Mamma Mía » La luz de la tarde en Octubre… (en mi salón)

19 octubre 2020

La luz de la tarde en Octubre… (en mi salón)

La luz de la tarde en Octubre es de una belleza poética, filtra polvorosa por la ventana iluminando los objetos con dulzura. Es capaz de transformar completamente la atmosfera de una habitación. Me recuerda a la escena interior de una pintura Romántica.
Acurrucada en la silla, revestida con terciopelo azul aguamarina, acabo de un sorbo mi café caliente y apoyo la taza encima de la mesa. Desafío a un rayo de sol, como hacía de pequeña, cuando miraba fijamente al sol para ver si era capaz de mantener los ojos abiertos. Una vez más pierdo. La bella luz de Octubre, todavía lleva un sendero del verano que la empodera y te obliga a cerrar los ojos.
La dejo envolverme, percibo su calor sobre la piel y me siento en paz. Sé que durará poco, porque los días son un atasco de tareas y compromisos, pero no quiero perderla. Es ahora, aquí… Un instante sencillo y mágico que disfruto como se hace con las cosas sinceras de la vida.

Como una canción que suena de fondo mientras se acerca el atardecer. El perfume de una vela que ilumina la mesa de cristal. Las caricias suaves de los pies con las sabanas calurosas por la mañana. Un fruto jugoso en una mañana de calor.

Es asombroso como “nuestra estructura” está construida para sentir, antes que cualquier otra cosa y cada parte, es un engranaje perfecto para
Ver
Escuchar
Oler
Saborear
Tocar.

Tenemos cincos sentidos que nos permiten hacerlo todo, herramientas súper potentes, gracias a las cuales somos capaces de sentir con cada parte de nosotros mismos. Los sentidos nos guían y por ello hay que protegerlos, seguir usándolos todos, constantemente. Lo mejor que hacemos siempre, es porque hemos recurrido a uno (o más) de nuestros sentidos. No dejemos que la pereza o que la digitalización nos alejen de lo que nos hace únicos.

Os dejo algunas fotos del salón con las últimas modificaciones.
Buen comienzo de semana.

 

 


1 comentario

  • 1. María José  |  20 octubre 2020 - 15:53

    Como ya te he dicho en alguna ocasión, Laura, escribes de una forma poética. Sin duda que apreciar las pequeñas cosas, los pequeños momentos, forma parte de nuestra felicidad. En un mundo tan atropellado y superficial como el actual cuesta darse cuenta y valorar esas “pequeñas cosas”. La edad te ayuda a percibir en su justa medida lo realmente importante. Tu casa es bonita y muy original, las fotos estupendas.

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


5 + = siete

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS