Mamma Mía » El día de los enamorados

19 febrero 2018

El día de los enamorados

Os habréis enterado de que hace unos días fue San Valentín, la fiesta de los enamorados y también el día en el que mi pastelería vende más chocolate que nunca, con forma de corazones por supuesto, o con algo relacionado con este motivo.

Incluso en el colegio de Leonardo organizaron un taller referente al día de los enamorados y cuando fui a buscarlo a la salida, me entregó tres hojas con tres diferentes dibujos de corazones: uno rojo con brocas o “pinchazos” en la jerga de Leonardo, otro bastante canónico (didascálico) y un último todo coloreado. “Mamá toma son para ti”. Tuve que cogerlos con la boca, porque tenía a Orlando con un brazo, la mochila y una chaqueta con el otro, mi bolso que se me caía del hombro ( y un estrés de miedo, pero eso no ocupa espacio).

José pasó toda la semana en Sudáfrica por temas de trabajo, así que no pasamos juntos el día de los enamorados, yo lo celebré con mis hijos y José descansando en la cama después de un día demasiado largo. Volvió el viernes, lo acogimos como a un héroe de vuelta a casa después de una batalla, con abrazos en la puerta. Nos trajo regalos a todos… ¡¡¿donde habrá encontrado tiempo para ello?!! José es así, de repente sale a pasear a Orlando para que se duerma y vuelve a casa con esas zapatillas de las que me había enamorado por la mañana.

Esto fue ‪el sábado por la noche‬‬, volvió a casa con un paquete y una dedicatoria. Mi regalo por el día de los enamorados, en un día cualquiera.
Llevados por la ola de la euforia decidimos abrir una botella de vino tinto. Habíamos terminado de cenar y los niños estaban dormidos desde hacía rato.
Por fin tú y yo, muchas cosas que contar y un vino. Un plan perfecto de enamorados. Que rico el vino. Lo hemos disfrutado hasta la última gota en la copa, por lo menos yo, sé que José se apuntó al plan por mi, porque a él no le gusta mucho el vino.
Pusimos una peli de fondo y yo me perdí unos minutos con el teléfono. Pocos minutos, los suficientes como para que José se quedara KO en el sofá. El vino cosechó a su primera victima. Mientras que yo fui atacada por una leve borrachera. Después de meses sin beber, una copa de vino me hizo el mismo efecto que un Gin Tonic!

¿Qué hacer entonces?
Miré otra vez al sofá, José seguía más muerto que vivo. Me fui directa a la cocina, como hago cuando no sé qué hacer. Arrasé con el chocolate y las galletas, escondida en la dispensa como si fuera una pecadora, luego volví al salón y con las migas todavía pegadas a mis labios , le llamé:
José! José! ¿Quieres dormir aquí o te vienes a la cama?

Nos fuimos a dormir. Que sensación más dulce es el sueño que se adueña poco a poco de cada parte de tu cuerpo, hasta llevarte al mundo de Morfeo.

Así es como no celebramos San Valentín. Así es como los enamorados celebran cada día; durmiéndose en el sofá, emborrachándose con una copa de vino, tosiendo en la cuna, durmiendo abrazado a un peluche, escribiendo mensajes en el móvil, viendo una peli, comprando un regalo, merendando churros con chocolate, enfadándose, gateando, comiendo una parmigiana, comprando pan, dándose besos, bailando una canción de ‪Coldplay‬‬, durmiendo…. Viviendo.
Este domingo me he despertado y estaba enamorada, como ayer, como el día de San Valentín, como mañana y todos los días del año. Porque el amor está dentro de nosotros y dentro de las cosas. Sería difícil encontrar un solo día en todo el año en el que no estemos rodeados de amor y en el que no amemos. Sería difícil encontrar personas que no aman, los muertos no aman. Pero quien vive, ama.

Foto de Jesús Romero.
Vestido de Atelier Emé
Sígueme en Facebook, Instagram y Twitter: Laura.Caldarola


3 Comentarios

  • 1. Amparo  |  19 febrero 2018 - 11:02

    Hola Laura!!! Me ha encantado el post. Expresas muy bien lo que es San Valentín y lo que significa el amor. Mas allá de una fecha concreta, el amor se demuestra cada día del año y se siente de mil maneras. Siempre es bueno sorprender a nuestra pareja y decirle te quiero en cualquier momento. Me encanta tu blog. Un abrazo grande!!

  • 2. Gisela  |  20 febrero 2018 - 12:03

    Da gusto leer tus post. 🙂

  • 3. Simply Sory  |  21 febrero 2018 - 10:18

    Que lindo post, me encantan tus textos.

    Abrigo pelo de oveja, jersey lavanda y un paraje increíble.
    http://www.simplysory.com/…/white-sheep-coat-and-lavender-…/

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


+ 4 = trece

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS