Mamma Mía » Home sweet home

26 junio 2020

Home sweet home

Siempre me ha intrigado ver las casas por dentro, elegir corriendo mi habitación en la vivienda veraniega, buscar puertas secretas o imaginar su historia, encontrar rincones inesperados, enamorarme de algunos detalles o estar en desacorde con la decoración. Conozco a personas que miran paginas webs de apartamentos, sin estar en búsqueda de un hogar, solo por el gusto de verlas.
Las casas son teatros de comedias familiares, únicos testigos de pasiones clandestinas, lugares que proporcionan seguridad y acogida, sitios que sentimos nuestros y donde se consuman las vicisitudes de las personas.
Son silenciosas cuando nadie las habitas, quietas en la inmovilidad de quien está a la espera, pacientes y con un aire nostálgico, a veces un poco triste. Cuando se habitan se llenan de ruidos y de vida que las dejará marcas temporalmente. Guardan silenciosamente secretos del pasado, durante tiempos infinitos.
El primer año en Madrid, vivimos en un apartamento suficiente para una pareja y pequeño para una familia. Cuando Leonardo cumplió un año, justo nos coincidió una oportunidad que aprovechamos y desde entonces vivimos en el mismo piso, que nos gusta mucho.
He recibido varias veces mensajes pidiéndome enseñar la casa, así que he decidido enseñar algunos rincones.


El sofá es de Ikea y los cojines con flores de Zara Home.


Esta libreria es de un diseñador alemán del que no recuerdo el nombre (Alex Walder, creo), la compramos en Berlin. La lampara la compramos en el rastro y luego la pintamos.


La mesita es de Made.com


Nuestra mesa y las sillas son de Vitra. La escultura es original de Sud Africa.


La lampara roja de diseño es de Artemide.


Este cuadro lo pintó Leonardo con solo 4 años y durante mucho tiempo. El mueble negro es de Habitat.


La estanteria es de Vitra, con sus creaciones preferidas de Lego.  El cuadro es de Leonardo.


El mueble y los jarrones son del Rastro, la escultura nos la regalaron y no recuerdo el nombre del artista. El cuadro se llama Il mangiatore di pasta.


Hace poco pintamos el techo de amarillo y pusimos azulejos en el rodapié.


Leonardo y sus cuadros, en su habitación.


Los niños duermen en una cama matrimonial que está en el suelo, a ras del grande ventanal.


Esta escultura es de Habitat

Nuestra Terraza. La magia de la casa.


1 comentario

  • 1. Mon  |  27 junio 2020 - 17:06

    Los rincones son realmente bonitos, y acogedores. La terraza es maravillosa.

    Mi casa es pequeña pero con una gran terraza. Creo que no nos mudaremos nunca, aunque la casa en sí se nos quede pequeña, porque ya es nuestra y por la terraza. Siempre nos decimos que lo bueno de que sea pequeña es que se limpia antes jeje. Y también que almacenamos menos.

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


− cuatro = 2

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS