Mamma Mía » El mejor plan de mi vida

14 marzo 2019

El mejor plan de mi vida

Creía en el amor platónico, luego tuve mi primer novio y me di cuenta de que la “realidad” no correspondía con mis expectativas, porque la imaginación suele volar más alto que la verdad. No me decepcioné más de lo debido, aprendí la lección y seguí enamorándome.

Creía en el alma gemela, hasta que vi mis relaciones acabar, con los años entendí que hay personas más afines a nosotros, que encajan más con nuestra vida, pero ninguna es igual que tú. No fue triste, me di cuenta de que cada experiencia es enriquecedora y que la diversidad nos sirve para aprender y mejorarnos.

Creía en la media naranja, hasta que acercándonos más, me di cuenta de que los bordes nunca coincidían a la perfección, siempre eran un poco más grandes o pequeños, o curvados…. A veces la media naranja se parece más a medio limón o medio pomelo. Aprendí a valorar lo que me correspondía a pesar de que no encajaba por completo conmigo y a “degustar otros sabores”.

Creía en las planificaciones, hasta que el destino me las puso patas arriba sin avisar. Esto si fue más duro de digerir, pero entendí que hay cosas que podemos programar y muchas otras que no. En cierto modo, ello me dio más tranquilidad.

La única cosa en la que “no creí” antes de probarlo fue en el ser madre. Porque no tenia expectativas, porque no tenia ni idea, no tenía “patrón”. La maternidad era algo desconocido e inesperado para mi.
Solo después de ser madre he creído en mi nuevo mundo y todas sus sombras.
Estoy solo en el inicio de este camino, llevo cinco años en esta vida como madre y empiezo a hacerme una idea de lo que es. Lo que es para mi.

La maternidad me ha permitido ver muchos amaneceres, más de cuantos vi en mi mejor época de salir.

Me ha hecho reevaluar las manchas en la ropa, despreocupándome de estar siempre impecable. Imposible.

Me ha hecho descubrir la auto ironía, muchas veces por no llorar, me rio de mi misma.

Gracias a la maternidad he descubierto nuevas funciones tecnológicas, “los infrarrojos, las tercera dimensión, …..

Me ha alargado los horizontes musicales, ahora en mi playlist tengo de todo, desde Anthony and The Johnson a la canción de los Cantajuegos.

La maternidad me ha quitado las tonterías, me las ha quitadas todas, no me ha dejado ni una.

Me ha hecho descubrir la comodidad de las zapatillas en cualquier situación.

La maternidad me ha dado algunas arrugas precoces, unas ojeras espectaculares y poco tiempo para maquillármelas, pues he aprendido a quererme más tal y como soy.

Pero a parte todo el spam que me llega continuamente por mail o en el móvil, de productos para bebes, de videojuegos o dibujos nuevos, la maternidad para mi, ante todo lo que he escrito es EL DESCUBRIMIENTO MÁS INCREIBLE QUE HE HECHO EN MI TREINTASEIS AÑOS.

Y me sentiría rara maquillada a diario e impecablemente vestida, hasta creo que echaría de menos las manchas de baba en la camiseta. Ya no me importa un pimiento si siempre tengo prisa y a veces estoy un poco desquiciada, si veo más parque que cafeterías con las amigas, si a veces se me confunde el día con la noche y si tengo más arrugas de las que me corresponden con mi edad, porque a cambio he ganado un premio inestimable:

Una voz aguda que me llama porque me necesita, porque soy la persona más importante de su vida. Que lo hagan para siempre.

La sonrisa ingenua que cada día recibo nada más despertarme, que aunque si pierde baba, esta sonrisa, es la mejor de todas. Que pueda vivir en mis recuerdos y pueda usarla cada vez que me sienta triste.

Las manos pequeñitas siempre listas para abrazarme. Que no se avergüencen cuando sean más grandes.

Los ruidos que llenan el espacio y hacen de mi casa un hogar. Que dejarán sitio al silencio un día.

Las palabras mal pronunciadas que me hacen reír o emocionar cuando se trata de un te quiero. Que siga escuchándolas toda mi vida.

Un amor devoto que me llena entera. Que devuelvo y devolveré con intereses hasta el infinito y más allá.

La compañía constante. Que un día se convertirá en vacío.

La búsqueda de mi pelo para acariciar, de mi piel para jugar, de mis brazos para reconfortar. Que nunca olviden de cuando hemos sido uno solo.

Esto ha sido el único caso en el que la realidad ha superado a la imaginación. El único caso en el que en lugar de iguales he sido uno solo con alguien, el caso que no necesita su mitad porque nace entero y nunca se divide, el mejor plan de mi vida.

Leonardo y Orlando. Sois el mejor plan no planificado de mi vida.


10 Comentarios

  • 1. rocio  |  14 marzo 2019 - 13:51

    brutal… me ha encantado tu post.
    es como si leyeras mi mente, lo que pienso y siento y luego lo pusieras en palabras tan bonitas, que yo nunca podría utilizar
    solo gracias

  • 2. marta  |  14 marzo 2019 - 14:57

    Precioso!Me gusta mucho cómo expresas sentimientos tan profundos y bonitos.Sólo las que somos madres conocemos esos sentimientos y emociones.Escribes muy bien.Para mí la maternidad,mi hijo,es lo mejor que me ha pasado,lo mejor que tengo.
    Un saludo!

  • 3. Paula  |  14 marzo 2019 - 15:02

    qué bonito Laura!!! un beso

  • 4. Sandra  |  14 marzo 2019 - 15:29

    Me encanta tu blog..lo leo a diario y me tiene enganchada, sigue así , gracias por mostrarnos las cosas tal como son.

  • 5. ISABEL  |  14 marzo 2019 - 15:36

    me ha encantado, me he sentido identificada en cada frase.. , me ha hecho sonreir y llorar.
    no se puede pedir mas.

  • 6. Sami  |  14 marzo 2019 - 16:12

    Hola Laura. Un post maravilloso, me ha encantado! Un saludo

  • 7. Elisa  |  14 marzo 2019 - 22:05

    Me encanta como escribes. Me siento tan identificada en tus palabras.
    Gracias

  • 8. Tania  |  15 marzo 2019 - 10:52

    Te entiendo perfectamente… Yo no era niñera, no me llamaban la atención los niños, ni estaba deseando ser madre, pero mi marido despues de dos años de casados me convenció, y ha sido lo mejor de mi vida.. mi niña tiene 3 años y a veces es agotador, pero estar con ella me hace super feliz, y compensa todo lo “malo” que puede tener la maternidad. Ahora estoy en el trabajo y antes de ir al cole ella me ha rociado con su colonia, y estar oliendo a ella me tiene puesta una sonrisa contínua. 🙂

  • 9. María José  |  19 marzo 2019 - 12:21

    Sin duda, Laura, la maternidad es la experiencia más grandiosa de nuestra vida, adoramos a nuestros hijos y siempre nos preocupará lo que la vida les depare. Disfruta de ellos ahora porque llegará un momento en el que formarán su propia familia y tú, lógicamente, no serás el centro de sus vidas. Por experiencia te diré que no dejes de mimar a tu pareja, él es fundamental y siempre estará ahí, también cuando los hijos se marchen. Preciosas fotos.

  • 10. Patricia  |  21 marzo 2019 - 09:48

    Un post maravilloso.

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


cuatro − = 2

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS