Mamma Mía » El tiempo me devolverá

31 mayo 2018

El tiempo me devolverá

Tengo miedo a envejecer y no es por las arrugas ni por los cambios del cuerpo, no es porque dejaré la juventud y su levedad, es porque junto a mi vejez, mis hijos se harán mayores y pasarán de ser mis críos, a hijos del mundo.
Todo lo que hemos construido juntos, todos los momentos en los que me han llamado por necesidad, mis brazos cansados de sujetarles horas y horas, los lloros y las risas que hemos compartido, la aventura de crear una familia, aquel “nosotros” que nunca olvidaré y que el tiempo, sin permiso, se llevará a cambio de los recuerdos.
Ese tiempo que nos castiga con días interminables y años fugaces. Los “mamás” se convertirán en ecos lejanos dentro un silencio incómodo.

Tengo 35 años, pero sé que los 45 llegarán en menos de diez años y sin darme cuenta tendré la edad de mis padres y vosotros la mía. Las fotos serán mi herencia, lo que quedará de vuestra infancia. Intentaré darle vida a los recuerdos, buscando los sonidos, los olores, las sensaciones del pasado que extrañaré sentada en vuestra habitación excesivamente ordenada.
El tiempo me habrá devuelto el orden en casa que ahora nerviosa, reclamo continuamente, sin embargo yo buscaré vuestro caos alegre.
El tiempo también me devolverá el silencio, que ahora necesito para trabajar y concentrarme y que solo consigo cuando estáis fuera de casa, sin embargo yo buscaré insistentemente vuestras voces de niños y el estruendo que creáis.
El tiempo me devolverá muchas horas libres, las que cada día anhelo, sin embargo no sabré como ocuparlas, porque estoy acostumbrada a dedicar todo mi tiempo a vosotros.
Junto a ellas, el tiempo me devolverá las noche de sueño seguido, sin embargo me despertaré muchas veces porque los hábitos de madre son difíciles de perder, entonces me levantaré para ir a vuestra habitación vacía y secretamente lloraré porque os echo de menos.
Junto a la vejez recogeré los frutos de mis acciones. ¿Qué es importante? Entonces me preguntaré. ¿Lo hice bien? Y vosotros reprochareis mis faltas y errores, por lo menos hasta que seáis padres.
No tengo miedo a las arrugas, porque reconoceré en ellas las sonrisas que os he dedicado, los sustos que me he pegado viéndoos caer, las lagrimas que he derramado por el agotamiento. No tengo miedo a los cambios de mi cuerpo porque reconoceré en ellos el valor de mis acciones: la fuerza de mis brazos que os han sujetado durante años, la curvatura de mi espalda marcada por la miles de veces en las que me he agachado para recogeros del suelo, la ternura en mis manos que os han acariciado infinitas veces, la energía en mis piernas que han corrido muchas carreras. Mi cuerpo será el mejor testigo de mi vida de madre, por ello no lo temo, me recordará eternamente que he sido feliz a vuestro lado. El tiempo me hará más daño pero no hay solución contra a ello, la única forma de luchar es no malgastarlo.

El tiempo es lo que más ansiamos y lo que peor utilizamos. W.P

En el presente coleccionamos recuerdos. Lo que vivimos ya es pasado, ya no está. Cada instante vuela rápido y no vuelve nunca, en lo bueno y en lo malo. Tenemos que vivir intensamente el presente porque hoy ya es futuro.
Aunque me esfuerce en recordar los momentos pasados juntos, en aquellos días que me parecían interminables, solo se me forman en la mente puñados de imágenes, nosotros delante de la ventana, o mientras creaba a Leonardo una barrera de cojines en el sofá para que no se cayera, un juego, un paseo de los miles que hicimos….
A veces siento que el tiempo “me supera”, me deja en lagrima viva delante de las fotos de mis hijos recién nacidos, culpable de ser una madre imperfecta que sigue intentando ser perfecta. Llegaré a comprender demasiado tarde que mejor que “perfecto” es “mejor”. El tiempo me amarga con las dudas existenciales, aprovechándose de mi corazón de madre, mientras se escapa de mi.
Hoy deslizando con el dedo la carpeta de fotos en el móvil, he encontrado algunas fotos antiguas y me atacó una nostalgia tremenda, tanto que tuve que dejar la ensalada que estaba comiendo, para llorar como Dios manda.
Entonces sentí como si la vida se me pasara desapercibida entre los empeños y el agobio de hacerlo todo. Sabiendo que mis hijos son lo verdaderamente importante para mi y que no tendré el regalo o la posibilidad de volver atrás.

A mis hijos. Para siempre.


Sígueme en Facebook, Instagram y Twitter: Laura.Caldarola


16 Comentarios

  • 1. Olga  |  31 mayo 2018 - 09:26

    Brutal. En la oficina, trabajando y me han caído un par de lágrimas. Cierto es que tengo dos hijos pequeños y empatizo mucho con lo que dices. Pero lo dices muy bien. Escribes de una manera especial. ¿No te has planteado un libro? Entiendo que es diferente a un post y lleva mucho más trabajo. Es otro hijo. Pero madera tienes. Gracias por tus reflexiones y tus palabras.

  • 2. ROSA  |  31 mayo 2018 - 11:37

    Perfecta reflexión. No hay mas ….

  • 3. MARÍA JOSÉ CÁNTABRA EN MADRID  |  31 mayo 2018 - 12:09

    COMO NOS LLEGAS AL ALMA SIEMPRE, MAMMA MIA¡¡¡¡
    ESPERO QUE TODO ESO QUE NOS CUENTAS ESTÉ EN CARPETAS GUARDADO PARA CUANDO ESOS CUARTOS Y ESE ORDEN TE INVADA TE PONGAS A PUBLICAR ESA VIDA TUYA QUE NOS DAS A COMPARTIR CADA SEMANA

    YO YA DEJÉ UN CUARTO VACIO EN CASA DE MIS PADRES PERO SIEMPRE VUELVO Y ESAS SIESTAS Y ESAS COSAS MÍAS QUE ALLÍ DEJÉ TAMBIÉN ME TRANSMITEN COMO HIJA LA CERTEZA DEL PASO DEL TIEMPO Y LA VEJEZ DE MIS PADRES Y LA MIAAAA¡¡¡

    ES LA VIDA¡
    TÚ NO NOS DEJES ESTE ESPACIO VACIO NUNCA ERES MUY BUENA ¡¡

    EN ITALIA LO SABEN?
    MEJOR QUE NO¡¡¡¡

  • 4. Marta  |  31 mayo 2018 - 12:52

    Cuando mi abuelo falleció a la edad de 89 años, nos dijo que le había parecido un suspiro (la vida).El tiempo pasa irremediablemente más rápido de lo que pensamos, asi que Carpe Diem.Bonita reflexión.

  • 5. Alejandra  |  31 mayo 2018 - 13:58

    Madre mía! impresiona y hace reflexionar.

  • 6. María José  |  31 mayo 2018 - 14:42

    Que bien escribes, Laura, con que facilidad expones tus sentimientos más íntimos, es conmovedor. Si, lo que te ocurre a ti nos ha pasado a todas las madres, esa lucha entre la falta de tiempo y la necesidad de darlo todo por nuestros hijos. Tu mérito es que lo reconoces en el momento que lo estás viviendo y lo valoras. Por experiencia te diré que todas las etapas tienen su aliciente, quien nos creó lo hizo consciente de esta realidad. Disfruta de tu preciosa familia.

  • 7. Ainhoa  |  31 mayo 2018 - 14:47

    Laura! Pero madre mía, cómo escribes! Una vez más leo tus palabras con lágrimas… comparto tanto lo que sientes…estoy de acuerdo con Olga, tendrías que lanzarte a por el libro, una especie de diario ajeno que todas las madres podríamos tomar como propio…Eres genial! Un abrazo!

  • 8. LOLA  |  31 mayo 2018 - 18:32

    Hola , me encanta como cuentas las cosas . Besos desde Córdoba

  • 9. maria  |  31 mayo 2018 - 21:01

    que bonito. me he sentido identificada en cada palabra.

  • 10. Elisa García  |  31 mayo 2018 - 21:55

    Laura me encantan tus blogs te sigo siempre pero es verdad que este post me ha hecho saltar alguna que otra lagrimilla, sigue dándonos el placer de leer tus blogs todas las semanas, no te has planteado escribir un libro, la verdad eres muy buena. En España se te quiere lo sabías….

    Saludos desde la Verde Galicia

  • 11. lcaldarola  |  31 mayo 2018 - 22:09

    Muchas gracias Elisa!!!
    Pues la verdad es que lo estoy escribiendo no lo había oficializado todavía…
    un abrazo!!

  • 12. Ana  |  1 junio 2018 - 00:48

    Hola guapa!
    Siempre te leo pero nunca he comentado nada sobre tus post que me encantan! Y este me ha tocado especialmente porque tambien soy madre, has conseguido emocionarme! Te felicito por saber expresarte tan bien y por la capacidad que tienes de comunicar y emocionar.
    Un beso!!!!!

  • 13. LAURA  |  1 junio 2018 - 09:46

    Gracias por poner letra a los sentimientos compartidos de muchas madres. Gracias de verdad, un placer leerte en cada entrada al blog.

  • 14. Mar  |  2 junio 2018 - 09:25

    Laura, es simplemente brutal tu post de hoy. Escrito desde la nostalgia que te sale del alma y que nos saldría a cualquier persona que, como yo también, se encuentra en exactamente tu misma situación o etapa de la vida.
    Yo soy nostálgica por naturaleza y lo veo todo exactamente desde la misma perspectiva que tu, me recreo en pensar en mis recuerdos y en proyectar como serán estos en el futuro, en cómo mi presente actual quedará plasmado en recuerdos, que no serán del todo fieles a lo que hoy estamos viviendo mis hijos y yo, pero que serán la única forma de volver a su infancia, y a mi juventud como madre de 36 años. Y les hago miles de fotos, intento anotar sus frases divertidas, como un intento de atraparlos para siempre… Pero siempre faltarán cosas, faltarán caricias, faltarán aromas, faltará su olor a bebé recién despertado, su sonrisa con sus primeros dientes, su espontaniedad, sus conversaciones matutinas de camino al colegio, su inocencia… esa que dejarán algun día como tú bien dices para pasar a ser hijos del mundo, ese día cuando este mundo, perfecto o no, que les hemos creado sus mamás, se convertirá tambien en un recuerdo para ellos, y que espero que, al menos, despierte en ellos sólo la mitad de la ternura que hemos depositado nosotras en su crianza. Un fuerte abrazo y sigue inspirándonos con tu blog, escribes desde el alma y eso se nota!

  • 15. Anna  |  2 junio 2018 - 16:24

    Pero entonces volverás a vivir tu segunda juventud de novios con tu marido…. Una nueva etapa de tu vida…

  • 16. rebeca  |  3 junio 2018 - 18:20

    Impresionante cómo escribes, cómo trasmites, y cómo necesito leerte cada semana! gracias!

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


ocho − 4 =

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS