Mamma Mía » Los hijos no te avisan.

2 septiembre 2019

Los hijos no te avisan.

Os comparto este texto que me ha rozado el corazón. De una madre que leo de vez en cuando, porque es inspiradora, genuina, real, sentimental como me siento yo. (Una mamma Green)

 

Los hijos no te avisan.

No te dan señales de los incipientes cambios, no mandan preavisos ni alertas que permitan prepararte, de algún modo. Los hijos, simplemente, crecen. Y lo hacen a veces con epifanías imprevistas, con rasgaduras bruscas y saltos extemporáneos.
Un día vienen a enfilarse en tu cama en plena noche, al día siguiente paran de hacerlo para siempre (o por lo menos por algún decenio). Y tu tal vez ni te das cuenta, en ese momento. Tomas nota con satisfacción de la noche de sueño ininterrumpido, ignorando que la que habías presenciado el día anterior, sin tener la mínima conciencia, era la celebración de una de vuestras ultimas veces.
Los hijos no te avisan antes, cuando dejan de necesitarte por algo que hasta entonces te había hecho indispensable para ellos. No te comunican que será justo aquello, la última tarde en la que te pedirán jugar con ellos. No te conceden el lujo de aprovechar esa última vez, de disfrutarla con conciencia, de abstenerte, quizás, del pensar en cuan irrelevante son tus ganas de estar ahí a distribuir cartas y tirar dados.
Tal vez es justo esto, lo bonito, a pensarlo bien.

Los hijos son como la vida, que no te avisa antes de las flagelaciones ni de las satisfacciones en camino. Son la personificación de lo imprevisible, de la sorpresa, del equilibrio inestable (que no necesariamente debe significar lábil o precario). Son la advertencia cotidiana de vivir cada día como si fuera el último, porque de alguna manera es siempre así, con ellos: mañana serán diferentes de lo que han sido hoy, aunque nadie te avisa del cambio en el acto.

 


1 comentario

  • 1. María José  |  9 septiembre 2019 - 19:09

    No estoy yo tan de acuerdo en que “los hijos no te avisan” creo que si te van avisando. Vas notando que cada día son menos dependientes de ti, pero lo notas. Ya no vienen a tu cama, ya no quieren que los vayas a buscar al cole y prefieren volver caminando con amigos, si el cole está cerca, no quieren que los acompañes a determinadas sitios pero siempre tu opinión cuenta. Los juegos de mesa, en mi familia, siempre han sido y, siguen siendo, un punto de unión y diversión.

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


7 − tres =

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS