Mamma Mía » ¿Le vas a quitar el pañal?

17 junio 2019

¿Le vas a quitar el pañal?

El control de esfínteres infantil. Un tema que le interesa a todas las madres, un reto para los pequeños, un estrés que puede revelarse más o menos estresante, una etapa por la cual pasamos como niños, como padres o ambas cosas y una expresión que he aprendido solo ahora, después de vivir en España cinco años. Hay expresiones con las cuales no tengo feeling por mucho que me esfuerce. No importa, lo que quiero comentar con vosotras es esa etapa; como entramos y salimos de ella.

Tengo muy claras dos cosas:
Que hay una faja temporal en la que se desarrolla el control de esfínteres infantiles.
Y que cada niño tiene, dentro de ella, su momento, como en el caso del cumpleaños, en el mismo año uno puede nacer en enero y otro en diciembre.

También he aprendido:
Que por mucho que nos esforcemos y nos apliquemos, nuestros hijos se saldrán con las suya. Nuestro deber es acompañarles y apoyarles a lo largo del proceso. Os doy mi palabra de que cuanto menos acorde vayáis, más frustración se irá generando y al contrario, cuanta más flexibilidad, paciencia y disponibilidad tengáis, mejores serán los resultados.

Mi primer caso fue bastante atípico, lo recuerdo como si fuera ayer. Leonardo acababa de cumplir dieciocho meses, era mayo y estábamos en la consulta del pediatra de aquel entonces, un hombre con muchos años de experiencia, firme y de broma fácil. Mientras lo visitaba me preguntó su edad y me dijo que a partir de los dieciocho meses le podía quitar el pañal. Me quedé algo sorprendida, recordaba que mi hermana y mis amigas lo habían hecho más tarde, pero no dudé ni un segundo de su experiencia y profesionalidad, se lo volví a preguntar: ¿Entonces puedo quitarle el pañal a Leonardo? Me contestó afirmativamente.

Comuniqué mis intenciones en la escuela infantil y me dijeron que Leonardo era demasiado pequeño y que no estaba preparado por ello. Llegamos a tener una conversación al limite de la incomodidad, porque yo me sentía preparada y ellos no. Era viernes, el lunes siguiente Leonardo volvió a la escuela con los calzoncillos. (Me quisieron matar).

Fue un fin de semana de Master Class sobre donde se hace pis y caca. Compré un urinal y un reductor del wáter. Le sentaba en el urinal cada vez que consideraba que pudiera tener la necesidad, la mayoría de las veces lo adivinaba y él no se oponía. Un par de veces se le escapó y nunca me enfadé, sin embargo celebramos cada vez que lo hizo bien.

En dos semanas había aprendido a aguantar, a manifestar su necesidad y en casa, a ir al baño solo. Fue tan fácil con él, que nunca tuve ningún tipo de “ansiedad” con este tema.

Orlando es mi segundo hijo, es muy espabilado y coordinado, menos atento y paciente. A los dieciocho meses NO estaba preparado (tampoco me pillaba bien de temporada, porque era en invierno). En una semana cumple dos años.

Hace un mes más o menos empezaron a sentarlo en el urinal en la escuela (que no es la misma de Leonardo), aunque por lo general la idea no le entusiasmaba, por lo menos en casa, cuando solía rechazar malamente la invitación.

Mi idea era quitárselo este verano, aprovechando el buen tiempo, pero la resistencia de Orlando me quitó toda la prisa y pensé en tomármelo con calma. Hace dos semanas él mismo me dio la señal. Era fin de semana, estábamos en casa y me dijo “caca”, entendí que estaba a punto y lo llevé al baño, se sentó en el urinal e hizo sus cosas. Le hicimos mimitos. Desde ese día sigue avisando la necesidad o a veces va al baño solo. Lo oigo aplaudirse y decir bravooooo desde otra habitación. (¡¡Me parto de la risa!!)
En casa ya no usa pañal, a excepción de la noche, porque no suele despertarse. La mayoría de las veces se despierta con el pañal seco y como primera cosa va a hacer pis. Me ha sorprendido la verdad.

Para salir a la calle le pongo el pañal todavía, porque es más complicado estar tan pendiente del tema, pero ha entendido como funciona, creo que estamos en el buen camino para llegar pronto a la meta.

Con la vuelta de las vacaciones predigo no tener más pañales en casa. Otro bebé que se ha hecho mayor y creo que algún día se me caerá una lagrimilla pensando en lo que ya ha pasado.

 

 

 


2 Comentarios

  • 1. María José  |  17 junio 2019 - 19:27

    Como bien dices, Laura, los dos años marcan el
    momento de empezar a quitar el pañal, generalmente, aunque todos sabemos que la madurez en ese aspecto no es igual en todos. Personalmente no me gusta ver a los niños con el culo al aire por si se hacen pis. Sin duda que la paciencia juega a favor de solucionar el tema, así que paciencia y ánimo.

  • 2. María  |  18 junio 2019 - 21:23

    ¡Hola, Laura!
    Mi mensaje no tiene nada que ver con la publicación de hoy, pero no quise dejar de escribirte para decirte que el viernes compré el e-book de tu libro y acabo de terminarlo. ¡Me gustó mucho! Gracias por compartir con nosotras una parte tan importante de tu vida y de la de tu familia.
    Un beso grande desde el otro lado del mundo (Buenos Aires, Argentina :)).

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


− 2 = cuatro

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS