Mamma Mía » La incomprensión

12 octubre 2020

La incomprensión

La incomprensión

Es el tumor de una relación.

Peor que el desamor, que fugaz no deja secuelas, que hace su deber con frialdad y luego se marcha.

La incomprensión deteriora lentamente, como el tiempo hace con las cosas.
Araña al corazón, como el viento hace con las rocas, hasta cambiarles la forma, para siempre.
Esparce lagrimas, escupe rabia, crea inseguridad. Debería estar prohibida, como las armas, porque es peligrosa.
Actúa en el tiempo, dosificando su veneno y ocultando su amenaza. Hasta cuando ya no haya arreglo. Entonces presumida se manifiesta, para asestar el último golpe, con el que derrota.

El remordimiento, la conciencia, los errores ya lejanos, la rabia y a veces el odio.

La maldita incomprensión lo destroza todo. Porque es enemiga del amor.
Crea barreras siempre más largas, muros siempre más espesos, puertas cerradas con llave…. Mutila a la empatía.

Las parejas, pero también las otras relaciones humanas, pueden funcionar solo si hay tolerancia y comprensión, si se acepta la relación como el encuentro entre personas únicas en el mundo.
A priori no tenemos nada igual, solo muchas cosas parecidas, una especialmente: la humanidad. Por lo tanto, entenderse es un trabajo difícil y mantener la armonía es un sacrificio diario. Aceptar al prójimo no es descontado, no nacemos tolerantes y preparados para que las relaciones con las que nos embarcamos sean un éxito, nadie nos prepara para ello.
Venimos al mundo y nos adaptamos. Esta es la verdadera capacidad humana, la adaptación.

Todo el resto es aprendizaje.

Aprendemos a leer y a escribir desde pequeños, aprendemos idiomas para poder contactar con el resto del mundo, para abatir las fronteras, para que la incomprensión verbal no sea un problema. Aprendemos a distinguir el bien del mal y como consecuencia a comportarnos. Aprendemos la estructura de una sociedad, posiblemente aprendemos también a respetarla. Aprendemos como viajar y ver lugares lejanos. Aprendemos nuestros deberes, nuestros derechos (no significa que tengamos la posibilidad de avalarnos de ellos). Aprendemos las reglas que nos imponen.

Aprendemos, pero no significa que comprendemos. Para comprender hay que olvidar todo lo que se ha aprendido y empezar a amar como niños.


2 Comentarios

  • 1. María José  |  13 octubre 2020 - 20:11

    Muy filosófico tu post de hoy, Laura, sin duda la “comprensión” es muy importante en las relaciones humanas aunque tendemos a ser más comprensivos con nosotros mismos que con los demás. Los años y la experiencia te ayudan a serlo cada vez más, sobretodo, con las personas a las que queremos.

  • 2. María  |  14 octubre 2020 - 23:18

    Qué bello todo lo que escribes, pero este texto me ha llegado, es el típico texto q hay q imprimir y leer cada día. Tu blog es mi favorito, el que llena el alma, continúa así!

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


cinco + = 9

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS