Mamma Mía » Tan cerca

23 noviembre 2020

Tan cerca

Dedicado a quienes infravaloran las relaciones, a cuán difícil es estar juntos y seguir amándose cuando ya no parece una prioridad.

Dedicado a lo que fuimos.

 

TAN CERCA

Hemos estado tan cerca hasta perder los confines que garantizan el fin de uno y el comienzo del otro. Nuestros cuerpos han estado pegados en una única figura, fundidos al unísono a cualquier hora. No hemos sido capaces de saciar el hambre de besos una mañana de frío. Las ganas nos han devorado los propósito, robado la compostura, despertado por la noche.
He estado hablándote sin proferir palabra, mirándote para verme a mi misma. Nos hemos sentido invencibles, capaces de derrotar cualquier cosa que se interpusiese entre nosotros. Lo hemos hecho, hemos ganado una y otra vez y hemos celebrado nuestra bravuconería.
Nos hemos amado minuto a minuto y llenado cada ausencia con llamadas y mensajes. Hemos soñado con nuestro futuro, bromeado sobre los nombre de nuestros hijos. Nos hemos enfadado para hacer la paz.
Hemos sido lo más importante el uno para el otro, el mejor plan del día. He sentido las mariposas en el estomago cuando te he visto, cuando me has rozado. Hemos compartido vino, chistes, ropa, cama, casa….

Hemos sido cómplices. Tremendamente Bonnie and Clyde. Dos colores complementarios, dos sabores que coinciden, dos tramas que se entrelazan. Hemos hecho lo correcto, dejando a libertad penetrar nuestras emociones y a la llama guiar nuestros corazones.

Nos hemos amado bien.

A veces parece un sueño. Si no fuera por el dolor que mantiene activo mi cuerpo. Si no fuera que cada cosa me recuerda a nosotros. Si los recuerdos desvaneciesen junto a tu presencia sería fácil creer que no hayas existido nunca y que nuestra relación fuera solo fruto de una imaginación.

Sin embargo la silla donde te sentabas está vacía y nadie comparte conmigo la copa de vino, antes de cenar.
La cama es demasiado grande y soy incapaz de ocupar el lado que te pertenece, pues todavía es tuyo.

Las sumas siempre dan un resultado más alto, pero en las relaciones pasa algo extraño, en las relaciones las sumas restan. Cada brecha, da igual las dimensiones, se depositan en un almacén que se va llenando. Algunos almacenes son más grandes, otros tienen un encargado de limpieza, en cualquier caso siempre que llegue una brecha, algo pasa en la superficie.

Como las sustancias recorren al cuerpo a través de la sangre, los sentimientos siguen los impulsos que llegan desde el almacén.

Y poco a poco las mariposas vuelan a otra parte… Los pensamientos se encierran…  Las palabras se silencian… Las ausencias se convierten en oxígeno… Los planes cambian… Las prioridades cambian… Los besos escasean… Los deseos son descontados… Las peticiones se empoderan… Las necesidades confunden. Y el amor se cansa.

Así fue como de amantes nos convertimos en dos desconocidos.


7 Comentarios

  • 1. Anna  |  23 noviembre 2020 - 19:38

    Bonito post

  • 2. Iván  |  23 noviembre 2020 - 19:49

    Tal cual… 😉

  • 3. María  |  24 noviembre 2020 - 12:57

    Duele hasta leerlo

  • 4. Anna  |  24 noviembre 2020 - 16:18

    Aix qué real y qué importante ser consciente de la importancia de cultivar la relación con la pareja como si de una plantita se tratara…

  • 5. Irene  |  24 noviembre 2020 - 21:44

    Precioso. La vida misma.

  • 6. Caterina  |  25 noviembre 2020 - 00:52

    Tan real como la vida misma! Me encanta

  • 7. María José  |  28 noviembre 2020 - 12:53

    Sin duda, Laura, que a lo largo de una relación el amor cambia, no es que se acabe es que va cambiando. Las mariposas en el estómago, el estremecimiento con el roce de las manos e incluso el deseo físico, cambia, pero no por ello deja de ser menos amor, es considerar a la otra persona como una parte de ti misma, es aceptar sus defectos sus manías sus pequeños egoísmos, es AMOR.

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


tres + = 6

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS