Mamma Mía » A todas

22 octubre 2018

A todas

Llevo un par de días cruzándome por la calle con una anciana completamente encorvada, tanto, que parecía doblada sobre si misma, camina con la mirada hacía el suelo y con la ayuda de un bastón.
Es la imagen más tierna y triste que se me ha presentado esta semana y que no se me va de la cabeza, tanto que he empezado a imaginar su vida y como, día tras día, su cuerpo se ha ido encorvando siempre más, hasta robarle la mirada hacia el cielo.
Me la he imaginado madre, atascada de preocupaciones y cargada por las penas de sus hijos, además de las suyas. He visto en un aparente cuerpo frágil, la fuerza de una mujer que ha llevado con dignidad una vida intensa y difícil. Ensueños los míos, que probablemente no reflejan la realidad, pero que me han hecho empatizar con todas las madres del mundo.

El mismo día del encuentro, me llamó una amiga de Italia que acababa de tener su segunda hija y reconocí en su voz él “típico estado de animo post parto”, cuando te sientes un poco deprimida y sola, a ratos dominada y frustrada y sobre todo incapaz de celebrar la inmensidad de lo que acabas de hacer y tu portento. Mientras me hablaba, reviví paso a paso el coctel de emociones tras tener un hijo, esos sentimientos que solo entre madres podemos comprender.

Luego mi corazón empezó a sentir y mi mente a viajar, hacia las madres que luchan dentro de los hospitales por la vida de sus hijos o por las suyas, a las que viven situaciones al borde de la humanidad, a las que están sometidas a abusos y violencia física y mental y también a las madres que no están pasando por situaciones dramáticas, pero luchan cada día físicamente y moralmente para conciliar los compromisos, el trabajo, la maternidad y garantizar el bienestar de toda la familia. A todas las madres, mejores y peores que han dedicado parte fundamental de sus vidas a sus hijos y lo han hecho con amor y sin remordimientos, a pesar del cansancio, de los estados de ánimo continuamente alterados, de los impedimentos personales y de los sacrificios.

La mayoría de vosotras conocéis el áspero y complicado camino de la maternidad, con subidas asfixiantes y bajadas resbaladizas, con escalones y obstáculos, con noches largas y días eternos. Y también conocéis las cualidades como la paciencia y la tenacidad con la que las madres nos enfrentamos a ese camino hasta llegar a la meta.
En cada paso está la superación de un limite, en cada metro que alcanzamos está la victoria de un reto, mientras tanto crecemos y nos hacemos más fuertes y sabias. No encaminamos sin sentido, sino conscientes de que nos estamos enriqueciendo nuestra capa más profunda, que estamos conociendo la esencia de la vida.

Hace unos días ha sido el día mundial del cáncer de mama, un día para celebrar la valentía con la que muchas mujeres se enfrentan cada día a una enfermedad horrible. A ellas, madres o no, dedico este post. Ojalá que vuestra fuerza os acompañe hasta la victoria. Y a todas las madres del mundo porque la maternidad no es solo un acto de amor, es también un acto de coraje.

Con amor.


9 Comentarios

  • 1. Monica  |  22 octubre 2018 - 13:52

    Como me gusta tu Post,el cariño ,la sensibilidad y el respeto con el que lo escribes.

  • 2. Laura  |  22 octubre 2018 - 14:55

    Maravilloso, como siempre❤

  • 3. Bea  |  22 octubre 2018 - 22:32

    Laura, eres magnífica. Gracias por poner palabras a ese sentimiento que a veces creemos inexplicable. Gracias

  • 4. María José  |  23 octubre 2018 - 12:14

    Que sensible y bien expresado en tu post, Laura, esa loa a las madres. Si, realmente las madres tenemos algo especial, un espíritu de sacrificio fuera de lo común (también en algunos hombres está pero quizá no es tan generalizado como en la mujer). A mí también me ocurre que cuando veo a ancinas por la calle siento una ternura especial hacia ellas, hacia esas madres que lo dieron todo por su familia, me consuela pensar que están bien atendidas por esos hijos a los que tanto mimaron. Bonitas fotos con tus hijos.

  • 5. Andrea  |  23 octubre 2018 - 13:25

    Que post tan realista y sentimental al mismo tiempo, me siento totalmente identificada con todo lo que dices, pero compensa tanto esfuerzo con tan solo una mirada cómplice que se desvanece el cansancio. Un beso enorme Laura! Sigue escribiendo

  • 6. Sami  |  23 octubre 2018 - 16:48

    Que post tan bonito Laura, y que bien reflejas la realidad!! Olé por esas mujeres!!! Saludos!

  • 7. Dolo  |  23 octubre 2018 - 19:48

    Primero, por ser madre y segundo, por haber “conocido” (ya no me gusta decir sufrir o padecer) el cáncer de mama: G R A C I A S.

  • 8. Patricia  |  25 octubre 2018 - 10:10

    Que post mas chulo !! grandes esas madres dedicadas a la familia
    besos desde nuestra tienda https://www.corbatasygemelos.es

  • 9. Sonia Martin-Consuegra Campos  |  26 octubre 2018 - 10:22

    Que bonito. Muchas gracias por este post. Un saludo de una madre/heroína/exhausta.

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


6 − cinco =

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS