Mamma Mía » Nunca le preguntes a una madre la razón de una elección.

9 julio 2018

Nunca le preguntes a una madre la razón de una elección.

Buenos días. Después de leer los mensajes que me han llegado animándome a publicar el post y reflexionando, he decidido publicarlo, es un post más, tampoco quiero darle demasiada importancia. A continuación está lo que escribí antes de borrarlo. Al final voy a poner lo que ha cambiado.

LUNES
Nunca le preguntes a una madre la razón de una elección. Confía en ella.

Mi mamá me lo ha enseñado muy bien, confía en ti, escucha tu corazón, él tiene todas las respuestas y te guiará fuera de las tormentas de la incertidumbre, te sacará de las dudas poniéndote a salvo.

Mamá, he pasado por una tormenta y temo no haber escuchado a mi corazón, no estoy segura, pero siento que se me ha quedado un nudo de tristeza dentro. Es leve, va y viene, pero me hace llorar cada vez que se presenta.
No sé si cuando era niña sentí la falta de vuestra presencia, porque papá y tú estabais todo el día en el trabajo, el recuerdo que tengo de mi infancia es feliz, sin embargo de ahí tiene que venir mi incapacidad de ser una madre independiente de mis hijos. Desde que los traje al mundo, vivo por ellos, en un castillo de devoción que a veces toma la apariencia de un jaula.

¿Sabes cual es mi mayor pesadilla? Escuchar la voz de un niño llamar a su mamá y no escuchar respuesta.
Me produce una profunda tristeza y me da pánico pensar que mis hijos me necesiten cuando yo no esté y que se sientan solos o abandonados.

¿Es esto normal, mamá?

Tú has pasado la vida trabajando y has criado a cuatros hijos, nunca estabas durante el día, sin embargo por la noche no dormías para estar pendiente de nosotros, un vaso de agua, una pesadilla, un pis o solamente para mirarnos, controlar que estábamos tapados, que no pasáramos frío ni calor…. Elegiste dedicar tu tiempo libre a nosotros, a pesar de que tu tiempo libre era por la noche y que necesitabas descansar.
Llegué a entenderlo demasiado tarde mamá, si no, te habría ahorrado tanta fatiga. La vida de una madre se descubre después de serlo y ahora entiendo profundamente tus elecciones, tus enfados, tu ritmo incansable.

Mamá, quizás tú sabes de donde viene mi devoción exasperada hacia mis hijos y a lo mejor sabes también como apaciguar sus esquinas, que no me permiten ser objetiva, ni quitarme el uniforme de madre para descansar.

Han pasado unos días desde que me he convencido para interrumpir la lactancia materna, llevaba tiempo pensando cuándo hacerlo y nunca me sentía preparada. La presión desde fuera, el miedo y el cansancio se han adelantado al corazón, que humilde y silencioso se ha quedado atrás, no ha sido nada fácil, todavía no lo es. Es un proceso largo y doloroso.
Me he sentido sola mamá, perdida, dominada por esta segunda maternidad y he dejado que las personas a mi alrededor opinaran por mi, no he pedido apoyo pensando en recibirlo, pero esto nunca pasa, siempre hay que buscar ayuda si la necesitas. Me he encerrado en mi confusión. He llorado mientras mi pequeño lloraba y por primera vez, he sentido el eco de la palabra mamá llenar la habitación, en la que privaba a mi hijo de algo demasiado importante. Así me sentí, como si le negara ayuda, como si lo traicionara. El nudo de tristeza que siento viene por ello. ¿Por qué elegí hacerlo? Por miedo, pensando que cada día más habría supuesto más dolor a posteriori. Nunca sabré si será cierto.

A veces las madres toman decisiones sin estar seguras de lo que hacen, muchas veces la sociedad, la gente, los clichés inquinan el instinto de una madre. En la mayoría de los casos las elecciones no tienen consecuencias drásticas, pero una decisión no tomada con el corazón se convierte en aquel nudo y nos lo quedamos para siempre. Cada noche, cuando llega el momento de dormir a Orlando, el nudo se enciende provocando un dolor en mi corazón de madre. Sé que pasará, todo pasa.

Pd: mamá te echo de menos.

MARTES
Normalmente como sabéis publico los lunes, ayer por la mañana encendí el ordenador para publicar y luego no me sentí segura, dudé sobre esta exposición, porque mi estado de incertidumbre no podría soportar más presión, ni juicios, pero tal vez puede servir de apoyo a las que se sienten como yo.

Mi forma de ser me hace ver siempre las cosas más dramática de lo que son, sé que esta etapa es dura pero que se supera sin problemas. Creo que lo que más me ha desanimado, ha sido que no me esperaba que la experiencia fuera tan distinta de la que tuve con Leonardo, sin embargo me estoy dando cuenta que toda las reglas y la rutina al filo de la perfección que Leonardo ha aceptado desde muy pequeño, con Orlando no funcionan, es el anárquico de la familia, puede ser que venga de su madre ejem, ejem….
Sobre la lactancia, Orlando sigue mamando por la noche, pero durante el día no, los momentos críticos son antes de ir a dormir, cuando tardo horas, en las que le canto canciones, miramos por fuera de la ventana, le acaricio, le beso, le digo cosas tiernas, le mimo como nunca. Pero nada de ello se puede comparar con el vinculo del pecho. Por la mañana a veces está de buen humor, pero la mayoría de las veces busca, yo lo distraigo, muerta de sueño, menos mal que Leonardo es colaborativo y José por supuesto.
Mi Orlandino, jamás actuaría contra él, aunque así le pueda parecer y sigo dudando si lo he hecho bien, podría haber seguido durante algunos meses más, en Italia la lactancia materna la recomiendan hasta los dos años, pero cada uno tiene que respetar su momento, éste, en el bien o en el mal ha sido el mío.

FIN DE SEMANA
Os dije que cambié de opinión, más bien cambié mis planes, durante toda la semana el nudo se ha hecho aún más grande y he entendido que me había equivocado, mi corazón me habló por fin y me ha dicho que debo seguir mi instinto, el que no me ha hecho fallar nunca en las decisiones tomadas. Siempre se dice que no hay marcha atrás, pues en este caso si la hay, he vuelto a amamantar a Orlando antes de acostarle. No os voy a contar ninguna mentira, he probado a darle biberones de leche, que siempre ha rechazado, hasta vomitarlos, además lo pasamos muy mal los dos. Yo le estaba provocando un dolor inútil y a mi también, ¿¿Para que?? Aunque me esfuerce no le encuentro una razón, si quiero dejar de amamantar por completo, claro, antes o después todas lo hacemos, pero puede ser algo más natural, menos doloroso. Como os comentaba, dejarlo durante el día ha sido sencillo, un poco más me ha costado por la mañana, pero tampoco ha sido drástico, mientras que a la hora de dormir, cuando por alguna razón que desconozco estoy más sensible y el vinculo con mis hijos se hace más fuerte y confidencial, cuando necesitamos el contacto, mi pelo para Leonardo, o caricias, mi pecho para Orlando, el destete ha sido violento, así que una semana después he vuelto sobre mis pasos y sabéis una cosa? El nudo se ha ido, Orlando duerme mejor, nos ahorramos inútiles dramas y estamos en paz. Orlando y yo necesitamos todavía este vinculo por la noche, sé que llegará el momento de romperlo, al momento justo, con naturalidad, la misma que pasó con Leonardo. Siempre he sido muy sensible a las necesidades de mis hijos y sobre todo atenta a escucharlas a entenderlas, porque ellas me han guiado a tomar las decisiones adecuadas, por lo menos es lo que creo. Voy a aplicar la misma “regla” voy a esperar al momento justo, porque tengo la certeza de que llegará.

Confía en ti. Esto he pensado, esto es lo que he hecho, he confiado en mi. Una vez más.

PD: Un día me gustaría juntar todos los mensajes tan increíbles que recibo, tan bonitos, animadores y llenos de amor y comprensión. Os prometo que es magia la facilidad con la que podemos estar conectadas.
Infinita gratitud a todos vosotros.


32 Comentarios

  • 1. Rocio  |  9 julio 2018 - 09:32

    Buf ! Se me ha puesto un nudo en la garganta . Opino un poco como tú , en que los comentarios , críticas , consejos no pedidos y opiniones de los demás , sobre lo que tengo que hacer con mi bebe , hacen que no actúe como realmente quiero con el . Ahora tiene 8 meses , y ya pienso en el momento que deje de amamantarle , como será … Sobre todo por las noches , porque solo se duerme con el pecho , llora y se encana . Es algo que me preocupa muchísimo. Aunque quiero darle hasta el año aproximadamente , no sé si me pasara como a ti. Me identifico tanto con tus palabras. Gracias por compartir tus sentimientos .
    Saludos desde Valencia

  • 2. Patricia  |  9 julio 2018 - 10:28

    Sabes que Laura, cada madre sabe lo que necesita su hijo, lo que pasa que a veces tenemos tanto ruido fuera, que no nos deja escuchar lo que dice nuestro corazón.

    ¿Y sabes qué? Volver a retomar la toma de antes de ir a dormir a mi me parece lejos de un paso atrás, una decisión muy valiente, pues sabias que eso era lo que necesitabais y has tenido el valor de hacerlo!

    Gracias por escribir siempre a corazón abierto!

  • 3. Leyla  |  9 julio 2018 - 11:02

    No pasa nada porque hayas vuelto atrás, ¿además qué es eso de volver atrás?, No es algo malo, es buenísimo para él y si duerme mejor, es mejor para todos… No entiendo por qué la gente está tan interesada en cuándo das o dejas de dar el pecho… A mí me ha pasado y llevo mucho tiempo, desde que tenía 3 o 4 meses escuchándolo y sinceramente no lo entiendo… Es algo entre mi hijo y yo, y por lo tanto, decidimos mi hijo y yo. Igual que si hubiera decidido no darlo, ¿Y qué? No te sientas presionada, a veces es cuestión de tiempo y al racionarlo nosotras, ellos lo van dejando… No pongas una fecha si no lo deseas, y haz lo que te plazca. Besos.

  • 4. S  |  9 julio 2018 - 11:27

    Lo más bonito de esta historia es que has sabido escuchar tu corazón y fluir con tu instinto (tan difícil cuando ya has tomado una decisión y más todavía cuando otras personas han influido en ella). Confío plenamente en que lo más sano para nuestros hijos y para nosotras es no hacer caso de lo que nos digan, creer en nosotras y rodearnos de amigas que vivan la maternidad de una forma parecida, crear tribu. La lactancia es algo tan personal entre tu bebé y tú. Si tienes el apoyo de tu pareja, por qué dejar de hacer algo que os aporta tanto a tu bebé y a ti, y encima dejarlo sintiéndote tan confusa. Yo también siento que en la maternidad, sólo las decisiones que tomo siguiendo mis instintos son las que me hacen sentir bien 100%. Disfruta de estas experiencias tan únicas, todo lo que hagas estará bien siempre y cuando lo hagas con el corazón.

  • 5. Hanna  |  9 julio 2018 - 11:50

    Hoy me has hecho llorar, Laura. Me has trasmitido tu incertidumbre y tu tristeza, y aunque me quedan muchos meses para ese momento —mi bebé tiene 8 mes— sentí toda tu angustia y me imaginé pasando po4 lo mismo.
    Yo pretendo darle todo el tiempo que pueda, trabajo en casa y estoy todo el tiempo con él, en las noches me pasa como contaba otra persona: mi hijo solo se duerme en mi pecho, y cuando se despierta, esa es la solución para dormirlo, incluso puede tomar biberones, pero no está relacionado con dormirse, temo que sea tortuoso el destete, y sentiré tanta nostalgia. Es tan especial y único poder tener ese momento de intimidad y cariño, nuestros hijos son muy afortunados, pues hay muchas madres que porque no pueden o no quieren, privan a sus hijos de ese maravilloso regalo de la naturaleza. Has hecho bien, tu corazón no te engaña, celebro tu decisión. Y te recomiendo leas un hermoso cuento de Marguerite Youcernar, presente en su libro “Cuentos Orientales”, el relato se llama “La leche de la muerte”
    https://ciudadseva.com/texto/la-leche-de-la-muerte/

    Saludos

  • 6. Conchi  |  9 julio 2018 - 11:50

    Hola Laura
    A mí me ha pasado lo mismo, y ahora ya tiene 4 años! Sigo dándole sólo un poquito para dormir y si se despierte en medio de la noche, sólo 5 minutos, siente mi calor, mi cariño, chupa un poco y se tranquiliza, necesita el contacto y, sinceramente, no me importa, me reconforta a mí también.
    Sigue tu instinto, no te agobies y disfruta de la maternidad
    Un besazo guapa

  • 7. Silvia  |  9 julio 2018 - 11:53

    Bravo Laura! Un post maravilloso, lleno de sensibilidad, ternura y honestidad. Me he sentido muy identificada contigo. Gracias por compartir algo tan intimo.

  • 8. Ángela  |  9 julio 2018 - 12:27

    Me encanta como escribes y como expresas todos tus sentimientos, me siento totalmente identificada contigo, sigue tu instinto y disfruta del vínculo con tu bebé que es lo más bonito que tenemos, y después de haber pasado dificultades en el camino ahora sólo nos queda disfrutarlo.
    Y lo que diga la gente… una madre sabe perfectamente lo que necesita su bebé.
    Muchos besos Laura

  • 9. Cristina  |  9 julio 2018 - 12:39

    Querida Laura, cuánto té entiendo.
    Yo decidí con mis dos hijos destetar antes de que supieran hablar, antes de que me pudieran reclamar, suplicar. Hubiera muerto. A los 8/9meses les quité el pecho. Y ya me fue difícil, por lo especial que es y porque para mi destetar era despedirme del bebé, y que quizás jamás volveria a tener uno. Con los dos la misma sensación de duelo. Y se que con este tercera m volverá a pasar. Si me decidí a por un tercer hijo pese a la locura, para cerrar mi etapa. Se llevan 2 años cada uno, el Mayor tiene 4. Y bueno mejor esto se merece otro post però no lo cambio por nada. Y sabia dónde me metía, però no lo cambio.
    Ánimo y muchos besos y abrazos.

  • 10. Isa  |  9 julio 2018 - 12:55

    Hola,
    Que post más bonito, me ha encantado. Yo estoy con la lactancia materna y me fastidian muchos comentarios. He llegado a sentirme coibida de darle el pecho delante de gente que me decia otra vez y que mi niño llorara, pero ahora mismo ante estos comentarios contesto si, el nene tiene hambre o sed o simplemente quiere a su mamá. Cuando haces lo que tu corazón te dice es cuando estás en paz contigo misma.

  • 11. María  |  9 julio 2018 - 13:18

    Laura mucho ánimo! como ya te han dicho, no pasa nada en ir hacia atrás si con esto has mejorado. Cada uno en su vida hace lo que cree que es mejor para sí mismo y sus hijos, y está claro que los hijos necesitan que las madres estemos al 100% para que podamos cuidar de ellos como se merecen. Asi que lo primero, es que tú te encuentres feliz y segura, y no tengas prisa ni dejes que nada ni nadie influya, todo en esta vida tiene que ser natural y sin ser doloroso, así no vamos a ninguna parte. Como ya te dije en otro post, mi niño tiene una semana menos que Orlando y aun ni me he planteado el destete, será cuando él decida y yo lo respetaré porque él estará preparado para hacerlo, no voy a forzar nada, no tengo porqué hacérselo pasar mal a él y a mi tampoco. No soy nada partidaria de hacer llorar a un niño y menos cuando esos lloros tienen solución rápida, práctica y efectiva. Y me da igual la edad que tenga cuando llegue a ello…, lo mismo que dormir solo o hacer sus cosas solo. Cada niño es un mundo y harán las cosas cuando ellos estén preparados. Y por último agradecerte por mostrar la realidad de la maternidad, ya que como han dicho muchas otras veces, la gente sólo cuenta lo bonito… pero lo duro no, y da que pensar que en lo duro muchos progenitores no están y no lo viven… que también puede ser y por eso no lo muestran y dicen que la maternidad no es como la cuentan…Tranquila Laura y a seguir hacia adelante por que por muy doloroso y cansado que sea y por mucho que cueste, al final se puede con TODO y con MUCHO más! Y las malas rachas pasan para dar paso a los buenos momentos.

  • 12. Margot  |  9 julio 2018 - 13:49

    Cuando sabes que el momento ha llegado, no hay trauma. Simplemente, deja que llegue. Un beso.

  • 13. Victoria  |  9 julio 2018 - 13:58

    Laura, no te conozco de nada. Pero no sabes lo que necesitaba unas palabras comk las tuyas hoy. Te cuento…soy madre de 2 niños,mi hija tiene 2 años y el pequeño 3 meses. Con mi niña estuvimos un año entero de lactancia,no tomó ni un biberón, se está criando sana y fuerte y lindísima. Y yo me siento muy orgullosa de ello.
    Con el pequeño estoy inmersa en la temida crisis de los 3 meses…oigo a la gente a mi alrededor opinar..y decirme que le dé un biberón…que se queda con hambre! Con hambre? Mi niño pesa 7 kilos…con 3 meses. Digo yo que mucha hambre no pasa.jeje

    Estoy segura de que se pasará esta crisis. Pero gracias por tus palabras porque me llegan en un momento muy complicado…apenas duermo..y por el día hago lo que puedo.

  • 14. Ana  |  9 julio 2018 - 14:20

    Simplemente gracias por compartirlo! La lactancia materna es de las cosas más maravillosas y útiles que tiene la naturaleza . Gracias por compartir la experiencia. Estoy en la misma fase que tú… y creo q te voy a hacer caso. Gracias! 🙂

  • 15. Almudena  |  9 julio 2018 - 15:40

    Hola Laura,
    Es el primer post que leo tuyo, y has conseguido que mis ojos se pongan cristalinos. Creo que todas las madres tenemos esos nudos en el estómago que suben y bajan como una montaña rusa. Las presiones y opiones, que dejamos que son influyan en exceso, y nos olvidamos que las cosas deben ser más naturales y acaban fluyendo.
    Muchos ánimos de una mama que se considera muy primeriza.

  • 16. Lore Ayo  |  9 julio 2018 - 17:41

    Hola Laura… quise ponerte el otro día en las stories que adelante con el post, y se me olvidó finalmente…creo que sabía que lo harías!
    La lactancia es algo exclusivo entre tú y tu niño, no te olvides de ello. Ni siquiera tu marido, tu familiar más cercano o tu amiga del alma, pueden saber el vínculo que hay entre vosotros. Al menos esa es mi opinión y como veo por aquí, la de muchas otras mamis.
    Yo llevo un año de lactancia y aunque me planteo el fin, ya que durante el día mi peque no me demanda apenas, prefiero seguir dándole este tesoro sin igual para su salud y tranquilidad.
    A diferencia de tí, creo que cuando son más mayores y te puedes comunicar, quizá sea menos traumático un destete, siempre con respeto y sin prisa, y si puede ser natural por su parte, mejor que mejor.
    La lactancia hay que disfrutarla, lo contrario no tiene sentido.
    Oídos sordos al ruido de fuera que no importa y adelante!!
    Un besazo!

  • 17. María José  |  9 julio 2018 - 19:37

    Sin duda, Laura, que lo más importante es que tú no tengas ese nudo en tu corazón del que hablas, si consideras que tienes que seguir con la lactancia es tu decisión. Creo ser una persona con bastante sentido común, y éste me dice que los excesos se pagan, en mi opinión un año de lactancia es bastante. Cuanto más tardes más difícil será, creará una dependencia que, como todas, te pasará factura. Probablemente ese rechazo de tu hijo al biberón (incluso con vomitos) está motivado por esa dependencia. Comprendo que no es fácil tomar algunas decisiones pero si hay que asumir las consecuencias de las que no se toman. Besos

  • 18. Leyla  |  9 julio 2018 - 21:08

    ¿Qué se creará una dependencia María José? La dependencia ya está creada, lo que van haciendose es cada vez más independientes, no al revés… Y lo de que 1 año es más que suficiente, pues claro, y 1 mes y si no quieres darle también!!! Que por cierto la OMS habla de dos años o hasta que madre y niño quieran. La lactancia, como han dicho más arriba es algo entre una madre y un hijo y son ellos los que deben decidir, no los demás. Además es algo tan personal… y no tiene por qué ser más traumático después, que va y hablo por experiencia.

  • 19. Lorea  |  9 julio 2018 - 22:15

    Bueno Laura, yo creo que no merece la pena acelerar el destete y que los dos lo paséis mal .. bajo mi experiencia ( destete a los 20 meses por un segundo embarazo) , cuando ambos estéis preparados este paso se hará sin que ninguno de los dos lo viva mal. Siempre he creido que una lactancia larga viene dada cuando ésta ha sido exitosa, así que disfruta de ésta etapa tan bonita en la que los únicos que pueden opinionar son tu peque y tu…
    Un abrazo muy fuerte

  • 20. Lore Ayo  |  9 julio 2018 - 22:18

    Maria José, ante todo quiero decir que respeto totalmente tu opinión, y que por supuesto que cada una toma sus propias decisiones, sólo faltaba!
    No sé si eres madre y has dado el pecho, quizá no importe, pero ayudaría, seguramente, a que te informaras sobre la lactancia antes de hablar de ella como has hablado tú:
    – la lactancia NO es adictiva ni crea dependencia. Crea VINCULO, apego y confianza entre el niño y su madre. En otras especies las crías se destetan de forma natural y es el único alimento que obtienen hasta que son capaces de asimilar otros. Con lo cual, Laura, tu hijo no se va a volver yonki de la teta, te lo aseguro (aunque a veces puedas pensarlo )
    – La leche materna tiene miles de estudios científicos detrás que la definen como un alimento absolutamente saludable y más nutritivo que cualquier otro sucedáneo artificial que podamos fabricar, con lo que eso de que un año ya es bastante, han de decidirlo madre e hijo (el hijo tiene claro sin saberlo cuándo ya no lo necesita). Ese tipo de comentarios están algo desactualizados con la cantidad de evidencias científicamente demostradas sobre la lactancia que tenemos actualmente al alcance de la mano.
    Con ésto no pretendo ofenderte, ni muchísimo menos, por favor, no me malinterpretes, puesto que cualquier madre, estando correctamente informada, tiene la decisión de amamantar a su bebé o no.
    Laura, vaya por delante que no he querido crear polémica en tu blog con este comentario, pero creo que debemos apoyar la lactancia materna con información y evidencia. Es un derecho de nuestros hijos.

  • 21. Marta  |  9 julio 2018 - 22:20

    Hola Laura! Primero enhorabuena por tu valentía, es mucho más difícil volver atrás cuando hemos tomado una decisión que seguir para adelante aunque pensemos que nos estamos equivocando. Quería compartir mi experiencia contigo para darte ánimos y dar una versión co.oletamente distinta de la que ha expuesto Maria José. Mi hijo tiene ahora 3 años, a partir del año fuimos dejando el destete durante el día, pero la hora de ir a dormir era sagrada, sólo podía dormirse conmigo y necesitaba su ratito de pecho si o si. Pero de repente un día a los 17 meses fui a darle el pecho y me dijo que no, pensé que era algo puntual, pero al día siguiente volvió a decirme que no, así que él mismo tomó la decisión de destetarse, así de natural, de un día para el otro, sin traumas, sin dependencias. Quién dice que no puede vuestro caso? Ánimo! Un saludo

  • 22. Judit  |  10 julio 2018 - 10:47

    No sabes lo mucho que me identifico contigo. Mi princesa tiene 4 años y mi peque 16 meses. Desde los 6 me juzgan por darle el pecho (o por no dárselo): -le das pecho aún? ; – si no le das tanta teta no le pasa nada;- Mira que delgada estás! Este niño te consume;-dichosa teta; – Se de un bebé que creció raro por tanta teta ; el niño no crece ….. y así, un sinfín de comentarios más . A la mayor le di hasta los dos años, pero aunque me dieron la lata, como era grandota, no me mareaban tanto. El peque va en percentil 50 y… les debe parecer poco…. en fin …. yo le veo y le gusta. Me veo y me gusta. Cual es el problema? No molestamos a nadie y somos felices los dos . Acurrucados uno y otro mientras la hermana coge la muñeca, se sienta con nosotros y juega a que también le da la teta mientras me sonríe .
    Cada madre tiene su ritmo, cada bebé tiene el suyo. Intentemos ir al compás sin permitir que nadie se entrometa en algo tan íntimo y personal como es la lactancia materna.

    Gracias por tus post. Me identifico mucho contigo y me ayudas a transmitir en palabras sentimientos tan fuertes que produce la maternidad.

  • 23. Rebeca  |  10 julio 2018 - 11:06

    Hola!!

    Me siento muy identificada…. Llevo intentando quitar el pecho a Izei desde hace dos mes que cumplió 3 añitos por el día es fácil pero a la noche lo necesita…
    He rebajado el número de tomas y ahora solo tenemos la de la noche. Creo que no estamos ninguno de los dos preparados para dejarlo por completo… Así que seguiremos.
    Gracias por escribir y compartir tú día a día con nosotras!! Un abrazo y mucho animo!!!

  • 24. María  |  10 julio 2018 - 13:36

    Hola Laura!

    Has hecho bien en seguir tu instinto. Mi hijo dejó de mamar durante el día a los 18 meses, pero por la noche estuvo hasta los 23 (solo para dormirse y no todos los días). No era capaz de verle llorar y tampoco tenía la necesidad. Yo seguí el “no ofrecer, no negar” y poco a poco, distrayéndole y con mucho amor (y paciencia) dejó de pedirlo.
    Ánimo que ese momento llegará. Aunque cada niño, como ya estarás comprobando, es diferente. Lo importante es que os sintáis bien los dos.
    Las hormonas también pueden tener algo que ver en tu estado de ánimo. Yo llevé muy mal el destete, era un mar de dudas. Al final el cuerpo está pasando por muchos cambios.

    Quiero felicitarte por tu blog. Me siento muy identificada contigo, puesto que tengo dos hijos de edades parecidas a los tuyos y estoy pasando por muchas de las cosas que cuentas. Me encanta como escribes y la sensibilidad con la que hablas de la maternidad.

  • 25. Vanessa  |  10 julio 2018 - 14:36

    Hola… Soy nueva por aquí y me a encantado tu post, me siento total mente identificada.. Tengo dos niños de 5 y 2 años, el mayor dejo el pecho por el mismo y con el peque me cuesta más…me a llegado a dar vergüenza al admitir que el sige mamando… Pero he aprendido que aún es nuestro momento… Y que cada uno tiene su propio tiempo… Mucho ánimo… Un saludo

  • 26. Cintia  |  10 julio 2018 - 22:54

    Es una lástima que a veces tengamos que pasar por todas esas decisiones hasta darnos cuenta, que la influencia de los demás, nos hace dudar de lo que dice nuestro corazón, yo tengo a mi nene de dos años y medio, no habla, usa chupete, duerme con nosotros y no sabes la cantidad de opiniones que nos llueven siempre, pero ya hasta es irritable que la gente se meta en la vida fe los demás, que pare un poco el mundo no?
    Con mi marido hemos tratado de mantener la convicción de que si nuestro hijo está feliz, se siente amado, lo demás se va dando, todos los niños son diferentes, todos tienen sus tiempos, lo importante es criar buenos seres humanos, y eso es más fácil si seguimos nuestro instinto, que si hacemos caso a todas las vagas opiniones que hay por acá y por allá.
    Ánimo!

  • 27. ana  |  11 julio 2018 - 00:21

    No te vuelvas loca!! Cada niño es un mundo. Hay que seguir el instinto. Con el primero se me desteto solo al meter la alimentaciones complementaria y los 9 meses me quede sin leche. Que pena me dio. Con el segundo voy a estar todo lo que pueda, hasta que el no quiero o hasta que el cuerpo aguante. Como si es a los 3 años!! En la vida van a tener un alimento diseñado más a su medida!

  • 28. Rebeca  |  12 julio 2018 - 16:24

    Enhorabuena y gracias! Me alegro de que tu cambio de decisión te haga sentirte bien. A mí me ha ayudado leerte, con 11 meses no pienso aún en el destete pero inevitablemente está ahí porque todo el mundo comenta “camina y aún chupa teta?”. Tu decisión tanto la primera como la segunda me ayudan a reafirmarme, será algo progresivo consensuado las dos, nuevamente gracias! Y me apunto el “no ofrecer, no negar” me encanta.

  • 29. Ana B  |  12 julio 2018 - 21:37

    Hola Laura, en primer lugar Felicidades y Enhorabuena por tu blog. Te sigo desde hace más de un año y nunca me había atrevido a escribirte por lo reservada que soy, hasta hoy. Siempre me he sentido identificada contigo (a pesar de que todavía no tengo hijos) pero hoy, algo muy especial me ha dado el coraje.
    Mis padres han trabajado toda la vida , y mi hermano y yo hemos ido siempre de canguro en canguro y de clases extra escolares en clases extra escolares para estar entretenidos hasta que mis padres acabaran de trabajar y pudieran recogernos. A pesar de que mi madre nos quiere muchísimo, he crecido sin el cariño,como tal, de una madre, apenas pasábamos horas juntos entre semana y si tengo algún recuerdo, no están ellos.. son las fotos las que me ayudan a imaginar una vida que no tuve. Y creo que este “desapego” que viví es lo que me ha hecho ser así: tan cariñosa con los niños, no consentir ningún llanto o malestar en ellos, asegurarme de que están bien, priorizar mi estado al suyo … y todo el mundo dice que tengo un iman hacia bebés/niños/… y creo que es porque nuestro lenguaje es el mismo, el del corazón. Me alegro que hayas escuchado al tuyo y al de Orlando para volver a hablar los dos el mismo lenguaje, amamantar no tiene reglas ni pautas ni percentiles… la respuesta está en vosotros, en vuestro corazón y solo hace falta estar en paz y tranquilos para poder escuchar sus susurros.
    Muchas gracias de nuevo por este y todos los post que has hecho y que nunca agradecí.
    Esperaré impaciente al próximo y mientras tanto , volveré a leer este .
    Un abrazo , Ana B

  • 30. Pa  |  13 julio 2018 - 00:25

    Hola Laura, deja que tu corazón sea el que “ mande”, si los dos sois felices así, porque quitaros ese momento tan único… sé lo que son los comentarios de los demás, sobre todo de madres que no han dado el pecho hace 40 años ( como la mía) porque en esa época era el biberón el que alimentaba y no el pecho, y siguen creyendo lo mismo; estoy cansada de la gente que piensa que al cumplir el primer añito, ya tienen que dormir solos, ya tienen que dejar el pecho, etc. He estado casi 4 años con el mayor escuchando todo tipo de comentarios, y la gente no entiende que era lo que más feliz nos hacía… ahora el hermanito que tiene 14 meses, sigue con el pecho a demanda y su cara de felicidad al estar conmigo así es lo que me da vida… Así que disfrútalo e intenta no pensar que tienes que destetarlo porque si, ellos poco a poco irán dejándolo, aunque sea en unos meses o en un par de años.
    Mucho ánimo y me encanta leerte. Gracias porque nos ayudas también mucho.

  • 31. Amparo  |  20 julio 2018 - 04:28

    Precioso post Laura. Me quedo sin palabras. Que valentía y forma de expresarlo tan claro y a la vez con el corazón en la mano. Sigue tu instinto. Ese nunca falla. Un beso muy trsnde y haz siempre aquello que sientas, donde el corazón te lleve!!

  • 32. Pati  |  23 julio 2018 - 11:14

    Hola Laura, te suelo leer y casi siempre concuerdo con todo lo que dices. Pero en referencia a este post, quería dar mi punto de vista. Soy mamá desde hace un mes y desde que me quedé embarazada, decidí darle pecho a mi niña. Luego por razones varias, no ha podido ser y esto conllevó que mis primeras semanas de posparto fueran aparte de duras, frustrantes porque tuve miedo de no tener vínculo con mi hija, etc.
    Dices que la sociedad presiona, algunas chicas dicen en los comentarios que les ha dado vergüenza reconocer que aún dan pecho y yo justamente lo que quiero con mi comentario es mostraros la otra cara de la moneda y es que las mamás que damos biberón también sentimos que siempre tenemos que explicar por qué damos bibe y no pecho, cuando te preguntan cómo va el tema de la comida del bebé y dices que das bibe, siempre hay que añadir una explicación, como si tuvieras que justificarte y estoy cansada de eso. Pido respeto para las mamás que dan pecho y para las que no.
    Hay una parte de la sociedad muy sectaria con la teta y por ello, yo me he sentido frustrada y me he sentido “malamadre” y asustada de no crear vínculo.
    Afortunadamente, he superado esa tontería y ahora estoy tranquila, mi hija crece bien, sé que aunque no le dé el pecho, hay vínculo entre nosotras, mi madre tampoco me dio pecho a mi y yo adoro a mi madre y tengo un vínculo muy muy especial con ella.
    Además, ahora comparto todo 50% con el papá de mi niña, que también puede disfrutar alimentando a su hija.

    En resumen, que solo quería añadir a tu post que las mamás que damos bibe también existimos, también sufrimos la presión de la sociedad y también creamos vínculos con nuestros hijos.

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


9 + cuatro =

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS