Mamma Mía » Delegar a mis proprios hijos

7 febrero 2019

Delegar a mis proprios hijos

Intento estar lo más pendiente posible con vuestros mensajes y peticiones, os prometo que vendrán los posts con recetas. ☺
Hace unos días una mamá me preguntó como llevaba el tema de “delegar a los niños”, dejarlos a los abuelos, a la niñera, a un tío o una amiga, para poder hacer algo. Porque tienes una necesidad o urgencia o aunque solo sea para descansar, para despejar la mente y relajarte, para dedicarte un momento a ti misma.

Me parece un tema interesante para comentar con vosotr@s y ojalá sirva de apoyo a las madres que necesitan consejo.

Mi segunda maternidad me ha hecho corregir, en algunos casos, o cambiar, en otros, mi manera de vivir el papel de madre. Como en todas las cosas, la experiencia ayuda, de los errores se aprende, de las faltas se aprende y de las cosas bien hechas también se aprende.

No he dejado a Leonardo con alguien, excepto pocas horas, hasta los tres años.

Mi vida hace cinco años hizo que fuera una tipología de madre excesivamente pegada a su hijo.
Me mudé en un país extranjero donde no tenia trabajo, no tenía amigos, tampoco tenía el idioma y José volvía a casa cada día a las ocho de la tarde. Leonardo era para mi un aliado y mi fiel compañero, a parte de mi hijo y la persona más importante en mi vida. Era el columpio en el cual me balanceaba, era el espejo que reflejaba mi valentía, en Leonardo encontraba la confianza en mi misma y la salida de mis momentos oscuros. Jamás dejaría que alguien pudiera cuidarle de una forma menos especial que la mía, la que según yo, se merecía.
Tenía tiempo suficiente para estar con él.
Lo apunté a una escuela infantil para que pudiese trabajar en la autonomía y desarrollo psicofísico junto con otros niños y para garantizarme unas horas libres.
En poco tiempo aprendí el castellano y me hice nuevos amigos. Leonardo creció rodeado de gente, José y yo hacíamos todos los planes con él. Fue un niño acostumbrado a pasar de brazo en brazo, a montarse en aviones, a ir a eventos…. Sin embargo nunca le he dejado veinticuatro horas con otra persona. El limite para mi estaba en la noche, dormir separados es algo que todavía me cuesta aceptar en mi vida.

Me declaro culpable por no tomar bien la separación de mis hijos, entregarles en manos de otra persona que no sea yo, a pesar de que confié ciegamente en ella, (si no jamás lo haría obviamente) me sigue costando un esfuerzo.
“Pero no pasa nada si los dejas dos días”. Cuando me lo dicen yo contesto que lo sé. Pero si no hay necesidad no los voy a dejar.

Hay situaciones que no te permiten elegir, el trabajo por ejemplo es un factor de fuerza mayor, al que desafortunadamente hay que adaptarse también cuando no nos encaja bien. Las otras situaciones las voy considerando según sucedan. Cuando mis hijos eran bebes, entre el vinculo de la lactancia y el materno, no me veía capaz de separarme de ellos y no lo hice. Además veo fundamental para construir su confianza, estar a su lado cada vez que lo necesiten y lo pidan, sin excepción. Este tema habría que desarrollarlo más a fondo, tal vez en otro post, pienso que es una parte fundamental y sensible de la educación, que sin embargo está subestimada.

Los niños crecen y aprenden a expresarse a través de las palabras además que de los lloros y los gestos, la comunicación con ellos se hace más fluida y fácil. Empiezan a entender lo que les dices y perciben los sentimientos con los que transmites los mensajes. A mis hijos les hablo como si fueran personas mayores desde siempre, también cuando no hablaban ni caminaban. Estoy segura de que si no entendían mis palabras, igualmente recibían un mensaje claro.
Cuando he notado en Leonardo cierto nivel de autonomía, me he sentido más segura en dejarle durante más tiempo.

Hay madres que desde el principio dejan a sus hijos con los abuelos o con la nanny y no tienen ningún remordimiento, porque saben que no les va a pasar nada, que están en buenas manos. Aunque no lo comparta, creo que una madre siempre actúa por el bien de sus hijos y me parece justo que cada una se sienta libre de educar y vivir la maternidad a su manera.
También creo que no hay un patrón en la educación y como siempre digo, cada niño, aunque se parezcan mucho, es diferente, de manera que cada medida tiene que ser adaptada a su carácter. Lo importante es ser coherentes y seguir la propia voluntad. Yo siento que lo estoy haciendo bien, he conseguido que mis hijos se sientan queridos y seguros de si mismos, Oralando todavía es pequeño, todavía necesita mi constante presencia, así que intento no separarme de él. También sé que es temporal, que pronto volveré a tener más libertad, pronto ellos mismos necesitarán autonomia y libertad. Me esperan muchas noches sin piecesitos que me empujan la cara y con mucho espacio entre las sabanas. No tengo prisa, sé que un día echaré de menos lo que tengo hoy.

Ya sabéis que cada intervención os la agradezco, pienso que el intercambio de opiniones y experiencias es muy útil para tod@s.

Un abrazo.


Fotos de Deborah Torres.

Decoracíon @romulo_floralart

Sígueme en Facebook, Instagram y Twitter: Laura.Caldarola

 


8 Comentarios

  • 1. Paula  |  7 febrero 2019 - 11:22

    Hola Laura,

    A mi me pasa lo mismo, te entiendo perfectamente.

    Nosotros vivimos en un país extranjero sin familia cerca y me cuesta muchisimo dejar a mis hijos con alguien que no sea yo… ahora ya salgo a cenar y los dejo con su padre (jajaja, una loca total).
    Lo que más me cuesta es djearlos en casa con otra persona cuando estan enfermos y yo tengo que irme al trabajo… eso es horrible, pero pococ a poco ya lo llevo mejor.

    Con mis padres, al mayor, lo he dejado un fin de semana cuando tenia 3 años , con mis suegros es mas dificil… ay! la vida de madre

    Un beso

  • 2. CECILIA  |  7 febrero 2019 - 11:23

    Laura… qué bonito!como siempre! creo que siempre que me animo a escribir por aquí es para decirte lo mismo…qué bonito! 🙂
    La verdad es que en este caso vuelvo a estar de acuerdo contigo. Además creo que cuando no tienes a la familia cerca es mucho más dificil dejarlos en otras manos. Igual si hubieras tenido a tus hermanos o padres cerca.. hubiera sido diferente.. aunque eso nunca lo sabrás!
    Yo envidio muchisimo a todas las mujeres que se pueden permitir no trabajar durante unos años para estar al lado de sus hijos. Sobretodo los primeros años, que estando de acuerdo contigo al 100% creo que deberían tener a su madre cerca. Yo tuve que dejar a mi hija con 8 meses en la escuela infantil y fue horrible.. para las dos. Lo que queriamos la una y la otra era estar JUNTAS. Pero no tenía opción, no podía elegir. Y lloré muchísimo la verdad.

    Conciliar hoy en día es dificilisimo, muy duro.
    Gracias por compartir tanto.

  • 3. Laura  |  7 febrero 2019 - 23:16

    Hola preciosa! No puedo estar más de acuerdo contigo, a día de hoy mi hijo tiene 3 años y medio y no he pasado una noche sin él, no lo veo necesario y tampoco he tenido la obligación por motivos laborales ni personales de hacerlo, mucha gente me dice que por qué no lo dejo con su abuela para salir nosotros como pareja o para hacer una escapada y que va! no lo veo claro, me gusta hacer planes con mi pareja pero una cena, cine… enseguida lo echamos de menos y al fin y al cabo ésta es una etapa maravillosa q no quiero perderme, ya vendrán años donde poder hacer planes sin niños.. y seguro que los echamos de menos. Un abrazo desde Tenerife

  • 4. Diana  |  8 febrero 2019 - 08:36

    Hola! Estoy de acuerdo contigo en lo que dices porque opino lo mismo y he hecho lo mismo. No quiero dejarla si puedo estar yo con ella, ella me necesita y yo a ella. De momento sólo la he dejado una noche con su padre…jiji porque duermo siempre con ella que le doy la teti. Y a las tardes mientras yo curraba quedaba con mi madre, o suegra. Ahora mientras ella va a la guarde yo trabajo, o sea que a las tardes estamos juntitas, y aunque mi pareja me dice que salga…a mi no me apetece, ni tampoco ahora donde vivimos tengo amigos con quien salir, ni lo hecho de menos la verdad. Mi vida ha cambiado y tengo otras prioridades. Aunque he de decir que no tengo tiempo para mi, y sí que me gustaría tener algo para poder depilarme tranquila…jiji, ir a la pelu sin prisas…quedarme una mañana en la cama ah! Y otra cosa, que no es por ser tiquismiquis ni nada, sólo para avisarte, que en el título pone proprios en vez de propios, por si lo quieres corregir. Gracias por todo lo que escribes!

  • 5. Begoña  |  8 febrero 2019 - 09:11

    Hola Laura! me encanta tu blog, no soy madre pero me encanta leer todos tus post, se agradece cuando una persona le dedica tanto tiempo al blog y escribe post extensos y bien elaborados, a mi que me encanta leer disfruto mucho del momento en el que me hago un cafe por la mañana ya en el trabajo y en un momento me pongo a lee tu blog.

  • 6. María José  |  9 febrero 2019 - 13:13

    Cuanta razón tienes, Laura, en que cada circunstancia te impone una forma de actuar con tus hijos. Creo que a todas las madres les gustaría estar el maximo de tiempo posible con ellos, lo triste es que en este país no existe la conciliación entre la vida profesional y la familiar. Tu caso, al igual que el mío, son excepcionales. Creo que la gente que tiene hijos pequeños debería estar más implicada en los temas políticos, a fin de cuentas son los políticos los que pueden promover leyes que vayan hacia la conciliación. Preciosas fotos.

  • 7. Sami  |  9 febrero 2019 - 23:15

    Hola Laura! Que bonito todo lo que has escrito. Estoy totalmente de acuerdo contigo… a mí me cuesta muchísimo separarme de mi peque… el tiempo pasa volando y cuando crezcan, más pronto que tarde, echaremos de menos todo esto y lamentaremos no haberlo aprovechado al máximo… y entonces tendremos mucho tiempo, perdido.
    Un saludo.

  • 8. Pilar  |  11 febrero 2019 - 22:23

    Me parecen preciosas tus palabras pero aunque las respeto,no las comparto. Yo sí he dejado desde muy pequeñita a mis hijas dormir en casa de sus abuelos y ahora más mayorcitas en casa de sus amigas. Adoran estar con sus abuelos y sus abuelos con ellas tienen un vínculo especial que es maravilloso y sé que les perdurará en el tiempo.
    Yo adoro estar con mis hijas pero también me encanta y veo necesario pasar tiempo con mi marido, solos los dos.
    Siempre he querido que mis hijas tengan autonomía y desde pequeñas sepan lo que es dormir fuera de casa, que lo vean como algo natural. Mis padres lo hicieron así conmigo y lo agradezco enormemente.

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


9 − = tres

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS