Mamma Mía » Paseo en familia

7 mayo 2018

Paseo en familia

“Quiero estar feliz cada día de mi vida, cada día donde no pasa nada de especial, porque lo especial es justo eso, que todo vaya bien”.

Así terminé mi último post la semana pasada. Lo considero un reto, porque mi forma de ser súper activa, perfeccionista y nunca verdaderamente satisfecha, hace que me queje mucho, que me agobie y que me aburra rápidamente. (Vaya pesadilla de mujer pensaréis jajjaja) Es cierto que tengo todavía mucho que aprender en esta vida.
Cuando te pasan cosas malas, te das cuenta de lo que es realmente importante, las “desgracias” organizan las cosas por orden de prioridad y en la cima siempre están el amor y los afectos, mientras que el resto baja de importancia y las cosas superficiales se quedan en lo que son, estupideces.
Después de un susto me doy cuenta de que mi vida es sencillamente feliz. Pero no siempre lo aprecio, porque una cosa es mirar la vida desde lejos, en su totalidad y otra es en el día a día. La perspectiva desde lejos borra lo negativo y se queda con lo esencial, mientras que la perspectiva cercana está en todos los detalles, coge cada matiz, los buenos y los malos. Así que aunque reconozca que mi vida es casi perfecta, en el día a día me quejo de muchas cosas.

Voy a proponerme, para empezar, cuatro principios para recordarme cada día:

Considerar el aburrimiento como el termómetro que indica que todo va bien.
Por lo tanto aburrirse es sano!
Voy a escribirme esta frase en un papel, junto a “Comer despacio” y me lo pongo en la mesa.

Aprovechar la normalidad para relajarme: los paseos del sábado por la tarde, la compra, las vueltas a la manzana para dormir a Orlando, tender la ropa….

No agobiarme por cosas que tienen soluciones. Porque TINEN SOLUCION.

Disfrutar de lo que un día echaré de menos. Vivo demasiado de prisa, hago todo de prisa, porque la prisa está dentro de mi. Tengo prisa también cuando no corre prisa, es un defecto de fabrica.

Os animó a hacer el mismo ejercicio 😉

Las fotos nos retratan durante un paseo, los típicos paseos con los niños, donde José corre detrás de Leonardo que ha estrenado su nueva bici “de mayor” y yo camino rápida para no quedarme muy atrás, con Orlando en su nuevo cochecito.

La nueva silla de paseo de Orlando se llama Miinimo 2 y es de Chicco. He dejado el grande a mi hermana que va a tener su segundo hijo en unos días y me he quedado con uno más pequeño, practico y ligero, que se cierra con una sola mano y además lleva una bandolera para llevarlo al hombro una vez cerrado!! Me permite coger un taxi sola, sin tener que desmontarlo en dos partes, que me resulta más cómodo para cuando voy de viaje.
Con Leonardo me pasó lo mismo, me quedé con una silla más pequeña por su comodidad. Además me gusta el diseño y Orlando pronto empezará a caminar…. (Miedo me da con su carácter!) así que necesito un cochecito fácil de maniobrar.
Os enseñaré más en stories.

La bici de Leonardo es un modelo BMX que compramos en la pagina web de Barcelona kids.

Un abrazo.

Mi top y el peto de Orlando son de Tiny cottons, mi pantlón es de H&M

 

Foto de @romerodelduquefoto


1 comentario

  • 1. tania  |  14 mayo 2018 - 10:56

    Laura! que bonito post y que cierto todo lo que dices. Yo hasta hace dos años vivia de prisa, siempre con el objetivo de mi profesion, haciendo muchas cosas pero sin disfrutarlas, sin disfrutar del día a día… haciendo cosas con la familia y amigos pero siempre a mil por hora… cuando pasan cosas, una tragedia, te das cuenta que hay que vivir intensamente cualquier cosa por pequeña que parezca, porque son realmente las importantes… ahora disfruto hasta ese momento que me duermo en el sofá y mi novio me pone la mantita encima… Hay un poema maravillosos de Borges “con el tiempo” que entre muchisimas cosas interesantes dice ” DISFRUTA DE LOS PEQUEÑOS MOMENTOSDE LA VIDA, PORQUE ALGUN DÍA MIRARÁS ATRÁS Y TE DARÁS CUENTA QUE ERAN LOS GRANDES” …. pues a ello, a seguir viviendo pero disfrutando de todo. Un besito Laura! y las fotos preciosas como siempre!

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


+ 4 = diez

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS