Mamma Mía » Cuando vienen a verte….

23 abril 2018

Cuando vienen a verte….

Mi familia es de las menos organizadas del mundo, somos puro caos, a veces me desespero aunque me doy cuenta de que soy parte integrante de ella.
Ponernos de acuerdo para vernos es algo que necesita mucho tiempo, sin embargo hasta el último momento se queda todo en la incertidumbre y solo unos días antes logramos establecer el plan.
Cuando la mitad de mi familia decidió venir a verme me pareció una fantástica idea,
coincidía con que José se iba de viaje a Berlín (no me gusta nada quedarme sola) y me hacía falta un poco de ayuda con los dos niños. Además no les veía desde Navidad.
Es increíble cuanto se puede alejar la realidad de la imaginación y la armonía en mi idea de reunirnos, se convirtió en un absoluto caos.
Mi casa es bastante grande pero no lo suficiente para que acomodando a todos siga pareciendo un lugar acogedor, pero igualmente optamos para la convivencia, ningún hotel, ninguna casa de alquiler, todos juntos veinticuatro horas de veinticuatro.
Parecíamos una película americana, una de estas grandes familias donde hay varios personajes emblemáticos, donde se discute y se ríe, donde se improvisan bailes en la calle, se cocina y se inventan historias mientras el desorden reina soberano.

El resultado ha sido tres intensos días en los que entrené mi paciencia y un atentado a mis manías. Admito que en algunos momentos llegué a desear echarles a todos a la calle, pero durante la mayor parte del tiempo he disfrutado de nuestra relación extremadamente real. Nos gusta estar juntos, la incomodidad pierde contra las ganas de compartir hasta el último trozo de chocolate robado en la despensa antes de acostarse. Mi casa se convirtió en un lugar donde pisar unos zapatos, o sentarse encima de una sudadera olvidada en una silla era lo normal, donde en cada esquina había un bolso o un vaso de con restos de Colacao o unas toallas… si logramos no equivocarnos de cepillo de dientes es porque cada uno ha elegido un color diferente. He vuelto a ver juguetes que habían desaparecido. Ahh, he visto mi futuro con tres hombres en casa y por primera vez he extrañado una hija.

No obstante los planes fueron limitados, me costó encontrar un momento de tranquilidad para escribir el post. Donde hay niños, no hay paz y menos la concentración.
Es cierto que la familia es una bendición, pero cuando nos hacemos mayores, hay que tomarla en pequeñas dósis, yo deseo de verdad estar con ellos y luego deseo de verdad estar sola ajjajaja. Os pasa lo mismo??

El lunes necesito desintoxicarme de este caos y recuperar mi rutina, la posesión de mi casa y volver a echarles de menos.


Mi conjunto es de H&M, mis zapatillas de Adidas.  La chaqueta de Orlando es de Primark y la sudedera de Mikey Mouse de Zara.


El parque del Oeste es mi preferido.


El viernes por la tarde fuimos a Madrid Río a los toboganes.
Orlando lleva camiseta de Primark y gorra de Mini Rodini.

El domingo por la noche organizamos un cine de verano en nuestra terraza, ha sido nuestra romantica despedida.


5 Comentarios

  • 1. Jesús  |  23 abril 2018 - 21:11

    Muy interesante, felicidades.

  • 2. María José  |  23 abril 2018 - 22:05

    Comprendo, Laura, tus sentimientos. A mí me encanta estar con mi familia, tenerlos a todos aquí y disfrutar de los pequeños, pero reconozco que cuando se marchan me invade la tranquilidad, puedo volver a mis rutinas que tanto necesito. Imagino que Leonardo habrá estado encantado con sus primos, a los niños les encanta estar con niños mayores que ellos.

  • 3. Raquel  |  23 abril 2018 - 22:46

    No puedo estar más de acuerdo contigo Laura. Qué alegría cuando les ves entrar por la puerta y qué alegría también cuando les ves salir jeje.
    Mi familia no vive demasiado lejos pero aún así no nos vemos con mucha frecuencia por el trabajo y demás. Me gusta echarlos de menos porque cuando nos encontramos tenemos muchas cosas que contarnos. Yo también tengo niños y les gusta enseñar lo que han aprendido desde la última vez que nos vimos. Aunque ahora mi hermana vive en Australia y eso sí que de me está haciendo duro. Contamos los días para que vuelva y dejar de echarla de menos.
    Me encanta leerte. Un abrazo. Raquel

  • 4. CECI  |  24 abril 2018 - 11:01

    Hola Laura,
    Yo siempre digo que tengo las mismas ganas de que venga mi familia como de echarles cuando ya están conmigo…jajajjaaj es así, yo creo que no pasa a todos! y tu dices tener una casa grande…la mía no lo es y aún es más desastre todavía!! dices tener una terraza…la tienes igual de bonita que Miri?
    besitos a tu familia bonita

  • 5. Marina  |  24 abril 2018 - 19:47

    Que curioso lo de tomar posesion de tu propia casa.
    Me encanta la foto en blanco y negro de tu familia!

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


nueve − 9 =

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS