Mamma Mía » Fin de semana

12 marzo 2018

Fin de semana

Otro fin de semana ha llegado y la lluvia no nos da tregua.
Voy a escribir este post como si fuera un diario, cada día voy a contar lo que hemos hecho. Hoy es sábado, pero mi fin de semana ha empezado ayer, con la fiesta de cumpleaños de Marta, nuestra amiga desde hace muchos años. Cumplió treinta …. Bastante menos que mis treinta y cinco, desde que vivo en Madrid estoy rodeada de gente más joven, empezando por José.
Hacía mucho que no salía por la noche para algo más que una cena y fue mejor que la noche de Cenicienta con el príncipe, aunque duró un soplo.
Estaba todo el grupo de amigos de siempre, más algunos nuevos, mucha gente tomando copas y picoteando. Bailamos mucho, pero tuve que volver pronto porque Orlando se había despertado y reclamaba mi presencia. Parece que a los ocho meses existe “el miedo al abandono”, en su caso también los dientes que están saliendo. De hecho cuando llegué estaba jugando en el salón con nuestra niñera, a la 1.30 de la noche jajaja. Parecía estar poseído por la fiebre del sábado noche. (aunque fuera viernes).


Dormimos juntos hasta las 9 de la mañana, mientras que a José le fue peor, porque Leonardo se despertó a las 8 y quería jugar.
Este es nuestro problema, nos encanta salir, pero el día siguiente llega la cuenta y se llama hijos.
La lluvia acaba de regalarnos una pausa y los niños también, Orlando hace su siesta mientras Leonardo juega solo, me gustaría hacer yoga, sería el momento perfecto, pero tengo que elegir entre hacerlo o escribir el post. Me pasa todos los fines de semana, cuando los niños descansan yo tengo que aprovechar al máximo el tiempo y escribir, nunca tengo un momento “libre” para dedicarme a mi misma, para dormir si estoy cansada, para pintarme las uñas si las tengo destrozadas, para darme el masaje que Ana y Miri me regalaron por mi cumpleaños en Noviembre (estamos en marzo…). Durante los fines de semana tendría que ser más fácil porque está José también, sin embargo es peor. Somos dos con las necesidades de tener un momento de respiro. Nos tocan los turnos y aguantar el respiro. He aprendido a aguantarlo, hasta que me llegan las lagrimas a los ojos y el malhumor se adueña de mi corazón.


Leonardo me ha pedido un arroz con tomate para comer. Le dije “un arroz a la cubana entonces, con huevo también”. “Vale” me contesta sin hacerme mucho caso. Para mi el arroz con tomate es como cometer sacrilegio vacilamos por ello.
Cuando le presento una versión de arroz a la cubana, me dice:
“Mamma pero yo quería el arroz con tomate en un plato y el huevo en el otro”.
“Pues hijo, esta vez te los comes juntos”. Nunca le dejo salirse con la suya cuando se trata de comida y hábitos, aunque soy una madre muy comprensiva.
Yo opté por espaguettis de calabacin con pesto y ricotta.

Es domingo. Me he despertado con una luz maravillosa que entraba por la ventana manchada de miles de perlas de agua que brillaban bajo el sol inesperado. Pensé en hacer una foto, pero tenía mucho sueño y he preferido aprovechar los diez minutos de alegría y tranquilidad de Orlando recién despertado. Leonardo y José estaban ya abajo pintando una nueva obra.
El sábado por la noche había quedado con las chicas para salir a cenar, pero Orlando no estuvo de acuerdo y antes de prepararme, empezó a despertarse repetidamente y a buscarme. No hay manera de que le duerma otra persona, incluso su padre, solo me quiere a mi, tiene su pico de “mimosería” este mes. No me dio tiempo ni de sentir pena por no salir, me dormí antes. En el sofá, no eran ni las once y media.
El tiempo se está portando bastante bien y hemos podido salir por la mañana para hacer la compra, nada más. El supermercado es una cita fija del weekend, para la felicidad de José jajajja. A mi me encanta, incluso creo que mi cerebro con el tiempo, ha trabajado sobre mi consciencia de consumidora, creando un nuevo sentido que es el disgusto a tirar las cosas, como consecuencia compro poco y muchas veces. A Leonardo también le gusta, me ayuda a cambio de un huevo kínder o una de las pelotitas de las maquinas de la entrada.
Sin que José se enterara hemos empezado a preparar unas sorpresitas para el día del padre (ya os iré enseñando en Instagram).
Por la tarde tenemos planeado ir a ver a los dinosaurios, en una expo que hay en Madrid. Os contaré que tal en la última parte de post que escribiré por la noche y después hemos quedado con Ana y Zoe.

La expo de los dinosaurios está al lado del Palacio de Hielo y son de tamaño real, así dicen y les creo, porque yo nunca he visto uno. A Leonardo le dio miedo al principio, pero poco a poco se soltó y acabó disfrutándolo. Orlando alucinando desde el principio jajjajja. A la vuelta vinieron Ana, Zoe y Juan Carlos con un helado de nuestra heladería preferida de Madrid, que se llama La Romana (es italiana) y pasamos el resto de la tarde. La conclusión es un poco rápida, pero mi domingo todavía no se ha acabado, tengo que cenar y disfrutar de las pocas horas que tengo a solas con José.

Sígueme en Facebook, Instagram y Twitter: Laura.Caldarola


10 Comentarios

  • 1. Carolina  |  12 marzo 2018 - 09:46

    Lo más duro para mí es la ausencia de tiempo libre y el no parar ni en casa ni fuera!!! Eres muy afortunada de poder salir, ir a fiestas aunque al día siguiente no haya tregua, yo desde k soy mamá no he vuelto a salir de cena o al cine ( bueno sí a ver Pepa Pig!!!. Y eso sin k se pongan malos porque entonces las noches son más duras de lo normal; si hay que recoger vómitos ya ni te cuento. Yo estoy encAntada con mis niños pero es un trabajazo y echo mucho de menos una ayuda externa que me diese un respiro.

  • 2. Marta  |  12 marzo 2018 - 18:51

    Hola Laura, me encanta el bolso de las fotos. Puedes decir de donde es? Muchas gracias 🙂

  • 3. lcaldarola  |  12 marzo 2018 - 21:51

    Si es de Josefina bag!!

  • 4. Andrea  |  13 marzo 2018 - 12:33

    Las zapas son unas pasada, podrias decir el modelo ? 🙂

    Gracias !!

  • 5. lcaldarola  |  13 marzo 2018 - 13:51

    Gracias. Se llaman twinstrike

  • 6. Simply Sory  |  14 marzo 2018 - 12:32

    Me encanta como escribes , parece que estoy allí según lo esta contando. Y claro hay cosas que puedes hacer y otras no cuando tienes niños.

    Huele a primavera en el blog
    http://www.simplysory.com/2018/03/14/spring-smell/

  • 7. María José  |  14 marzo 2018 - 14:53

    Laura, como entiendo tu falta de tiempo para dedicar un rato a tu persona, nos ha pasado a todas. Es lo que tiene ser madre, es muy sacrificado. Ármate de paciencia, el tiempo pasa más rápido de lo que nos gustaría y aunque nunca dejarás de ocuparte de tus hijos sí que a medida que vayan creciendo serán menos dependientes de ti. Las fotos son preciosas.

  • 8. José Marín  |  15 marzo 2018 - 12:44

    Unas fotos preciosas! No hay nada como inmortalizar los momentos más bonitos, con imprentas digitales ahora es sencillísimo
    imprentas digitales

  • 9. Tamara  |  18 julio 2018 - 06:42

    Me encanta el abrigo, de donde es?

  • 10. lcaldarola  |  18 julio 2018 - 11:05

    de H&M 🙂

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


9 − tres =

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS