Mamma Mía » No merece la pena

11 abril 2019

No merece la pena

Estoy tumbada en la cama de los niños, Leonardo ya está dormido, siempre cae primero, mientras que Orlando no para quieto. Se levanta cada cinco minutos para beber agua, parlotea y me mira con la sonrisa de travieso justo antes de meterme los dedos dentro de la nariz y en los ojos, como maxímo signo de afecto hacia su madre. Me pregunto si sus gestos amorosos siempre serán tan rudes, pero él es así, poderoso y todo lo que hace lo hace con decisión.
Las bombillas de colores que hemos colgado encima de la cama hace unos días, están encendidas, son bonitas y a los niños les encanta, aunque tienen un punto “Chicago by night” según mi opinión.
Este momento del día es cuando rezo, doy las gracias y se me llena el corazón de amor. Es cuando me concedo un descanso de las preocupaciones del día, un descanso muy corto pero necesario. También es cuando se me ocurren ideas, historias o posts.
Orlando finalmente se ha dormido, así que estoy en paz más que nunca, al lado de mis hijos que respiran rítmicamente y me pongo a escribir.

Empieza así:
No merece la pena luchar por un amor perdido.
No merece la pena sufrir por algo que no está en tus manos.
No merece la pena agobiarse por el mañana.
No merece la pena enfadarse.
No merece la pena pasar la mitad del día (o más) con el teléfono en la mano.
No merece la pena sacrificarse para cosas en las que no creemos.
No merece la pena seguir huellas en lugar de sueños.
No merece la pena frustrarse por no ser otra persona.
No merece la pena torturarse por no sentirse a la altura de las expectativas de otros.
No merece la pena “trabajar” más de lo necesario.
No merece la pena luchar contra la vejez.
No merece la pena esperar lo que no llegará.
No merece la pena preocuparse de lo que no depende de ti.
No merece la pena desear lo que no es tuyo, que por naturaleza no te pertenece.
….

La lista seguría, aunque yo me paro (porque no merece la pena alargarla), es suficiente para reflexionar. Demasiadas veces le doy importancia a cosas que realmente no la tienen, las típicas cosas que delante de algo verdaderamente importante, perderían su fuerza. Todo cambia, todo evoluciona, todo sigue adelante, quiero intentarlo, cambiar mi lista y concentrarme en todo lo que merece la pena cada día de mi vida. Porque lo importante siempre está ahí, a veces más escondido o disfrazado, pero si se lo permitimos, se hace sentir. Como ahora, cuando las luces de colores iluminan lo que cuenta de verdad, lo que merece la pena.


3 Comentarios

  • 1. Maria Jose Cantabra en Madrid  |  11 abril 2019 - 14:24

    Brava¡¡ porque a esas horas aun puedas pensar esas cosas y estes con las pilas cargadas. A todo eso un Amen muy grande pero es tan complicado no hacerlo por H o por B¡ Yo cuanto mas mayor mas aligero el equipaje mental y fisico nada de pesadas maletas y el circulo se hace mas pequeño y inexpugnable nos vamos como vinimos¡¡ Tu tienes esos 2 soles y esos siiiiii que merecen la pena.

  • 2. María José  |  14 abril 2019 - 21:37

    Cuando se es joven es normal darle importancia a cosas que cuando van transcurriendo los años compruebas que no son tan importantes. Inevitablemente es la experiencia y los años lo que te hacen darle a las cosas la importancia que tienen. Para mí era muy importante mi formación, ahora lo son mi familia y la salud. Laura disfruta del día a día, de tener salud, de que no te falta de nada esencial y, sobre todo, disfruta de esa preciosa familia que tienes. Bonitas fotos

  • 3. Elisa  |  19 abril 2019 - 13:03

    Es así Laura lo que realmente merece la pena son la familia; las pequeñas cosas diarias…. Lo demás no… Buena semana santa

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


cinco − 5 =

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS