Mamma Mía » Cosas por las que quiero agradecer al 2018

7 enero 2019

Cosas por las que quiero agradecer al 2018

Este año más que concentrarme en los buenos propósitos para el 2019, he reflexionado sobre “el cierre” del año pasado. Como se hace con los negocios, cuando se recopila el trabajo hecho, se verifican las entradas y los gastos y al final se hace un resumen financiero que dice si la actividad cierra el año en pérdida o en beneficios.

Mi año se ha cerrado con más beneficios que pérdidas y me siento en el deber de agradecer por todo lo que he recibido.

Por recordarme lo importante que es creer en los sueños.
Algo que me había olvidado, concentrada en mi papel de madre. “Lorin ya no existe” Solía decir hablando de la que era antes de ser madre, Lorin es como me llaman en Italia, mis amigos, mis compañeros, mis familiares.
Lorin era una chica con la cabeza constantemente en las nubes, que creía en todo, perseguía sus sueños, también los fugaces, hasta alcanzarlos. La dejé ir, pero me he dado cuenta de que nunca se fue de verdad, se quedó escondida a la espera de que la extrañase. Ha llegado el momento, estoy realizando el sueño más grande de todos, el que tenía guardado solo para mi. Escribir. Las palabras me gustan tanto como la melodía de una canción y la armonía en una fotografía. Es mi forma de sentir. En el 2019 si todo va bien saldrá mi primera novela, ojalá sea la primera de muchas. Ojalá pueda un día lejano volver a leerla, reírme por mi forma de expresarme casera y decir “era solo la primera Lorin, has mejorado mucho”.

Por la vuelta de mi madre en whatsapp.
Los que me leen desde el principio saben que mi madre estuvo a punto de morir por un aneurisma cerebral y que sobrevivió milagrosamente, escribí varios posts sobre ello. El caso es que mi mamá ahora es algo diferente, aunque no tiene señales evidentes en el cuerpo, ni en la forma de expresarse, hay algo que la enfermedad se ha llevado, su verdadera esencia, sus sentimientos y emociones, los sabores y los olores…. Nos ha dejado una mamá menos sabrosa. Es como si a tu plato preferido le quitasen las sal y los aromas, seguirías reconociéndole en el aspecto, pero sería diferente. Desde que sucedió, cada pequeño acercamiento a su esencia verdadera, es una meta. El año pasado ha sido la vuelta a los mensajes en whatsapp. Parece banal, pero leer “mamá está escribiendo” para mi ha sido un regalo que no tiene precio.

Por los miedos que se han quedado como tales sin convertirse en algo peor.
Todos los miedos se amplifican cuando eres madre, en mi caso he llegado a ser hipocondriaca, cosa que antes estaba muy lejos de mi forma de ser. El año pasado me he llevado un par de sustos con Orlando y doy las gracias por ello, porque se han quedado como tales sin convertirse en nada más. La salud es el regalo más grande que podemos tener en la vida.

Por los días aburridos, que parecen interminables. Cuando miras al reloj cada diez minutos pensando que hayan pasados horas, esos días lentos sin nada de emocionante, sin nuevos amores, sin celebraciones especiales, sin novedades. Estos días son una bendición, porque la calma significa que todo va bien. Habría que celebrar por cada día de estos, porque el valor de la calma es inestimable.

Por los encuentros. Porque detrás de ellos se esconden bellísimas amistades, oportunidades, amores, fantasías….
Poder compartir las risas, los secretos, una mirada, los bailes, las cervezas, un viaje, las dudas, las quejas, los sufrimientos, una palabra, un beso…..
Compartir es vivir. Esto explicamos a nuestros hijos y cuanto más, más felicidad.

Por las oportunidades que me ha dado esta ciudad y este país. Por poder permitirme el lujo de hacer un trabajo que amo y que me permite compaginar mi vida de madre con la gratificación profesional. Este es mi mayor secreto de belleza 🙂 .

A José por las fotos.
Porque detrás de una influencer hay un novio pringado. Este comentario es verdad y os aseguro que es más complicado de lo que aparenta en los videos irónicos.

Por lo bueno que se queda.
Por la suerte que me ha acompañado hasta ahora, por hacerme sentir una privilegiada en este mundo complicado, a veces cruel, a veces insensible. Y darme la posibilidad de apreciar lo que tengo y de no sentir la falta de nada.

A vosotros.
Por cada mensaje, cada foto, cada comentario que me enviáis. Me llegan dentro. Saber que hay alguien que a pesar de no conocerte, te comprende, te anima, te aconseja y se interesa de lo que haces, es grandioso.
Gracias de corazón por cuidarme.

Fotos de Deborah Torres, que es una amiga de Tenerife y fotografa de bodas increíble.
Muchas gracias a  @romulo_floralart por la decoración tan detallata y bonita y a @lafurgona por prestarnos la furgoneta y hacernos creer de haber vuelto a los años ’70.

Sígueme en Facebook, Instagram y Twitter: Laura.Caldarola


6 Comentarios

  • 1. Amparo  |  7 enero 2019 - 14:28

    Hola Laura o Lorin!!! Me encanta ese nombre como protagonista de tu primera novela. Me ha gustado mucho el post y todo lo que comentas en él, pues me siento identificada en muchas de las cosas que comentas. La vida puede ser sencilla o complicada, depende de nosotros a qué le prestamos más atención y por supuesto en mi caso, la salud también juega un papel fundamental, pues hace 4 años que no me encuentro bien y es mucho tiempo con limitaciones, miedo y sin ser la que solía ser, por eso entiendo tan bien lo que comentas sobre tu mamá. Te deseo lo mejor en este año que acaba de comenzar tanto a ti, como a toda tu familia y que pronto podamos ser lectores de esa primera novela, que según dicen, escribir un libro es parecido a tener un hijo. Te deseo toda clase de éxitos y aquí seguiremos a tu lado brindando por ellos. Muchos besos

  • 2. Dolores  |  7 enero 2019 - 21:46

    Por favor, sigue escribiendo.

    Compraré tu novela.

    Besos.

  • 3. Sami  |  7 enero 2019 - 22:37

    Feliz Año Laura! Gracias a ti por escribir así y ser tan sincera, muchas nos sentimos muy identificadas contigo, no cambies!
    Un saludo.

  • 4. MARÍA JOSÉ CÁNTABRA EN MADRID  |  7 enero 2019 - 23:20

    FELIZ AÑO ¡¡¡ ESPERO QUE HAYAS TRAÍDO LAS PILAS Y LAS BATERÍAS CARGADAS LLENAS DE CARIÑO DE LOS TUYOS.
    QUE BUENA NOTICIA TU NOVELA, HAS ESCUCHADO A TUS TIFFOSI¡¡¡
    SERÍA UNA PENA QUE NO DESARROLLARAS ESA VIRTUD QUE TIENES PARA COMUNICAR Y LLEGAR.
    AQUÍ SEGUIMOS FIELES A TU POST ESTE 2019.

  • 5. Pilar  |  8 enero 2019 - 13:21

    ¡Feliz año Lorin! Gracias por gente como tú, transparente, divertida y achuchable aunque sea virtual. Y un brindis por ese libro que llegará, deseando leerte. Que la vida te siga sonriendo como tu haces con ella.

  • 6. María José  |  9 enero 2019 - 15:39

    Muy bonito post, Laura. Comparto contigo que somos afortunados, que no nos falta de nada, que lo importante es la salud y estar con nuestros seres queridos que, a veces, aburrirse es bueno en este mundo tan estresado. Espero con mucho interés la publicación de esa novela que estás escribiendo. Me alegra enormemente que tu madre, poco a poco, vuelva a ser ella misma. Las fotos preciosas.

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


− 1 = ocho

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS