Mamma Mía » Miedo de

7 noviembre 2019

Miedo de

Cuando por la noche un lamento o un lloro me despierta, me levanto de prisa y voy al cuarto de los niños, con mucho sueño pero sobre todo angustiada. Pregunto miles de veces que pasa y si se encuentra bien, al que llora, y pierdo definitivamente el sueño. La mayoría de las veces se trata de pesadillas o pequeñas molestias sin embargo yo vivo con el constante miedo de que le pase algo.

La noche siempre ha sido para mi el momento en el que las cosas, los sentimientos y los pensamientos se cubren de una capa espesa que les confiere un aspecto tétrico y me siento invadir por una paranoia que distorsiona la plácida lucidez del día.

Esta preocupación me obliga a una vigilancia nocturna más que a un sueño profundo y varias veces me despierto para chequear a los niños, les miro como respiran, en que postura duermen, si están tapados, si sudan….

Supongo que es un sentimiento común de todas las madres, recuerdo que la mía se levantaba miles de veces para acudir a nuestras peticiones y a veces la sentía salir cauta de nuestra habitación.

Al fin y al cabo nuestros hijos son lo más precioso que tenemos e insustituible, pero ¿como se puede parar el flujo de pensamientos negativos que son dictados por los miedos más profundos?

Tengo la sensación de que con el tiempo se me han ido radicando los miedos, cuanto más crece mi conciencia, más noto un peso que me empuja hacia abajo.

La maternidad me ha dado fuerza pero a la vez me ha hecho frágil, más preocupada y asustada.

Espero vuestros comentarios!!

 

 


3 Comentarios

  • 1. Paula  |  8 noviembre 2019 - 12:11

    Hola Laura!
    Para mi es igual, me he vuelto más miedosa y preocupada… de hecho te diré que estoy viendolo con un sicologo, porque me impide hasta disfrutar cuando hago cosas yo sola. Por ejemplo me fui 2 dias de viaje con mi marido y los dejamos solos con mis padres, por supuesto que quedaban genial con ellos, pues estaba angustiada de que les pasara algo…
    Un beso

  • 2. Manuela  |  11 noviembre 2019 - 12:11

    Eso forma parte de la maternidad, yo no tengo ya un niño pequeño, el mío es un hombre ya y si quieres que te diga todavía tengo ese miedo, lo vas a tener siempre si piensas en ello. No se puede vivir con miedo y angustia, no vives, así que yo, cuando llegan esos pensamientos los aislo, dejo de pensar en ello. No te queda otra que vivir , mirar hacía adelante y dejar atrás los malos pensamientos que no son reales. Y dar gracias todos los días por estar bien. Lo que te pasa es normal.

  • 3. María José  |  14 noviembre 2019 - 18:56

    Laura, la noche siempre asusta un poco y no solo en el tema de los niños. Si uno se encuentra mal durante el día es más llevadero salir e ir al médico, por la noche todo es más complicado. Los hijos son una preocupación constante, si son pequeños porque son dependientes y se enferman con frecuencia, si son mayores y, aunque ya no dependan de ti y sus problemas sean otros, también.

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


+ cuatro = 10

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS