Mamma Mía » Las tareas

25 octubre 2018

Las tareas

Las tareas escolares son el testigo oficial de la obsolescencia del sistema didáctico escolar y lo digo con todo el respeto hacia los profesores, los iluminados y los educadores, que hacen su trabajo estupendamente.

Hay cosas demasiado pesadas para moverlas y demasiado duras para romperlas,así es como veo la instrucción en los colegios, igual que la de mis padres, pero sin “golpes en las manos” y a la mía.
Los cambios más visibles son las pantallas que sustituyen a la pizarra (así les hemos quitado también la diversión de lanzar el borrador lleno de polvo ;), los libros más modernos y el uso de I pad y ordenadores, o sea la introducción de la tecnología básica. Me parece bien y ojalá que gracias a ello no tenga que ver mis hijos cargar, como burros, una mochila llena de libros, más grande que ellos.
Tengo nítida en mi memoria la imagen de mi prima, tan delgadita, caminando delante de mi con la espalda encorvada por el peso de la mochila, que como la mía, costaba cerrarla de lo llena que estaba. Un hecho por el que el sistema sanitario habría tenido que intervenir, pero no, hemos seguidos cargando y teniendo escoliosis crónicas.

Hablo como madre, sin conocimiento y sobre la base de lo que veo teniendo dos hijos. Sin duda el aprendizaje es fundamental en la vida de los niños y el hecho de estar en una clase donde hay niños de “niveles diferentes” es instructivo para todos ellos, porque hay una sinergia de grupo que viene bien tanto a los que van un paso por detrás, como a los más avanzados.
Valoro muchísimo también la disciplina y los colegios tienen el mayor merito en eso, sería muy complicado para nosotros padres conseguir un buen nivel de disciplina sin la ayuda de los profesores.

En fin mi hijo mayor va encantado al colegio y yo me alegro un montón de verle disfrutar, es un peso menos que me quito de la conciencia, considerando que es donde pasa el 80% de su tiempo. Sin embargo hay cosas que no me convencen, me parece que el mundo corre muy rápido y el sistema didáctico no le sigue el ritmo y que todavía se da demasiada importancia a aprender los nombres de todos los ríos del mundo y las fechas de todas las guerras, y poca a cosas básicas e importantes como el sentido cívico, el respeto, la sensibilidad…. La vida misma. Porque cuando sean mayores en este nuevo mundo, a nadie le importará que sepan los poemas de memoria, sin embargo el razonamiento, el autoestima, el carisma…. Serán valores que les permitirán lograr sus objetivos.
Estoy convencida de que este pensamiento está interiorizado en la conciencia común y no solo en la mía, lo demuestra el hecho de que la mayoría de los niños están apuntados al gran abanico de actividades extraescolares: deporte, teatro, baile, idiomas…. que los colegios ofrecen. Y que cuestan dinero, cuando para mi deberían estar incluidas en el sistema.

Voy a confesaros una cosa de la que no estoy orgullosa, pero tampoco me perjudica y es mi experiencia. Yo no fui una niña prodigio y menos una niña a la que le gustaba el colegio, además era una rebelde y utilizaba la escuela como arma para manifestar mi existencia, mi carácter, mis ideas. La mayoría de los profesores no podían conmigo, me castigaban y me daban malas notas, tanto que repetí dos años. Había otros profesores, como el de literatura, el de arte y los de diseño, con los que conectaba bien y funcionaba maravillosamente en las materias que les correspondían. Terminé la carrera con éxito, más madura y con ganas de vivir el mundo.
Os cuento esta anécdota porque a día de hoy me siento una mujer realizada y que ha cumplido sus objetivos personales y profesionales. Lo que he aprendido viene de las experiencias que he vivido, de las personas que he encontrado y por mi educación. He sabido jugar mis cartas en el momento oportuno, he sido rápida, lista y humilde, eso sí, no me preguntéis los nombres de los ríos porque me los he olvidado al día siguiente del examen, los nombres de los reyes, fechas y todas las cosas que he tenido que aprender por inercia en lugar que por interés.

En fin, sin ánimo de ofender, me pregunto como podemos “enseñar a vivir” a nuestros hijos, si después de la matemática y la ciencia que aprenden en el colegio, vuelven a casa con las tareas de matemática y ciencia y cuando les permitiremos desarrollar la creatividad a través del juego. Cuando le enseñaremos el respeto y la convivencia, a arreglar el cuarto y ayudar en casa. ¿Cuando disfrutaremos de la relación con ellos si siempre hay un libro en medio?

¿Cuando podrán descansar?
Os hago una pregunta: ¿A quien le gustaría volver del trabajo y tener que contestar a los mails en lugar que abrirse una botella de vino y tomarse una copa? Aunque se tratara de un solo mail. A nadie.
Si no nos gusta a nosotros que ya somos mayores, ¡¿por qué les debería gustar a ellos que son niños y les queda todavía un mundo por descubrir?!

 

 

 


18 Comentarios

  • 1. ANA  |  25 octubre 2018 - 13:01

    Laura, totalmente de acuerdo con tu reflexión, la dificultad que veo diariamente para “pasar” de los deberes y fomentar su creatividad, juego libre y disfrute, no sé me encuentro metida en esa rueda de llegar a casa y exigir que terminen sus deberes, ya que sino me llega una notificación a la app del colegio donde me recriminan que no ha llevado sus deberes completos.
    Veo que no soy capaz de responder a esa exigencia y de que no soy capaz de abstraerme no dar importancia y sólo lograr que disfrute del aprendizaje y que investigue y averigue sus verdaderas pasiones e intereses.
    Como lo ves? Tienes alguna fórmula?
    En fin… como dices tu parece que el sistema educativo se encuentra anclado en el pasado y no va a la par con la evolución de la sociedad.

  • 2. Laura Manzano  |  25 octubre 2018 - 13:03

    Hola Laura, como profesora (aunque de cursos superiores a la edad de tus hijos) pienso que es importante que aprendan ciertos nombres y fechas debido a que está implantada un examen para poder entrar a la Universidad, que sin esos datos no pueden conseguir tu meta.

    Ahora bien, opino como tú que esas edad tan pequeñas no se les debería exigir tantos conocimientos sino, más valores yo apuesto por ello. Y mucha gente como yo lo hacen en sus clases. Aprenden jugando y es maravilloso cómo a los niños les gusta y encima aprenden cosas: se llama gamificación. Es algo nuevo, y consiste en eso…aprender jugando y ya no solo datos, sino compañerismo, respeto y mil valores más.

  • 3. Elena  |  25 octubre 2018 - 14:35

    Laura, no me puedo extender por que estoy enferma de gripe, metida en cama. Pero no podía dejar de contestar a tu pregunta. Los deberes en casa no sirven para nada, absolutamente para nada, sobretodo en edades tempranas. Hay que fomentar otras aptitudes en los niñ@s para que adquieran competencias básicas.
    Hay responsables docentes que no quieren salir de la zona de confort pero no queda otra. La educación es como un avión que vuela y que al mismo tiempo cambias estructuras sin dejar de volar.
    Siento no poder extenderme más pero estoy hecha pólvo.
    Un abrazo.

  • 4. lcaldarola  |  25 octubre 2018 - 15:35

    Elena que te recuperes pronto!!!
    Te mando un abrazo y mucho ánimo.
    Gracias por comentar.
    Gracias a todas las que me escribís, leo todos los comentarios y me hacen siempre mucha ilusión.

  • 5. Mirieta  |  25 octubre 2018 - 17:12

    Las debates sobre educación solo tienen validez sólida cuando intervienen docentes. Claro está que como vivimos en una época en la que está de moda opinar, hay que lanzarse hacia temas que, aunque parecen cotidianos, deben recaer en manos expertas.
    Memorizar es una técnica que agiliza el cerebro y entrena el aprendizaje. Ojalá se trabajara más. A partir de ahí se puede trabajar el criterio. Sin embargo, la escuela no es un centro de valores, sino de aprendizaje intelectual. Ahora, se estila hablar de emociones… eso se trabaja en casa. Si solo se trabajara el mundo interior de los niños, acabarían siendo borregos.
    Las tareas son necesarias para practicar lo aprendido.

  • 6. Natalia  |  25 octubre 2018 - 17:53

    Hola, yo he de decir que no estoy de acuerdo con este post. Aprender nombres, fechas, datos, y demás hechos, y sentarse a hacer deberes, sirve para fomentar otro tipo de aptitudes, como la constancia, el esfuerzo, aprender a organizarse, etc..
    Sin pretender ofender a nadie, estas reflexiones siempre vienen de gente que es más a fin a las letras que a las ciencias….
    Es labor de los padres, y no de los profesores, fomentar otro tipo de aptitudes en los hijos, como bien dices, “la vida”, es decir, el civismo, la empatía, etc…
    En el colegio hay muchos profesores, y al fin y al cabo, aunque los alumnos estén todo el día en el colegio, no están todas las horas con la misma persona…
    Un saludo

  • 7. Maria  |  25 octubre 2018 - 18:39

    Estoy de acuerdo con tus reflexiones aunque sólo en parte, efectivamente, fermentar cualidades como el razonamiento, la oratoria, la creatividad es absolutamente esencial. Pero también lo es conocer la historia o georgrafia de un país, y eso, desgraciadamente, no se puede aprender de otra forma. Que memorizando acontecimientos y leyendo mucho sobre ello. Francamente no creo que nadie deba estar orgulloso de no saberse la historia de España ( en nuestro caso) o de no tener unas nociones básicas de geografía… hasta el punto de que la gente no se sabe las provincias que integran las ccaa… eso solo se aprende de memoria, y lamentablemente por pensamientos como el tuyo la gente se vuelve ignorante. De igual forma ejercitar la memoria también resulta indispensable, pues la gente con más memoria suele tener más éxito, y precisamente es un musculo que hay que ejercitar. En fin … perdón por el rollo.. pero creo que los extremos no son buenos en ningun sentido.

  • 8. Begoña  |  25 octubre 2018 - 19:59

    Laura, opino muy parecido….cuanta falta hace que les enseñemos a los niños los valores y saber canalizar sus emociones. Ya pasan suficiente tiempo en el colegio para que encima lleguen a casa y sigan con tareas. Que dejen la ultima hora de clase para la realización de los deberes. Si yo me tengo que poner a trabajar también cuando llego de mi trabajo en casa, me daria un yu-yu.
    Las extra escolares deportivas , si no tienen ese deporte en el cole, pues normal que lo busquen fuera…..pero lo del inglés …..no tiene nombre, algo falla en el sistema educativo que tengamos que costearlo porque desde el cole no son capaces de mantener una conversación…..y empiezan co 3 añitos…..pero que les enseñan,
    Y para rizar el rizo en la ESO van y les meten un segundo idioma ( francés), pero si todavía no saben ni el inglés!!!! No será mejor que inviertan ese tiempo en consolidar bien el inglés y salgan ya preparados en ese idioma,……en fin
    La manía de este país de tocar muchos palos y no saber bien de ninguno
    P.D me encanta tu pelo!,!! Guapísima
    Bssss

  • 9. Ana  |  25 octubre 2018 - 20:47

    Estoy en parte de acuerdo con Natalia porque soy de EGB y me pareció un sistema estupendo, ademas que no había excesivos deberes. No se como estará la cosa ahora, pero es necesario educar en el esfuerzo y la tarea de los padres es educar en valores, independientemente de que también se fomente en el colegio.
    El mayor fallo de este sistema es que no hay conciliación, y la mayoría de actividades extraescolares se deben a ello.
    No me puedo extender mas

  • 10. Mariana  |  25 octubre 2018 - 21:09

    Laura hola! Nunca comento, no soy madre aún, pero coincido totalmente con tu enfoque, en una sociedad donde y esto es a nivel mundial, cada vez faltan mas valores, hay que replantearse muchas cosas en el sistema educativo familiar e institucional, un beso!

  • 11. Monb  |  25 octubre 2018 - 22:33

    Estoy de acuerdo con Natalia en cuanto a que considero importante aprender ríos, poemas, etc., porque uno también aprende a organizarse, e incluso muchas veces en el aprendizaje de esas cosas descubrimos que nos interesan mucho.

    Los deberes tampoco me parecen mal. Me parece que pueden ayudar a reforzar lo aprendido en clase (pero claro, siempre y cuando no sean excesivos y se trate de que los niños medio terminen las clases en casa y con sus padres).

    También creo que la mayoría de las actividades extraescolares están dirigidas, y ésto lo lamento mucho, a ampliar la jornada escolar para que los padres podamos recoger a los niños del cole (porque los horarios de los coles y de los trabajos no casan mucho), a proyectar en nuestros niños aquellas cosas que nosotros no pudimos hacer, y en algunos casos a algo que al niño/ a realmente le interesa mucho.

    Y por último creo que en los colegios e institutos se hace un esfuerzo por intentar educar en el respeto, el apoyo, el civismo, etc., complementando la educación que les damos en casa, pero en ningún caso ésto debe reemplazar a las materias “clásicas” en mi opinión.

    (Por cierto soy de letras puras, que se decía cuando yo estudiaba).

  • 12. Manoli  |  25 octubre 2018 - 23:16

    Hola Laura, no sé si el colegio de tu hijo es público o privado, me imagino que privado pero me gustaría que te fijaras en experiencias como hay en Italia en Reggio Emilia o si estás en España, en Barcelona en escuelas como Congrés Indians, La LLacuna, el Martinet …todas públicas con una visión del niño y la educación que son un modelo que muchos colegios públicos estamos siguiendo y aplicando.

  • 13. Mercedes  |  26 octubre 2018 - 10:36

    Y la Cantidad de horas que pasan en el cole!!!! Entiendo que a los padres que trabajamos fuera de casa es una solución pero no tendría que ser Una guardería el colegio!!!! Personalmente creo que es peor todas las horas que están fuera de casa que los deberes!!! Si fuesen menos horas al cole tendrían más tiempo para descansar, jugar, aburrirse , estudiar y volver a jugar!!!!

  • 14. Mercedes  |  26 octubre 2018 - 11:34

    Yo más que los deberes me parece mal la cantidad de horas que pasan en el cole desde que tienen 3 años!!

    El colegio no es una guardería!!!

    Si fuesen menos horas al cole tendrían más tiempo para descansar, jugar, estudiar un poco y hacer actividades.

    Esa es mi opinión. Un beso.
    Mercedes

  • 15. Ana  |  26 octubre 2018 - 13:37

    Veo que al final todas coincidimos en un punto: el exceso de horas en colegio-guardería es consecuencia de la falta de conciliación que existe en este país. kms conciliación señores, solo de esa manera se asegurara la continuidad de su estado de bienestar. A ver si así lo entienden

  • 16. Claudia  |  28 octubre 2018 - 02:11

    Laura, soy profe y estoy de acuerdo en la mayoría de las cosas que dices…
    Me parece bien que a los niños se les enseñe los nombres de los rios, literatura y demás porque al fin y al cabo es cultura..Y me parece bien que a veces se les mande deberes para reforzar lo que han aprendido en clase pero todo en su justa medida, no por norma..
    Los niños también tienen que disfrutar (son niños) y pasar tiempo con sus papás…Aunque de vez que en cuando tengan que hacer alguna tarea en casa…

  • 17. Diario de Estilo  |  29 octubre 2018 - 10:59

    Mi hijo Hugo mañana cumplirá 13 años. Se levanta todos los días a las 07:00 de la mañana y termina con sus obligaciones a las 21:00 horas de la noche. Excesivo, sí. Creo que el sistema educativo no funciona. Tiempo de calidad dentro de las aulas y tiempo libre fuera de ellas para fomentar otro tipo de aprendizajes. El sistema actual no ayuda a madurar niños felices. Educa con el estrés y la ansiedad de tener que llegar a todo. Aún así en parte comparto la opinión de Natalia: ” Aprender nombres, fechas, datos, y demás hechos, y sentarse a hacer deberes, sirve para fomentar otro tipo de aptitudes, como la constancia, el esfuerzo, aprender a organizarse, etc…”
    Tristemente es complicado. Sería entrar en materia política y daría para mucho debate.
    Un beso compi de blog en ELLE, a ver si nos conocemos algún día 🙂

  • 18. María José  |  2 noviembre 2018 - 12:27

    Hola Laura! Comparto contigo algunas reflexiones de este post pero no todas. Mis hijos asistieron al Comegio Alemán que, como sabes, usa otra metodología. Sin duda que el razonamiento, la reflexión y la práctica son muy importantes pero quizá yo echaba de menos algunos conocimientos, no se trata de saberte la lista de los reyes godos ni todas las fechas pero si hay algunas de cultura general que deberían aprenderse. No todas las asignaturas nos gustan pero a lo largo de tus estudios te vas decantando por las que te sientes más identificada. Sin duda que a niños tan pequeños como tu hijo no hay que agobiarlo con tareas, ese es un gran error de la enseñanza española. Bonitas fotos

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


8 − = uno

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS