Mamma Mía » Algunos consejos prácticos para las vacaciones con niños

6 agosto 2018

Algunos consejos prácticos para las vacaciones con niños

Es mi cuarto año de vacaciones con un hijo y el segundo con dos. La experiencia, tras los años, me ha ofrecido consejos prácticos que resumo en tres puntos claves:

Comodidad

La comodidad gana a cualquier cosa y va aplicada en cualquier cosa. En la elección del lugar, de la estancia, de las actividades y comidas.

Depende de cada familia, claro está, pero en nuestro caso, cada vez que nos hemos intentado salir del guión con niños tan pequeños, hemos salido perdiendo todos.
Por lo tanto, si quieres realmente descansar, es mejor ir a un hotel o similar, que alquilar una casa donde las labores domésticas son las mimas que durante el año, con la diferencia de tener el mar a pocos metros.

Las estructuras preparadas para niños son menos especiales pero más prácticas, aunque yo personalmente prefiero las casas a los hoteles, en el caso de una casa es preferible contactar con alguien que ayude con la limpieza y tal vez con la comida (si como en nuestro caso, hay más niños que adultos). Me he dado cuenta que el dinero mejor invertido es en ayuda, a veces es necesario para poder descansar durante algunos días.

Por otro lado te das cuenta que la ayuda forma parte de la comodidad, por lo que a veces los viajes con los abuelos o familiares pueden ser bastante útiles para poder salir una noche con tu pareja a tomar algo, o simplemente darte un chapuzón largo en el mar.
Lo mejor que te puede pasar es tener amigos con hijos de la misma edad, para disfrutar de la compañía mientras los niños se la pasan “pipa”.

Los viajes en avión sola con los niños equivalen a un intenso entrenamiento de cross fit y sobre todo cualquier imprevisto puede ser “fatal” si no estas preparada. Yo recomiendo llevarse siempre a mano un cambio limpio, pañales, chupete, biberón, snacks de varios tipos y juguetes pequeños, para largos viajes, tener también medicamentos a mano.
He de decir que los cochecitos también son importantes, porque hay algunos que son imposibles de montar y desmontar entre toda la familia, y otros que se abren y se cierran con un solo “click”, como nuestra silla de paseo Miinimo2 de Chicco que se cierra y se guarda en una bolsa que se puede llevar como mochila.
Con el paso de los años he aprendido a ser lo más eficiente posible con el equipaje y en estas vacaciones he sido capaz de preparar una sola maleta (grande) para los dos niños y yo, para unas vacaciones de dos semanas. Creo que es mucho más cómodo que estar con tres maletas de un lado al otro, taxis, aviones, coches…

La música es un fiel acompañante, y no cuesta nada llevarse un altavoz pequeñito de vacaciones para amenizar algunas tardes, cenas o incluso desayunos.

Flexibilidad.

Las vacaciones son para todos, niños y padres, por lo que recomiendo ser un poco más flexible respecto a los horarios.
El ritmo de dormirse pronto, ir al colegio, comer siempre a la misma hora, meriendas, cenas… se ve alterado durante un corto periodo para disfrutar todos de lo que más nos gusta.

En los restaurantes los niños, sobre todo los pequeños, crean bastante caos, que en los mejores casos con una sonrisa y un “disculpa” a la gente de alrededor se puede solucionar, mientras que en los peores casos no te deja ni comer y se convierte todo en un estrés.
Se pueden Llevar juguetes o pinturas con las que se puedan entretener, aunque me duele admitir que lo más eficaz es el móvil o la Tablet para casos extremos.
Lo ideal es ir a restaurantes donde tengan algún tipo de área para niños, donde puedan jugar y entretenerse mientras los adultos comemos tranquilamente, o quizás un simple espacio abierto, jardín o plaza donde puedan corretear.

Por otro lado si la idea es comer y cocinar en casa, hay que tener en cuenta que el tiempo es oro, por lo que los platos no serán tan elaborados ni con tanta variedad que durante el resto del año. (gazpachos, ensaladas, pizzas, pastas, verdura cruda y mucha fruta!!)

Playa

El mar es siempre un buen plan.
¿Por qué? Les cansa, aprenden nuevas cosas, juegan al aire libre y duermen mejor. Además es bueno para regenerarse, para “asalvajarse” y sobre todo para nadar.
Recuerdo ir nadando con mis padres y mis hermanos hasta la boya más lejana desde la playa y allí quedarnos un rato a hablar y jugar para luego volver. Tardábamos una hora por lo menos. Es de mis mejores recuerdos.

Por supuesto que se debe tener en consideración ir a la playa en los horarios adecuados, cuando no hace demasiado calor y sol, por la mañana pronto y por la tarde, tarde.
El atardecer en la playa es maravillosos para todos, además hay menos gente y se pueden hacer muchos juegos en la playa. Para mí es el mejor momento del día para disfrutar en la playa con los niños.
Siempre me llevo algún snack y agua para los niños, porque después de estar mucho rato en jugando en el mar vienen hambrientos y sedientos.

Y sí! La sombrilla es fundamental! Aunque sea un rollo montarla y transportarla, es el elemento más importante que hay que llevar a la playa cuando se va con niños, a parte de los 200 kg de crema solar (elegir las que no llevan filtros sintéticos si es posible, que no lleven parabenos y que estén hechas de minerales naturales y aceites vegetales).

Si se puede, yo prefiero elegir sitios con poca gente, playas grandes y sin mucho viento y que el agua no esté demasiado fría (el mar mediterráneo es mi preferido en verano).

No se nos pueden olvidar nunca juguetes: pelotas, boomerang, el descubrimiento de este verano: drago masters de Ninjago, juguetes de arena para que los niños puedan jugar con los vecinos de sombrilla y para hacer siempre algún castillo.

Ojo con la elección de los bikinis sabiendo que la mayoría del tiempo lo pasareis entre el agua y la orilla, de pie o agachados.

Es muy recomendable ponerse protector solar para el pelo, recordaros que hay que ponérselo con el pelo casi seco para que sea efectivo. Os recomendaré como mantener el pelo hidratado y brillante. (es más importante el procedimiento que el producto).

Por otro lado, a la mayoría de los niños les suelen salir pequeños eczemas del sol, pañales, bañadores…nada por lo que preocuparse, aunque es siempre importante tener una farmacia no muy lejana localizada por si surge algún imprevisto.

Os deseo un feliz Agosto y espero que podáis iros algún día de vacaciones.


3 Comentarios

  • 1. Mari Ángeles  |  6 agosto 2018 - 17:00

    Hola, que buen post y practico! Que crema recomiendas para utilizarla con niños? Gracias!

  • 2. María José  |  6 agosto 2018 - 18:25

    Laura, no debe ser fácil viajar sola con un bebé y un niño pequeño, sin duda hay que ser valiente. Gracias por tus recomendaciones son muy útiles. No deja de sorprenderme la facilidad con la que, en general, se viaja con niños pequeños, comprendo que los tiempos han cambiado pero pienso que a veces no vale la pena moverse de casa. Las fotos son preciosas.

  • 3. Peluquería de lujo  |  7 agosto 2018 - 14:42

    No es fácil viajar con niños pequeños!! Y quienes hemos pasado por eso lo sabemos. Mucha paciencia y a disfrutar del verano chicas, que nos lo merecemos 🙂

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


seis − = 1

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS