Mamma Mía » Lo que tú ves como una copa de vino

7 febrero 2021

Lo que tú ves como una copa de vino

Lo que tú ves como una copa de vino, para mi es el encuentro conmigo misma después de un día siendo materia que se plasma según necesidades y exigencias principalmente ajenas.

Una comunión bendecida por mi mano que sana y que peca en igual medida.

Mi frivolidad oxidada vuelve a brillar allí donde corre la linfa de Baco, proporcionándome una puerta atemporal para acceder a pasado y futuro y una ventana para mirar los recuerdos. Pero sobre todo para no olvidarME.

En algún momento he cambiado, ni siquiera lo he decidido, han sido desafortunadas coincidencias que se han ido depositando poco a poco y creando un cumulo de residuos, hasta afectar a mi comportamiento.

Un día debajo de la ducha el agua dibujaba mi silueta y si no fuera porque sigue fiel durante los años, hubiera pensado ser otra. Me he preguntado cuando he perdido la chispa que me distinguía, la que me permitía perderme y volver a encontrarme. Sobre la que siempre podía contar.

Mi coloreada versión se ha disipado, como los chorros de agua engullidos por el desagüe de la bañera, a cambio del producto que más encaja con la demanda del mercado.

Lo que tú ves como una copa de vino, para mi es una invitación, un tete-a-tete entre dos cascarrabias intencionadas a domesticarse, sin posibilidad. La forma más banal de decirle a mi “ser” vuelve a casa, aunque sea durante un rato.

Lo que tú ves como una copa de vino, para mi es la más básica compensación por derecho, la manera de frenar la inercia que empuja durante horas y una digna despedida del día.

Minimizar los gestos o simplificar las cosas es una cobardía que no puedo permitirme, significaría negar definitivamente lo que defiendo en mi interior.

Lo que tú ves como una copa de vino, son miles de detalles capturados y atrapados en un espacio seguro, son el caos de emociones que no encuentran espacio.

A veces me siento un paisaje desbordante de emociones al que nadie puede acceder sin malentender. Entonces desconecto por un momento. De todo, de todos y me concentro en mi.

Lo que tú ves como una copa de vino, es una copa de vino. Tienes que fijarte en la persona que sostiene la copa, porque si te fijas bien, puede que la veas de verdad.


4 Comentarios

  • 1. Ana  |  10 febrero 2021 - 20:52

    ¡Chin chín!
    Es un gusto paladear tus posts 😉

  • 2. Sonia  |  11 febrero 2021 - 01:34

    Que sería de la vida sin esa copa de vino, ahí se concentra toda esa esencia que vamos perdiendo con los años….es el elixir de nuestra memoria.

  • 3. María José  |  14 febrero 2021 - 13:12

    Tomarse una copa de vino me parece saludable y relajante. Los años, las obligaciones….la vida…..nos va cambiando. Quizá habría que preguntarse cómo se sentiría una si, pasados esos años, no tuviera lo que tiene, probablemente sentiría un enorme vacío. Hay que disfrutar y valorar lo que tenemos.

  • 4. Sandra  |  6 marzo 2021 - 07:24

    Salud!

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


3 − = dos

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS