Mamma Mía » KOREA

30 septiembre 2019

KOREA

Estoy enganchada al mapa que muestra el recorrido del avión en la pantalla del asiento, doy un repaso a mis faltas geográficas mientras estoy fascinada con la idea de pasar por encima de diferentes países y continentes. ¡¿No os parece mágico el planeta donde vivimos y como las conquistas han dado vida a lugares y razas muy diferentes?!
Me fascina imaginar como se han criado los países y los idiomas, y pensar como un confín invisible separa ojos azules y pelo rubio, a ojos en forma de almendras y pelo oscuro….
Orlando acaba de dormirse a mi lado, Leonardo está con la segunda peli. Hemos comido poco, Leonardo dice que la comida española está más rica, yo opino lo mismo, aunque no se puede comparar porque son completamente diferentes.
En fin me parecía oportuno empezar aquí el post, con tres vasos (porque copas no son) de vino en el cuerpo, merecidos, considerando las trece horas de vuelo que quedan. Todavía tengo las emociones a flor de piel y me resulta más fácil contarlas sin tener que recurrir a la memoria.
Empezaré por el principio.
El viaje de ida ha superado por mucho mis expectativas, los niños han dormido más del 80% del vuelo, que por cierto fue por la noche. Mientras que José y yo no pegamos ojo, pero es un dato insignificante comparado con el logro de dormir a los niños.
Llegamos con siete horas de jet lag y encima en mi caso una noche en vela. Nuestro driver nos llevó al hotel un Sheraton con ubicación central y estratégica, ideal para todos nuestros planes (muchos). Depositamos las maletas, nos duchamos rápidamente y salimos para nuestro primer evento de la agenda.
Como sabéis este viaje nació a raíz de un proyecto con una galería de arte de Seúl, nos contactó a través del perfil de Leonardo en Instagram y nos propuso una serie de exposiciones por la ciudad. (Orlando duerme con los ojos entre abiertos…)
La primera exposición fue en un lugar emblemático en un barrio que corresponde a nuestra Malasaña. En un edificio de tendencia, que se estrenó con las obras de Leonardo. Entrando me salieron las primeras lagrimas, pero sobre todo me di cuenta de como los coreanos son gente cariñosas y “fanática”. Mi primera impresión fue un diez.
Esa noche fue la primera de muchos empeños ligados al mundo del arte y de los eventos en Seúl.
(Que grande es China…Tengo muchas ganas de sobrevolar Mongolia…)

Me fui a la cama derrotada y me dormí. Fue la única noche en la que conseguí dormirme pronto, desde las diez hasta el mediodía del día siguiente jajaj. Nos fuimos a comer con Wendy (nueva amiga coreana) y a pasear. Por la tarde teníamos la segunda exposición en el concept store más famoso de Seúl. (No os cuento la cantidad de cosas que me hubiera comprado, pero os diré que no compré nada, definitivamente la maternidad me ha cambiado…. radicalmente jajaja) Nos divertimos mucho, conocimos a influencers coreanos y a mucha gente del mundo de la moda, la mayoría de los adquisidores de Leonardo también vinieron. Leonardo pintó junto a otros niños, fue el momento más emocionante de la tarde, ver como se mezclaban todos los niños entre colores y sonrisas.
(He ido a lavarme los diente y a la vuelta ya habíamos pasado el confín, estamos en Mongolia, como será ahí abajo me pregunto, tengo unas repentinas ganas de montaña…)
Seúl no es una ciudad especialmente bella, pero aparenta muy entrañable para vivir, la gente es muy simpática y acogedora, todo es muy limpio, tecnológico, moderno y a la moda…. o sea, mola.
Tuvimos una par de días completamente libres y fuimos a ver los templos de la ciudad, algunas zonas peculiares, los barrios más conocidos y muchos restaurantes típicos (donde pase bastante vergüenza porque Orlando estuvo escupiendo cada bocado).
El miércoles fue el gran día, “el baile de cenicienta con el príncipe”, KIAF, la feria internacional de arte en Korea, donde exponen los artistas más famosos del mundo y este año también nuestro Leonardo. Me podía imaginar un éxito pero jamás imaginaría tanto. Fue increíble, Leonardo se convirtió en un fenómeno en el KIAFy se pasó la tarde haciendose fotos y entrevistas… lo recogí cansado, ilusionado y con un montón de regalos!
Con la feria se acabaron las exposiciones, tuvimos unos compromisos más para cumplir y más tiempo libre, nos quedamos completamente satisfechos del viaje.
No hay mucho más que añadir, en resumen:
-Los coreanos son gentiles, simpáticos, cariñosos, pero sobre todo educadísimos y limpios (cosa que yo agradezco especialmente jajja).
-Seúl es una ciudad que no visitaría por vacaciones, sinceramente creo que hay lugares más especiales para visitar antes, teniendo en cuenta esa paliza en avión.
-Amo la comida italiana y española.
-Llevo fatal el jet lag
-Para viajes largos la melatonina pediátrica ayuda al descanso de los niños. ¡¡Probada y muy recomendable!!
Nos quedan todavía diez horas de avión, pero os soy sincera, me apetece mucho volver a casa.

 


4 Comentarios

  • 1. Nata  |  30 septiembre 2019 - 12:34

    ¡Enhorabuena! ¡Suena increíble! Y sobre todo, enhorabuena a Leonardo!
    Ahora post con los looks de Corea…estáis todos guapísimos 🙂

  • 2. Ana albadalejo  |  30 septiembre 2019 - 13:04

    Me chiflan las fotos lauri

  • 3. María José  |  30 septiembre 2019 - 15:11

    En primer lugar, Laura, felicitar a Leonardo por ese gran éxito y también a Jose y a ti porque tengo la seguridad de que tras un niño que destaca siempre hay unos padres sacrificados. Que interesante experiencia siempre enriquecedora y que seguro no olvidareis. Preciosas fotos.

  • 4. Maria Jose Cantabra en Madrid  |  30 septiembre 2019 - 16:23

    Madre mía ¡ Precioso post, precioso viaje y gracias por tener un hijo artista que representa a nuestro país ¡ Que a pasado con Orlando¡¡¡ crece de día y de noche??? está grande el pequeño¡ Esos niños son lo que sus padres reflejan en ellos, yo no soy madre pero creo que sois unos padres increibles ¡ Enhorabuena.

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


6 − = tres

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS