Mamma Mía » Un post para reflexionar

20 diciembre 2018

Un post para reflexionar

Anoche tuve un sueño horrible, como siempre todo era muy distinto de la realidad, cosas y tiempos sin orden ni sentido, pero yo era la madre de Leonardo y Orlando como en la vida real. No recuerdo nítidamente los detalles, solo que estaba completamente desquiciada y agotada por los niños. Estaba tan desesperada que llegúe a castigar a Orlando sin necesidad, un castigo malo, del que me arrepentí en seguida porque me di cuenta que le había hecho daño. Me desperté angustiada y fue directa a la habitación para verles. Estaban dormidos y me parecieron a dos angeles. Mirándole pensé en cuán fundamentales son para mí, a pesar de los momentos críticos, ellos son lo más importante de mi vida, son mi vida.

Me acordé entonces de un post que había leído hace tiempo y fui a buscarlo, es la reflexión de una madre (Una mamma green) sobre el inevitable paso del tiempo y la irreversibilidad de los cambios, bajo nuestros ojos, sin que realmente seamos conscientes.

Fue cuando su hijo le pidió cogerle en brazos para mirar una cosa, levantándole se dio cuenta de que le costó un esfuerzo mayor que todas las veces precedentes, entonces fue consciente de que un día, no tan lejano, lo cogería en brazos por última vez y sin saber que habría sido la ultima.

Ser padres es una experiencia tan intensa y completa, como para hacerte perder la perspectiva de las cosas. Escribe. Lo que vivimos es tan grande y laborioso, tan absoluto que parece destinado a durar para siempre. Sin embargo nuestros hijos son bebes por un puñado de semanas, solo “aparentemente” interminables, y crecerán hasta que un día, sin avisar, no podremos cogerlos ya en brazos.

Sigue con una reflexión con la que me veo completamente identificada. Dice:

Me pregunto como se ha extinguido ese tiempo que parece no pasar nunca. De esas tardes lentas y de esas noches sin amanecer, de las continuas miradas al reloj, con intervalos que parecen eternos mientras que solo han pasado diez minutos.

Cuando todo ha pasado solo te quedas con las preguntas: si lo has hecho bien, si hubiera sido mejor gastar menos energía para cosas pocos importantes, si hubieras tenido que ser más libre o más consciente…. De todos modo ya será tarde, ese día ya no serás capaz de coger a tu hijo en brazos, pero a pesar de que te hayas dado cuenta solo a posteriori, podrás mirar atrás y pensar en todas las veces en las que lo has cogido, que te has hecho cargo de su peso a parte del tuyo, podrás mirar atrás con el corazón ligero, sin lamentos.

 

 

 


1 comentario

  • 1. María José  |  28 diciembre 2018 - 22:03

    Laura, es normal que las madres nos preguntemos si hacemos lo correcto educando a nuestros hijos. Creo que todas intentamos darles lo mejor, nuestro inmenso amor, nuestro sueño, nuestro tiempo y parte de nuestra salud. No hay amor más desinteresado que el de los padres hacia los hijos. El paso de los años hace que seamos más conscientes de ello. Si hemos cometido algún error ha sido sin intención y no creo que con consecuencias. Bonitas fotos, tus hijos son preciosos.

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


− dos = 5

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS