirlo. Después de las declaraciones de esa blogger, estoy totalmente de acuerdo con ella, pero no creo que deba esperar (ni ella ni ninguna de vosotras) que todos los comentarios de su vida, casa, viajes y ropa sean de ese tipo, y aunque como bien dices si son con educación estarían bien recibidos igual, yo alguna vez he discrepado de algo educadamente (creo que solo una vez) y se me ha contestado de manera picajosa y en plan, para poner eso no escribas nada. Y con eso es con lo que no estoy de acuerdo. Espero haber sido capaz de trasladarte lo que pienso. Y que me encantas otra vez eh? Un saludo

  • 10. Nieves  |  30 enero 2018 - 09:54

    Me alegra èsta reflexión que plasmas en letras ,ya que me anima a continuar con mi cometido.
    Thanks Laura

  • 11. Michela  |  30 enero 2018 - 18:25

    Ciao Laura, ti scrivo in italiano, se non ti dispiace.Ti seguo e trovo il tuo blog molto interessante.Se ti ricordi ti avevo giá scritto!!Sei molto brava.Non ho mai commentato i tuoi post , ma questo ha un suono differente .Un ritmo che mi tocca dentro, perché include un messaggio importantissimo che é il RISPETTO , non solo per le persone che fanno il tuo lavoro , ma sottolineo io, per tutti!!Credo che il rispetto e l’ educazione siano alla base di tutto.E quando dici che la figura di INFLUENCER é piú esposta , ti dó ragione , ma chi non lo é?? Oggi siamo sotto osservazione da tutti e c’ é sempre qualcuno pronto a criticare!!!Basta pensare che 10 anni fa i Giapponesi fotografavano tutto e noi li prendevamo in giro, mentre adesso é diventato il nostro passatempo preferito!L’invidia é in ogni angolo del mondo e va a braccietto con la maleducazione girando di piazza in via, di strade in vicoli…Tutti hanno il diritto di espressarsi, ma con educazione e rispetto!Le critiche sono tali quando sono costruttive e non solo offensive !!I CRITICI fanno un lavoro , possono risultare antipatici , ma non maleducati!! Quindi a quelle persone che offendono , ma non criticano mi chiedo io ” a che cosa si dedicano”??

  • 12. lcaldarola  |  31 enero 2018 - 10:01

    Spero si veda l’emoticon, sono gli applausi. La conclusione del commento è la parte migliore!! Grazie, anche per scrivermi in italiano, fa piacere dopo tanto tempo :))
    Un bacione

  • 13. Patricia  |  30 enero 2018 - 22:05

    A colación de lo que decís algunos, creo que Laura (y resto de bloggers, como Alexandra Pereira que fue de la que nació todo esto) no se refieren a las opiniones negativas, se refieren a las ofensivas, insultos, etc. En el caso concreto de Alexandra Pereira, si veis el video, veréis que habla en concreto de comentarios dedicados exclusivamente a insultarla, criticarla, y reirse de ella, en un foro, en una linea de conversación dedicada solo a este tema.
    Si os ponéis a leer comentarios en los perfiles de IG de muchas de ellas os daréis cuenta de las miles de faltas de respeto en ellos. Yo francamente no he entendido nunca que sigas a alguien para comentarle lo mucho que lo odias, con esas formas tan despectivas, con lo fácil que es no seguirlo, y te olvidas. Yo sí creo que hay gente que disfruta intentando amargar la vida a los demás, y como Laura opino que son seres que no tienen otra forma de canalizar su frustración, y por otro lado, creo que la envidia también juega un papel importante.

  • 14. lcaldarola  |  31 enero 2018 - 09:59

    Gracias Patrícia! Has hecho un resumen fantástico! Mejor que yo. Te lo agradezco muchísimo.
    Un abrazo!

  • 15. María  |  31 enero 2018 - 00:19

    Hola, Laura. Me gusta que hayas abierto el debate. La verdad es que me gustan los blogs, de hecho, entro en ellos para despejarme de mi trabajo, que nada tiene que ver con el rubro. Sin embargo, me disgustan los textos en los que las blogueras se muestran cansadas o nos hacen creer que su trabajo es realmente duro o agotador. Pasó en el blog de Ana, por eso es que dejé de leerlo, ya que cuando dio a conocer las palabras que le había dedicado a Mirian en su boda, entre otras cosas, dijo que la vida bloguer era realmente muy dura. Le dije que no coincidía con su pensamiento, lo tomó a mal y borró mis comentarios posteriores. Como le dije a ella en su momento, ustedes son realmente privilegiadas, y no lo digo con envidia ni bronca, la verdad es que yo soy muy vergonzosa y jamás publicaría una foto mía en Internet (de hecho, no tengo ni una red social), ergo, jamás podría dedicarme a lo que se dedican ustedes. Solo que no me parece bien que se hable de trabajo duro o sacrificado cuando creo que, en la balanza, en la vida de las blogueras pesan más los beneficios que las contras.
    Un beso grande y aclaro que realicé mi comentario con el más absoluto respeto.

  • 16. lcaldarola  |  31 enero 2018 - 09:58

    Maria estoy completamente de acuerdo contigo. Somos privilegiadas! Yo no lo escondo, al revés, siempre comentó cuánto amo mi trabajo y la suerte que tengo porque además me permite dedicarme a mis hijos.
    También será porque antes de dedicarme a esto he trabajado en otros sectores y se lo que es tener ritmos agotadores! A empezar por el trabajo de mis padres!!
    Un abrazo.

  • 17. Car  |  31 enero 2018 - 13:42

    A mi tampoco me hizo ni pizca de gracia el comentario de ana albadalejo en la boda de mirian de “q vida mas dura la d blogger” como mucho puede ser dura porq tienen q madrugar para ir a hacerte unas fotos (TODOS madrugamos a diario para ir a currar) o para irte d viaje (con todos los gastos pagados). Pero yo creo que la vida dura es la de todos nosotros, currar mas de 10 horas, madrugar todos los dias, no tener casi dinero para viajar… que se califique de vida dura ser blogger cuando las ves todo el dia recibiendo regalos por un tubo; comiendo gratis en restaurantes estupendos, de paseo, de compras… currando mas bien poco! Porq Laura tu blog si lo considero mucho trabajo, escribes largamente y nos cuentas muchas cosas!!! Pero el “hola chicas, ayer sali a dar un paseito, m puse abrigo de aqui, botas de alla y falda de no se donde. Un beso guapas” y 10 fotos no lo veo trabajo! Sinceramente y con respeto te lo digo. Tú me encantas y ya eres la única a la q sigo, desgraciadamente a tus amigas ya no….un abrazo

  • 18. María José  |  31 enero 2018 - 15:27

    Sin duda, Laura, que con tu trabajo estás más expuesta a la opinión pública que en otras profesiones, lo cual no quiere decir que se te tenga que insultar. Se pueden manifestar puntos de vista distintos a los tuyos pero siempre desde el respeto. Nadie está obligado a seguirte, el que lo hace es porque le aportas algo. A mí me gusta tu post, creo que es instructivo y está muy bien escrito.

  • 19. Simply Sory  |  31 enero 2018 - 15:49

    Estoy totalmente de acuerdo contigo hay que respetar a las personas y tener educación a la hora de decir las cosas, ya sean buenas o criticas con ella, pero el desprecio y el odio gratuitos por que si significa que algo anda mal en la vida/cabeza de esa persona. Un besazo para todas las que nos lanzamos con este mundo blogger seamos más o menos conocidas a todas nos puede llegar el día en que nos empiecen a acosar sin ton ni son.

    Te dejo mi último post, french girl
    http://www.simplysory.com/2018/01/31/oui-french-girl/

  • 20. Ainhoa  |  31 enero 2018 - 16:29

    Hola Laura, estoy de acuerdo con muchas de las opiniones anteriores, la verdad es que en tu caso no me pareces una influencer al uso porque hablas de problemas reales, planteas dudas y te curras mucho los textos, se nota que tienes unos estudios, eres inteligente y te tomas en serio tu trabajo, además eres guapa y estilosa con lo que puedes hacer este trabajo aunque personalmente creo que puedes aspirar a mucho más. El caso de Ana y Mirian es distinto porque siempre han estado enfocadas a posar y fotografiarse y no veo que tengan más inquietudes (aunque me caen bien, sobre todo Mirian me parece muy dulce y buena persona), pero si es verdad que sus textos son mucho más superficiales y vacios. No te lo tomes a mal Laura pero creo que no estás explotando todo tu potencial y te estás dejando llevar por amistades qeu poco tienen que ver contigo. Un saludo y sigue regalándonos historias.

  • 21. EstherJ  |  1 febrero 2018 - 12:45

    Hola Laura, yo opino exáctamente lo mismo que comentan aquí arriba: sin menospreciar a tus amigas Ana y Mirian, con solo mirar vuestros blogs o instagram durante 3 segundos ya uno se da cuenta de que no tenéis nada, pero nada que ver.

    Tú eres estupenda y hablas de problemas y sentimientos reales, nos llegas a la patata cada vez que publicas algo. Ellas, bueno…lo siento pero con las mil y una posibilidades que ofrecen este tipo de plataformas, optan por hacer siempre el mismo trabajo completamente superficial y cínico de “Hola chicas, qué frío hace hoy en Madrid. Llevo bolso de Zara”.

    Lo cual, es completamente legítimo. Solo espero que llegue el día en el que tu recompensa sea MUCHÍSIMO mayor que la de ellas. De hecho, cada vez que me meto en tu blog y veo toda la gente que te escribe, siento una alegría enorme de ver que el trabajo duro y dedicado empieza es valorado y cada vez va teniendo más frutos…

    Ojalá cada vez seamos más las que apoyemos y valoremos este tipo de trabajo frente al otro (lo digo con total respeto, pero lo digo como lo siento). Si esto sigue así, algún día muchas más marcas empezarán a apostar también por este tipo de influencers/bloggers y podremos hacer que el mundo sea cada vez un poco menos superficial y más REAL.

    Gracias por todas las historias que nos regalas.

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


seis − = 4

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS